11.01.2014

Mirada a Marruecos sin prejuicios

Menéalo
En Casablanca los angeles no vuelan_de Mohamed Asli

Fotograma de ‘En Casablanca los ángeles no vuelan’ de Mohamed Asli

El ciclo ‘Después de Tánger: una mirada ética sobre el movimiento’ proyecta en Madrid varios filmes marroquíes que tratan temas como el género, las libertades sexuales, la libertad de expresión y el aborto. Hasta el 15 de enero, en la Sala Berlanga.

Sobre Marruecos a menudo observamos las mezquitas, los velos de las mujeres, los tés en los bares llenos de hombres y a un rey, Mohammed VI, un tanto extraño. Captamos para nuestro objetivo paisajes de ciudades hermosas como Fez, Marrakech, Essaouira, Rabat o Ouarzazate. Los zocos con sus puestos llenos de especias, babuchas, cachimbas y teteras. Nos llevamos, al fin y al cabo, la tarjeta postal y los topicazos.

El ciclo de cine Después de Tánger: Una mirada ética sobre el movimiento, organizado por la Fundación SGAE, la Asociación para la Acción Cultural Universitaria Ciudadana y el Centro de Estudios del Mundo Mediterráneo, y que ha comenzado este jueves en Madrid (sala Berlanga), aborda, sin embargo, un país diferente en el que también se producen debates sobre el género, las libertades sexuales, el aborto o la libertad de expresión.

Como dice su comisario, El Arbi El Harti, a través de estas películas, “se muestra una mirada sana y sin prejuicios hacia un Marruecos desnudo que pone a su gente frente a sus propios horrores, ya que también tenemos que tomar conciencia de nuestras sombras”. Y, atención, porque el ciclo, que cuenta con un presupuesto de 20.000 euros, ha sido financiado en un 50% por el Ministerio de Exteriores marroquí.

Entre los filmes que ha traído este festival, por el que ya se ha interesado el Ministerio de Cultura español para próximas ediciones, se encuentran algunas que han provocado grandes polémicas en su país tras su estreno. Precisamente, Los ojos secos, de Narjiss Nejjar, trajo consigo una enorme controversia en el Parlamento marroquí al retratar la historia de un pueblo en el que sus mujeres son prostitutas. “Fue horrible porque la directora no tiene nada que ver con la política y se vio inmersa en una pelea entre conservadores y modernizadores”, explica El Harti, quien por otra parte reconoce que no ve extraño que ahora el Estado promueva que el filme se vea en el exterior: “¿Qué país no tiene paradojas? No es más que la dinámica de grupos e intereses en conflicto”.

Un proyecto ‘fronterizo’

Por ello, para mostrar que en Marruecos también existe la mirada de una sociedad civil que apoya los valores democráticos, se han seleccionado filmes que hablan de la memoria histórica, como Nuestros lugares prohibidos, de Leila Kilani, o incluso sobre los atentados de Casablanca en 2003, en los que murieron más de 40 personas, como refleja el documental Los caballos de Dios, de Nabil Ayouch.

“Este es un proyecto fronterizo. Todos los que lo hemos organizado somos profesores de literatura de la Universidad Mohammed V de Rabat, somos portadores de valores y lo que pretendemos es reflejar las voluntades de pueblos que posiblemente estén secuestrados por trampas ideológicas. Somos muy conscientes de que, si no tenemos una mirada crítica hacia el futuro y no trabajamos con elementos democráticos, crearemos monstruos”, sostiene El Harti.

De ahí que este comisario insista en que este ciclo sea abiertamente “militante y artesanal”. Los cineastas que han llegado a Madrid para presentar sus películas lo han hecho “porque han querido, ya que no se ha puesto dinero para ello”, confiesa El Harti, cuyo mayor interés es que “este producto estético pueda hacer pensar” y dejemos de lado “esos tópicos en los que estamos entrampados”.

Programación de ‘Después de Tánger: una mirada ética sobre el movimiento’. 

Menéalo

Sobre el autor

Paula Corroto
Periodista especializada en cultura y el entorno digital. Viví en Viena y en Berlín, aunque con el corazón siempre en Madrid. Después de varias redacciones recalé en el diario Público durante cinco años. En la actualidad coordino la revista sobre ebooks EnCubierta y escribo para diferentes medios. Vivo pegada a una pantalla. Siempre tecleando.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

2 comentarios

  • El 12.01.2014 , paco otero ha comentado:

    Afortunadamente y desde la sombra mediatica hay también un grupo amplio de españoles mirando ese otro Marruecos, fuera como bien se define en esta nota DE “POSTAL TOPICA”… esta iniciativa del festivales es bien recibida e imprescindible que continué, las dos orillas del estrecho lo necesitamos,pues en las dos orillas de ese estrecho, bien sabemos que el sur es bello pero duro vivirlo de rodillas y el arte y la cultura..el cine, es un medio actual para mostrar las luces y las sombras de dos países milenarios… separados, tristemente entre otras, cosas por ese cementerio de agua… perdón por la sensiblería

  • El 12.01.2014 , CARLOTA ha comentado:

    “Una mirada sana y sin prejuicios hacia Marruecos.” ¡Eso es lo que Marruecos necesita! 😀
    http://notelotomescomoalgopersonal.blogspot.com.es/2011/11/cosas-que-he-aprendido-en-marruecos.html

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.