11.04.2018

El país de los 218.000 iglús verdes

Menéalo
José Manuel Núñez-Lagos, director general de Ecovidrio.

José Manuel Núñez-Lagos, director general de Ecovidrio.

Una foto de los años 80 del alcalde Enrique Tierno Galván apoyando el reciclaje de vidrio –el primer iglú se instaló en Madrid, en el barrio de Moratalaz, el 1 de febrero de 1982- fue un gesto pionero que marcó un antes y un después. En 1997 llegó la Ley de Envases y Residuos de Envases y en 1998 arrancó la actividad de Ecovidrio, que ha permitido que haya instalados 218.000 iglús verdes y ya recuperemos 7 de cada 10 envases de vidrio. Así que este año, Ecovidrio, entidad sin ánimo de lucro que apoya a ‘El Asombrario’ para que día a día siga publicando contenidos relacionados con la cultura y el medioambiente, celebra sus “20 añazos”, como les gusta a ellos llamarlos. Por eso le hemos planteado este cuestionario de 10 puntos a su director general, José Manuel Núñez-Lagos, que acaba de cumplir seis años en su puesto.

1) Dónde estabas entonces tú…, hace 20 años?

Seguramente estaría trabajando mucho de día y contando cuentos a mis hijos por la noche. También recuerdo especialmente que tuve la oportunidad de asistir al concierto de los Rolling Stones. Todavía hoy, cuando escucho alguno de sus temas, recuerdo ese momento.

2) Destaca un aspecto en que haya avanzado de forma determinante la sociedad española en cuanto a reciclaje en estos 20 años.

Creo que hemos dado un gran salto en sensibilidad ambiental y compromiso ciudadano. Hay una frase de Víctor Hugo que decía algo así como que primero el ser humano tuvo que construir una relación con el ser humano, y después con la naturaleza y los animales. En esto último hemos avanzado mucho. Hace dos décadas, el cuidado del medioambiente era una prioridad solo para unos pocos… Hoy somos más sensibles al cambio climático, la protección de los recursos y el reciclaje, por supuesto.

En lo que al reciclaje se refiere, tenemos el ejemplo de un visionario… La foto del alcalde Tierno Galván reciclando envases de vidrio en el primer iglú, que se instaló en Madrid en febrero de 1982, fue un gesto pionero que inundó los periódicos de la época. Más tarde, en 1997, llegó la Ley de Envases y Residuos de Envases y entonces dimos un gran salto. Con el inicio de nuestra actividad en 1998 arrancó el sistema actual, gracias al cual todos los ciudadanos pueden reciclar todos los envases de vidrio en todo el territorio. Y, dos décadas más tarde, fijaos lo que hemos logrado: ya reciclamos 7 de cada 10 envases de vidrio.

El alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván (c), en la presentación de los contenedores para establecer un sistema de reciclaje de envases de vidrio. Foto: EFE

El alcalde de Madrid Enrique Tierno Galván (c), en la presentación de los contenedores para establecer un sistema de reciclaje de envases de vidrio a principios de los 80. Foto: EFE

3) Y en qué estamos aún muy ‘verdes’ (en el peor sentido de la palabra ‘verde’) en cuanto a reciclaje, cuidado ambiental, sostenibilidad.

Si nos comparamos con algunos países vecinos como Bélgica, que presenta tasas de reciclado del 100%, todavía estamos algo verdes. Aquí nos falta un empujón, un paso al frente para abordar la sostenibilidad de forma integral. En cuanto a los residuos, no podemos olvidarnos de reciclar también otras fracciones, como la materia orgánica. Hemos de actuar y frenar el vertido de estos residuos, que resultan muy contaminantes. En este sentido, creo que estamos dando pasos en la dirección adecuada, como en Barcelona, Pamplona y Madrid, donde recientemente se ha implantado el quinto contenedor.

