08.02.2015

Radio Pesquera, fusión de guitarras que miran al Atlántico

Menéalo
Radio Pesquera son

Radio Pesquera son Pablo Novoa y Nono García.

Norte y Sur. Galicia y Andalucía. El uno, Pablo Novoa, de Vigo. El otro, Nono García, de Barbate (Cádiz). Dos guitarras. Uno, la guitarra eléctrica. Otro, la guitarra española. Entre atún gaditano y mejillones gallegos anda la cosa. Y en el centro un proyecto común, Radio Pesquera, que presentan con un primer disco instrumental grabado en directo.

Son dos músicos que han navegado en barcos diferentes: Pablo fue componente de Golpes Bajos y en la actualidad toca en la banda de Iván Ferreiro. Nono se ha movido en las aguas del flamenco jazz y ha publicado varios discos en solitario. Pero han llegado a un mismo puerto en el que confluyen peces que traen sonoridades bañadas por el Atlántico.

¿Qué se pesca en esta radio?

Pablo: (Risas) Pues todo tipo de peces del Atlántico, aunque principalmente cuando nos vamos hacia el Sur atún y cuando nos vamos hacia arriba más bien choco.

Nono: Yo creo que pescamos las almas de la gente que nos escucha. Pero sí, también de paso marisco gallego y pescado andaluz.

Viendo los títulos de algunas canciones (que si ‘Un par de huevos fritos’, que si ‘Percebes’), se ve que esto de la comida tiene un peso importante en este dúo musical…

Pablo: Es que al mar no sólo se va a dar un paseo, se va a pescar. Los dos somos de puertos pesqueros, no sólo de puertos marineros. Nos une el tema de la pesca. Una de las canciones se llama Palangre y a mucha gente le tenemos que explicar que es un arte de pesca.

Nono: Viene del griego: polyankris (muchos anzuelos). Es un arte de pesca que se pone en la playa con la marea baja y cuando sube se enganchan los pescados.

Entonces, que os llaméis Radio Pesquera se entiende muy bien.

Pablo: Se le ocurrió a Nono.

Nono: Una vez me embarqué en un barco de pesca. En la cabina de mando estaba puesta Onda Pesquera, que era una emisora de onda corta que informaba del tiempo a los marineros, hablaban en gallego. Es como un vínculo que se extendió entre nosotros.

¿Y cómo pasáis del vínculo marino a formar un dúo musical?

Pablo: Surge porque los dos tocamos con otra gente muy talentosa e interesante, pero también haciendo canciones propias y queríamos darle espacio a esas músicas. Te planteas cómo hacerlo con calma porque no está el planeta esperando tu próximo disco (risas) y me planteé que tenía que ser un disco a dos guitarras. Quería hacerlo con alguien que tuviera una sensibilidad diferente a la mía, admiraba ya mucho a Nono, conocía sus discos, sabía que su música tenía otras raíces pero al fin y al cabo bebe en las mismas fuentes que yo. Radio Pesquera tiene que ver con todos los sitios que baña el Atlántico: desde Galicia a Andalucía o la música africana y del Magreb llegando al blues de EE UU, el tango argentino o los ritmos brasileños y cubanos.

Nono: Me sentí muy halagado cuando me lo propuso. Hay muchos guitarristas muy buenos en España. Y al final ya es el proyecto de los dos.

¿Qué matices aporta cada uno?

Pablo: Sobre todo, hay una cosa común, además de lo de la gastronomía o el pescado y el mar, que no es broma; miramos hacia los mismos sitios aunque de forma muy diferente. Nono ha tocado mucha bossa nova, son cubano, blues. A mí también me gusta eso, hay un terreno común. Pero creo que cada uno aporta una sensibilidad particular. Yo soy del Norte, toco más firmemente, y Nono tiene esa raíz flamenca con la que juguetea, le da otro aire, otra respiración a las cosas. Se trataba de conseguir que eso pudiera fluir.

Nono. Bueno, es que ya lo ha dicho todo él, no me deja… (Risas).

En vuestro disco se perciben esas dos sensibilidades musicales subrayadas por la desnudez de los dos instrumentos.

Nono: Sí, solamente de los instrumentos. (Risas). Y la desnudez del alma también. Es una puesta en escena humilde, sin muchas pretensiones de inventar nada nuevo. Elegir los temas, ponernos de acuerdo, exige un ejercicio de sinceridad y humildad.

