26.01.2014

Nieves Maroto: “Las compañías de telefonía han hecho su agosto con la piratería”

Menéalo
Nieves Maroto. ©Roberto Villalón

Nieves Maroto. © Roberto Villalón

Uno de los principales referentes de la distribución de cine independiente en España se quedó en paro el pasado julio. Nieves Maroto (Madrid, 1964) llevaba 27 años trabajando como gerente en Alta Films, -la principal distribuidora española independiente que se derrumbó el año pasado víctima de la crisis- a la sombra de su propietario, Enrique González Macho, actual presidente de la Academia española de Cine. Esta es la primera entrevista que Maroto concede en su vida; en ella habla de distribución y exhibición de cine con la autoridad de quien lo ha vivido durante tres décadas desde la primera línea de fuego.

No eras nueva en el negocio de la distribución de cine cuando llegaste a Alta Films en 1988, con 22 años.

Lo mío viene de tradición familiar. Mi padre, Joaquín Maroto, había sido lo que en sus tiempos se llamaba “viajante de películas”, que consistía en llevar las maletas cargadas con películas de un lugar a otro en autobús. Él iba por los pueblos de la zona centro y norte de España, hasta Galicia. En casa lo veíamos poco.

Llegó entonces una crisis y tu padre se vio afectado.

Su empresa cerró, pero él montó una distribuidora propia. Fue de mis primeros trabajos. Cuando cumplí 18 años, yo misma me lancé a la aventura de crear mi propia distribuidora, a medias con un socio.

¿Cómo entraste en Alta Films?

Tras aquella primera experiencia quise estudiar Derecho, dejar el cine. Entonces entré en el departamento comercial de Alta Films para hacer una sustitución de maternidad y, a partir de ahí, me ofrecieron quedarme. Alta estaba constituida desde 1969, aunque Enrique [González Macho] la adquirió después. Empecé dos meses antes de que abriéramos el primer cine Renoir, en la calle Martín de los Heros, al lado de los Alphaville.

El inicio de un crecimiento imparable.

Fue brutal desde que entré. Hasta ese momento, Alta solo distribuía cine de la Unión Soviética. De hecho, Enrique siempre ha dicho que abrió los Renoir para tener una sala donde poner las películas que traía de la Unión Soviética. En aquel momento éramos tres personas. Acabamos siendo 400, con complejos en muchas ciudades.

¿Cuál fue el acierto fundamental?

Que decidiéramos empezar a distribuir el cine español. Era la época en que la película Remando al viento, de Gonzalo Suárez, estuvo más de un año en nuestros cines. Más tarde se vio que había un público deseoso de ver películas en versión original en las grandes ciudades. Entonces se abrieron más cines, entre ellos el primero en Barcelona.

Pero la versión original quedó finalmente confinada en las grandes capitales.

Se intentó la fórmula en otras. Pero la gente no lo quería. Entonces mantuvimos estos cines con las mismas películas que en Madrid y Barcelona, pero en su versión doblada. Intentamos mantener la versión original subtitulada a nuestra costa, pero en aquella época la exhibición se hacía en 35 milímetros y mantener dos copias encarecía mucho. La copia subtitulada valía unos 3.000 euros. Más tarde se intentó recurrir a ayudas públicas locales cuando vimos que podíamos perder los cines. Pero no hubo ninguna.

Y hoy algunos de esos cines, como el de Palma, tratan de mantenerse abiertos con cooperativas de ciudadanos.

Lo que demuestra que su ausencia es una pérdida para la ciudad.

¿Cómo recuerda aquellos años de pujanza del nuevo cine español en los 80?

Fue un boom. La gente pasó de las películas de destape y las típicas españoladas a ver nuevos directores que contaban las cosas de otra manera. Colomo, Trueba, Armendáriz, Uribe… Y el público sabía que ese nuevo cine lo podía encontrar solamente en estas salas. De pronto, nos dimos cuenta de que las copias del cine español que mejor funcionaban eran las que exhibíamos nosotros. A pesar de que contábamos con aforos muy pequeños, funcionaban en los Renoir mejor que las que se proyectaban en los cines de la Gran Vía.

¿Por qué se ha perdido hoy ese apoyo?

Cuando empezó a bajar el rendimiento, comenzamos a hacer encuestas. También tenemos datos por las tarjetas de fidelización. La cuestión es que nuestro público ha ido creciendo, pero no ha tenido un recambio. Es decir, que el público que va al Renoir fue el que empezó yendo cuando yo tenía 20 años. Ahora tienen cuarenta y pico o cincuenta. Hay una parte de esta gente que se ha perdido, por compromisos personales y laborales comprensibles. Lo que no hay es gente de veinte. Los universitarios de los que nos nutríamos cuando abrimos los cines no buscan hoy películas en versión original.

¿Cuándo ven las primeras señales de alarma?

Desde 2000 vemos que no se produce ese recambio generacional. Es un asunto más amplio que la microeconomía de un conjunto de cines. ¿Por qué en los 80 y hasta finales de los 90 hay ese interés de todo el mundo por descubrir nuevas cinematografías? ¡Ya podías poner la rareza más grande! Cine de Israel, de la India… ¡La gente iba a verlo! ¿Por qué de repente estas películas ya no interesan a nadie? ¿Por qué estas películas hacían 200.000 espectadores y ahora hacen 20.000? Es un tema muy sensible para mí. A mí el cine me ha dado tantas cosas que creo que es una pérdida enorme que alguien no lo vea.

¿Y qué ha ocurrido?

Las familias dejaron de interesarse por ir a este tipo de cine. La evolución de muchos espectadores jóvenes ha sido pasar de las películas de animación en su infancia a las gamberras de adolescentes y de ahí al cine de terror. Pero jamás han ido a ver una película francesa. Y de las españolas solo Torrente. Es evidente que hay un rechazo, y que una parte es por nuestra culpa. Pero también porque la gente rechaza una cosa que ni siquiera conoce. No tienen costumbre de ir y lo han abandonado.

En eso entonces hemos ido a peor.

Sí, sí, sí. A mucho peor. La gente sabía de cine mucho más antes que ahora. Es un problema clarísimo de educación.

UN PROYECTO PARA RECUPERAR ESPECTADORES

¿Ha llegado el momento de anunciar el final del cine en salas?

