‘Pajareros’ despega con un extraordinario documental sobre la dehesa ibérica - EL ASOMBRARIO & Co.

‘Pajareros’ despega con un extraordinario documental sobre la dehesa ibérica

Un martín pescador en el documental ‘Dehesa: el bosque del lince ibérico’, que abre el ciclo ‘Pajareros’.

Menéalo

El nuevo y espectacular documental de Joaquín Gutiérrez Acha, ‘Dehesa: el bosque del lince ibérico’, abre hoy el ciclo ‘Pajareros’ de cine ambiental, organizado por SEO-BirdLife. En La Casa Encendida de Madrid durante este mes de octubre.

Cuando el documentalista y cineasta de la naturaleza Joaquín Gutiérrez Acha saca la cámara y comienza a grabar, pareciera que los insectos y los grandes carnívoros, las ranas, los matojos, árboles y flora se pusieran las mejores galas, realizaran sus acciones más portentosas y se empeñaran en embaucarnos con sus aromas; en definitiva, que se prepararan concienzudamente para salir en la gran pantalla. Nada más lejos de la realidad. Detrás de bambalinas, hay un intenso trabajo de búsqueda para que los espectadores disfrutemos de viajes imposibles a lugares vecinos, tan cercano como ese mundo minúsculo de un escarabajo y tan esquivo como el universo de los felinos. Por ello, si un minúsculo virus no lo impide, el segundo preestreno de su última obra, Dehesa: el bosque del lince ibérico, será uno de los momentos más esperados del ciclo Pajareros de SEO-BirdLife, esa convocatoria que durante tres semanas nos dará alas para escabullirnos de la gran ciudad en La Casa Encendida de Madrid. Será hoy, día 1.

Hablamos con el director de Dehesa: “Más o menos ya sabes qué encontrarás, la dehesa que vemos cuando vamos hacia el este por una carretera, pero te sorprenderá la cantidad de cosas que no captamos a simple vista y que están pasando”, me cuenta Gutiérrez Acha. “Parece un lugar abierto, amable, que transmite paz, con sus ovejas quietas al cobijo de una sombra pero, si te quedas observando, descubres un campo de batalla en el que hay mucho drama, que el buitre se enfrenta a los zorros, el lince caza, los ciervos se pelean”.

Si algo tienen sus películas es que siempre hay secuencias que hipnotizan con su belleza, otras en las que una se pregunta cómo habrá hecho para meterse en ese recóndito lugar y algunas que sobresaltan por su crudeza. Así me ocurrió con Guadalquivir, volvió a sucederme con Cantábrico y ahora adivino que pasará con ese recorrido por la dehesa, que nos lleva de tierras extremeñas a portuguesas, de las castellanas a las gallegas.

Naturaleza en estado puro; eso sí, siempre con la inevitable presencia humana que transforma y, demasiado a menudo, daña. “Queremos mostrar lo bonito de esta historia, que veamos lo que podemos perder. Más bien, lo que estamos perdiendo, porque la dehesa está amenazada y si no hacemos nada acabará convertida en un desierto”, alerta Gutiérrez Acha. “Hay que conocerla para valorarla. Luego las ONG ambientales ya se encargan de lanzar los mensajes más reivindicativos y activistas”.

Y es que, me cuenta, entre la maravilla de la vida salvaje, captada por cámaras que llegan a los 1.500 fotogramas por segundo, tenemos la parte fea, que también, si te paras, ves entre las encinas, las vacas y las garcetas. Es esa enfermedad ya conocida del cambio climático, que somete las praderas a una gran presión hídrica; la del pisoteo de tanto ganado que, ahora que hay menos lluvias, está compactando un suelo que era más esponjoso; la del hongo Phytophthora cinnamomi, que entra por las raíces de los árboles y las pudre por dentro, hasta la muerte; la del escarabajo de cuerno largo, que vacía el interior de árboles que han sido objeto de podas sin control. Es esa mano humana que está en todos los lugares en una dehesa, en la necesaria siega de los prados y en la no tan buena gestión forestal.

