04.02.2019

El agitador colectivo ruso Pussy Riot trae a España su espectáculo punk

Menéalo

Parte del colectivo Pussy Riot que presenta su espectáculo ‘Riot Days’.

Las agitadoras propuestas artísticas del colectivo Pussy Riot –famoso por sus condenas y persecución en Rusia– llegan a Bilbao, Madrid, Barcelona y Valencia este mes de febrero con su espectáculo punk ‘Riot Days’, basado en el libro de Maria Alyokhina: “La idea es poder mostrar a todas las personas que lo lean que todos y cada uno tenemos una opción frente a la vida, que todos podemos ser Pussy Riot. No debemos esperar a que venga alguien a cambiar lo que queremos cambiar … Por ejemplo, la situación en nuestros países. El cambio es algo que podemos hacer nosotros mismos”. Girarán junto a New Day, la nueva banda de Amparo Llanos, ex Dover.

Ante el acecho de tiempos convulsos y el retroceso en la libertad de expresión íntimamente unido al avance de las derechas en Europa, se hace cada vez más necesario posicionarse, pie en tierra, contra las políticas que pretenden hacer retroceder en los avances sociales y en las libertades. El papel de las artes escénicas, de la música en sus múltiples mutaciones y variaciones jamás ha sido ajeno a la llamada de la reivindicación y de la protesta contra cualquier forma de opresión.

En 2012, la existencia y las acciones del colectivo ruso Pussy Riot golpearon las conciencias, pero con la tranquilidad que genera la falsa sensación de seguridad que imprime vivir inmersos en un clima de libertades y avance social; cinco miembros de este colectivo ruso que protestaba a través del arte (música, performances, punk rock de guerrilla) fueron detenidos por llevar a cabo un concierto no autorizado en la Catedral de Cristo Salvador de Moscú. Un doble ataque contra la iglesia rusa ortodoxa y el presidente Putin que les puso en el punto de mira de la comunidad internacional y en un lugar muy incómodo para el gobierno ruso. El feminismo, la lucha LGTBI y la consideración de Putin como dictador les habían llevado desde 2011 a realizar diversas acciones no autorizadas que se convirtieron en vídeos musicales y encontraron fácil propagación en las redes, culminando con la protesta que hizo que Nadezhda Tolokonnikova, Maria Alyokhina y Yekaterina Samutsevich fueran detenidas y condenadas por “vandalismo motivado por el odio religioso”a dos años de prisión. 

Samutsevich fue puesta en libertad posteriormente, pero aun así el juicio y la posterior condena de las otras dos activistas atrajo la atención en todo Occidente, siendo consideradas por Amnistía Internacional como presas de conciencia y contando con el apoyo de múltiples artistas y colectivos.

Amnistiadas por el Parlamento Ruso a finales de 2013, Tolokonnikova y Alyokhina, junto con otros miembros del colectivo, realizaron diversas acciones de protesta y lanzaron varios vídeos musicales contra el gobierno de Putin, la falta de libertad de expresión o la brutalidad policial en EEUU. Abanderados de la lucha feminista, de la estética DIY y de los postulados del movimiento Riot Grrrl, se hicieron tan incómodos como necesarios mientras desarrollaban nuevos proyectos que les sirvieran como vehículo ideológico e interpretativo.

Así, en 2016 Maria Alyokhina debutó con éxito como actriz principal de Burning Doors, obra que cuenta la historia de tres artistas que se convirtieron en presos políticos en Rusia: Maria Alyokhina, Petr Pavlensky y Oleg Sentsov.

Poco después, Alyokhina inicia un nuevo proyecto junto al productor musical Alexander Cheparukhin: Pussy Riot Riot days, espectáculo-performance basado en su libro Riot Days.