No creo que se llegue a tanto, pero sí que están en una situación muy crítica. Hubo un primer momento de crisis con la digitalización, que en España se retrasó porque los cines no podían pagarla. Aquí creo que se hubieran necesitado ayudas públicas. Pero no han existido y los cines se han empobrecido. Lo último que se esperaba era la subida del IVA.

¿Qué se puede hacer?

Ponerse rápidamente a trabajar para que no ocurra, porque la sensación es que estamos como paralizados. Ahora mismo trabajo en un proyecto para incentivar la asistencia al cine de los niños como actividad escolar. Se trata de llevarles tres veces al año en cuatro grupos de edad a películas diferentes, y luego enseñarles que después de ver cine se puede pensar en lo que has visto, aprender de lo que has visto, de una manera entretenida, sin que sea un rollo.

¿Hay precedentes en otros países?

Los franceses empezaron hace 20 años con este programa y han recuperado cien millones de espectadores. Allí los jóvenes van al cine. Si te han llevado a ver cine tres veces al año desde los tres años hasta que haces el bachillerato, y te han llevado a ver cine español, europeo, asiático, algunas americanas, un documental, por lo menos tienes la idea de que existen más cosas más allá de Spiderman, que es lo que ahora muchos jóvenes no saben.

¿Cómo surgió la idea?

Empecé a interesarme por estas cosas en Alta con Los chicos del coro. Fue la primera vez que hicimos un pressbook pedagógico -que venía adaptado del francés- y llamamos a colegios para ver si querían venir a ver la película. Pero para que funcione de verdad tiene que salir a nivel nacional. Y me encantaría que lo hiciera, porque el movimiento se demuestra andando. De nada vale quejarse. Así que lo estoy intentando. La idea es hacer un acuerdo con la federación de exhibidores y que estos lo apoyen permitiendo que los colegios cercanos a los cines puedan ir a ese cine. Hay que poner de acuerdo a mucha gente, pero cualquier colegio de España debería poder tener esa oportunidad.

¿Qué diferencia tu propuesta de otras similares que ya existen?

Algunas son muy buenas, aunque otras son espantosas. Lo cierto es que tiene que ser buena, lo más homogénea posible y con alcance nacional. En este proyecto hay, además, una cosa fundamental: que los profesores tienen que ser formados para dar esas clases. Les explicamos lo que deben proyectar, las explicaciones que tienen que dar, les damos un diccionario básico que pueden ir completando, les proporcionamos vídeos de cómo se rodaron las películas, contextualizamos la película en su época histórica y social, destacamos los valores que promueve…

UN MODELO MUY CUESTIONADO

¿Qué otros factores han influido en la caída de espectadores desde 2000?

Por un lado, la falta de conexión del cine que se hace en España hoy con el público joven. Porque lo cierto es que cuando ha habido películas que conectan con los jóvenes, han ido.

Entonces es también un problema de productores, directores y guionistas.

Más bien el problema es que se hacen las películas que se pueden hacer, es decir, las que se pueden financiar adecuadamente. No las que quiere el público. Si para hacer una película en España debes presentarla a una comisión que la juzgará por adelantado, entonces ocurre que quizás los productores no deciden las películas que se hacen, sino estas comisiones.

Lo cierto es que el modelo de las ayudas públicas al cine en España está seriamente cuestionado desde hace años.

Y con razón. Estas ayudas anticipadas se entiende que son para proyectos arriesgados, pero es que además hay una confusión entre arriesgado y no comercial. No necesariamente un proyecto arriesgado es para un público minoritario. Al mismo tiempo, esas ayudas anticipadas eran de una cuantía tan baja que solo permitían hacer películas muy pequeñas. Me gustaría mucho saber cuántos proyectos que han recibido nominalmente una subvención luego no se han podido hacer.

Luego están las películas muy grandes.

Con un problema distinto. Y es que como tienen que hacer un mínimo de 60.000 espectadores para acceder a la ayuda y la taquilla está como está, hay productores que están empezando a renunciar a esa financiación. Porque se meten en una trampa. Puede ser su ruina.

¿Una solución inmediata no sería bajar esa cifra?

Me sorprende que no haya cambios con un análisis que hacemos los principales agentes, en lo que todos estamos de acuerdo. Desde luego, los productores con este sistema están ya en las últimas. Tampoco tiene sentido que hagas una película un año y te digan que la subvención te la darán dentro de dos o tres.

¿Qué modelo propones?

Mi opinión es que la ayuda no debe medirse por el número de espectadores, sino atendiendo a unos mínimos de calidad en la factura de la película, a que se haya puesto en el mercado con un número adecuado de copias y una promoción apropiada. Lo que no puede ser es que hagas eso y te castiguen porque “no hayas logrado conectar con el público”.

CINE DE AUTOR COMERCIAL VS. MINORITARIO

En la última década, en España se ha abierto la brecha entre un cine de autor de intención más comercial y otro de vocación minoritaria. Parece una guerra de todos contra todos.

Lo que quiero dejar muy claro es que no se puede olvidar el aspecto industrial del cine. Me parece que la gente debe tener derecho a hacer películas, pero estas son un producto tan caro que necesariamente tienen que intentar al menos conectar con el público. Porque la pérdida no se produce para el director o productor que la idean. Después hay una cadena de empresas y personas  -distribuidores y exhibidores- que van a pagar las consecuencias de esa falta de comercialidad. Ahora mismo se da la circunstancia de que hay muy pocas películas españolas muy grandes y luego muchas películas tan minoritarias que un distribuidor no puede arriesgar su dinero en pagar los costes. Lo mismo ocurre con los cines, que tienen que hacer unas medias por sala para cubrir sus gastos. Si no, deben quitar las películas para evitar su ruina.

¿Qué salida tienen entonces las muy minoritarias?

Hay unas salas alternativas en las grandes ciudades, tipo Matadero en Madrid, que ofrecen ese tipo de sesiones. Pero siempre son sueltas. Lo que no puede hacerse es intentar implicar a otra gente con películas que sabes que no tienen salida comercial. Porque a nadie le gusta perder dinero.

Pero si se hacen estas películas es porque quienes las hacen no pierden dinero. 

Se ha achacado mucho al sector que hay un tipo de película que servía para que viviera el productor y alguno más, pero que después daba igual si tenían o no público. Esto ha contribuido también a que ese público de cine español que teníamos lo hayamos echado de los cines. Y el resultado es que ahora ni siquiera se pueden hacer esas películas.