También tenemos alguna asignatura pendiente, como la fiscalidad ambiental. Podemos aprender de Austria, Suiza y Bélgica. En estos países se premia a los ciudadanos que separan y reciclan todos los residuos con una rebaja en la tasa de basuras. Yo soy optimista, Cataluña y País Vasco han tomado nota y ya están poniendo en marcha lo que denominamos “pago por generación” en varios municipios.

Hablando de municipios, es fundamental que los ayuntamientos acepten su parte de responsabilidad y den un paso al frente con ordenanzas que obliguen a los establecimientos y comercios a separar los residuos en origen.

4) De aquí a 20 años, destaca un reto, un objetivo para Ecovidrio.

Creo que los próximos 20 años que tenemos por delante serán apasionantes. Ojalá seamos capaces de liderar la segunda revolución del reciclado. Estamos ante un momento crítico, tenemos encima de la mesa la negociación de la nueva directiva europea en materia de residuos. Los objetivos, detalles y medidas se están perfilando y después tendremos que ver cómo lo adaptamos a nuestro país. Nuestro objetivo es claro: superar holgadamente las exigencias que marque la directiva europea.

Para lograrlo, seguiremos trabajando con la misma ilusión que en estos 20 años y nos centraremos en varias líneas. Por un lado, seguiremos instalando contenedores: 30.000 iglús nuevos hasta 2020. Además, potenciaremos aquellas zonas en las que tenemos capacidad de gestión y crecimiento; por poner un ejemplo, en Málaga, desde que Ecovidrio se responsabilizó en 2014 de la gestión de los residuos de envases de vidrio, hemos crecido más de un 30%.

La hostelería, además, es clave; vivimos en un país de bares, contamos con 250.000 establecimientos hosteleros. Nosotros visitamos una media de 60 locales al día y hemos de continuar trabajando de la mano con ellos, mediante servicios de recogida puerta a puerta, planes especiales para mejorar el reciclado y campañas que movilicen a todo el sector.

Sin duda, en nuestro futuro también está la innovación en las operaciones (cómo hacer que la recogida sea más eficaz y eficiente, que los contenedores tengan mayor vida útil…) y fomentar que los ayuntamientos apliquen las medidas que comentaba antes: el quinto contenedor, las ordenanzas municipales o el pago por generación, entre otras. Y por supuesto, una parte fundamental la lograremos con la colaboración de los ciudadanos, movilizándoles, acercándoles al contenedor verde.

Contenedores de vidrio rosa para la campaña 'Recicla vidrio por ellas' para apoyar la lucha contra el cáncer de mama.

Contenedores rosas de vidrio en la campaña ‘Recicla vidrio por ellas’ para apoyar la lucha contra el cáncer de mama, desde la mismísima Puerta del Sol, en Madrid.

5) ¿Cuál es la excusa más surrealista que has oído para no reciclar?

“Las excusas a la basura y el vidrio al contenedor verde”. Este era el nombre de una de nuestras campañas más notorias y sigue siendo un lema de actualidad. En Ecovidrio nos esforzamos mucho por divulgar, explicar… por combatir los mitos y creencias, como que el reciclaje no sirve para nada.

Probablemente la más llamativa fue la de una persona que me dijo que no reciclaba -a pesar de que tenía un contenedor a menos de 50 metros- porque cogía el metro en la dirección opuesta a la que estaba el contenedor y, claro, “no le venía bien”.

Lo cierto es que hoy en día contamos con 218.000 iglús, abiertos 24 horas, siempre disponibles. Si echamos la vista atrás, hace 20 años contábamos con unos 56.000, hemos crecido muchísimo. Hoy tenemos 1 contenedor por cada 213 habitantes, uno de los mejores niveles de Europa. Por acercar los contenedores, hemos llegado hasta las cocinas de las casas… En 2016 lanzamos miniglú, un pequeño contenedor doméstico, y ya hay más de 55.400 en los hogares.

6) Una anécdota que ilustre lo positivo de estos 20 años. Una experiencia que te haga pensar: merece la pena este trabajo, el esfuerzo.

