06.07.2015

Rubén Duro, un maestro de la fascinante vida diminuta

Menéalo
Imagen del documental 'A world to discover' de Rubén Duro.

Imagen del documental ‘A world to discover’ de Rubén Duro.

Tratando con lo más pequeño ha logrado entrar en lo más grande. Sus documentales de vida microscópica se han abierto camino en canales de televisión tan prestigiosos como BBC, National Geographic y Discovery, y también como material educativo en los centros escolares de Estados Unidos. El fotógrafo y divulgador Rubén Duro es el protagonista hoy de esta ‘Ventana Verde’, mostrándonos la belleza y valor de lo más diminuto de la naturaleza. Desde el trabajo de las termitas a la vida en una gota de agua.

Este barcelonés de familia soriana, autodidacta, es una de esas personas que nos hacen sentirnos orgullosos de los profesionales de proyección internacional que da nuestro país, aunque la mayoría de la gente, tan acostumbrada a supervivientes y grandes hermanos, no haya oído jamás su nombre. Ese es también el objetivo de El Asombrario: dar a conocer, entre tanto ruido y fuego artificial, a gente que realmente vale la pena.

Como tarjeta de presentación, nada mejor que este pequeño vídeo, Trying to survive, una de sus entregas de A world to discover. Realmente fascinante para entender la importancia de lo que se mueve a nuestro alrededor y no vemos, del valor de lo que no es obvio; sí, a menudo caemos en la trampa de creer que sólo acontece aquello de los que nos percatamos.

A world to discover – Trying to survive from Rubén Duro Pérez on Vimeo.

Rubén Duro estudió Biología, y durante la carrera ya colaboró en la serie Silencio Roto, de Joaquín Araújo. Le cogió gusto y decidió montar sus propias imágenes. Su primer trabajo en vídeo abordó la cetrería, Sueño de un maestro. Pronto se dio cuenta de que había un hueco importante en los trabajos que se realizaban en España, un mundo olvidado: el microscópico. Y aclara: “No me he especializado. Me han especializado. Comencé con las imágenes microscópicas porque nadie les hacía caso”. Y reconoce que en España continúan valorándose mal, que, a pesar del éxito de su serie para TVE Mundos Diminutos, sigue habiendo poco dinero para valorar en su medida este tipo de trabajos; de ahí que últimamente sus principales ingresos le lleguen de canales televisivos de prestigio como National Geographic, Discovery y la BBC. Y de las autoridades educativas de EE UU, para las que ha producido un documental de 45 minutos titulado Termites. The secret Queens of woodlands. En él trata el funcionamiento de las termitas como devoradoras de madera y los simbiontes (organismos que interaccionan mediante simbiosis) que guardan en su interior. Aquí su trailer (ojo, que ver a estos bichos tan agrandados puede dar cierto repelús):

Termites. The secret queens of woodlands from Rubén Duro Pérez on Vimeo.

De ese mismo mercado educativo norteamericano le ha llegado el encargo como material escolar de 30 micrometrajes de 3 minutos, de los que lleva realizados una decena, bajo el epígrafe Hidden Biodiversity (Biodiversidad Oculta).

Rubén Duro no para de enviarnos asombrosas imágenes de lo pequeño. Ahí está su exposición MicroVida, Más allá del ojo humano, montada con CosmoCaixa en Madrid (2012/2013) y Barcelona (2013/2014), y que ahora se encuentra, hasta finales de agosto, en Varsovia, en el Centrum Nauki Kopernik, y que muestra cómo se puede hacer espectáculo con lo más pequeño. El 16 de junio, su responsable daba un dato sobre su éxito: Esta muestra había alcanzado ya el millón de visitantes. Ni para de darle vueltas a su cabeza e inventar: como esa aplicación para móviles que busca aportar una nueva herramienta para la divulgación científica, explicando las características técnicas para obtener la fotografía que se busca. Explica él en qué consiste: “Estoy desarrollando una aplicación sobre fotografía con la empresa ANEMVA. Permitirá al usuario/fotógrafo, tanto profesional como aficionado, enfrentarse a cualquier situación en la que deba hacer fotografía. Una parte de esta aplicación se basa en la creciente necesidad de los investigadores y científicos de ilustrar sus trabajos para su publicación tanto en las revistas científicas como de divulgación”.

Rubén es consciente de lo mal que se sigue encauzando la divulgación científica en España, y lo que le cuesta a los investigadores explicar sus trabajos mediante imágenes. “La comunicación es vital, en este mundo en que vivimos es cada vez más importante. Aquí la relación entre divulgadores y científicos nunca ha sido lo suficientemente fluida; a veces incluso sientes que molestas. Debemos intentar cambiar la relación; que no se vea como parasitismo, sino como simbiosis”. Y por ese empeño, Rubén colabora ahora con instituciones como la Academia Europeae (con sede en Londres), para la que ha realizado últimamente un documental para conmemorar el Año Internacional de la Luz 2015 (IYL2015) que ha organizado el Barcelona Knowledge Hub de la Academia y se proyectó recientemente en Lisboa, y con el Instituto de Ciencias del Mar (parte del CSIC, Consejo Superior de Investigaciones Científicas), para el que realiza trabajos sobre diferentes aspectos de biología marina que se están investigando en ese centro y que, posteriormente, se incluirán en la web El mar a fondo, que gestiona el Instituto como elemento de divulgación.

Y a pesar de todo lo que se mueve y del nivel de calidad que ha conseguido en lo suyo -la fotomicrografía-, este fotógrafo, biólogo y divulgador siente que nuestro país, desde 2008, desde el estallido de las costuras de la burbuja del neoliberalismo radical, gira en espiral hacia abajo. “Apenas hay presupuesto para este tipo de trabajos; incluso me han llegado a pedir que los ceda gratis. Para hacerse una idea: desde 2008, no he recibido ni un solo encargo de una editorial”. Menos mal que se lanzó y se autoeditó un maravilloso trabajo en 2012, Nacer en una gota, un extraordinario ejemplo de divulgación científica convertida a su vez en arte.  

Para terminar, y para aproximarnos más cabalmente a lo que hace este hombre, aparte de esos vídeos sobre termitas y sobre la vida en una gota de aguda, un corto de menos de seis minutos sobre los tapetes microbianos (Microbial mats), considerados los primeros ecosistemas que aparecieron en nuestro planeta, que Rubén ha producido para acompañar la entrega del premio GlaxoSmithKline otorgado al profesor Ricardo Guerrero durante la Reunión Anual de la Asociación Americana de Microbiología (ASM), celebrada en Nueva Orleans a principios de junio.

Microbial mats from Rubén Duro Pérez on Vimeo.

SIGNUS,logosignus COMPROMETIDA CON EL MEDIO AMBIENTE, HACE SOSTENIBLE ‘EL ASOMBRARIO’

Menéalo

Sobre el autor

Rafa Ruiz
Periodista convencido de que las luces al final del túnel solo se ven desde una perspectiva progresista de la realidad, con un compromiso sólido con la cultura, el arte y el medio ambiente, temas a los que ha dedicado la mayor parte del tiempo de su vida profesional -10 años en 'El País' y 15 años en 'El País Semanal'-. Autor de los libros de cuentos infantiles 'Toletis' y 'Ninoninoni', codirector de la galería madrileña Mad is Mad -centrada en artistas emergentes- y uno de los socios fundadores de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

    Deja tu comentario