26.11.2018

La Muestra de Cine de Lanzarote llega con la fuerza de los volcanes para reconectar con la tierra

Menéalo
Un fotograma de la película 'Dentro del volcán' de Werner Herzog.

Un fotograma de la película ‘Dentro del volcán’ de Werner Herzog.

‘El Asombrario’ vuela a Canarias para cubrir la octava Muestra de Cine de Lanzarote, que se inauguró el viernes con la película Dentro del Volcán, dirigida por Werner Herzog. Un ciclo que tendrá lugar hasta el próximo 1 de diciembre y en el que se proyectarán 24 cintas que no siguen los patrones convencionales y que buscan hacer reflexionar al público, con el fin de ampliar su visión del mundo y reconectarle con su isla.

Las luces se apagan ante el inicio de la primera cinta de la Muestra de Cine de Lanzarote. Unas 300 personas nos encontramos en un lugar húmedo al que hemos accedido tras andar unos 20 minutos por pasillos estrechos y, en algunos momentos, encogiéndonos ante techos bajos. Quizá, tras tal descripción, un atento lector piense que no se trata del lugar más adecuado para proyectar una película, pero no nos encontramos ante una muestra de cine convencional. Tiene su porqué: el filme que se va a proyectar es Dentro del Volcán, dirigida en 2016 por Werner Herzog, y el espacio no es otro que la impresionante Cueva de los Verdes, un túnel de 6 kilómetros de longitud formado por las erupciones del Volcán de la Corona. Un inicio que supone toda una declaración de intenciones: la Muestra de Cine de Lanzarote no es un festival estandarizado.

Éste es sólo un ejemplo de las diferentes coordenadas que abarca. Pero siempre avanzando hacia la misma dirección: una apuesta por un cine de calidad que conecte con la isla y haga pensar al ciudadano. De ahí la organización de las excursiones por los diferentes volcanes de esta preciosa isla.

Para esta octava edición y tras meditarlo mucho al respecto, los creadores del proyecto llegaron a la conclusión de que no valía únicamente con exponer películas de alta calidad. Necesitaban un plus que tenían muy cerca, pero que resultaba difícil de definir: “una conexión con el contexto local que movilizara a la gente, que despertara en los isleños las ganas de acudir a ver la muestra”, apunta Javier Fuentes, su director. Tras muchas reflexiones, nació la sección Trasfoco: un apartado que cada edición tocará un tema clave de Lanzarote, puntos que definan la idiosincrasia de la isla. Este año, como no podía ser de otra forma, se centra en los volcanes.

Unos volcanes abordados en su plenitud, desde muchos puntos de vista. “Queríamos que los volcanes tuvieran un papel relevante dentro de las películas; no necesariamente el protagonista. A veces Hollywood tiende a representar los volcanes en su momento álgido, como si sólo tuviera importancia la erupción, la catástrofe y la resolución posterior”. Las películas que hay aquí no tienen nada que ver con este estereotipo al que nos han acostumbrado, sino que están centradas en la memoria de los volcanes, en cómo se relacionan las comunidades que viven cerca de ellos… “En definitiva, abrir el enfoque sobre los volcanes a muchas otras perspectivas”, sintetiza el director.

Lanzarote, toda una cultura alrededor del volcán

Los volcanes representan toda una cultura para la isla. Para los lanzaroteños (o conejeros, coloquialmente) estas aberturas en la tierra inciden en sus vidas desde áreas tan variadas como la religión, su característico vino, la orografía, etc… “Todo. Para nosotros es todo”, apunta Fuentes.