PIRATERÍA

¿Qué papel juega la piratería en este páramo?

El déficit de educación de una generación del que hablaba antes está también muy en relación con el asunto de Internet. El razonamiento es: “no solo no tengo la experiencia de haber ido al cine, sino además tengo la facilidad de piratearme las películas que me dé la gana en la semana de estreno”. Lo que no cuesta nada es normal que se devalúe. Si un juego de la Playstation te cuesta 50 eurazos, pues claro, me lo ahorro de las entradas del cine.

Se juega también con la necesidad de los jóvenes de estar a la última.

Sin duda. Y es una perversión. Porque nadie que ha visto en un ordenador una película pirateada puede decir que la ha visto. No con la calidad mínima con la que poder apreciar un producto cultural. Pero mi impresión es que es una cuestión de: “me lo he bajado, lo tengo”, aunque ni siquiera la película se haya terminado de ver.

¿Alguien ha tenido intención de que estas cosas sean así?

Quien ha hecho el agosto han sido las compañías de telefonía vendiendo líneas de ADSL. En España los gobiernos han estado preocupados por que la gente estuviera conectada. Que tuvieran sus ordenadores en casa y que no se diera la imagen de que éramos un país atrasado. Les importaba nada que se arruinara la gente que compra los contenidos con tal que las operadoras telefónicas vendieran todos las ADSL posibles.

¿Se podría haber evitado?

Como se ha hecho en otros países preocupados por su cultura. Ahora tenemos unas compañías telefónicas con unos beneficios extraordinarios. Pero esas compañías, que han usado slogans del tipo “bájate lo que quieras”, han hecho un daño terrible. Porque es cierto que yo me encuentro con mucha gente que cree que eso lo puede hacer. Que no se sienten mal, ni culpables. Hay mucha gente que acumula películas para nada. Es la cultura muy española del “lo poseo y no lo pago, fíjate qué listo soy”. Pero en realidad es como si quitamos del Código Penal el delito de hurto. Como bajar a la calle, coger lo que nos dé la gana y que no pase nada. Perjudicar a Alta es mucho más fácil que a Movistar.

Hay quien piensa en una mano negra, que todo estaba orquestado.

Soy una persona a la que le gusta fijarse en los hechos, en lo que al final realmente ha pasado. Si se ha permitido la piratería (que ha perjudicado a todos, no solo a Alta), si no se legisla contra ella; si además te subo el IVA al 21% (eso quiere decir de forma directa que tus ingresos van a bajar); y además, algo fundamental, si las televisiones dejan de comprar derechos (especialmente la pública), yo no sé si se hace conscientemente, pero lo que es seguro es que así te cargas una distribuidora independiente.  No hay manera de que seas viable si tienes unidas todas esas circunstancias.

¿De todos estos factores alguno es decisivo?

Alta no hubiera caído nunca si TVE, en vez de no comprarte derechos de emisión durante tres años, te va comprando igual que antes, aunque sea bajando precios. O lo que es lo mismo: si en vez de comprar cine americano, dedica todos los años una partida real a comprar cine independiente.

¿Cuándo nota que la curva no tiene retorno?

El cine es un negocio con muchos altibajos, pues depende de las películas que estás poniendo en marcha. Vivimos un poco de espejismos. Sabes que estás en una crisis, que el negocio empieza a dejar de serlo, pero de pronto tienes un exitazo en taquilla que te hace pensar que remontas. Es un espejismo. Una distribuidora no puede esperar a vivir de los éxitos de las películas. Si llega una película que hace cinco millones de euros, bienvenida sea, pero para sobrevivir se tiene que tener una trayectoria en la que los beneficios sean pequeños, pero continuados en el tiempo. La realidad es que funcionas si tienes todas las patas cubiertas (salas, vídeo, Internet -que no da ingresos-, y ventas a televisión). Si no, tarde o temprano, te vas a hundir.

¿Qué éxitos de los buenos tiempos recuerdas con más cariño?

Los años de Secretos del corazón y La buena estrella fueron muy buenos. Era una época en que el cine español funcionaba. El hijo de la novia y The Artist han sido hitos más recientes. El problema es cuando empiezas a pensar en estos términos: “Vamos a ver si con esta película no perdemos mucho dinero”. Así es imposible.

¿Cómo ves el medio plazo?

Lo que hablo con los distribuidores es que la crisis ya está afectando bastante seriamente a las majors. Empiezan a no salirles las cuentas.

¿El cine en España es tan caro como se dice?

Esa es la frase del año. Y no sé cómo explicarle a la gente que el cine es más barato que hace dos años. Todos están haciendo promociones diarias para que la gente vaya, ofertas para incentivar la asistencia pero con las que directamente pierden dinero. Lo cierto es que con ciclos a 3 euros no pagas los gastos de los cines.

¿Arrastrará la caída de Alta a otros independientes?

En Alta necesitábamos tener una organización muy amplia porque la distribución de cine español requiere una estructura de promoción que no necesitas cuando solo traes películas de fuera. Cuando España es el primer territorio, tienes que desarrollar todo el marketing desde cero, que además incluye preparar un gran estreno. Es decir, que si queríamos seguir siendo distribuidores del cine español no podíamos ser siete u ocho como los demás. Requeríamos mantener la estructura de los 30 que éramos.

Pero no hay noticia de la caída de otros independientes.

Y me sorprende agradablemente. La impresión es que lo consiguen porque están recluidos en locales muy pequeñitos, cobrando lo que pueden cuando pueden, sin requerimientos de dinero mes a mes. Es decir, que no ganan, simplemente se mantienen.

MUJER CINEASTA

Para finalizar, llevas además cuatro años como tesorera de CIMA, la asociación de mujeres cineastas. ¿Qué reivindican?

CIMA surge de un estudio de la catedrática Fátima Arranz sobre los porcentajes de participación de las directoras y productoras en el cine español en los últimos años. Concluye que a principios de los 80 hubo cierto esplendor, pero que después no hay una generación que confirme esa alternativa, o si lo hace es de manera muy precaria, con presupuestos mínimos. Las directoras en este país son solo el 7%. Sin la participación de la mujer en el cine en unos niveles aceptables, perdemos una manera de ver las cosas. No hablamos de cine masculino o femenino, sino de conseguir la misma igualdad de oportunidades para ver películas realizadas por mujeres que por hombres. Para nosotras la igualdad es válida siempre que sea real.

