04.10.2014

¿Merece la pena ir a ver ‘Priscilla, el musical’?

Menéalo
Una escena de Priscilla Reina del Desierto en Madrid. Foto: Roberto Villalón.

Una escena de Priscilla Reina del Desierto en Madrid. Foto: Roberto Villalón.

Es el gran estreno musical de la temporada teatral en Madrid. Y aunque la costumbre periodística es adelantarse tanto a las novedades -por salir los primeros- que se publican los artículos sin haber visto de lo que se habla, ‘El Asombrario’ ha querido esperar unos días para asistir al pase organizado para la prensa a mediados de esta semana y daos todas las claves sobre si merece o no dedicarle unas horas y un presupuesto a cruzar el desierto australiano con la versión española de ‘Priscilla, Reina del Desierto‘. Esto fue lo que vimos, escuchamos y sentimos.

El autobús bautizado como Priscilla, Reina del Desierto ha llegado a Madrid. Un Madrid en el que todavía (pese a la crisis y el 21% de IVA) se apuesta por el género del teatro musical como reclamo. En los teatros de la Gran Vía hemos visto de todo: desde estupendas adaptaciones de Rent que duraron en cartel un suspiro, hasta la apisonadora de El Rey León, uno de los mejores musicales de la última década. Pero también han visitado sus teatros propuestas más que discutibles, como el musical de Los 40 o aquel Más de 100 mentiras basado en canciones de Sabina, por poner dos ejemplos. Y no, lo nuestro no es papanatismo de ese que cree que las mejores producciones son las que llegan calcadas de Broadway o el West End y que los musicales made in Spain son por sistema un cutrerío. No. De hecho, una de las mejores propuestas actualmente en Madrid se titula La llamada y es un atípico musical 100% español con una frescura e inteligencia sorprendentes.

Priscilla, la Reina del Desierto no llega a la Gran Vía, sino al remodelado Nuevo Teatro Alcalá en el madrileño Barrio de Salamanca, uno de los mejores coliseos de la capital: cómodo, bien comunicado y con una caja escénica poderosa. Y sí, este Priscilla español es un calco de la producción que llegó a Broadway cinco años después de que la adaptación a la escena de la icónica película australiana (de mismo título), dirigida por Stephan Elliot, se estrenara en Sydney el 7 de octubre de 2006. Y pese a que el aterrizaje de las drag queens llega 20 años después que la película y 8 años más tarde que su primera representación en teatro, el espectáculo continúa siendo efectivo, la historia sigue resultando actual y el repertorio de canciones está perfectamente elegido para hacer que uno olvide durante un buen rato todo lo que ocurre -tan irritante- fuera de la sala.

“Es una explosión de música muy pegadiza donde más de uno va a tener que agarrarse a la butaca para no salir bailando”, ha asegurado el actor Mariano Peña, reclamo claro en el cartel del espectáculo gracias a su paso por la serie Aída, en la que bordaba a aquel Mauricio Colmenero facha, misógino, racista y, sobre todo, homófobo. En Madrid el repertorio no es el original del musical australiano, tampoco el del West End londinense. Aquí se ha elegido heredar el neoyorquino en el que las canciones de Kylie Minogue fueron sustituidas por otras de Madonna. Así que junto a Material Girl, Holiday, Like a Virgin o Like a Prayer, suenan temas de Pet Shop Boys, Pat Benatar, Gloria Gaynor, Cindy Lauper o Village People… Y así hasta 25 temas capaces de llenar un disco doble con algunas de las canciones más gays que ha dado el pop de las últimas tres décadas.

La orquesta, bajo la dirección musical de Manu Guix y Julio Awad, suena con contundencia y brío, y el elenco colabora como un solo hombre/mujer para lograr que los números cojan vuelo. Muy dignas de mención son las tres divas que con ecos soul acompañan muchas veces a los actores principales prestándoles una ayuda necesaria e impagable. Si ellas no estuvieran, más de un par de números no aguantarían las exigencias del público. Pero están y todo fluye. Es cierto que en la representación a la que asistimos hubo fallos y nervios –en varias ocasiones el texto hablado se entendía mal o directamente no se entendía-, pero se comprende que con un par de semanas de viaje, todo irá más rodado. Y aquí viene una de las mejores decisiones de esta versión de Priscilla: los temas sólo se cantan traducidos cuando la letra añade algo sustancial a la historia, el resto se canta en su idioma original. Parece anecdótico, pero esta circunstancia contribuye a evitar distracciones, sobre todo en unos temas que prácticamente todo el público se sabe de memoria.

La escenografía, también heredada, contribuye como un personaje más a que todo se convierta en una gigantesca fiesta. Los cambios escenográficos son rápidos y suficientes como para acaparar la atención hasta del espectador más despistado. Casi podemos asegurar que todo el que vaya a ver este musical querrá llevarse a casa una reproducción en miniatura del autobús en el que las tres protagonistas recorren Australia. Se trajeron uno enorme de la producción londinense y tuvieron que hacer obra para meterlo dentro del teatro (se ve que no es desmontable).

priscilla 05

priscilla 04

De arriba abajo. Momento de la escena en la que se canta I Will Survive, Mariano Peña en el papel de Bernadette y el momento en el que se interpreta You Were Always on My Mind que hizo famoso Elvis. Fotos: Roberto Villalón.

