08.06.2016

‘Si no te gusta, cámbialo’: Otra economía ya está en marcha

Menéalo
La feria social

Público muy joven en la Feria de la Economía Social y Solidaria, en Madrid.

Beberse una limonada bio, consumir productos de comercio justo, cambiar de modelo de producción energética o contratar finanzas éticas son algunas de las cosas que han podido hacer quienes se han pasado por la cuarta edición de la Feria de la Economía Social y Solidaria, celebrada el pasado fin de semana en Matadero Madrid. Un espacio con alternativas reales de consumo que demuestra que otro modelo económico y social no sólo es posible, sino que se concreta en empresas y entidades que lo impulsan. ‘El Asombrario’ estuvo allí. Esto es lo que vimos y lo que más nos asombró.

A Patricia lo que más le ha llamado la atención es el ecotupper para aprender a leer la etiqueta de los cosméticos y poder elegir de una manera consciente ahorrándose un montón de ingredientes tóxicos para su piel y para el medioambiente. “Nunca había venido a una feria de este tipo y cuando conocí las actividades que hacían me fijé especialmente en el mundo cremas y cosméticos, porque es algo en lo que no me había parado a reflexionar nunca; así como en la alimentación sí pienso más, no me había planteado que por la piel también tomamos un montón de tóxicos”.

Como ella, muchas personas se han acercado a la cuarta edición de la Feria de la Economía Social y Solidaria celebrada el pasado fin de semana en Matadero Madrid con el objetivo de informarse mejor y conocer alternativas de consumo. Un centenar de expositores han podido mostrar a la ciudadanía opciones de consumo que abarcan todo tipo de productos (alimentos agroecológicos, moda sostenible, cosmética natural, muebles, droguería, limpieza, jardinería) y servicios (finanzas éticas, energías renovables, seguros solidarios, educación y formación, construcción y ecoeficiencia, transporte sostenible, diseño y artes gráficas con software libre, etcétera).

La feria, organizada por REAS Madrid (Red de Economía Alternativa y Solidaria) y el Mercado Social de Madrid, cuenta además con su particular moneda (boniato) que los asistentes intercambian por euros. Pero, además, este año han querido hacer una apuesta por las actividades lúdicas para atraer a otro tipo de público, como explica Cristina Jiménez, del equipo de organización: “Es un espacio de encuentro y visibilización de entidades y empresas de economía solidaria que ya son alternativas reales. Lo que queremos es hacer una puesta en escena de esas opciones que posibilitan cambiar nuestros hábitos de consumo y atraer a personas ajenas al sector, que no están familiarizadas con estas temáticas pero que al pasear por Matadero se sientan atraídas con actividades reclamo que hemos hecho como música en directo, teatro o títeres”. Actividades infantiles, como Un cuento propio a cargo de Pandora Mirabilia, sirven para captar la atención de familias que empiezan a acercarse al mundo de la economía sostenible. Es el caso de Mario que junto a sus hijas disfrutaba de un paseo por Madrid Río y ha acabado llevándose mucha información para asociarse a la cooperativa de energía verde Som Energía. “Saber que hay otras opciones para la electricidad en casa ha sido como ver el Sol, porque me quema especialmente el tema de las eléctricas”.

La feria es un lugar de intercambio de conocimiento y experiencias y, además de los expositores donde se pueden adquirir productos, se han organizado talleres y charlas de todo tipo, desde prácticas colaborativas a reciclaje, pasando por feminismo, autogestión, un taller de reparación de bicis o modelos alternativos de acceso a la vivienda como cooperativas de cesión de uso o el cohousing (comunidades autopromovidas y diseñadas mediante metodologías participativas).

Los medios de comunicación alternativos que se basan en modelos cooperativos y asociativos como La Marea y Diagonal también estaban presentes. Incluso se celebró el encuentro ‘Redes de Comunicación Alternativa: Sinergias, Saberes y Contrapoder’ con conferencias y mesas redondas para hacer un diagnóstico de las principales redes de comunicación alternativa en España.

Pero cambiar el mundo implica empezar por el cambio interior de cada persona, así que ha habido espacios para abordar temáticas como los secretos de la felicidad cotidiana (el humor y la sonrisa), la inteligencia en las relaciones de pareja, un tuppersex subversivo para cuidar la sexualidad desde el consumo responsable hasta la cama y el taller Date un respiro para analizar qué nos estresa y cómo soltarlo.

Según Cristina Jiménez, “la concienciación ciudadana aumenta y el interés creciente potencia también la demanda; de esta forma se están fortaleciendo las entidades. Ahora somos entidades más fuertes, más maduras con más experiencia, tras procesos de mucha resiliencia y resistencia para mantener estas apuestas”.

Las propuestas de la feria apuntan en una dirección clara: es momento de saltar de la queja al apoyo de alternativas que ya están cambiando el mapa del modelo económico tradicional, generando puestos de trabajo con modelos sostenibles que respetan el medioambiente. Como dice su lema: “Si no te gusta, cámbialo”.

Menéalo

Sobre el autor

Silvia Melero
Periodista freelance convencida del poder de la comunicación para el cambio social. Hecha de palabras, sueños, músicas y lo vivido en años de radio, prensa y televisión. Trabajó en Radio Ñandutí de Paraguay y ha escrito guiones para videos de ONG y documentales en Humania TV. Colabora en revista 21 y dirige los proyectos Desinstrumentados y Cómo lo Cuento , Luto en Colores Twitter: @SilviaMeleroAba

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Un comentario

  • El 10.06.2016 , Alex Mene ha comentado:

    Sí, otra economía es posible.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.