08.10.2018

¿Merece la pena ir a ver ‘Anastasia’, el musical?

Menéalo
Una escena de 'Anastasia', el musical.

Una escena de ‘Anastasia’, el musical. Foto: Javier Naval.

Hagamos el ejercicio de ponernos en la piel de un espectador que duda si elegir el recién estrenado ‘Anastasia’, adaptación de la famosa película de 1997, entre la gran oferta de musicales que se exhiben en la Gran Vía y otros teatros de Madrid. ¿Cubre ‘Anastasia’ unos mínimos, suspende o aprueba con nota? ¿Cuáles son sus puntos fuertes y cuáles menos? Vamos allá. Punto por punto.

¿Cuenta ‘Anastasia’ una buena historia?

El musical está basado en la película de animación de mismo título que la 20th Century Fox estrenó con éxito en 1997 con guion de Terrence McNally. Es el propio McNally quien también firma el libreto de su adaptación al teatro musical, lo que probablemente explica no solo que el traspaso de la historia a las tablas sea muy fiel al original, sino que cuente además con un ritmo envidiable a la hora de ser contada. El musical que se puede ver en la Gran Vía se hace corto y eso es debido, en gran parte, a un argumento bien narrado.

McNally se centra en la leyenda que afirma que la gran duquesa Anastasia Nikoláyevna Románova, hija menor del zar Nicolás II de Rusia, escapó con vida al asesinato de toda su familia por parte de los bolcheviques durante la Revolución Rusa. Tomando como punto de partida esta fábula popular, teje la historia de una muchacha amnésica que, poco a poco y por culpa de los enredos de dos estafadores, recordará sus orígenes reales. Una historia que, desde luego toma partido por la nobleza rusa y deja a los revolucionarios el mero papel de ‘malos de la película’. Hay que tener bien claro que el musical no tiene ninguna pretensión de rigor histórico documental. Tan solo reduce al máximo las cosas para introducir una relación amorosa dentro de un conflicto sin mayores matices.

No pensemos que el nombre de McNally es el de un recién llegado del cine al teatro. Recibió el premio Tony por el libreto de la adaptación musical de la maravillosa novela de Manuel Puig El beso de la mujer araña y también por el del musical Ragtime. Además, en Madrid acabamos de ver con un éxito brutal en el Teatro Real uno de sus grandes trabajos: el libreto de la primera ópera del compositor estadounidense Jake Heggie, Dead Man Walking, basada en la novela de mismo título de la monja Helen Prejean y sus recuerdos en el corredor de la muerte.

¿Tiene ‘Anastasia’ una buena partitura y buenas canciones? 

El musical hereda canciones y parte de la partitura de la película que fue nominada a dos oscar en 1997 por mejor canción y mejor banda sonora original, aunque no obtuvo ninguno de los dos premios. Para la película colaboraron los músicos David Newman y Stephen Flaherty con la escritora Lynn Ahrens, que se ocupó de las letras de las canciones. Estos dos últimos han sido reclutados por Stage Entertainment para completar los números que hacían falta para la traducción del celuloide al teatro.

La música de Anastasia cumple con creces con lo que se espera de ella: es fácil y comercial. Está diseñada para todos los públicos, para una audiencia eminentemente familiar y confeccionada para emocionar de forma rápida y eficaz. Contiene una perfecta mezcla de números de distinto rango. Se suceden baladas épicas y dramáticas para cada uno de los protagonistas, construidas en crescendo y que culminan en largos agudos sostenidos hasta provocar el aplauso unánime de la audiencia. Cuenta también con canciones movidas y corales que dan agilidad y grandiosidad al espectáculo. Sin olvidar los números cómicos, otros cercanos al cabaré y hasta un conjunto al estilo operístico al final del segundo acto que se desarrolla en una potente escena de teatro dentro del teatro a su vez dentro del ballet. Una virguería.

No es el típico musical del que saldrás canturreando una canción pegadiza. Si acaso, algo del tema principal, Una vez en diciembre, pero sí es un espectáculo que suena bien de principio a fin y logra alcanzar momentos de gran emoción.

Un momento de la escena del tren en el musical 'Anastasia'. Foto: Javier Naval.

Un momento de la escena del tren en el musical ‘Anastasia’. Foto: J. N.

¿Está la puesta en escena a la altura? 

Probablemente sea este apartado en el que Anastasia se lleva la palma. No es el típico espectáculo que se vende a base de números. No es de esos shows de los que te cuentan que hay 300 personas en escena con innumerables cambios de vestuario y caballos y elefantes sobre el escenario. No… Hay gente, hay vestuario vistoso, pero en lo que realmente han tirado la casa por la ventana es en crear atmósfera. Y en Anastasia se crea atmósfera con la complicidad de las nuevas tecnologías. Pantallas gigantes camufladas permiten, con sutiles cambios escenográficos, llevar la escena a innumerables localizaciones tanto interiores como exteriores en un tiempo récord. Palacios, teatros, plazas, jardines, trenes… Cualquier cosa es posible.

El escenario está dividido longitudinalmente en dos por una arcada que puede subirse y bajarse a voluntad. Además, la escena cuenta con tres plataformas giratorias. Todo esto sumado a las pantallas y las proyecciones permite un abanico de cambios escenográficos envidiable.

