22.06.2019

Marea: “La historia está preñada de vejaciones a la mujer, y eso bien merece una venganza”

Menéalo

El grupo Marea.

Mordiendo como nunca, ladrando como siempre, el regreso del ‘hard-rock’ de Marea con ‘El Azogue’, después de ocho años en barbecho, los devuelve al mullido lecho de los grandes cosos, al cuchillo de las grandes palabras y el alto voltaje. ‘El Asombrario’ se ha reunido con la banda al completo. Hoy, sábado 22 de junio, tocan en Madrid. 

La culpa o la disculpa es de El Azogue, séptimo trabajo en estudio de los navarros, donde ponen a prueba su hard-rock cerril -que sin salirse de los raíles ha aprendido a tener sutiles matices-, amparado en roncas melodías de agua dulce y unas letras muy por encima de la media en esto del Rock Estatal; no todos los letristas suelen ser tan poetas ni estar tan leídos como Kutxi Romero.

En plena vorágine del lanzamiento del disco (número 1 en ventas la semana de su estreno) y la consecuente gira (con más de 30 bolos de aquí a fin de año; hoy tocan en Madrid; el 27 en Ourense y el 29 en Zamora), nos reunimos con los Marea, con la banda al completo: Kutxi (voz y letras), Eduardo Beaumont Piñas (bajo y ocasionalmente voz), César Ramallo (guitarra), David Díaz Kolibrí (guitarra) y Alén Ayerdi (batería y coros).

Azogue se le decía al barco que transportaba mercurio.

Kutxi: También. Azogue es el vulgarismo con el que se conocía al mercurio. A los barcos que transportaban a América el mercurio para tratar la plata en aquellos años, se les llamaba azogue también, precisamente por transportar mercurio. Azogue significa mercado, o mercadeo también. La plaza del Azogue estaba siempre cerca de la iglesia, quedan aún plazas del Azogue. Aparte, también significa inquietud, nerviosismo. Cuando estábamos haciendo el disco me dije: pues si va a subir la temperatura –léase mercurio-, va a empezar el mercadeo, y se va a poner todo el mundo muy nervioso, el título es perfecto.

No es una palabra muy común, ¿cómo llegó?

Kutxi: Estaba leyendo un poema de Octavio Paz y apareció la palabra en el poema, me acordé que mi abuela me decía: niño, estate quieto que parece que tienes azogue. Me encontré con ese verso en el cual aparecía la palabra, la apunté y, cuando estaba haciendo el libreto, me dije: voy a recuperarlo. Es un verso maravilloso que he reproducido en el interior del disco: “Fluye el tiempo inmortal y en su latido, solo palpita estéril insistencia, sorda avidez de nada, indiferencia, pulso de arena, azogue sin sentido”.

Ocho años es tiempo. ¿En qué momento se decide arrancar al ‘monstruo’ de nuevo?

Kutxi: En el peor de los momentos en este caso, porque entramos en los cuarenta como entró Compay Segundo en los ochenta. ¡La madre que me parió!

Kolibrí: A mí me dio con el oído y soy el guitarrista y el productor, a Alén con la patata y es el batería, y a Kutxi con la garganta y es el cantante. Parecía hecho aposta.

Alén: Lo mío con el corazón fue de chapa y pintura, y aquí estoy todavía. Me vine un poquito abajo cuando pasó, llamé a Kutxi y todo…

Kutxi: Eso fue en enero de 2016: yo para marzo ya estaba chungo, después Kolibrí y después Alén, ya habíamos hecho dos temas y otro más que no ha entrado en el disco. Así que, verdaderamente, de ponernos todo el rato, empezamos en el 2017. Tampoco ha sido tanto tiempo.

El vídeo del single ‘En las encías’ lo protagoniza otro superviviente, el boxeador Poli Díaz.

Kutxi: Pues porque hice el guion y los árboles no me dejaban ver el bosque. Pensé en hacer algo gráfico, un combate, que saliésemos preparándonos para pelear, una historia paralela con un boxeador. El guion ya era, pero Poli no estaba en la ecuación. Yo había pensado en el Satanás, que es el padre de un colega nuestro, un tío talludito, maduro, fuerte, pelado con la vida. Y de pronto, hablando con el director, pensando el actor boxeador, apareció Poli Díaz en mi mente. Fue un poco complicado localizarlo, pero todo fue perfecto. Poli era la representación gráfica más perfecta del resurgir; si no es Poli Díaz, dime quién, es el ave fénix perfecto. No podía ser otro.

