26.12.2013

Siete exposiciones que marcaron 2013 en España

Menéalo
cristina-iglesias-asombrario

Cristina Iglesias en el Reina Sofía. ©Manuel Cuéllar

El arte, cuando es bueno, cuando es realmente arte, tiene la capacidad de hacernos trascender la rutina, la planicie en que a menudo puede convertirse la cotidianidad, la grisura si quien gobierna un país son los ultraneoconservadores. Gracias a exposiciones como las siete que aquí recogemos -una selección absolutamente subjetiva, incompleta y personal-, nos queda un resquicio para concluir que 2013 no fue tan gafe como sus dígitos indican.

‘Metonimia: Cristina Iglesias’. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Madrid.

La escultora vasca sabe conectar con los elementos, y aunque ya venía haciéndolo desde hace años, lo demostró a lo grande en una extraordinaria exposición que le dedicó en invierno/primavera el Reina Sofía. Sus estanques, remolinos, cascadas y bosques, sombras y follajes, nos hablan de la tierra. Pocos como ella saben ser tan vanguardistas recurriendo a lo más anclado en nosotros mismos, las raíces. Quizá porque es muy digna continuadora de la mejor escultura vasca, la de Chillida, Oteiza e Ibarrola.

‘Quadratura’. De Daniel Canogar. Museo de Arte Contemporáneo Unión Fenosa. A Coruña.

Uno de los artistas españoles con más proyección internacional hoy día, Daniel Canogar, llenó durante cinco meses una inmensa caja negra del museo de arte contemporáneo de A Coruña con sus instalaciones poéticas-tecnológicas, que nos hacen reflexionar sobre la chatarra y el reciclaje, sobre cómo estamos construyendo un mundo donde, bajo la sofisticación, todo resulta cada vez más perecedero. Tras la fascinación de los destellos del avance, asoma la ternura de lo que irremediablemente se va quedando viejo. Y resulta intrigante cómo nos podemos humanamente ver reflejados en un amasijo de cables.

‘Pasolini. Roma’. CCCB. Barcelona.

Acostumbrados a ver ya tanta cosa en esta sociedad de imágenes multiplicadas hasta el infinito, pocas exposiciones hay que revuelvan mucho por dentro. Esta sobre Pasolini desde luego que lo hizo. Bien montada, con formatos versátiles, desde cartas a imágenes de sus películas y abundante material fotográfico. En esa Roma de libertad y opresión, pudimos descubrir los tormentos y genialidad del escritor y cineasta, su capacidad de crear verdad y polémica, y también la hipocresía de las sociedades pautadas por las élites de la política y la religión, que no perdonan a los distintos y a los que escarban buscando mentiras.

EXPOSICIÓ // Reportatge // Pasolini Roma from CCCB on Vimeo.

‘Paul Klee. Maestro de la Bauhaus’. Fundación Juan March. Madrid.

Una delicadísima selección de 137 obras -frágiles e infinitas, imperecederas- nos mostró al Klee maestro (en el doble sentido de la palabra) y nos enseñó cómo uno de los artistas más grandes de la historia conectó la geometría con la naturaleza, nos trasladó que en el desarrollo de las plantas, en las leyes de la naturaleza, están contenidas las claves de la artesanía y del arte, disciplinas que él percibía muy cercanas. “Lo esencial no es tanto la forma definitiva de las cosas”, dejó escrito el artista alemán nacido en Suiza, “sino el proceso que conduce a ellas”.

‘Bosques de luz’. De José Manuel Ballester. Tabacalera Espacio. Madrid.

En el perfectamente destartalado escenario del edificio de Tabacalera, en Lavapiés, el premio nacional de Fotografía montó con sus obras de gran y grandísimo formato una de las exposiciones más impactantes e inspiradoras del año: un bosque de 50 panoramas, con el comisariado de las Corral, madre e hija. Instantáneas vacías de gente, extrañamente cálidas y frías a la vez, de obras, industrias y arquitecturas, más -una novedad en su trayectoria- algunos paisajes. Perspectiva la de Ballester que hace sentir al ser humano grande, por lo que es capaz de construir, y diminuto, por las dimensiones de lo que ha emergido.

‘Pissarro’. Museo Thyssen-Bornemisza. Madrid

Uno de los impresionistas más importantes, y más eclipsado por el fulminante éxito comercial de Monet, llenó de huertas, álamos y caminos las salas del Thyssen-Bornemisza, dentro de las grandes exposiciones de verano a las que ya nos ha acostumbrado este museo. Camille Pissarro -“humilde y colosal”, como lo calificó Cézanne- traspasó las paredes con una irresistible luz, aun más lograda en amaneceres, atardeceres y paisajes nevados. Y pudimos contemplar en un recorrido de decenas de metros su evolución, cómo el pintor tuvo que cambiar las bucólicas estampas campestres por las vistas de puertos, calles, fábricas y ciudades, para ir atendiendo los gustos de la burguesía y no quedarse marginado.

‘Mundo Extreme. Debajo del Sombrero’. La Casa Encendida. Madrid

Tras cinco años de colaboración de La Casa Encendida con la plataforma Debajo del Sombrero, explorando la necesidad de comunicación de y con las personas con discapacidad intelectual, Mundo Extreme (aún abierta, hasta el 12 de enero) es, sin duda, la exposición más importante de este viaje. Y resulta crudamente estremecedora. Por lo que vemos y por todo lo que intuimos que hay detrás. Porque, desprovistos de los prejuicios y convencionalismos que nos formatean para adaptarnos a los usos sociales, a las capacidades que hemos acordado como normales, los artistas aquí presentes muestran al desnudo la carga de emoción de que es capaz el ser humano cuando se expresa libremente. Y aquí, sobre todo en la escultura, en la obra de Ángel Jesús Sastre, José Luis Mantecón, Luis María Herrero, Belén Sánchez, Eduardo de la Calle, Rubén Cabanillas, Manuel Fiz y María Lapastora, sentimos el latido de Bacon, de Leiro, de Louise Bourgeois.

Menéalo

Sobre el autor

Rafa Ruiz
Periodista convencido de que las luces al final del túnel solo se ven desde una perspectiva progresista de la realidad, con un compromiso sólido con la cultura, el arte y el medio ambiente, temas a los que ha dedicado la mayor parte del tiempo de su vida profesional -10 años en 'El País' y 15 años en 'El País Semanal'-. Autor de los libros de cuentos infantiles 'Toletis' y 'Ninoninoni', codirector de la galería madrileña Mad is Mad -centrada en artistas emergentes- y uno de los socios fundadores de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

¿Quieres leer más artículos de este autor?

2 comentarios

  • El 27.12.2013 , Pablo ha comentado:

    Interesante resumen! Yo añadiría una que me encantó y que estuvo hasta hace poco en el CaixaForum de Madrid: Georges Melies y la magia del cine. Un completo repaso al contexto histórico de su obra cinematográfica que ayuda a entenderla desde diversos puntos de vista, desde la arquitectura, el teatro, la ciencia y desde luego la magia.

  • El 28.12.2013 , Carme Pont Bonsfills ha comentado:

    No he visto estas exposiciones, que seguro que están bien. No entiendo porque dices “El arte, cuando es bueno, cuando es realmente arte, tiene la capacidad de hacernos trascender la rutina”. ¿Qué es arte? Me he aburrido en un caro museo de renombre y he vibrado en la calle con algún detalle. Tiene que hacerte sentir a nivel emocional, estético, por la protesta que encierra…En Barcelona hay mucho.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.