05.09.2014

Rivas Vaciamadrid construye cultura comunitaria con su Festival en la Calle

Menéalo
Fuenteovejuna en versión de la compañía

Fuenteovejuna en versión de la compañía Obskené de Barcelona.

Hay espectáculos elitistas, hay eventos para el ‘postureo’, hay festivales ‘indies’, hay citas abiertas a todo tipo de públicos… Y luego están las propuestas del tipo del Festival de Cultura en la Calle de Rivas Vaciamadrid, que comienza este fin de semana y que no busca que la gente asista gratuitamente a una oferta de corte progresista. No. No sólo. Lo que persigue es que vecinos y vecinas de esta localidad madrileña gobernada por IU desde 1991 no sean público, sino protagonistas; no sólo asistan, sino que participen. Su complicidad al construir cultura. 

Rivas Vaciamadrid ha conseguido hacerse una personalidad sumando factores diferenciales en tierras de Madrid. Porque pasó de 500 habitantes de los años 50 a los 80.000 del siglo XXI por un crecimiento acelerado basado sobre todo en las cooperativas de viviendas de los sindicatos. Porque es la mayor localidad en España gobernada por mayoría absoluta por IU, con alcaldes de esta formación ininterrumpidamente desde 1991 (ahora cuentan con 13 concejales de 25, frente a 7 del PP, 4 de PSOE y 1 independiente); aunque llevan un año agitado, con la dimisión en mayo del anterior alcalde, el histórico José Masa, por las tensiones y enfrentamientos dentro del partido; Pedro del Cura, coordinador local de IU, asumió el mando. Porque la edad media de sus habitantes es de sólo 34 años. Porque la izquierda ha podido mostrar en este municipio su modelo de gestión pública, con un buen tejido de servicios sociales. Y porque en las elecciones Europeas la opción política más votada fue Podemos y el PP descendió al cuarto lugar. Apuestas que lo han ido haciendo único. A eso suma ahora también su Festival de Cultura en la Calle, que ha venido a sustituir a las fiestas de septiembre, no sin ciertas críticas al principio, pero con ilusión ahora por ganar en carácter y darse a conocer.

Nos llamó la atención su peculiar programación y por eso decidimos hablar con el ripense (así se llaman los de Rivas) Curro Corrales, concejal de Educación, Infancia y Juventud, Cultura y Fiestas, para saber más de este festival, que se celebra por segundo año con su actual formato. “Buscamos no sólo un público que asista, sino que participe, y aprovechamos el formato de festival, con espectáculos, con las citas tradicionales de música, títeres y teatro, para también crear espacios de debate y reflexión sobre el espacio urbano, sobre el hecho de vivir en comunidad, sobre el uso público del espacio, sobre la convivencia y la participación. Es decir, intentamos ir un poco más allá, crear un auténtico espíritu de comunidad, de participación, por la vía lúdica”. Por eso, Curro Corrales destaca el Concurso de Intervenciones, que son propuestas abiertas sobre usos del espacio público. Del más de centenar de ideas recibidas este año han seleccionado seis, desde los murales escritos y fotográficos a un mural de sonido, a partir de lo que cuentan las tizas al deslizarse por una pizarra; y, atención, la invitación del colectivo barcelonés Proyecto Atlas para que la ciudadanía ripense cambie, subraye o sugiera cómo le gustaría que fuese la Constitución española.

No, no hay conciertos ni de El sueño de Morfeo ni de Bustamante, sino propuestas que van un poco -bastante, mucho- más allá, que invitan a la reflexión sobre el hecho ciudadano. Por ejemplo, el colectivo valenciano Makea tu Vida, que el año pasado realizó un taller para construir mobiliario urbano a partir de señales de tráfico en desuso, regresa al Festival con la propuesta de crear elementos para uso público a partir de palés. Y el colectivo Basurama coordina un encuentro que propone ideas para reinventar las ciudades. Además, se organiza un mercadillo de trueque cultural (libros, cómic, discos, fotos, carteles, cuadros, sellos, monedas, cámaras, vídeos…) y su Feria del Libro trata de promocionar la presencia local de librerías, editoriales, asociaciones relacionadas con la cultura y autores; así como editoriales y librerías con un discurso alternativo, no basado en el puro comercio.

En música, han programado las cinco horas de música urbana con dj’s y vocalistas de hip hop, con la presencia destacada del madrileño Chulito Camacho

En esa línea de perseguir la implicación de los vecinos, la compañía hispano-alemana Loopers-dance2gether invita a 60 ripenses a participar en el montaje de danza titulado La voz del silencio.  

Ah, y no faltará una representación de Fuenteovejuna. La compañía Obskené de Barcelona trae a las tierras de Ignacio González y Esperanza Aguirre su particular adaptación, titulada Fuenteovejuna, breve tratado sobre las ovejas domésticas.

Terminamos con la declaración de intenciones de otros de los participantes en este festival, la coral La Solfónica, que es un colectivo autogestionado de profesionales y aficionados que defienden la necesidad de una cultura accesible, honesta y con historia. Actúan en la calle simbolizando que la horizontalidad y la cercanía son su base, “porque la calle es de todos, porque en las plazas, cuando no hay focos ni escenario, todos nos miramos a los ojos y nadie se pone por encima”. “La Solfónica es una expresión de que el pueblo es libre, inteligente y muy capaz de organizarse. Una propuesta de activismo y de hacer política que invalida los estereotipos asociados a la protesta social: orgullosos de ser “perro-flautas”, tras un durísimo trabajo -en muchos casos de toda una vida-, desde ella propagamos indignación y cabreo pero con ondas de goce y belleza. Tomamos la calle con ondas sonoras: nada escapa a la vibración y hasta la más necia de las cabezas sordas, de alguna forma escuchará. ¡Y somos invencibles! Porque lo que suena, lo que tú sueñas, escapará a cualquier porrazo”.

Festival de Cultura en la Calle. Hasta el 21 de septiembre en Rivas VaciaMadrid. Acceso gratuito. Más información y programación: culturaenlacalle.rivasciudad.es

Postdata: Rivas Vaciamadrid dejó de celebrar festejos taurinos en 2009 que, además de lo que implican de maltrato animal, se llevaban en torno a la mitad del presupuesto de la fiesta, según indica Curro Corrales. Quien se los quitó de encima fue precisamente su antecesora en la concejalía de Fiestas, Tania Sánchez, ahora diputada autonómica y que últimamente se ha hecho famosa con sus intervenciones en las tertulias televisivas de La Sexta.

Menéalo

Sobre el autor

Rafa Ruiz
Periodista convencido de que las luces al final del túnel solo se ven desde una perspectiva progresista de la realidad, con un compromiso sólido con la cultura, el arte y el medio ambiente, temas a los que ha dedicado la mayor parte del tiempo de su vida profesional -10 años en 'El País' y 15 años en 'El País Semanal'-. Autor de los libros de cuentos infantiles 'Toletis' y 'Ninoninoni', codirector de la galería madrileña Mad is Mad -centrada en artistas emergentes- y uno de los socios fundadores de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Un comentario

  • El 07.09.2014 , Alex Mene ha comentado:

    Es una de esas propuestas que no hay que perder

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.