Hablamos en la distancia mientras, me cuenta, él pasea en bici por Puerto de Santa María (Cádiz), donde vive, y yo veo pasar bandadas de las epidémicas cotorras por mi ventana en Madrid. Pregunto por su trabajo y me explica: “Los que más ayudan en los rodajes son las gentes locales, guardas forestales, pastores…, porque el equipo de grabación somos muy pocos, casi siempre tres, a veces cuatro, y son los del lugar quienes nos dicen por dónde ir, en qué lugar poner un hide (escondite para espiar sin ser vistos) o cuándo es el momento mejor para esperar”. Y después, va Carlos de Hita, el captador de los sonidos de la naturaleza, para desplegar sus antenas y grabar el runrún de las alas de ese águila imperial que cruza el cielo o la tenue caída de una bellota.

Tres años ha tardado en parir este trabajo que veremos en el ciclo Pajareros. En la mochila, miles de horas que, reconoce, les ha costado mucho cortar porque “hay mucho plano bueno”. Y me recomienda ese instante en el que un martín pescador entra como una centella en el agua, a 40 kilómetros por hora, aunque podremos disfrutarlo a cámara lenta; o ese otro en el que crecen unos hongos a velocidad de vértigo.

Para contar más detalles de la película, Gutiérrez Acha estará hoy, si la covid-19 lo permite, que nunca se sabe, en la proyección y posterior mesa redonda de Pajareros, acompañado de Carlos de Hita, del director de la productora Wanda Films, José María Morales, y de Marcelino Cardalliaguet, delegado de SEO/BirdLife en Extremadura. Como moderadora, desde SEO-BirdLife, Josefina Maestre, que es un año más la coordinadora de este ciclo imprescindible. Para aquellos que no puedan acudir a tan especial re-preestreno, deben saber que desde el día 9 la tendrán en las carteleras de cines por toda España. Y que el cine es seguro.

“Para SEO/BirdLife es un lujo contar con Dehesa, el mundo del lince ibérico, en este ciclo de cine ambiental”, comenta Maestre. “En esta ocasión será el comienzo de un viaje a lo largo del mes de octubre en el que vamos de la mano de las aves y que nos lleva desde esta España interior hasta el norte de Europa para recorrer, en un vuelo, casi todo el continente y, de ahí, a las islas del Pacífico. Es un recorrido por lugares impresionantes que, a la vez que nos muestran la belleza, nos hace conscientes de los riesgos que tenemos de perderla, sobre todo las aves y de muy diversos ecosistemas”.

Los cisnes son los protagonistas del documental ‘El misterio de los desaparecidos’.

Así, tras este paseo por la dehesa, podremos coger billete (en la web de la ONG) para tratar de descubrir El misterio de los desaparecidos, la película dedicada a los cisnes de Bewick, que viajan desde Inglaterra hasta Rusia cada año y que, por una extraña razón, cada vez son menos. Encontrar una respuesta es lo que intentan en esta película la deportista extrema Sacha Dench y el galardonado cámara de naturaleza Benjamin Sadd, mientras siguen a los cisnes a lo largo de 7.000 kilómetros. La cita es para el día 13 de octubre. Por cierto que Bewick es el nombre de un famoso ilustrador de la naturaleza del siglo XIX.

El día 28 de octubre, Pajareros echará el cierre Bailando con las aves; así se llama la película de Silverback Films, un documental lleno de color, pasión, movimiento, dedicación… y mucho humor, dedicado a las siempre fascinantes aves del paraíso. Narrado por el actor y cómico Stephen Fry, este viaje por las lejanas tierras del Pacífico es una experiencia inesperadamente divertida en un lugar donde estas pequeñas aves, de mil colores, disfrutan de un lugar exuberante. Pareciera que allí nada les puede faltar, pero ¿cómo encontrar pareja en un bosque tropical tan frondoso en el que apenas alcanzas a ver unas decenas de metros? Ese ha sido su dilema. Descubrir cómo ante este problema la selección sexual de la que nos hablaba Darwin ha dado con la clave es todo un disfrute: no hay nada como poner en marcha el ingenio para alcanzar el éxito a través del lucimiento personal.

Un fotograma del documental ‘Bailando con las aves’

‘Pajareros’ llega a La Casa Encendida de Madrid los días 1, 13 y 28 de octubre. 

  COMPROMETIDA CON EL MEDIO AMBIENTE, HACE SOSTENIBLE ‘EL ASOMBRARIO’.

Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.