¿Os hacen caso?

Funcionamos elaborando programas. Ahora estamos con un asunto de maltrato en jóvenes. En diciembre estrenamos una colección, titulada Espejo, que consiste en dos directoras hablando cara a cara en piezas audiovisuales. Las ayudas que tiene la asociación son mínimas. Y los gastos de estructura son pequeños, pero existen. La plataforma web está dándonos buena visibilidad. Con la actual directora general del ICAA, Susana de la Sierra, hay consonancia. No hay apoyo económico, pero ella está en sintonía con nosotras y nos apoya en todos los foros donde puede. Y siempre nos acompaña a las presentaciones que le pedimos. Eso no se paga con dinero.

Menéalo

Sobre el autor

Luis Roca Arencibia
Tras titularse en Comunicación Audiovisual, trabaja en el cine desde 1992. Ha publicado biografías sobre el productor Andrés Santana (“El vuelo de la cometa”, 2003) y sobre el distribuidor Francisco Melo Sansó (“El sueño del Monopol”, 2010). Autor en el libro colectivo “Graphiclassic: Moby Dick” (2013). Comisario con Arantxa Aguirre del ciclo “Buñuel/Galdós: Vasos Comunicantes”, exhibido en Belgrado, Nueva Delhi y Tel Aviv. Única firma española en el monográfico sobre Luis Buñuel editado por la Cinemateca de Tel Aviv (2013). Es director de los proyectos formativos “Cinexprés” y de recuperación documental “Salvar la Memoria: 50 años de Tirma y Moby Dick”. Desde 1996 es colaborador de cine del diario La Provincia. Desde 2003 de viajes en El País. Ha publicado textos de cine en El País Semanal. Dirigió la sección de Canarias del festival de Las Palmas, que consolidó como una de las principales de la cita. Ha sido vocal del Ministerio de Cultura para las ayudas al cine en España. Puedes seguirme en: Twitter: @LuisRocaA Facebook: Luis Roca Arencibia Instagram: @luisrocaarencibia

¿Quieres leer más artículos de este autor?

46 comentarios

  • El 26.01.2014 , yo ha comentado:

    Que análisis más desafortunado en lo referente a piratas, ladrones… Tópico tras tópico… Desinventemos internet ya!

  • El 27.01.2014 , cinefilo ha comentado:

    Los gustos cambian y los mercados deben adaptarse a dichos cambios o morir.

    El cine hoy día es caro y para una familia de 4 personas, la broma puede salir de 40 a 50 euros dependiendo del cine y de palomitas, bebida, etc.

    No se puede comparar ir al cine con “comprar un videojuego”. La comparación adecuada sería con “comprar una película” y ese modelo funciona hoy día. Muchas películas americanas venden lo justo en las salas y luego es en las ediciones físicas donde realmente hacen dinero. ¿Por qué no adaptarse a ese modelo que sí funciona?

    Volviendo al tema de los hábitos, para ver cine de autor mucha gente prefiere quedarse en casa y ver la película tranquilamente en el sofá, de forma más íntima y hacer la experiencia con la película más personal que en una sala.

    Para el cine se suelen dejar otro tipo de películas como las mencionadas, en general efectistas.

    Sobre el tema de la piratería, lo que los distribuidores se niegan a ver es que es muchísimo más fácil descargarse una película sin pagar que pagando. Volviendo a la comparación con los videojuegos, el modelo digital sí funciona y hay plataformas como Steam que son hoy día un éxito.

    ¿Por qué no promover alquileres de estrenos de cine asociados a una cuenta?, eso permitiría a los que nos gusta disfrutar del cine en casa, ver los estrenos de forma “legal”.

    Pero siempre es más fácil quejarse que aceptar que la gente y sus hábitos cambian.

    • El 27.01.2014 , video ha comentado:

      Pues lamentablemente el video (físico u online) está aún pero q

    • El 27.01.2014 , video ha comentado:

      Pues lamentablemente el video (físico u online) está aún pero que el cine, así es que no parece que el análisis que realizas sea afortunado. Lo único que puede ser válido es la posibilidad de ver en tu casa una película el día del estreno. La pregunta es ¿Qué precio estás dispuesto a a pagar? Por que claro si la respuesta es 3 euros, ya te digo que para que salgan las cuentas se necesitan muchísimos visonados de este tipo

      • El 28.01.2014 , cinefilo ha comentado:

        Hablar de vídeo en la época del blue-ray sí que es poco afortunado.

        Poniendo algo de mi parte, puedo entender que te refieres a los vídeojuegos. En ese caso, también debo corregir tu comentario, pues con buscar un poco en internet me encuentro con los siguientes récords que ha conseguido Grand Theft Auto V, que salió en septiembre.
        -Propiedad intelectual de entretenimiento más rápida en generar US$ 1.000 millones.
        -Mayor ingreso generado por un producto de entretenimiento en 24 horas.

        Y ¿qué cuentas deben salir?, Netflix con un modelo de tarifa plana ha facturado más de 3000 millones en USA. Está claro que en España las cifras serán más reducidas.

        ¿Por qué se gasta la gente 1000-2000-5000 euros en una tv gigante? El negocio está en llegar lo más directamente al cinéfilo, que una vez entrado en su cuenta, con un par de clicks en su smart tv pueda ver una película de estreno en buena calidad, tanto en VO como doblada y si se quiere, con los subtítulos oficiales.

      • El 28.01.2014 , video ha comentado:

        A mi entender el Blu-ray es video, incluso la descarga de Wuaki, filmin, etc es video, pero es una cuestión semántica. El hecho de que un videojuego haga una cifra económica está muy bien, pero la clave sería mirar la facturación global del sector videojuego para evaluar, no?
        Respecto a Netflix, su facturación es buena y su comportamiento también, pero los modelos que les han imitado aquí, el caso más claro es Youzee, han fracasado o no están generando unos rendimientos ni similares ni proporcionales, y Netflix no ha venido a España por algo. De ahí mi pregunat de cuánto estás dispuesto a pagar.