A estas proyecciones relacionadas con los volcanes, se suman tres excursiones, ya que a los creadores de la Muestra no les interesa “el cine como un lugar de encierro y de obsesión cinéfila, sino como un espacio que invita a tener más experiencias en la vida, en las relaciones”, explica Javier. Por lo tanto, completan las sesiones de cine con estas salidas realizadas con expertos vulcanólogos para que haya comunicación bidireccional entre salas e isla. ¿De qué lugares hablamos? El espacio de Caldera Blanca, un volcán extraordinario. El de la Corona, que es el más antiguo de la isla, y desde donde se puede contemplar casi todo Lanzarote. También Timanfaya, el parque nacional, donde José de León, autor de una tesis sobre el tema, y que nos da cuenta de todos los pueblos y todas las ermitas que quedaron sepultados por las coladas entre 1730 y 1736. Lugares excepcionales que sin duda ayudarán a entender mejor la relación con los volcanes tras ver las diez cintas emblemáticas incluidas en la programación: desde Erupción volcánica en La Martinica (1902), una joyita de 1 minuto de un pionero del cine, Georges Méliès, a la islandesa Volcán (2011), de Rúnar Rúnarsson, o la holandesa Ascenso (2016), de Fiona Tan, sobre el Monte Fuji, pasando por cintas clásicas como Vulcano (1949), de William Dieterle, protagonizada por Anna Magnani, y, en la clausura, Stromboli  (1950), dirigida por Roberto Rossellini e interpretada por Ingrid Bergman.

Una historia contada por la gente

Aparte de la sección de Trasfoco, la Muestra cuenta con otras tres categorías: Sección Oficial, Cruce de caminos: cineastas canarios y Destiladera. Esta última supone también una novedad y se centra en la recuperación y exhibición del cine doméstico y amateur alrededor de Lanzarote. Tal como comenta Fuentes, “la isla tiene muchas imágenes de turistas, de la gente que vivió hace un tiempo aquí, y nos interesaba debatirla con especialistas, con historiadores, para saber cómo ha evolucionado nuestro territorio desde un punto de vista no profesional.” Así, otra vez de manera curiosa, acercan al espectador hacia un Lanzarote que quizá no conozca para hacérselo más cercano, para ayudarlo a entenderlo mejor. “En la memoria familiar e íntima existen otras construcciones. A día de hoy estamos obsesionados con la intimidad, pero todo esto, que parece muy contemporáneo, se practicaba ya hace muchos años. Y lo interesante es que nos dice mucho de cómo es nuestra cultura y cómo son nuestras formas de vida”.

Por otro lado, en la Sección Oficial, han buscado temas muy pegados a la actualidad, que encajen con los retos contemporáneos. “A nosotros nos interesan las obras en las que la contemporaneidad se presenta muy tensa; tan tensa como la propia situación social e histórica”. Películas premiadas en diversos festivales internacionales que tratan de cuestiones tan extremas y de actualidad como el abuso sexual a niños en las comunidades ultraortodoxas de Israel, el rastro que dejó el IRA en el Ulster o la interminable guerra de Siria. De esto último trata Still Recording, de Ghiath Ayoub y Saeed Al Batal, una cinta que narra este conflicto de manera muy poco convencional. “La película está grabada en tiempo real, con la cámara en la mano, metida en la locura de la guerra, de una manera que no es habitual ver en el cine”, resume Fuentes.

En la última sección, la de Cruce de caminos: cineastas canarios, harán una aproximación al talento canario a través de la proyección de seis cortos.

En definitiva, la Muestra de Cine de Lanzarote trabaja por un fin muy cercano pero muy lejano a la vez en estos tiempos de incomunicación: conectar con lo más próximo que tienen los isleños, su propia tierra.

Menéalo

Sobre el autor

Carlos Madrid
Terminé periodismo allá por 2013, pero, no sintiéndome suficientemente formado, me matriculé en lector insaciable, perpetuo viajero, musicodependiente, aprendelenguas... Difundo lo que me agita por dentro en aquellos lugares donde me toleran.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Un comentario

  • El 26.11.2018 , Marta ha comentado:

    ¡Qué maravillosa interacción geo-cinematográfica! Una idea tremenda

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.