‘Madrid, Chernóbil’, virus y radiactividad, el terror a lo invisible

‘Madrid, Chernóbil’, virus y radiactividad, el terror a lo invisible

Fernanda Valencia y Guillermo Logar protagonizan ‘Madrid, Chernobil’.

Menéalo

Fernanda Valencia y Guillermo Logar, creadores de ‘Madrid, Chernóbil. Teatro vivo en tiempos de pandemia’.

‘Madrid, Chernóbil. Teatro vivo en tiempos de pandemia’ parte de ‘Voces de Chernóbil’, libro de la premio Nobel bielorrusa Svetlana Alexiévich. Pero en el camino de preparación, sus creadores, la compañía The R.Mutt Society, se topan con el drama de la pandemia. Deciden transformar la idea original y, a partir de crónicas periodísticas, armar una obra sobre lo que nos desarma, el terror de lo invisible, haciendo paralelismos entre el virus que sacude Madrid y la radiactividad del desastre nuclear de Chernóbil. Tiempos difíciles para el teatro, pero mañana se estrena en Madrid.

Cuando a mediados de marzo la pandemia envolvió nuestras vidas de muerte y desorientación, Fernanda Valencia y Guillermo Logar, fundadores de la compañía The R.Mutt Society, llevaban seis meses trabajando en la adaptación teatral de Voces de Chernóbil, de la premio Nobel bielorrusa Svetlana Alexiévich. Pero el estado de alarma y el avance de la tragedia con su pavoroso silencio solo roto por el sonido de las ambulancias recondujo el proyecto original. El recuerdo de la catástrofe de Chernóbil se fundió con los efectos letales del coronavirus, un drama con dos escenarios distantes pero con mucho en común: La central nuclear ucraniana y la ciudad de Madrid, la más golpeada por la enfermedad. A las palabras de Alexiévich, se unieron dos crónicas periodísticas publicadas en El País que retrataban perfectamente la situación actual: Solos en la hora final, de Juan Diego Quesada, y Regreso a Wuhan, de Macarena Vidal Liy. El resultado es la obra Madrid, Chernóbil. Teatro vivo en tiempos de pandemia, que mañana, 2 de septiembre, se estrena en la sala Nueve Norte de Madrid.

La actriz y dramaturga Fernanda Valencia y el actor y director Guillermo Logar cuentan que transformaron su proyecto durante la segunda semana del confinamiento: “Vimos que la situación iba para largo y decidimos empezar a escribir material nuevo relacionado con el momento excepcional que vivía el mundo entero. Queríamos dejar por escrito nuestras impresiones de la crisis sanitaria, los aplausos de las 20 horas, la soledad de los mayores en las residencias, la incertidumbre del día a día, el cambio de hábitos arraigados en la sociedad de la noche a la mañana. Esta obra es parte de nuestra memoria de aquellos meses y creemos que el público se identificará fácilmente con nuestra experiencia, ya que es básicamente la de todos. Todos hemos sido testigos de un momento histórico del que conocemos el inicio, pero del que no podemos intuir su final, y eso es inquietante y terrorífico”.

Libro, serie, reportajes

La obra de Svetlana Alexiévich, inspiración para la famosa serie de HBO, aporta distintos fragmentos a la obra en forma de monólogos de distintos personajes e ilustran la sorprendente similitud de muchas de sus imágenes con las que se han podido ver en la televisión con la crisis de la covid-19. Son dos tragedias muy distintas, pero que comparten un mismo miedo: la imposibilidad de ver al enemigo. En un caso la radiación, en el otro el virus. El terror a lo invisible. Difícil acabar con algo a lo que no puedes ver.

Los textos periodísticos ayudan también al espectáculo en su deseo de anclar la narrativa del desarrollo de la crisis a la realidad. La aterradora descripción de Juan Diego Quesada de la llegada de un bombero a la casa de una persona que ha muerto de covid-19 en la soledad de su hogar es uno de los momentos más dramáticos de la obra.

Madrid, Chernóbil. Teatro vivo en tiempos de pandemia construye una cronología íntima de dos personajes que se enfrentan al derrumbe del mundo que conocían y el rápido surgimiento de una nueva normalidad a la que se adaptan para poder seguir con sus vidas. La mezcla de testimonios, personajes y crónica real en un espacio íntimo como la sala Nueve Norte presenta una experiencia multimedia llena de estímulos e ideas para sobrellevar la adaptación a los nuevos tiempos.

¿Pero qué es teatro vivo?

Esta denominación es el homenaje que ambos creadores rinden a Peter Brook, el gran maestro y referente de la escena internacional, al que deben gran parte de su educación teatral y que en su obra El espacio vacío habla sobre la necesidad de combatir siempre y en todo momento el teatro sin vida, artificial, mecánico. El teatro muerto.

Madrid, Chernóbil. Teatro vivo en tiempos de pandemia es una propuesta que no se ajusta a un género en particular: “Queremos invocar la experiencia de los últimos meses”, explica Guillermo Logar. “Algunos días estábamos pegados a las noticias, obsesionados con la conexión con lo inmediato, perdidos en el exceso de información; otros, sumergidos en pesadillas que pertenecen a una dimensión muy alejada de lo cotidiano. Para ello jugamos con escenas muy distintas, vocabularios de géneros diversos. En nuestro proceso de ensayos buscamos evitar la solemnidad, la autocomplacencia y la emoción artificial, así como los discursos intelectuales huecos. Lo que llamamos teatro vivo es la búsqueda constante de un teatro que sea eficaz, minucioso, entretenido y directo”.

Teatro de guerrilla

Financiado a través de una plataforma de crowdfunding y con ensayos en el salón de su piso madrileño, Madrid, Chernóbil… es un ejemplo de cómo se puede montar un espectáculo de teatro independiente y sin fondos públicos de ningún tipo en poco más de dos meses desde la fecha de confirmación del interés del teatro hasta el estreno con público: “Nos ayuda mucho compartir techo”, dicen sus creadores.

Guillermo Logar es director de cine y teatro, guionista, actor y productor. Fernanda Valencia es actriz, guionista y locutora de radio. Ambos se conocieron en Nueva York, donde vivieron y trabajaron en proyectos comunes durante seis años. Matrimonio en la vida real y pareja artística en los escenarios: “En 2015 montamos una versión de La Cantante Calva de Ionesco en nuestro apartamento de Harlem. Hicimos diez funciones, con 15 personas de público en cada función. Fue muy interesante. Quisimos hacer una función en el metro de Nueva York, pero no hubo forma de conseguir los permisos”.

‘Madrid, Chernóbil. Teatro vivo en tiempos de pandemia’, de la compañía The R.Mutt Society, se representa en la Sala Nueve Norte, Madrid, a partir del 2 de septiembre. Las funciones están previstas para los miércoles 2, 9, 16 y 23 de septiembre y el 7 de octubre. Más información en www.rmuttsociety.com y www.nuevenorte.com

 

Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.