      • El 28.01.2014 , Alex Bolea ha comentado:

        Cinéfilo, la comparación que haces con ir al cine y comprar una película me parece que no es muy acertada. Piensa en la gente que compra películas o compra música (física). Muy pocas.
        Creo que hay algo que hay que tener en cuenta, y es que el futuro es el streaming. Tanto vídeo como audio. Yo no quiero CD’s, quiero escuchar música desde cualquier parte y al instante, por eso tengo una cuenta Spotify. Y hacia ahí creo que deberían apuntar todos los mercados, incluido el del vídeo y el de los eBooks.
        El videojuego Grand Theft Auto V tiene la ventaja de que es incopiable (según tengo entendido, o al menos cuando salió) pero traslada eso al mundo del PC. Los juegos en tienda dejan paso a plataformas como Steam o Origin y el soporte físico desaparece.
        Pero creo que todo el asunto del cine es una reacción normal. Por un lado la subida del IVA que invita a no consumir, más la crisis que nos afecta a todos y si a eso le sumamos la facilidad con la que se puede conseguir el producto “gratis”… Tenemos la respuesta. Pero el “pirateo” no es el único culpable, desde luego.

      • El 28.01.2014 , cinefilo ha comentado:

        Me contesto a mí mismo al no aparecer él botón de responder.

        Para video, la utilización de la palabra vídeo en la frase resultaba demasiado ambigua y en mi entorno la palabra video está relegada a lo que vemos en Youtube o al VHS. Aclarada nuestra diferencia de interpretación, sigamos con lo interesante. La facturación global de los videojuegos depende en gran medida de factores como el lanzamiento de una nueva consola o la llegada de la entrega de una saga consolidada. Actualmente los juegos indies, que son lo más parecido al cine de autor, están teniendo cada vez más éxito y aceptación entre crítica y público.
        Sobre la llegada de sucedáneos de Netflix, habría que estudiar la calidad con la que daba el servicio, que yo desconozco. Mi experiencia con plataformas de video 😉 online establecidas como Yomvi o Orange Arena para ver el basket, son desastrosas, mala calidad, demasiado complicadas para acceder y cortes demasiado frecuentes. Sobre la llegada de Netflix, es cuestión de tiempo y cuando llegue se bañará en un “océano azul”, que diría un economista.

        Alex Bolea, parece que no has entendido mis argumentos. Estoy contigo en que el streaming es el futuro, cosa que expuse cuando hablé de vídeojuegos poniendo como ejemplo Steam. Que la gente tenga TV’s enormes y buenos equipos de sonido es en gran parte porque se quiere disfrutar del cine con calidad y lo que deben hacer las distribuidoras es hacer que el cine llegue a esos usuarios lo más fácil posible, con calidad y a un precio que no se cuestione otra actividad.

        De todas formas, es sólo la opinión de un cinéfilo cualquiera, si tuviera la llave de este negocio, montaría mi plataforma y me haría de oro.

  • El 27.01.2014 , Alf ha comentado:

    Los argumentos de esta señora dejan claro porqué el cine y ladistribución en España están en la ruina: no tienen ni idea de gestionar el mercado y sólo buscan excusas a su fracaso, que si tve ya no compra, que si los piratas… Han vivido muchos años de mamandurrias y ahora que se lo tienen que currar no tienen ni idea de cómo hacerlo. Si mañana se hace una pelicula española de calidad se vería masivamente y si la mantienen un tiempo en cartelera, no 3 días como hacen ahora la podríamos ver los que tenemos la agenda apretada.

    • El 27.01.2014 , dani ha comentado:

      a ver. y crees que son los distribuidores los que quieren que la pelicula se mantena 3 dias (o una semana apenas)? leo mucha tonteria aqui, de gente que realmente no sabe como funciona este negocio. es muy facil criticar sin saber

  • El 27.01.2014 , danielG ha comentado:

    Me molesta cada vez más la visión acerca de los piratas (no olvidemos que fue la base de la economia del imperio británico).
    Lo que no ha podido resolver el negocio con la cultura es que el modelo de negocio ha cambiado, o mejor dicho un factor importante en la comercialización de cultura, cambió. Y, por inútiles, simple ignorancia o flojera, no buscan como resolverlo y criminalizan todo.
    Imagino lo que deben haber pensado los vendedores de carruajes de caballos cuando aparecieron los primeros coches a motor.
    Bajen del pedestal.
    Sean creativos. Estamos destinados a evolucionar, para “bien o para mal”.

    • El 27.01.2014 , video ha comentado:

      A los carruajes, les sustituyo vehículos a motor, y con ellos toda una industria que generaba riqueza. ¿Me podría indicar que industria se ha creado con los canales piratas alternativos, con los top manta, los mochileros o las descargas de internet ilegales?

      • El 27.01.2014 , danielG ha comentado:

        Filmin, ya existe google play, en música spotify, deezer, lastfm, y cada día aparecen más. A precios asequibles.
        Compartir no es robar, es algo que nos es propio. Comerciar con los descargado, estoy de acuerdo que es un robo, pero lo otro. Por favor.
        Esta industria ha sido tan monstruosa que le ha costado más de una década para entender que el mercado cambió.

      • El 27.01.2014 , Scott ha comentado:

        Por ponerte un ejemplo, que aquí en España no está: Netflix, que por 6 libras u 8 dolares te dejan ver cine y televisión dónde y cuando quieras. También tienes HULU, y similares que tanto en USA como UK han triunfado. Yo no tendría problemas en pagar las cuotas de Netflix.

      • El 27.01.2014 , Mamba ha comentado:

        La industria de los banners-estafa, por ejemplo. Las webs de descargas van repletas. ¡El progreso ya está aquí!

      • El 28.01.2014 , video ha comentado:

        Compartir no es robar, pero compartir algo que no esta disponible al público (ninguna película lo está hasta su estreno en video doméstico) ¿que és?.
        Y veo muchos comentarios de Netflix que no llegó a España y probablemente tarde en llegar o no llegue. La respuesta, pues por ejemplo su modelo de negocio no difiere mucho de Youzee y no vi oleadas de suscripciones y tampoco las veo para Filmin o Wuaki.

