23.01.2015

Premio de fotografía Luis Valtueña: la realidad más cruda

Menéalo
La fotografía titulada de José Palazón, ganadora del Premio Luis Valtueña de fotografía humanitaria.

La fotografía titulada ‘Paisajes de desolación’, de José Palazón, ganadora del Premio Luis Valtueña de Fotografía Humanitaria.

Las instantáneas galardonadas en el XVIII Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña han comenzado la ruta que las llevará por varias ciudades de España. La primera parada: el CentroCentro Cibeles ( Madrid). Allí los visitantes ya pueden observar imágenes crudas que, muchas veces, son realidades invisibles.

“Siempre voy buscando a personas que no vemos o que preferimos no ver. Lo que quiero es que la gente se pare a mirarlas”, afirma Czuko Williams, tercer finalista. Su obra, Hotel de las estrellas, recoge fotografías centradas en la vida de los mendigos. “Yo no busco personas sin hogar, lo que quiero es contar la historia. Son ciudadanos que no tienen derechos. No quiero molestarles, creo que el acierto está en la fotografía del momento”, asegura el fotógrafo. “No he querido contar la historia de cada una de las personas sin hogar que vive ahí, sino la historia global”.

Cada fotografía lleva el nombre del sitio donde se encuentre el mendigo: la suite Benetton, Palacio de la Música, El Corte Inglés… Así fotografía lo que para Czuko es “un hotel invisible para la gente visible”. El fotógrafo seguirá contando a golpe de objetivo esta triste realidad de las personas sin hogar. “Pararé cuando la gente comprenda que hay que buscar una solución a esto”, dice rotundo. “Mi intención es comprometer; no sé si quiero más albergues. Pretendo que la gente pare y se sepa que esto ocurre. No tengo el remedio, lo que sé es que quiero que cambie. Mi forma de intentar conseguirlo es hacer fotos”.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Foto: Czuko Williams.

Las personas que se quedan sin hogar es el tema abordado también en otra serie de la exposición: Crisis Nacional de la vivienda. Desahucios. Estas diez fotos de Andrés Kudacki se centran en el momento en que las personas son despojadas de sus casas. “Cubro toda la problemática de vivienda que se vive en España, representada en Madrid que es donde trabajo”, aclara Kudacki.

A la pregunta de si sus fotos tienen como objetivo la denuncia, el autor responde: “Si tuviera afán reivindicativo, mi agencia no me mandaría a esos temas, pensarían que no los puedo hacer con la honestidad que se necesita para ver las diferentes perspectivas del conflicto”. El fotógrafo confiesa que cubrir este grave problema es complicado: “He estado diez horas arrestado y ahora tengo un juicio que me puede costar entre dos y cuatro años de prisión. Por cubrir un desahucio, sólo por hacer fotografías. Me acusan de resistencia a la autoridad por estar dentro de la casa de los afectados para poder informar. La policía estaba negociando con una activista que quería que viniesen los servicios sociales. Se lo negaron, de repente gritaron: ‘Policía.. Abra la puerta’. A continuación tiraron la puerta abajo. Supuestamente nosotros teníamos que haber salido por nuestra propia voluntad o abrir la puerta. Yo no estoy allí para eso, ni tampoco para bloquear un desahucio. Estoy para un trabajo desde un lado honesto y sin manipular lo que está pasando. He sido identificado muchas veces. En el desahucio de Carmen, una anciana de Vallecas, me han querido romper la cámara. Lamentablemente la Comunidad de Madrid sabe lo que pasa, pero las denuncias siguen ahí y me pueden llevar a cuatro años de prisión. Hay países en los que si se detiene a un fotógrafo sale en todos los diarios. Yo estuve preso y no salió en ningún lado”.

La fotografía ganadora, Paisajes de desolación, de José Palazón es un llamamiento al sonrojo. “Tiene todas las cosas que odio: violencia, indiferencia, exclusión social…”, explica su autor. “Cuando vi esto me fui a una montañita que hay casi a un kilómetro donde tenía un punto de vista alto. Estaba impactado por lo que estaba viendo. La gente seguía jugando al golf con los emigrantes ahí arriba. Estaba allí junto a todo lo que pasa en Melilla: la barrera para pararlos, la policía y la violencia, que no se ve pero se puede llegar a entender. Van a ser expulsados a Marruecos después y, evidentemente, no va a ser diciéndoles: “por favor salgan”. Todo lo que pasa está un poco ahí. Es el sueño africano con la indiferencia europea hacia ellos, la valla, las cuchillas… Todo junto. También hice dos minutos de vídeo. En internet se comentaba que era montaje, subí el vídeo para demostrar que no”, comenta Palazón. “Aquí tenemos un estilo de vida que no queremos perder. Para eso ponemos una valla y llegamos a utilizar con personas una trampa prohibida para cazar animales. Todo para defender un sistema de vida que se supone que está en peligro si ellos entran. Tiene que haber un cambio, hay que mejorar el sistema de los centros de acogida. No están cumpliendo su objetivo”.