Bueno, vuestros trabajos siempre están llenos de homenajes. En ‘La noche de viernes santo’ le rindes pleitesía a tu madre y por ende a las mujeres.

Kutxi: Yo siempre me he considerado muy feminista, a pesar de ser un hombre conservador en ciertos aspectos. Y cuando ahora me viene algún papanatas y me dice que las mujeres se están pasando con sus reivindicaciones siendo tan pejigueras, le digo que la historia de la humanidad, desde el mismo nacimiento del ser humano hasta hoy, está preñada de humillaciones y vejaciones a la mujer, y que eso bien merece una venganza, la que sea, pero una. La canción es un homenaje a la mujer en general.

Además del avance del feminismo, algunas otras cosas han cambiado en el panorama social durante este largo asueto vuestro; por ejemplo, siendo navarros, qué significa que ETA ya no exista…

Kutxi: La calle está más relajada. Está guay, fue una alegría para todos. No creo que nadie, ni siquiera de la extrema izquierda, se apenase, todo el mundo quería que se disolviese.

Desde luego, los años de plomo se sintieron en los barrios de Pamplona.

Kutxi: Sí. Estuvo jodido en Berriozar. Hubo un atentado, el de Casanova, delante de la puerta de mi local [el 9 de agosto del 2000, el subteniente del Ejército de Tierra Francisco Casanova fue tiroteado en la cabeza]. La historia del barrio es la de tantos barrios, es la historia de Euskadi desde los años sesenta… Una historia dura.

Un cambio a mejor.

César: Efectivamente es un cambio a mejor. Pero algunos insisten en hablar de ello por no hablar de otras cosas, del paro o de las mujeres. Están venga a repetir, como si todavía existiese. Es para evitar no hablar de lo demás, van a seguir con eso cuando todo el mundo quiere la paz.

Kolibrí: Es que realmente se ha acabado. No hay por qué sacar eso una y otra vez cuando el pueblo está tranquilo.

Piñas: Parece que a los que más interesa su existencia es a los que más lo vocean.

Ahora en el panorama social ha aparecido la extrema derecha en forma de partido.

Kutxi: Siempre ha existido. Siempre ha estado esa facción en la sociedad, tan burra, y ahora es un partido político. Vox viene del PP, pero puede decir cosas que el PP no, son tan burros, tan ignorantes y hablan para gente tan ignorante, que no les hace falta ni utilizar eufemismos.

¿Da miedito?

Kutxi: ¿Miedo? No. Miedo a esos, no.

Piñas: Como dice un amigo, ¿cómo vas a repartir pistolas en un país donde todos los años hay que repetir cuáles son los cuartos y cuáles son las campanas? (Risas).

César: Ya, aquí hay un desarme y estos quieren que la gente coja las armas. No se entiende.

Menéalo

Sobre el autor

Kike Turrón & Kike Babas
Los Kikes llevamos escribiendo sobre música y sus alrededores desde hace 25 años. Nuestros inicios fueron en fanzines (el nuestro era literario y se llamó 'Buitre No Come Alpiste'), luego en la prensa musical independiente y ahora en todo medio de comunicación que merezca nuestros respetos. Además hemos hecho radio y televisión, realizado vídeoclips, dirigido ciclos de conferencias, publicado nuestros propios libros de relatos y escrito bellas canciones a través de nuestros proyectos musicales (en la actualidad en los grupos Turrones y Kike Suárez de La Desbandada), también hemos escrito varias biografías sobre grupos de rock de aquí.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

2 comentarios

  • El 22.06.2019 , Pesowelter ha comentado:

    Jajaja…muy bueno lo del rock cerril y estatal.
    Ya es buena noticia lo que nos lleva al rock, pero si se acompaña de poesía, encima buena y de feminismo necesario, sale algo estupendo, eso seguro. Y gracias por el símil boxístico.
    Mucha suerte, amigos!!

  • El 23.06.2019 , Pesowelter ha comentado:

    Por cierto, me ha encantado el video inserto en la entrevista. Un puntazo el escenario en tierra, sin aditamentos, todo un símbolo de lo que es el rock. Y maravillosos los avis en las ventanas…me han recordado a mi padre y la cara que debí poner cuando me dijo que le gustaba Rosendo. Gracias.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.