Afortunadamente, este trabajo da motivos de satisfacción permanente por la labor que hacemos. Es muy gratificante saber que tu día a día contribuye enormemente a preservar el medioambiente, ya que gracias al reciclaje de envases de vidrio evitamos emisiones de CO2 y la sobreexplotación de los recursos. Si tuviera que elegir un momento, el más emocionante ha sido poder conocer personalmente a la Dra. Jane Goodall cuando le otorgamos el Premio Personalidad Ambiental del año. Es una mujer con una energía contagiosa, un gran ejemplo y una inspiración para nuestro día a día.

7) Y un disgusto en tu ámbito profesional, un contratiempo.

No sabría concretar ahora mismo… Como es habitual, en todos los trabajos y proyectos pueden surgir contratiempos, pero cuento con un equipo humano con una gran capacidad de resolución. Sin duda, esto hace que se me olviden.

8) Destaca alguna campaña de Ecovidrio que os haya dado especiales satisfacciones.

Creo que ésta es una de las preguntas más difíciles de responder. Realizamos más de 300 campañas de sensibilización social al año. Sin duda, me quedaría con alguna de las que hacemos por el medioambiente y, además, por una causa social como la lucha contra la violencia machista y la campaña Por ellas, para sumar esfuerzos frente al cáncer de mama.

Hace unas semanas hemos podido ver en Madrid contenedores con rostros conocidos apoyando el movimiento ‘Mujeres sin Piedad’, una iniciativa para luchar contra la violencia machista. El pasado octubre, con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Mama, llenamos 20 ciudades de contenedores rosas para apoyar la investigación. Por cada kilogramo de vidrio recogido, donamos 1 € a la Fundación Sandra Ibarra de solidaridad frente al cáncer de mama.

También reconozco que estoy orgulloso de que seamos capaces de llevar la creatividad, la sensibilización y los contenedores verdes de la feria de Sevilla a las Fallas de Valencia. Nuestro equipo dedica meses a idear la forma de llegar a los estadios de fútbol y tocarle el corazón a la afición, de llegar a los mejores torneos de tenis y de hacer que los minicontenedores sean un objeto de deseo en los hogares.

9) ¿Podemos destacar alguna campaña, acción, proyecto de Ecovidrio para celebrar en 2018 estos 20 añazos?

Ecovidrio se caracteriza por estar en la calle, con los ciudadanos. Así que estamos diseñando una exposición itinerante que recorrerá varias ciudades de nuestro país. Un montaje a gran escala lleno de curiosidades, fotos y contenedores para contar la historia del reciclaje de envases de vidrio, llenar las plazas de actividades con ciudadanos comprometidos y reconocer todo lo que hemos logrado hasta hoy.

10) Lanza ‘tu’ eslogan para este cumpleaños tan especial.

Lo resumiría en la frase “La parte que te toca”. Creo que el agradecimiento no puede faltar; es decir, agradecer a la sociedad que hoy somos más sostenibles, que reciclamos mucho y bien y que ese resultado, ese logro, es la parte que les toca.

También creo que es importante tener ganas de superarnos, la parte que nos toca es trabajar para seguir avanzando en el futuro. Este no es solo el cumpleaños de Ecovidrio. Es el aniversario de una sociedad, de las administraciones públicas que han remado con nosotros, de las compañías recicladoras y vidrieras, así como de la industria envasadora que hace posible que hayamos llegado hasta aquí. Y, por supuesto, de los medios como El Asombrario, que dais voz a al medioambiente.

Menéalo

Sobre el autor

Rafa Ruiz
Periodista convencido de que las luces al final del túnel solo se ven desde una perspectiva progresista de la realidad, con un compromiso sólido con la cultura, el arte y el medio ambiente, temas a los que ha dedicado la mayor parte del tiempo de su vida profesional -10 años en 'El País' y 15 años en 'El País Semanal'-. Autor de los libros de cuentos infantiles 'Toletis' y 'Ninoninoni', codirector de la galería madrileña Mad is Mad -centrada en artistas emergentes- y uno de los socios fundadores de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.