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

Foto: Andrés Kudacki

El trabajo de David Rengel, segundo finalista, vela con el mismo ahínco por los derechos humanos. Turismo Sucio, así se llama su serie de fotografías, es una crítica a las personas que, con sus rutas turísticas, favorece la explotación infantil y los tratos denigrantes al ser humano. “La realicé en Camboya, me interesaban los vertederos para abordar el tema del trabajo infantil. Allí vi que había una serie de turistas que iban para hacerse fotos con los niños, a conocer aquello y valoraban la visita como una experiencia chula. En Camboya hay una campaña en contra de las visitas a orfanatos porque fomentan que se monten sitios falsos, con niños que no son huérfanos, para ganar dinero”, denuncia el fotógrafo. “Hacerte una foto con un niño que está allí trabajando, que no conoces, sin saber quién es y sin preocuparte por él es un acto denigrante y va en contra los derechos humanos”. “Con ese acto no están ayudando, más bien favorecen esta situación”.

El punto de arranque de las fotos de Rengel fue la llegada a un vertedero de unos estudiantes de medicina. “Vi que había un tío en la entrada que quería cobrar al grupo. Me acerqué por saber si eran de alguna ONG y ya me enteré de que eran turistas, estudiantes de medicina. Me contaron que iban a ver eso y a sentir pena. Fue cuando comencé a sacar fotos”.

La exposición estará en Madrid hasta el 1 de febrero.

Foto: David Rengel.

Foto: David Rengel.

Foto: David Rengel.

Foto: David Rengel.

Foto: David Rengel.

Foto: David Rengel.

Foto: David Rengel.

Foto: David Rengel.

Foto: David Rengel.

Foto: David Rengel.

Foto: David Rengel.

Foto: David Rengel.

Foto: David Rengel.

Foto: David Rengel.

Foto: David Rengel.

Foto: David Rengel.

Menéalo

Sobre el autor

Ilda Mosquera
Desde que aprendí a escribir me encantó hacerlo, siempre que no fuera en un dictado. Me licencié en comunicación audiovisual y periodismo con la intención de que estas carreras me ayudasen a cumplir mis sueños. Los hago realidad, de vez en cuando, en la revista Madriz, en la tele y en mi blog Puedes seguirme en Twitter: @ildadevent

¿Quieres leer más artículos de este autor?

4 comentarios

  • El 24.01.2015 , Pedro ha comentado:

    Es terrible ver como Czuko Williams, un fotógrafo que se presume profesional, necesita copiar el trabajo (en concepto e imagen) de otro compañero para conseguir un premio en un concurso. Rafael Roa lleva con su trabajo Invisibles desde que empezó la crisis: http://www.rafaelroa.net/libros-Invisibles.php

    Czuko Williams demuestra con tal actitud no tener tanta conciencia del injusto mundo que nos rodea y que él mismo dice denunciar.

    • El 26.01.2015 , Rafael Roa ha comentado:

      Pedro, te agradezco tu comentario sobre mi trabajo de Invisibles#Invisibles pero quiero sacarte de un error. En fotografía documental los temas son universales y las miradas de los fotógrafos infinitas. Yo di mi personal punto de vista sobre las personas que viven en las calles y que nos negamos a ver y Czuko Williams ha hecho un trabajo estupendo con su serie Hotel De Las Estrellas y su serie merece el mismo respeto que la de cualquier otro compañero que trate ese tema.

  • El 25.01.2015 , Nely García ha comentado:

    Aberrantes realidades de actualidad: no sé si los dirigentes del globo las contemplan, o las ignoran, pero creo que ha llegado la hora de que la sociedad tome cartas en el asunto por medio del voto, para intentar al menos, que los valores cambien en aras de una convivencia más equilibrada .

  • El 26.01.2015 , Jorge Rueda ha comentado:

    Increíble trabajo de David Rengel, por otro lado cuesta entender como hemos llegado a esta realidad.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.