    • El 28.01.2014 , danielG ha comentado:

      La ansiedad puede ser dañina
      ¿cómo puedes esperar “oleadas” de suscripción? ¿O por qué podrías esperarlo?
      He dicho que se debe replantear el modelo de negocio y eso incluye la manera en que se “vende” el producto.
      Con respecto compartir, pues en lo que dices hay visos técnico importantes para definir la propiedad y el compartirla; estimo, que se debe por lo menos discutir y no seguir con la inútil cacería de brujas.
      ¿Alguna vez has compartido un libro? ¿has colocado música en una fiesta de más de 3 personas?. Si es así estas infringiendo la ley. Se que es una reducción al ridiculo pero, tambien recuerda lo ridículo que fue el cobro de canon a las peluquerías. ¿Eso te parece justo, correcto? ¿no crees que merece discutirlo y no seguir con la minucia inmunda de los intereses de las “empresas del derecho de autor?

      • El 28.01.2014 , video ha comentado:

        Hombre si estimamos que Netflix es maravilloso y barato, una oferta similar como Filmin, Youzee, Nubeox,Wuaki, etc con tarifa plana debería tener una respuesta positiva. Llevamos hablando de Netflix años como si ellos llegarán los que descargan ilegal mutaran a Netflix, han aparecido muchas empresas ofreciendo plataformas similares y para su desgracia y la del sector la mutación no se produce, la gente sigue contenta con su descarga ilegal gratuita. (Digo ilegal y no penal)
        Respecto a compartir tú puedes compartir un libro o una película que has adquirido, y por tanto le entregas a la otra persona el soporte, pero si compartes una descarga ilegal de una película que aún no está estrenada, o un escaneado que te has descargado de un libro, no estás compartiendo nada que hayas adquirido, ni es una copia privada, es otra cosa.
        Respecto a poner música (también en peluquerías, bares y discotecas,…)no es infringir la ley, es que alguien tienen el derecho de cobrar si eso sucede, y por tanto se ha de pagarle. Si sería conveniente eliminar eso del acervo comunitario, o restringir los derechos de propiedad intelectual puede suponer un debate e incluso a lo mejor estamos de acuerdo en los límites, pero mientras tanto si no quieres retribuir por ese derecho, y no quieres que te reclamen el dinero lo mejor es no usar música o usar copyleft, que también hay eh.
        Cambiar el modelo de negocio me parece bien, pero la realidad es que mientras haya un supermercado gratuito paralelo de películas, libros y videojuegos, difícilmente repuntará el mercado. Lo peor, es que lo que perdemos es industria propia, date cuenta que una película de una major se hace para el mundo pues tienen filiales en todos lados, mientras que una película alemana,francesa, italiana o española tiene un hándicap y es que debe venderse, cosa complicada, por loq ue si su mercado se derrumba, caso español, lo más probables es que la industria se derrumbe excepto nombres propios (Almodovar, Segura, Bayona, Amenabar, y pocos mas)

      • El 28.01.2014 , danielG ha comentado:

        Me quedaré con el último párrafo:
        Cuando me refería a la música de peluquerías quería hacer hincapié en que se llega a extremos ridículos. Claro que es justificable, como cualquier impuesto. Pero no persigue mejorar nada, solo mantener el estado de un negocio que no supo cambiar a tiempo. Y esto, para cualquier empresa dentro del mercado es un grave error. ¿qué el negocio era bullente y millonario?. Pues si, claro que lo era pero, cayendo en perogrulladas, las cosas cambian. Y todo debe evolucionar. Ejemplos en nuestra historia humana hay muchas acerca de como se destrozan grandes empresas que no pudieron con el avance tecnológico.
        Podemos quedarnos persiguiendo brujas y piratas; culpar de incultos e informales a quienes nos “aprovechamos” de mala manera de los medios que se nos han puesto a disposición (un matiz ¿sabías que el protocolo que hace posible internet es gratis? Quizás para tu postura la solución hubiera sido que eso se cobrara, así todos hacemos negocio y la humanidad se estanca por siglos para mantener el “mercado”). Y ver morir esta industria, porque está destinada a ello; pero, o no nace nada nuevo de allí o pueden nacer mil y una opción para reemplazarla.
        No se cual es la solución definitiva, pero estoy seguro que reprimir conductas e inventar delitos en comportamientos humanos, no es ninguna vía.
        Saludos

  • El 27.01.2014 , Amanda ha comentado:

    Me parece que como siempre, no hay mas ciego que el que no quiere ver.

    Esta señora con tantos años de experiencia no se está dando cuenta que al igual que el trabajo de su padre, el suyo propio se esta quedando obsoleto. El modelo de negocio tiene que cambiar para que sea viable . Y no señora, todo a base de subenciones no se puede.

    ¿Por que no hacen una plataforma de cine online? A mi me gusta ver películas de cualquier genero en mi casa ¿por que no hacen algo para que la pueda pagar a 5€ y verla en mi tv? ¿acaso es mejor pagar 10 por entrada e ir a sus cines? ¿No se da cuenta de que en otros países plataformas como Netflix estan triunfando?

    Abra los ojos de una vez y vea que ni todos somos piratas, ni ustedes pueden vivir únicamente de subvenciones.

    • El 27.01.2014 , video ha comentado:

      Pues en España ya tienes unas cuantas plataformas de esas como Netflix y por menos precio, asi es que si hablamos de ciegos que no quieren ver ….

      • El 27.01.2014 , Alex Bolea ha comentado:

        ¿Cómo por ejemplo? Yo no conozco ninguna.

      • El 28.01.2014 , video ha comentado:

        Aqui se nombran algunas

      • El 28.01.2014 , Alex Bolea ha comentado:

        ¿No acabas de nombrarlas?, ayer no estaban más que Netflix que yo recuerde. Las que has puesto no las conocía, la verdad.
        Un saludo.

  • El 27.01.2014 , Pedro ha comentado:

    Totalmente de acuerdo con el primer comentario. Colección de topicazos y argumentario clásico de la industria del cine.

    El problema es que hay pocas subvenciones, deberían quitar además los requisitos de taquilla y soltar la pasta aunque la peli no la vea nadie, o si no otra solución es que la televisión pública les compre las pelis. Toma razonamiento, lo mismo quiero yo que tengo una pastelería, que me suvbencionen el negocio aunque no haya quien se coma mis pasteles; o si no, que venga todos los días el ministerio y me compre el género.