De arriba abajo. Momento de la escena en la que se canta I Will Survive, Mariano Peña en el papel de Bernadette y el momento en el que se interpreta You Were Always on My Mind que hizo famoso Elvis. Fotos: Roberto Villalón.

Capítulo aparte merece el vestuario. Tim Chappel y Lizzy Gardiner se tuvieron que divertir tanto, pero tanto, confeccionando estos vestidos imposibles para drags y reinonas que ese entusiasmo se contagia así sin más al patio de butacas.

Finalmente, Priscilla reina del desierto es un musical comprometido, como lo fue la película, y trata de forma desenfadada y divertida temas como la visibilidad gay, los padres homosexuales, la llegada de otro tipo de familias diferentes a las llamadas “convencionales” o “tradicionales”, e incluso el acoso y las agresiones homófobas.  Temas que, pese a las dos décadas que han pasado desde el estreno del filme, se encuentran todavía en el debate actual. Y sí. Esta versión española tiene los ingredientes y la pegada suficientes como para gustarle por igual (o más) a un señor o a una señora de 60 años de cualquier pueblo español que al gay que viva en pleno centro de Chueca. Transmite energía y permite liberar por unas horas los malos rollos que cada uno lleva consigo. Y eso es impagable.

Priscilla tendrá éxito no sólo por todo lo dicho, también por cómo sus productores han ajustado los precios. El musical se puede ver desde 18,43 euros hasta los 55,46 de un asiento en patio de butacas. Eso sí, el teatro ha acotado una zona preferente a 64,72 euros. Así que la respuesta que ofrecemos desde El Asombrario es que sí, merece la pena ir a ver este musical si lo que se quiere es pasar un rato divertido acompañado de algunas de las canciones más pegadizas de la historia del pop.

Priscilla Reina del Desierto. Nuevo Teatro Alcalá. Madrid. 

Menéalo

Sobre el autor

Roberto Villalón
Intento hacer las cosas con los cinco sentidos: sentido común, sentido crítico, sentido del humor, sentido estético y, sobre todo, sentimiento. Como fotógrafo procuro añadir humor y color. Como redactor, pongo el foco en la nueva fotografía española. Como internauta, me econtrarás como ERMUTANTE.
Twitter: @ermutante
FB: https://www.facebook.com/ermtante
Instagram: http://instagram.com/ermutante

¿Quieres leer más artículos de este autor?

13 comentarios

  • El 26.12.2014 , angeles ha comentado:

    Quiero felicitar el Año Nuevo con mucho cariño a todos los magnificos actores…Disfute muchisimo me enamore
    …de todos.Volvere a Madrid a disfrutar otra vez. Besos y abrazos Angeles

  • El 28.01.2015 , Maca ha comentado:

    Hola! Queremos comprar las entradas del Palco Vip,que no llegan a 50 euros, valen lo mismo que las del primer anfiteatro, incluyen botella de cava y boas de plumas con pestañas postizas. Somos 3 personas y hay que coger el palco entero,que es para un grupo de 6 personas. ¿Habrian 3 personas interesadas en coger el palco con nosotras? Sería para 13,14 o 15 de Febrero.

    • El 29.01.2015 , Bercia ha comentado:

      Hola, a mi me interesaría, pero somos dos.
      SI te interesa me dices.

      • El 29.01.2015 , Maca ha comentado:

        Hablame a mi correo electrónico @macaluciacas@gmail.com

    • El 30.01.2015 , Maca ha comentado:
  • El 04.02.2015 , Juan ha comentado:

    El espectaculo no defrauda, pero me parece un timo que pongan a Mariano Peña como gancho (ya que no actua todos los dias), y te enteras justo al empezar la obra. Muy mal deberían avisar que días actua porque me parece que estan contados con lo dedos de una mano. Conozco varias personas que ya lo han visto y ninguna a coincidido el día que el actua. ¿Casualidad?

  • El 21.03.2015 , diana ha comentado:

    Muy recomendable.trama,escenario,vestuario,canciones,música,cantantes de sould impresionantes,piano e interpretación formidable.Sales con un buen rollo. 🙂

  • El 15.04.2015 , Fermin Mesa ha comentado:

    No actuó Peña

  • El 08.09.2015 , Esther ha comentado:

    Le gustara a niña de siete años?

  • El 24.01.2016 , Neus ha comentado:

    Buenas!
    A mi no me gustó el musical. Iba con las expectativas más altas y me defraudó.

  • El 25.09.2016 , Maria garcia ha comentado:

    Hemos visto el espectáculo en Alicante y es formidable, muy bueno, hemos disfrutado como nunca. Nos ha sorprendido que mis hijas estuvieran entretenidas durante toda la representación, les ha impresionado el colorido de vestuario y decoración, la serpentina que tiraban al público, la colorida iluminación, y, sobre todo, las cantantes de soul volando.

  • El 14.01.2017 , ramon mas ha comentado:

    No me gusto nada para mi de musical no tiene nadam

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.