Sale un iglú gigante para reciclar envases de vidrio en la plaza más concurrida de España

Sale un iglú gigante para reciclar envases de vidrio en la plaza más concurrida de España

El iglú gigante que Ecovidrio ha instalado en la Plaza del Callao de Madrid.

El iglú gigante que Ecovidrio ha instalado en la Plaza del Callao de Madrid.

Menéalo
El iglú gigante que Ecovidrio ha instalado en la Plaza del Callao de Madrid.

El iglú gigante que Ecovidrio ha instalado en la Plaza del Callao de Madrid.

Hoy celebramos el Día Mundial del Reciclaje. En la emblemática plaza de Callao, en Madrid, y pocos días después de que la ciudad haya festejado a su patrón, San Isidro, Ecovidrio ha querido traer al centro de la ciudad esta otra gran celebración, la del reciclaje y la sostenibilidad. Para ello, ha colocado en esta plaza un iglú gigante, de ocho metros de altura, el más grande de este tipo en el mundo. Estará ahí todo el fin de semana, con talleres y actividades lúdicas alrededor.

Las esquinas en las que converge esta plaza con la calle Preciados y con la Gran Vía están catalogadas como las de más tránsito peatonal de Madrid, entre las cuatro primeras de España (junto a otras dos de Barcelona), y entre las diez primeras de Europa. Por ellas pasan en torno a 30.000 peatones por día, como media. Precisamente ahí, entre grandes almacenes, tiendas de ropa de varias plantas, cines de gigantescas pantallas, teatros que acogen musicales, nos ha salido un enorme iglú durante este fin de semana para animarnos a seguir con el saludable hábito de reciclar. Como ha explicado Borja Martiarena, director de Marketing de Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de residuos de envases de vidrio, “queremos así homenajear el esfuerzo diario de los españoles por el reciclaje; porque cada día hay 900.000 ciudadanos que se acercan a alguno de los 225.000 contenedores de reciclaje de envases de vidrio repartidos por toda España”.

Con una capacidad de 40 toneladas, el equivalente a 50 veces el tamaño de los iglús instalados en la calle, el contenedor gigante de Callao podría recoger hasta 120.000 envases de vidrio. En términos de beneficios medioambientales, el reciclaje de todos estos envases evitaría hasta 15 veces el CO2 emitido por un coche en un viaje de Madrid hasta Pekín. Asimismo, ahorraría 48 toneladas de materias primas extraídas para la fabricación de vidrio e incluso permitiría cargar la batería del móvil durante 8.600 días.

Al presentar la radiografía del reciclaje correspondiente a 2018, José Manuel Núñez-Lagos, director general de Ecovidrio, destacó hace unas semanas el crecimiento en 2018 de un 9% de lo recogido en los contenedores verdes –botella a botella, tarro a tarro– más el recogido a través de plantas de residuos urbanos: fueron 894.000 toneladas; lo que ha permitido un incremento de 3,5 puntos en la tasa porcentual, pasando del 73% hasta llegar a un 76,5% : “Es un récord de recogida y un crecimiento histórico, el mayor salto de los últimos 10 años”. Desde luego, la mejor manera de celebrar los 20 años que Ecovidrio cumplió el año pasado.

Con este iglú gigante en una zona emblemática de consumo, de actividad comercial y ocio cultural, con el contenedor de recogida de envases de vidrio más grande del mundo, Ecovidrio señala que “quiere homenajear a los ciudadanos comprometidos con el medioambiente y cuya participación ha sido clave en el crecimiento de esa tasa de reciclaje”. “Además, con esta iniciativa, la entidad pretende continuar concienciando sobre la importancia del reciclaje de envases de vidrio para combatir los retos ambientales a los que se enfrenta el planeta”. De ahí el lema impreso en el mega-iglú: “Un pequeño gesto, un paso enorme para el planeta”, que recuerda a lo que dijo el astronauta estadounidense Neil Armstrong cuando se convirtió en el primer ser humano que logró pisar la Luna hace ahora 50 años: «Es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad».

Desde hoy viernes, 17 de mayo, hasta el domingo, día 19, Ecovidrio organizará talleres y actividades lúdicas para los más pequeños en torno al contenedor gigante. De hecho, Ecovidrio organiza durante todo el curso talleres infantiles en torno al reciclaje y la sostenibilidad, por los que pasan cientos de miles de niños y niñas cada año.

Así que desde las 10 de la mañana de este viernes que ha amanecido muy ventoso y frío en Madrid, varios grupos de colegiales se arremolinaban en torno al padre de todos los iglús con profes y educadores ambientales, para entablar conversaciones de este tipo a gritos:

–¡¿Qué día es hoy?!

–¡Viernes!

–¡¿Y qué más?!

–¡El Día del Reciclaje!

–¡Eso es! El Día Mundial del Reciclaje. Por eso os hemos traído aquí, a que veáis este contenedor gigante que no suele estar aquí.

–Pues yo lo veo aquí todos los días –dice un niño.

–¡Y yo!, ¡y yo!– gritan otros.

–Este imposible, son los otros más pequeños los que veis a diario –se desespera un poco entre risas la educadora, y luego pregunta– A ver, ¿qué se puede reciclar?

Contestan los niños:

–Latas.

–Botellas.

–Vidrio.

–Papel.

–Plástico…

Y así transcurre la mañana…

Y Borja Martiarena remata: “Es un símbolo para seguir recordando, para que no se nos olvide la importancia de reciclar”.

Importante para el planeta y para todos nosotros.

Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.