Libros, series y películas que te producirán terror (además de las noticias)

Libros, series y películas que te producirán terror (además de las noticias)

Ilustración de Fernando Vicente para ‘Frankenstein’.

Menéalo

Para celebrar la Noche de Halloween y el Día de Todos los Santos, os traemos una lista de más de 20 terroríficas recomendaciones que te dejarán con el vello erizado. Lo mejor que se está creando dentro del imaginario de lo fantástico y del terror: libros, series de televisión y películas para soñar con lo imposible y disfrutar de un buen susto.

Dicen que esta noche las almas vuelven del lugar al que quiera que hayan ido a parar. Que se despiertan los que duermen para siempre, que nos devoran y nos beben los monstruos de nuestras pesadillas, que las brujas alzan el vuelo y siembran la duda. Y aunque pareciera que este 2020 ya no queremos ni un susto más, que para qué más miedo con todo lo que vivimos en el día a día, lo cierto es que el género del terror está más en boga que nunca: títulos en sellos editoriales antes poco amables con el género, estrenos en salas o salones por doquier. Ninguna otra creación resulta tan catárquica como aquella que piensa, retuerce y expone lo más íntimo de nosotros, lo inefable, lo oscuro.

Y que nos encanta un buen fantasma, las cosas como son.

Por eso, en El Asombrario os traemos esta lista de recomendaciones para disfrutar del fin de semana más terrorífico del año desde vuestro sofá, porque sabemos que sois ciudadanos responsables y no vais a iros con vuestra carga viral de viaje a ninguna parte.

Libros con nuevas historias y los miedos de siempre

Inauguramos esta lista de libros con la que sin duda ha sido una de las novelas del año: Nuestra parte de noche, de Mariana Enríquez (Anagrama). La escritora argentina es una de las grandes firmas del sello catalán, y por eso no debiera extrañarnos que se alzase con el último Premio Herralde. Lo que a muchos nos llamó la atención fue el repentino gusto por un género literario –Stephen King bien lo sabe– tan denostado en los círculos literarios selectos. Porque seamos sinceros: esta novela no se hubiese recibido –ni vendido– igual de bien en Valdemar, Gigamesh o un sello pulp (sobre ello hablamos en este otro artículo) . Pero este gran éxito nos alegra, porque la novela bien se lo merece y porque Mariana Enríquez es una de las mejores escritoras de terror que existen en la actualidad.

¿Cuántas ediciones distintas tienes de tus clásicos preferidos? La respuesta: nunca son suficientes. En las últimas semanas han llegado a las librerías dos ediciones bellamente ilustradas de dos títulos imprescindibles del género. El primero es El color que cayó del espacio, de H. P. Lovecraft, que Nórdica rescata con las ilustraciones de Albert Asensio. Esta historia (que hace poco también pudimos ver en la gran pantalla de la mano de –nada más y nada menos– Nicolas Cage) era considerada por Lovecraft su mejor obra: un monstruo muy peculiar, un color violáceo, que cae del espacio exterior en la temible ciudad de Arkham. Y el segundo, Frankenstein, de Mary Shelley (Lunwerg), ilustrado por Fernando Vicente, que maneja los pinceles como ningún otro ilustrador a la hora de convertir en imágenes los clásicos de la literatura universal.

Pero Mary Shelley no es solo Frankenstein. Afortunadamente, se siguen rescatando obras poco conocidas de la autora romántica. La editorial Hermida acaba de recopilar bajo el título Amar y revivir una serie de cuentos ambientados en una Italia bella pero decadente que recogen los mejores temas de Shelley: muertos que regresan a la vida, pociones que funcionan mal, el amor trágico…

Otra colección de cuentos que te pondrá los pelos de punta, prometido, es Ella dijo destruye, de Nadia Bulkin, en la pequeña –y joven– editorial la Biblioteca de Carfax. Historias de terror surrealistas, subversivas y definitivamente políticas, ambientadas en mundos retorcidos muy parecidos al nuestro.

Una editorial a la que acudir sobre seguro si se quiere buen terror –además de fantasía y, sobre todo, ciencia ficción– es Minotauro. En el bosque oscuro, de Dale Bailey, reúne todos los ingredientes de una buena historia de terror clásica: un bosque, una antigua leyenda y una niña desaparecida. Ecos de viejas historias empiezan a resonar por la biblioteca de Hollow House. Historias tan antiguas y oscuras como el bosque que les rodea. La lectura ideal para acompañar con una manta y café de calabaza.

La serie ‘La maldición de Bly Manor’.

Y de la recientemente creada –y nosotros que se lo agradecemos– Biblioteca Ray Bradbury, dos títulos perfectos para esta fecha: El árbol de las brujas y La feria de las tinieblas. El primero, del que no existía hasta ahora ninguna edición en castellano, nos trae la historia de un grupo de niños que, en pleno truco o trato, se adentran en la casa Fantasmal de la Cañada y descubren los orígenes de Halloween de la mano de un peculiar personaje. El segundo título es una de las novelas más aclamadas del autor: dos adolecentes descubren, una noche de octubre, que en unas pocas vueltas en el carrusel de una feria pueden apresurar el tiempo y transformarse en viejos centenarios o ir hacia atrás y volver a los balbuceos de la primera infancia.

