12.08.2013

Pandas y pandillas que cumplen 33 años

Menéalo

Climate Change Press Event in Weimar, Germany.  April 2003

VENTANA VERDE

Las publicaciones de la ONG ecologista WWF España -‘Panda’, ‘Panda Jr’ y ‘Pandilla’-, cumplen 33 años con tiradas de 42.000 ejemplares. Un logro en el desértico panorama de las publicaciones dedicadas a algo tan fundamental y olvidado en nuestro país como es la educación ambiental, pilar para construir una sociedad de verdad distinta y no basada en la avaricia y el crecimiento desigual e insolidario.

RAFA RUIZ

Desafortunadamente… -vaya manera de comenzar un artículo en verano, ¿no?; pero bueno…, es que es martes y 13-. Desafortunadamente, en los kioscos españoles las referencias de revistas dedicadas a la ecología se han mermado de manera dramática desde que comenzó este nuevo siglo. Ahí se mantiene Quercus, toda una señora decana de este tipo de publicaciones, a la que dedicaremos una Ventana Verde en otoño. Pero hoy, como ya hicimos hace unos meses con El Ecologista, la revista de Ecologistas en Acción, queremos dedicarle este artículo-homenaje a las revistas de otra ONG, WWF (antiguamente Adena; sí, la ONG que tiene como logotipo un oso panda), en su sección nacional; publicaciones que han cumplido ya la simbólica edad de 33 años.

En WWF España cuentan con tres revistas destinadas a sus socios, adaptadas a tres grupos de edad: Panda, pensada para adultos; y Pandilla/Panda Jr, una revista doble dirigida, por un lado, a los jóvenes y por el otro (literalmente, la revista se da la vuelta) a los más pequeños. “Con ellas queremos compartir el espíritu de la organización con todos los socios y lectores: qué hacemos gracias a sus aportaciones, qué sentimos, qué les preocupa y qué nos preocupa, qué nos gusta”, nos explica Amaya Asiaín, encargada de la edición y coordinación. “Lo hacemos cuatro veces al año, en cada estación. Reflejamos las actividades que realizamos en España y el resto del mundo, porque somos una organización global con metas globales. Y nos hacemos eco de las principales noticias ambientales, de curiosidades de la naturaleza y estamos siempre abiertos a las personas que quieren contarnos su experiencia con la organización. A los adultos y jóvenes les contamos nuestras actividades con un lenguaje cercano, ni demasiado técnico ni demasiado vago. Tenemos unos socios con formaciones e inquietudes muy diversas, y esto tiene que verse reflejado en la revista. A los más pequeños queremos despertarles la curiosidad por lo que les rodea, la mejor manera de que quieran cuidar lo que tienen cerca”.

Manejan datos de distribución interesantes; actualmente la revista Panda tiene una tirada de 28.000 ejemplares y Pandilla/Panda Jr, 14.000.

Las revistas de WWF han experimentado una profunda evolución desde que comenzaron a publicarse, en 1980. “Ha sido en función de las inquietudes de los socios y también de los cambios sociales y la adaptación a las nuevas formas de comunicación”, dice Miguel A. Valladares, director de comunicación de WWF España. “Pandilla, por ejemplo, era solo un encarte dentro de Panda y hace años se independizó del cuerpo adulto y ahora ya tiene entidad propia y hasta dos partes muy diferenciadas: Pandilla es infantil y Panda Jr está pensada para chavales de hasta 15-16 años. Esta evolución conduce a la última transformación: la revista online, con contenido enriquecido, enlaces directos a los documentos… Responde a una demanda de los socios de ahorro de recursos (papel, agua, tinta…) para poder destinar más fondos a nuestro trabajo de conservación. En la web se sube el penúltimo número, mientras que el de la estación actual se envía a los socios por correo electrónico si así lo solicitan”.

“Tenemos un diálogo constante con los socios”, añade Valladares, “que nos dan sus impresiones sobre las revistas. En Pandilla hasta tenemos una sección en la que los más pequeños nos cuentan sus descubrimientos sobre la naturaleza, nos hacen preguntas, nos mandan dibujos… Y muchos testimonios de lectores accidentales a los que les ha llegado nuestras revistas y han terminado siendo fieles lectores”.

En los últimos números (de primavera y de verano), Panda ha dedicado reportajes a señalar los peligros del fracking y las prospecciones de petróleo frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura, al serio retroceso que supone la reforma de la Ley de Costas y de la PAC (Política Agraria Común, de la UE), y a las amenazas que acechan al Parque Nacional de Doñana, sobre todo por el demencial proyecto de dragado del río Guadalquivir en su último tramo hasta la desembocadura. Temas candentes contados de manera sencilla, muy didáctica, con profusión de imágenes. En las últimas entregas de Pandilla y Panda Jr, han dedicado especial atención a las nutrias como bio-indicadores de la salud de los ríos, la necesidad de detener a especies invasoras como los galápagos de Florida y las cotorras argentinas, y la importancia de las reservas marinas; todo contado de forma muy entretenida, con pasatiempos, recomendaciones, aportaciones de los pequeños lectores, dibujos, concursos…

Una última cuestión: ¿Cómo veis de importante la educación ambiental en nuestro contexto de concienciación con la naturaleza, y qué asignaturas pendientes tiene España en este sentido?

“Es fundamental para crear una cultura ambiental desde edades tempranas”, contesta Valladares. “Una herramienta totalmente necesaria, no solo para transmitir valores ambientales y el respeto por la naturaleza, sino para cohesionar a la sociedad civil y promover un nuevo modelo de desarrollo. De hecho, hace tiempo en WWF había un departamento específico de educación ambiental. Ahora parece que está más presente en el currículo escolar y nosotros también lo hemos incluido en todas las áreas en las que trabajamos: está presente de forma transversal en casi todos los proyectos y, desde luego, en la línea editorial de nuestras revistas. En todo caso, el problema es de educación en general. Por eso intentamos acercar a nuestros socios todas las maravillas de la naturaleza, la importancia del trabajo que realizamos gracias a sus aportaciones, cómo vamos dando pequeños pasos para adelante – y a veces, por desgracia, algunos para atrás-“.

“El mayor reto al que nos enfrentamos ahora”, concluye el director de comunicación de WWF, “es el retorno de amenazas que creíamos ya superadas, como el recorte a las energías renovables, las prospecciones de petróleo (especialmente graves las planteadas en Canarias), la apuesta total por formas de energía caducas con tecnología supuestamente novedosa (como el fracking)… Somos conscientes de todo lo que tenemos aún por delante. Y ahí seguiremos, después de más de 50 años de divulgación ambiental por el planeta”.

Menéalo

Sobre el autor

Rafa Ruiz
Periodista convencido de que las luces al final del túnel solo se ven desde una perspectiva progresista de la realidad, con un compromiso sólido con la cultura, el arte y el medio ambiente, temas a los que ha dedicado la mayor parte del tiempo de su vida profesional -10 años en 'El País' y 15 años en 'El País Semanal'-. Autor de los libros de cuentos infantiles 'Toletis' y 'Ninoninoni', codirector de la galería madrileña Mad is Mad -centrada en artistas emergentes- y uno de los socios fundadores de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.