    Otro tema con la piratería. Los jóvenes piratean cine iraní porque los juegos de Playstation son muy caros (como si no los piratearan también). Los jóvenes solo ven Spiderman (entonces no se bajarán sus películas independientes, digo yo), la calidad de las descargas es muy mala (yo solo me bajo pelis a 1080p, un respeto), y la culpa es de telefónica por poner ADSL sin ton ni son (la solución es volver a los 9600 baudios). Y lo de que el cine es caro es un mito y con entradas a 3 euros se pierde dinero (pues vale, mejor a 8€ y tener sesiones con 4 personas)

    En fin, los argumentos que se llevan oyendo ya más de 10 años. Ya solo me causan tedio.

  • El 27.01.2014 , Nova6K0 ha comentado:

    Algunos se deberían informar más cuando hablan de ciertos temas, porque esta señora no se entera. Ya no hablaremos como dice el compañero “yo” sobre los tópicos que son siempre de risa sino de eso de que las películas son caras, ¿por qué las películas son caras? En primer lugar porque, en muchos casos, si bien en la Industria de Hollywood especialmente, los presupuestos se inflan (usan técnicas de ingeniería económica. De más que dudosa legalidad). Luego están los actores/actrices con sus cachés y aunque reconozco que hay grandísimos actores/actrices en muchos casos me sigue pareciendo una barbaridad lo que cobran. Si esto lo unimos a que esos sueldos, cachés llámese como quiera son una gran parte del presupuesto de la película, ahí tenemos que cueste tanto.

    Luego hay otro tema el de las distribuidoras, que siguen creyendo que pueden tener los márgenes de beneficio que tenían antaño.

    Hay un tópico que resulta cansino eso sí, el de comparar la propiedad física con la propiedad intelectual. Eso sí siempre se quiere a la propiedad intelectual respecto a las ventajas de la propiedad física, pero no sus inconvenientes (por ejemplo no veo que los discos tengan 2 años de garantía por si se te rompe). Eso sin hablar lo que es el coste de duplicación y el uso del material en un producto físico, cuyo contenido, como continente es fisico y un producto intelectual, que lo único que es físico es el soporte y eso significa que el contenido se puede replicar hasta el infinito, sin apenas variar el coste. Cosa imposible en el caso de la propiedad física que siempre se tiene que replicar el contenido y el continente.

    Salu2

  • El 27.01.2014 , problemasdefondo ha comentado:

    Eso de tener que educar a la gente para que coja el hábito de ir al cine suena un poco fascista (entiéndase como excesivamente autoritario).

    No me imagino a los fabricantes de peonzas diciendo que hay que educar a los niños para que jueguen a la peonza y de paso mantener su industria, vamos.

    Su modelo de cine no era sostenible y por no saberse adaptar se ha ido al carajo.

    Las entradas de cine serán más baratas que hace dos años, pero hay gente que cobra, los afortunados que trabajan, bastante menos que hace dos años y mejor quitarse del cine que de comer, ah no, que esta mujer piensa que la gente se quita del cine para los juegos de la playstation… ¿no se da cuenta de lo fuera que está de la realidad ese comentario?

    Sobre lo de cubrir el coste de los cines, ¿por qué no se queja del encarecimiento de los suministros y de los alquileres?

    Hay un dicho “no muerdas la mano que te da de comer”, en este caso, “la mano que compra las entradas que te dan de comer”

  • El 27.01.2014 , Marianaki ha comentado:

    Pues siento discrepar de la corriente mayoritaria que está fusilando a esta mujer. Somos unos piratas y punto, existen sitios legales de descarga como filmin con una gran oferta de cine a precios competitivos y en general la gente prefiere descargar del torrent antes que de filmin. Y sobre las empresas de telefonía totalmente de acuerdo deberían de pagar la parte del pastel ya que son las que se están forrando con las descargas, pero por aquí nadie se mete con ellas solo con el cine.

    • El 27.01.2014 , mick ha comentado:

      sera que estas forrada hija mia, porque piratas son los que nos han llevado a que no tengamos un duro pa cine ni palomitas etc! crees que la gente es tonta o que ! es mucho ma comodo ir a un cine que ver un peli que verla en un ordenador , este sistema macabro es el que lleva a la gente a actuar asi

      • El 28.01.2014 , Marianaki ha comentado:

        Todos los días me forro en billetes de 500 es mi obsesión. De paso asalto los campos de maíz para hacerme yo mismo las palomitas. Además tengo en un altar a mocostar y cía. por pagar la adsl mas cara de Europa.

    • El 27.01.2014 , Jan ha comentado:

      Marianaki, yo voy al cine cuando puedo y para las películas que me gusta disfrutar en pantalla grande… otras las veo en internet como antes veía la tele (ese invento del siglo XX); también hay libros que me apetece tener y los compro… otros simplemente se los pido a mis amigos para leerlos; esta gente del cine ha vivido en una burbuja ajena a la realidad, han atacado su gran oportunidad de renovarse (internet) y ahora…AHORA, están pensando planes para recuperar espectadores…a buenas horas mangas verdes

      • El 28.01.2014 , Marianaki ha comentado:

        Jan creo que la cuestión es quien se está llevando la pasta: las operadoras de adsl, y esas deberían de pagarle a los autores está clarísimo. Nadie les mete mano y los usuarios mientras “amortizando” lo que pagamos de cuota.
        Por otro lado estaré eternamente agradecido a los cines Renoir madrileños, han sido mi escuela de cine cada vez que he visitado la ciudad y me parece tremendamente injusto que se ataque a alguien de esta manera.

  • El 27.01.2014 , Jan ha comentado:

    Dice esta señora: “me lo he bajado, lo tengo”… señora, las cosas ya no se bajan, se ven online (y más en V.O. que nunca)… para cuando usted se actualice internet ya estará cinco pueblos más allá.

  • El 27.01.2014 , Manolete ha comentado:

    Todos los males del cine siempre culpa de la pirateria, el precio de 10€ la entrada y peliculas cada vez peores no tiene absolutamente nada que ver.
    Que los gobiernos se han preocupado de que todos estuviesemos conectados es una gran falacia, España es uno de los paises de Europa con las conexiones mas lentas y las tarifas mas altas.
    Un juego de la Play Station cuesta 50 o 60 o 70 euros, pero se piratean tan facil como una pelicula, los chavales no van al cine o dejaron de ir por ahorrarse las pelas y pulirselas en juegos, dejaron de ir porque paso a ser un robo a mano armada.