La propia Alyokhina dice de Riot Days: “Es mi primer libro y de hecho era mi sueño de niña, escribir un libro. Es básicamente la historia desde mi primera acción con Pussy Riot hasta mi último día de prisión. ¡Pero no es una memoria, es un manifiesto! Es un ‘manifiesto de elección de vida’ que creo que cada uno de nosotros tiene. El libro fue escrito no solo para contar la historia. La idea es poder mostrar a todas las personas que lo lean que todos y cada uno tenemos una opción frente a la vida, que todos podemos ser Pussy Riot. No debemos esperar a que venga alguien a cambiar lo que queremos cambiar … Por ejemplo, la situación en nuestros países. El cambio es algo que podemos hacer nosotros mismos”. 

Riot Days es el espectáculo que Alyokhina y Cheparukhin traen a nuestro país a lo largo del mes de febrero y que ha girado por diversas ciudades, enfrentándose a la censura en Rusia. Alyokhina lo explica así: La primera vez que quisimos sacar Riot Days fue en uno de los lugares alternativos en Moscú y ese lugar se cerró, casualmente, dos semanas justo después de la presentación. Luego fue nuestra gira por Estados Unidos y después regresamos a Rusia. Entonces me dije: ¡Tenemos que hacer el show nuevamente en Moscú! Empezamos a buscar sitio y en unos 20 espacios estaban muy emocionados desde el principio. Decían algo así como: “¡Wow, has estado en Hollywood!¡Pussy Riot, cuenta con nosotros!”. Pero casualmente al día siguiente me escribían diciendo: «lo sentimos mucho, pero el propietario del edificio dijo que no podemos hacerlo». Lo probamos en diferentes lugares de Moscú y en todos se dio la misma situación. Tras dos meses, finalmente lo encontramos. Era una pequeña galería de un viejo amigo, pero él dijo que sí y cuando escuchas un sí entre cientos de no, aún te queda esperanza”.

Alyokhina, adalid de la lucha feminista, también tiene unas palabras para el resurgir del movimiento gracias a acciones como #niunamas , #nomeansno o #metoo: “Estoy drásticamente en contra de la violencia contra las mujeres y, por supuesto, de la injusticia social. Rusia no es un país solo lleno de machismo. Es un país con regiones como Chechenia, donde las mujeres pueden ser golpeadas con piedras hasta la muerte por llevar la falda corta o por pedir el divorcio o por razones totalmente absurdas y horribles. ¡Y estos asesinatos lo llaman tradición! El jefe de esta región es un terrorista puro, su nombre es Ramzan Kadyrov. Él dice que ‘no habrá trabajadores de derechos humanos en mi región’ y quien quiera que venga a trabajar puede ser asesinado. Ya hay periodistas que han sido asesinados trabajando en esta región. También tuvimos el año pasado la despenalización de la violencia doméstica. Así que el artículo de violencia doméstica fue excluido del Código Penal y ahora no es delito. Así que si, por ejemplo, le pegas a alguien en la calle, pueden denunciarte. Pero si es marido y mujer, ya no es un crimen. La violencia doméstica ocurre en una de cada cuatro familias en Rusia”.

Volviendo a Riot Days y encaramándonos de nuevo sobre el escenario, nuestros teatros y salas acogerán esta simbiosis entre teatro y punk en una performance cruda y desnuda interpretada por la propia Alyokhina, el actor Kyril Masheka (coprotagonista en Burning Doors) y el duo moscovita Asian Women On The Telephone (AWOTT). La dirección corre a cargo de María Alyokhina y Yuri Muravitsky (uno de los principales directores de teatro rusos) y la producción es obra de Alexander Cheparukhin.

El Riot Days Tour tendrá cuatro fechas en nuestro país: 6 de febrero en Bilbao (Kafe Antzokia), 7 de febrero en Madrid (Changó Club), 8 de febrero en Valencia (La Rambleta) y 9 de febrero en Barcelona (Sala Apolo). En todas ellas estarán acompañados por New Day, la nueva banda de Amparo Llanos (Dover) junto a Samuel Titos y Jota Armijos.

 

Menéalo

Sobre el autor

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.