Hablando de brujas… Este libro no te pondrá los pelos de punta (en todo caso hará que te brillen los ojos), pero queremos incluirlo en la lista por la calidad de su trabajo y porque siempre hace falta reivindicar este falso monstruo: la mujer sabia, poderosa e independiente. Los secretos de las brujas, de Elsa Whyte, Julie Légère y Laura Pérez (Errata Naturae), recorre la historia de la brujería desde la Antigüedad hasta nuestros días: las persecuciones y las hogueras; los símbolos, talismanes y pociones; Circe y Hermione Granger.

Y para acabar, un ensayo muy personal sobre por qué nos gustan tanto estas historias terroríficas. Reina del grito (Blackie Books) es el ensayo que la crítica de cine de terror Desirée de Fez le ha dedicado a todas esas películas –Carrie, The Conjuring, Babadook, It follows…– que le han ayudado a reflexionar acerca de sus propios miedos: andar sola por la noche, crecer, no ser querida por la apariencia de su cuerpo, que algo malo le pase a su familia… Porque los miedos, al fin y al cabo, se escriban cuando se escriban, adopten la forma monstruosa que adopten, siempre son los mismos, y casi todos los compartimos.

Películas y series para temblar en casa o en el cine

Comencemos por las películas que podemos ir a ver a las salas de cine, porque nos necesitan a nosotros, los espectadores, y porque como todos bien sabemos, la cultura de nuestro país es un espacio seguro. Terroríficas, de esas que tienes que ver de refilón y arrancan varios gritos por las filas, tenemos The Vigil, la historia de un shomer nocturno (una práctica judía en la que una persona vigila el cadáver de un miembro de la comunidad recientemente fallecido), que descubre que la casa donde ejerce de vigía esconde un terrorífico secreto. Y también La habitación: típica casa a las afueras pero con un elemento novedoso, y es que una de las habitaciones concede deseos. Obviamente, algo malo va a pasar.

Y ya que antes hablábamos sobre brujas, hay muchas en la pantalla para este Halloween. The Craft: Legacy (en castellano, Jóvenes y brujas) es el reboot de la película de culto de 1996 en la que una pandilla de amigas de instituto descubren que son brujas con auténticos poderes. El cine nacional destaca con Akelarre, de Pablo Agüero, la historia que nuestro cine le debía a los infames asesinatos de brujas en el País Vasco durante el siglo XVII. Para los que tengan peques en casa, mejor decantarse por Las brujas (de Roald Dahl), con una magnífica Anne Hathaway al frente de un aquelarre de lo más glamuroso cuyo objetivo, ya sabéis, es acabar con todos los niños del mundo convirtiéndolos en ratones.

En la pequeña pantalla, copa las listas de películas más visionadas en España otro remake: Rebeca. Las comparaciones con el clásico de Hitchcock son odiosas, pero a esta adaptación la salva su ritmo, una atmósfera preciosa y unas muy convincentes Lily James (en su papel de damisela en apuros) y Kristin Scott Thomas (en su papel de villana). Además, esta nueva adaptación es más fidedigna a la novela de Daphne du Maurier que su predecesora de los años 40. También en Netflix encontramos una propuesta novedosa y más arriesgada, Cadáver: en un mundo de hambruna postapocalíptica, un hotel ofrece un peculiar espectáculo a los que lo encuentran. Y la que dicen que será una de las películas de terror del año: His House, una pareja de refugiados huye de la guerra en Sudán y se instala en un pequeño pueblo de Inglaterra, adonde los monstruos no llegan…, ¿verdad?

Cambiamos de plataforma y nos vamos a Amazon Prime Video, que cuenta con la apuesta más interesante: la casa del terror particular de Blumhouse, la productora que se ha alzado con el primer puesto mundial en cuanto a cine de terror se refiere. Cuatro historias: Nocturne, dos hermanas que pactan con el diablo por ser las mejores pianistas; The lie, unos padres que llegan demasiado lejos para encubrir a su hija; Evil eye, una mujer que cree que su yerno es la reencarnación de un hombre que la intentó asesinar; y Black Box, un tratamiento experimental para recuperar la memoria después de un accidente de coche.

En cuanto a series, una ganadora indiscutible: La maldición de Bly Manor. Si Hill House cautivó a crítica y público, esta nueva temporada (basada en Otra vuelta de tuerca y otros relatos de Henry James) no defrauda. Algunos la achacan menos sustos y más romance folletinesco, pero ahí está su magia: que por encima de esos fantasmas impertérritos que te vigilan desde una esquina de la pantalla (atentos, ¡hay montones de ellos!) sobresale una narración sólida, ambiciosa e impactante y unos personajes que no podrás olvidar fácilmente.

Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.