El fondo del escenario, a modo de ciclorama gigantesco, lo ocupa la que probablemente sea una de las mayores pantallas de alta definición que se haya metido en un musical en Madrid. Cosas así las habíamos visto, por ejemplo, en puestas en escena de La Fura dels Baus o de Barrie Kosky que utilizan las proyecciones de una forma muy cinematográfica para proporcionar llamativos efectos de movimiento.

La escenografía del musical en el teatro Coliseum de la Gran Vía es exactamente la misma que puede verse en Broadway desde que Anastasia se estrenó el 24 de abril de 2017 en el Broadhurst Theatre de Manhattan. España es la primera escala que realiza este espectáculo en Europa, por delante incluso del West End londinense. El espectáculo fue nominado en ocho categorías de los Drama Desk Awards, aunque solo se alzó con el premio al mejor diseño de proyecciones. En esta misma y única categoría logró el galardón en los Outer Critics Circle Award. Sí, esas proyecciones son tan buenas que te aseguro que hablarás de ellas al finalizar el espectáculo. A destacar, una conseguidísima escena en la que se representa el viaje en tren de los protagonistas desde Rusia hasta París. Inolvidable.

Los protagonistas de 'Anastasia' en un momento del musical. Foto: Javier Naval.

Los protagonistas de ‘Anastasia’ en un momento del musical. Foto: J. N.

Cantan, bailan, actúan… ¿Lo sabe hacer todo el elenco español de ‘Anastasia’?

Este cronista asistió a la representación del 4 de octubre protagonizada por los actores y actrices que forman el primer elenco del musical. Cabe destacar el gran nivel vocal de todos ellos. En lo actoral hubo más nervios y probablemente las cosas vayan a mejor en cuanto la función se haya rodado un poco más. Ese es siempre el hándicap de los estrenos.

Jana Gómez se mete en la piel de la protagonista con gran solvencia. Posee una voz preciosa, limpia y con muy buena dicción. Emociona en sus intervenciones en solitario y está creíble en su papel. Además, curiosamente, se parece muchísimo a Anna Anderson, la mujer que obtuvo más notoriedad en la realidad de todas las que afirmaron ser la duquesa Anastasia de Rusia.

Iñigo Etayo le da la réplica a Gómez en el papel de Dimitry. Etayo hace alarde de una gran técnica vocal y sabe dosificar muy bien la potencia de su voz (comprende bien que está microfonado). La verdad es que, juntos, Gómez y Etayo logran transmitir una química especial en el escenario y sus escenas de duetos vuelan desde las tablas al patio de butacas.

Javier Navares está perfecto en su papel cómico de Vlad. Es el escudero que cualquier protagonista desearía tener y junto a Silvia Luchetti, que interpreta a la Condesa Lily, hacen creíbles las que probablemente son las escenas más complicadas del musical: las de esos secundarios a los que no solo has de reírles los chistes, sino que también han de lograr que te enamores de ellos por encima de los protagonistas. Probablemente no sean los mejores cantantes sobre el escenario, pero sin duda sí son los mejores actores.

El papel de Gleb, el malo de la película, es interpretado por Carlos Salgado. Fue uno de los cantantes que más aplausos espontáneos cosechó del público, pero tal vez lo logre con una pirotécnica vocal basada, en ocasiones, más en los gritos que en la emoción. Es sin duda un gran cantante, pero tal vez debería tratar de domar esa potencia, ese chorro de voz y canalizarla más hacia el matiz y la emoción. Angels Jiménez está estupenda en su papel de emperatriz. Es loable esa afinación tan lograda, pese a tener que adaptar su voz a la de un personaje de muchísima más edad que la suya.

Tanto el coro como el cuerpo de baile hacen crecer, y mucho, los números de conjunto. Desprenden unidad y compañerismo. La orquesta dirigida por Xavier Torras funciona a la perfección.

En resumen

En resumen, la respuesta es afirmativa. Le damos un 8,5.  El espectáculo tiene un nivel muy alto y es una perfecta opción para disfrutar de una noche de teatro musical al más puro estilo Broadway. Sobre todo si se es fan del género. Las entradas oscilan entre 25€ y 121€ hasta el día 2 de diciembre. En la época navideña, entre el 3 de diciembre y el 6 de enero, suben a precios de entre 38€ y 178€.

Anastasia, el musical. Teatro Coliseum de Madrid. Puedes consultar aquí disponibilidad de entradas. 

Un cabaré ruso en París. Una escena de 'Anastasia', el musical. Foto: Javier Naval.

Un cabaré ruso en París. Una escena de ‘Anastasia’, el musical. Foto: J. N.

Menéalo

Sobre el autor

Manuel Cuéllar
El 12/12/12 decidió poner en marcha esta revista después de una experiencia profesional de 17 años en el diario EL PAÍS, donde se convirtió en un periodista todoterreno. Se licenció en Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid y cursó el máster en la Escuela de Periodismo UAM/EL PAÍS. Periodista convencido de las bondades de las nuevas tecnologías, cubrió el 15 M por Twitter y otras redes sociales. Puedes seguirme en mis cuentas personales de Twitter, Facebook e Instagram. Gracias.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.