13.10.2014

Pela del Álamo, la reinvención del festival de cortos Curtocircuito

Menéalo
El director del Festival Internacional de Cortos de

Pela del Álamo, director del Festival Internacional de Cortometrajes de Santiago de Compostela: Foto: Tamara Fuente.

Curtocircuito, el prestigioso festival internacional de cortometrajes de Santiago de Compostela, ha podido celebrarse un año más, a pesar de las serias restricciones de presupuesto. Repasamos con su director, Pela del Álamo, la situación de este festival, del cortometraje, del ‘Novo Cinema Galego’ y de creadores que siguen removiendo conciencias -y falta nos hace- como el canadiense Mike Hoolboom.

Han contado con un presupuesto “considerablemente inferior” al de años anteriores (130.000 euros), pero finalmente han podido programar una nueva edición del festival internacional de cortometrajes Curtocircuito, en Santiago de Compostela, que finalizó el pasado sábado, 11 de octubre. Así lo cuenta su director, Pela del Álamo, quien recuerda que ya el año pasado tuvieron bastantes problemas para sacarlo adelante. Sin embargo, este año se han readaptado con una programación algo más pequeña pero que ha incluido a figuras como Mike Hoolboom y Luis Miñarro. Y, además, han dado cabida al dinamismo del Novo Cinema Galego, muy enfocado hacia el cine de vanguardia, creativo y experimental. Porque, como sugiere Del Álamo, son tiempos duros, hay mucha falta de apoyo institucional, pero a la vez “una efervescencia interesante” en el cortometraje.

¿Qué ha marcado esta nueva edición de Curtocircuito?

Esta ha sido la primera edición en la que con el nuevo equipo hemos podido desarrollar la nueva filosofía del festival, basada en tres líneas: Un nuevo eje de programación con nuevos objetivos, como reconectar Cortocircuito con el panorama internacional. También hemos querido que fuera un festival más compacto, pero que todas las propuestas que vinieran fueran de la máxima calidad. De ahí la presencia este año de Mike Hoolboom, Adrian Martin y Luis Miñarro.

¿Cuál es la tendencia del cortometraje? ¿Hacia dónde va?

El corto sólo hace mención a la duración de las películas. Hay un montón de cineastas consagrados que trabajan piezas cortas. No es algo primerizo o iniciático. Y España, a pesar de la falta de apoyos institucionales, vive una efervescencia muy interesante, que en el caso de Galicia es el Novo Cinema Galego. Todos estos directores y películas están teniendo un recorrido y un reconocimiento en los festivales internacionales sin precedentes. Y Curtocircuito tiene la obligación de ser plataforma para esa realidad.

Como el caso de Carlos Vermut y su ‘Magical Girl’, premiada en San Sebastián.

Sí, claro. Antes era impensable que un director con una trayectoria corta y que viene del underground pudiera llegar directamente a ese nivel de reconocimiento. Pero es que el año pasado La Herida, de Fernando Franco, también tuvo un reconocimiento en ese festival. Todo esto responde a esa efervescencia que hay en España, a pesar de la falta de apoyos institucionales.

¿Cómo hacéis vosotros para que Curtocircuito siga adelante?

Curtocircuito tuvo una época de esplendor económico hasta el año 2009. Y desde entonces el presupuesto se fue reduciendo drásticamente hasta disponer de una tercera parte de lo que llegó a tener. Eso puede parecer desalentador, pero nosotros tenemos suerte de poder seguir contando con financiación. Lo que hay que hacer es reinventar el festival para que siga siendo viable. No nos queremos quejar demasiado. No estamos de acuerdo con las políticas que se hacen en general en las administraciones, pero somos afortunados de poder seguir haciéndolo. Es todo una cuestión de adaptación. Lo que hace falta es voluntad e imaginación.

¿Y cómo os adaptáis al nuevo escenario? ¿Cuáles son esos recursos imaginativos?

Básicamente hay que hacer un festival pequeño y viable económicamente, con sedes más reducidas y una programación más reducida. Pero cada una de las propuestas que hagas en el festival tiene que ser de la máxima calidad para que tengan el mayor impacto. De tal forma que desde un núcleo compacto y pequeño la onda expansiva pueda llegar a emitirse de forma potente.

Una de esas propuestas es la de Mike Hoolboom y su obra sobre la escena ‘queer’.

Curtocircuito tiene un compromiso con las cuestiones sociales. En Mike Hoolboom, además de representar la vanguardia en la forma, su contenido es del máximo interés y urgencia. Sigue habiendo muchos colectivos que viven en la desigualdad y Hoolboom es un artista que no solo reivindica igualdad para la gente, sino que lo hace desde la lucidez, lo positivo y generando emociones. Es muy asequible con los lenguajes y yo creo que puede despertar conciencias.

Curtocircuito se celebra en Santiago, ¿cómo está el panorama del cine en Galicia?

En general en Galicia hay una escena sin precedentes. Hay una serie de cineastas que coinciden en edad y generación y entre todos ellos hay puntos en común. Pero son encontrados a posteriori. No es que todos tengan de repente un interés en el paisaje, en lo posmoderno… Eso es un análisis posterior. En un momento dado hubo apoyos e incentivos desde la Administración para la creación artística, hace seis, siete años; la gente reaccionó muy bien y hoy en día estamos recogiendo esos frutos. Hay una generación que apuesta por la experimentación, por la vanguardia y, en definitiva, por hacer un trabajo muy personal. En esta generación hay un interés por entender el cine como algo artístico, no tan industrial.

Menéalo

Sobre el autor

Paula Corroto
Periodista especializada en cultura y el entorno digital. Viví en Viena y en Berlín, aunque con el corazón siempre en Madrid. Después de varias redacciones recalé en el diario Público durante cinco años. En la actualidad coordino la revista sobre ebooks EnCubierta y escribo para diferentes medios. Vivo pegada a una pantalla. Siempre tecleando.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.