09.03.2018

Festival Punto de Vista, una forma libre y distinta de mirar la realidad

Menéalo
Fotograma de O peixe del brasileño Jonathas de Andrade

Fotograma de ‘O Peixe’, del brasileño Jonathas de Andrade.

Asistimos en Pamplona a la 12 edición del festival de cine documental ‘Punto de Vista’, que se está celebrando a lo largo de esta semana, para empaparnos de maneras distintas y libres de mirar la realidad. Algunas incómodas, como la inquietante ‘O Peixe’. Otras bellísimas, como ‘Forgetting Vietnam’, de Trinh T. Minh-ha. Todo un ejercicio para abrir la mente y estimular la imaginación.

En el Festival Internacional de Cine Documental de Navarra ‘Punto de Vista’ casi todo lo que se proyecta en las pantallas precisa que el espectador tome una actitud activa. No basta con sentarse en la butaca y ya. Uno ha de poner en marcha todos los resortes sensitivos de los que sea capaz para que la comunicación funcione. Porque en Punto de Vista las y los cineastas que presentan allí sus trabajos no tienen, por norma general, la intención de hablar de una forma convencional. Por ejemplo, el silencio es capaz de evocar lugares remotos y recónditos en el recuerdo del espectador; las manchas en la ropa hablan, desde las tintorerías, mucho más alto de la personalidad de sus dueños de lo que a ellos les gustaría; y los mismos planos fijos de las mismas habitaciones de diferentes pisos de un gigantesco edificio de viviendas de protección oficial son capaces de dibujar un mapa antropológico y sentimental de la inmigración y las desigualdades en la última historia de Francia.

Tras la dirección artística de Oskar Alegría en las cuatro últimas ediciones, esta, la número 12, ha sido asumida por Garbiñe Ortega, que tiene muy clara cuál es la filosofía que ha de informar su festival: “Punto de Vista siempre se ha caracterizado por ofrecer un espacio para la reflexión, el intercambio y la exhibición de trabajos de naturaleza mixta e híbrida. Sus pantallas, lejos de ser ventanas al mundo, son lienzos donde caben todas las experiencias posibles sobre lo real. Su programación busca conexiones que pudieron pasar desapercibidas, tratando de alimentar la imaginación frente a la categorización y entendiendo la no ficción de manera expandida y libre”.

Ese espíritu es el que inunda las 21 películas que se proyectan en la sección oficial entre las que nos han sorprendido títulos como Young and Beautiful, de la española Marina Lameiro, que supone un retrato poliédrico de una generación acusada de inacción y de un perenne síndrome de Peter Pan. La libanesa Angie Obeid firma una película titulada I used to sleep on the rooftop, en la que documenta el día a día de Nuhad, una mujer de 53 años que huye de Damasco rumbo a un futuro mejor en Europa, pero primero hace una escala en Beirut. Sin salir de su propia casa y a través de las conversaciones telefónicas de Nuhad, logra dibujar un lienzo muy cercano a la realidad de los anhelos y obstáculos que viven los refugiados que tratan de escapar de la guerra de Siria. O peixe es un inquietante e incómodo poema visual del brasileño Jonathas de Andrade que, sin palabras, retrata la especial relación que existe entre los pescadores del noreste de su país y los peces que capturan. Vemos, uno tras otro, agonizar a los animales hasta la muerte, mientras sus captores los acarician en un rito que no sabemos si es siniestro o liberador.

Esta edición centra uno de sus ciclos, además, en los 50 años de la revolución del 68. “Se cumplen 50 años de aquel turbulento (e idealizado) momento histórico y hoy, en vez de recordarlo de manera celebratoria y retrospectiva, utilizamos este aniversario como contrapunto para pensar en este intenso ahora, en esta revolución que necesita desprenderse de la carga histórica sesentaiochista para instaurar nuevos lenguajes de protesta y resistencia”, en palabras de Garbiñe Ortega.

Interesantísimo también es el ciclo dedicado a la cineasta, compositora, escritora, poeta, crítica literaria y docente Trinh T. Minh-ha, nacida en Hanoi en 1952 y emigrada a Estados Unidos en 1970. Su película Forgetting Vietnam es una auténtica maravilla. Imágenes que se desarrollan como un diálogo entre la tierra y el agua para narrar la historia reciente y la idiosincrasia de un país desconocido y que la maquinaria cinematográfica estadounidense nos ha hecho abordar casi siempre desde el punto de vista del bando de, en este caso, los perdedores. Las heridas de guerra, la cultura escondida, la vida y la muerte en un fantástico canto a su país de origen.

Punto de Vista es un festival muy a tener en cuenta por su cuidada programación, por lo sorprendente de sus propuestas y por poseer una voluntad de estimular la imaginación, la investigación, la pasión y, sobre todo, la apertura de mente. Algo que en los tiempos que corren es algo así como una utopía hecha realidad.

Menéalo

Sobre el autor

Manuel Cuéllar
El 12/12/12 decidió poner en marcha esta revista después de una experiencia profesional de 17 años en el diario EL PAÍS, donde se convirtió en un periodista todoterreno. Se licenció en Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid y cursó el máster en la Escuela de Periodismo UAM/EL PAÍS. Periodista convencido de las bondades de las nuevas tecnologías, cubrió el 15 M por Twitter y otras redes sociales. Puedes seguirme en mis cuentas personales de Twitter, Facebook e Instagram. Gracias.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

    Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

    Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.