Pablo: Los dos estábamos de acuerdo en juntarnos y defender la música, defender las canciones. Esto no podía ser un duelo de guitarras. Se trataba de arropar las canciones para dejarles espacio, teniendo en cuenta que la música instrumental no tiene letra, así que no puedes llegar a la segunda estrofa y hacer lo mismo que en la primera. Por eso la sensibilidad de cada uno enriquece y permite que la canción fluya. Y, además, estuvimos juntos como monjas en una casa unos días solos para ser también amigos y conocernos mejor. No es sólo ser capaces de tocar a la vez.

¿Qué pasa con la música instrumental?

Nono: Es música para melómanos. La tendencia actual desgraciadamente y desde hace tiempo es darle prioridad a la música comercial, que mayoritariamente es cantada. Son canciones melódicas, románticas, que no siempre tienen ni buena música ni buenas letras, pero eso es lo que invade. A la gente no se le da la oportunidad de descubrir la música instrumental u otro tipo de canciones. Sigue siendo privilegio de unos pocos acceder a la cultura en su sentido más amplio, no se da esa oportunidad.

Pablo: Tenemos muy poquitos cauces para entrar. Las cadenas de radio e incluso las revistas de música lo consideran extraño. Les parece que la música instrumental es como una especie de hilo musical de fondo que te pones para hacer otras cosas mientras hablas, como si no tuviese sentido en sí misma. No está abierto el abanico para darle espacio a otras posibilidades. Y en nuestro caso hay gente que se acerca después de un concierto para decirnos que les ha encantado, pero que no venían muy convencidos… ‘A ver cómo va a ser esto de un guitarrista flamenco y un gallego, a ver si va a ser un ladrillo’. Y no tiene nada de eso nuestro disco.

Nono: Aunque nos gusta nuestra tierra y nuestros orígenes, somos ciudadanos del mundo, nos une la música cosmopolita y universal.

Es un disco que sale también adelante con financiación colectiva (crowdfunding). La pregunta de turno es si ésta es la manera de hacer discos.

Nono: Como en este país desgraciadamente el apoyo a la cultura es escaso o inexistente, tenemos que juntarnos y crear nuestros proyectos en base a nuestras posibilidades y hacer labores de todo tipo: manager, oficina, organización, además de lo musical.

Pablo: En cierto modo eso da un grado de libertad en las decisiones para hacer las cosas como quieres. Manejas tus tiempos. Pero gastas muchas energías.

Escuchar el disco de Radio Pesquera repone de alguna manera la energía. Es como tumbarse al lado del mar en plan relax total.

Nono. Es que yo creo que es un disco que se escucha sin esfuerzo, no es estridente, es tranquilo, se deja escuchar amablemente. Está muy bien grabado, ha quedado un trabajo bonito. Y ha pasado la prueba del algodón, que es una cena con velitas.

Pablo. Hemos cuidado mucho las canciones, tratando de que todo fuese bello. Hay momentos muy dulces, otros más intensos y vivos, otros son más amargos, hay canciones más positivas. Está grabado en directo, hemos tratado de que haya la mayor emoción posible.

¿Qué más os gustaría pescar?

Pablo. A mí me gustaría pescar pequeños conciertos, tranquilamente, para mostrar nuestra música. Y un sueño que tengo es combinarla incluso con danza contemporánea.

Nono: Pescar cantantes para que algún tema tenga voz y ampliar un poquito, sólo un poquito, el elenco aportando ese colorido. Incluso con otros instrumentos.

Radio Pesquera presenta su disco el 5 de marzo en la coctelería Bar Cock de Madrid (Calle de la Reina, 16).

Menéalo

Sobre el autor

Silvia Melero
Periodista freelance convencida del poder de la comunicación para el cambio social. Hecha de palabras, sueños, músicas y lo vivido en años de radio, prensa y televisión. Trabajó en Radio Ñandutí de Paraguay y ha escrito guiones para videos de ONG y documentales en Humania TV. Colabora en revista 21 y dirige los proyectos Desinstrumentados y Cómo lo Cuento , Luto en Colores Twitter: @SilviaMeleroAba

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

    Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

    Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.