  • El 27.01.2014 , BCN-SFO ha comentado:

    esta tia esta mas desfasada que una maquina de escribir encima de un VHS dentro de un avion de iberia.

  • El 28.01.2014 , k reilly ha comentado:

    La solución es que quiten el ADSL, todos con modems para bloggear y punto. Y una cartilla de racionamiento que nos tengan que sellar un día a la semana en el cine después de pagar nuestra entrada. Tampoco hará falta que veamos la película, sólo que paguemos y sellemos.

    Por muchos motivos la forma de disfrutar ese tipo de cultura ha cambiado, y han sido ellos quienes no han sabido ofrecer un modo de rentabilizarlo. En muchos casos descargar una serie es el único modo de obtenerla.

    Por otra parte, aunque sé que esto ya es política-ficción, el poner precio a la cultura no hace más que replicar las diferencias sociales, al hacer que los más ricos tengan más acceso a la cultura y, por ello, sus hijos tengan una mejor formación. Sin embargo, los hijos de la gente sin recursos viven el proceso contrario.

    La cultura, al igual que la sanidad, la educación y un sistema de pensiones, deben ser gratuitos y públicos para eliminar diferencias sociales de base.

    • El 28.01.2014 , Marianaki ha comentado:

      La sanidad no es gratis la pagamos todos, que yo sepa los médicos cobran , las enfermeras cobran, los profes cobran, los profesionales del cine… nah esos no lo merecen son unos chupópteros y viven del cuento.

      • El 28.01.2014 , k reilly ha comentado:

        Yo no he dicho lo contrario en ningún momento.

  • El 28.01.2014 , video ha comentado:

    Hombre si estimamos que Netflix es maravilloso y barato, una oferta similar como Filmin, Youzee, Nubeox,Wuaki, etc con tarifa plana debería tener una respuesta positiva. Llevamos hablando de Netflix años como si ellos llegarán los que descargan ilegal mutaran a Netflix, han aparecido muchas empresas ofreciendo plataformas similares y para su desgracia y la del sector la mutación no se produce, la gente sigue contenta con su descarga ilegal gratuita. (Digo ilegal y no penal)
    Respecto a compartir tú puedes compartir un libro o una película que has adquirido, y por tanto le entregas a la otra persona el soporte, pero si compartes una descarga ilegal de una película que aún no está estrenada, o un escaneado que te has descargado de un libro, no estás compartiendo nada que hayas adquirido, ni es una copia privada, es otra cosa.
    Respecto a poner música (también en peluquerías, bares y discotecas,…)no es infringir la ley, es que alguien tienen el derecho de cobrar si eso sucede, y por tanto se ha de pagarle. Si sería conveniente eliminar eso del acervo comunitario, o restringir los derechos de propiedad intelectual puede suponer un debate e incluso a lo mejor estamos de acuerdo en los límites, pero mientras tanto si no quieres retribuir por ese derecho, y no quieres que te reclamen el dinero lo mejor es no usar música o usar copyleft, que también hay eh.
    Cambiar el modelo de negocio me parece bien, pero la realidad es que mientras haya un supermercado gratuito paralelo de películas, libros y videojuegos, difícilmente repuntará el mercado. Lo peor, es que lo que perdemos es industria propia, date cuenta que una película de una major se hace para el mundo pues tienen filiales en todos lados, mientras que una película alemana,francesa, italiana o española tiene un hándicap y es que debe venderse, cosa complicada, por loq ue si su mercado se derrumba, caso español, lo más probables es que la industria se derrumbe excepto nombres propios (Almodovar, Segura, Bayona, Amenabar, y pocos mas)

  • El 28.01.2014 , BCN-SFO ha comentado:

    Lo que no puede ser es que el cine a parte de caro tarde meses en estrenar pelis que llevan en USA y resto del mundo en cartelera meses,ejemplo la buenisima y Oscar seguro de:”Dallas Buyers Club” se estrenó en septiembre 2013 y aqui no llegará hasta abril o mayo del 2014, por supuesto ya esta Online
    calidad DVD HD en V.O.S.E.

  • El 28.01.2014 , Borja ha comentado:

    Que si los piratas, que si tve, que si bla bla… España lo que tiene que hacer es cine de calidad. Y punto. El resto es no querer ver la realidad.

    No hay color entre ver una película en el cine o verla en tu casa después de descargarla, el problema es que como hacen basura, cuando la he descargado después de verla no se me queda cara de imbécil. Que espabilen, que hay películas españolas que no merecen ni el esfuerzo de hacer doble click para añadirlas al Emule.

    Saludos.

    • El 28.01.2014 , mick ha comentado:

      los de tadeo se forraron y no andan chillando como la sra esta por ejemplo, cuando las cosas se hacen bien dan frutos, los del sumami tambien les fue bien, a torrente le va de p madre asi hay mas ejemplos , pero es verdad hay unas cosas ni pa que ocupen espacio en el disco dura vale la pena descargarlas !

  • El 28.01.2014 , mick ha comentado:

    me imagino a los de blockbuster llorando como la señora esta! por dios ! que corte el rollo, el negocio del entretenimiento evoluciona demasiado rapido y hay que adaptarse alli la astucia de los grandes comerciantes del espectáculo, si fuese tan sencillo todos estariamos forrados!, quien iba a pensar en 1982 que el vinilo el betamax y el walkman serian obsoletos hoy dia, ahora lo lamentable es que venga un fresca a culpar a los demas de su fracaso en no saber actualizarse y ponerse en plan de victima!

  • El 28.01.2014 , mick ha comentado:

    ni los yankees chillaron por la muerte de blockbuster, ni los japoneses por la muerte de algun tipo de tecnologia, simplemente tira palante y listo , tal vez en plan nostalgia pero no creo que eso es lo que quiere transmitír la Doña víctima de los piratas.

  • El 28.01.2014 , mick ha comentado:

    a ver si manana las empresas de tv por cable van chillar ? ya eso no se usa en USA puro netflix, y tambien van a culpar a netflix por quebrar a la tv por satelite o cable?
    y la gente va al cine cuando son precios decentes no este robo a mano armada que es ir la cine hoy puro remake mal hecho puro ordenador nada de contenido, la gente no es tonta!

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.