18.11.2013

‘Rotas’: cuando no ves venir la primera bofetada

Menéalo

rotas-maltrato

La obra ‘Rotas’, que se estrena este 21 de noviembre en Fuenlabrada (Madrid), muestra las fases de los malos tratos que sufre la mujer y propone dos salidas: la huída hacia delante o el peor de los desenlaces

La primera bofetada llega sin avisar. El primer insulto también. Después llega la vorágine. El primer “que te calles”, el segundo “mira esa qué falda lleva, parece una puta”, el tercer “a ti te meto en cintura sí o sí”. Y más tarde el aislamiento, el miedo, la negación de lo que está pasando, el ruido a tu alrededor: “oye, deberías dejarlo”, “oye, es tu marido y tienes que aguantar”. Por último, el desenlace: la huída o el drama.

Son las fases de la violencia de género, del sometimiento a la pareja, que puede acabar, o bien en un centro de acogida o en la caja de pino y con una nota en los periódicos. Y es lo que el productor y director Luis Lorente, las bailarinas Paloma Gómez y Raquel Gómez, y los actores Juanjo Artero, Luisa Gavasa y Amparo Climent han llevado al escenario en la obra Rotas, que se estrena este 21 de noviembre en el teatro Josep Carreras de Fuenlabrada (Madrid) y que a partir de 2014 emprenderá una gira por España. Una propuesta que, como señala Lorente, “trata el tema del maltrato de una forma global, con un texto muy poético, apoyándose en el lenguaje de la danza y del audiovisual”.

No es la primera vez que las artes tratan el tema de la violencia hacia las mujeres. En el cine lo hizo Javier Balaguer con la película Sólo mía, en 2001 e Itziar Bollaín, con Te doy mis ojos en 2004, y en el teatro, el montaje Como en las mejores familias, de Agnes Jaoui y Jean-Pierre Braci, mostraba la humillación de una mujer, interpretada por Blanca Portillo, a cargo de su marido, papel que llevaba a cabo Gonzalo de Castro; un año después, María Isasi protagonizaba también sobre los escenarios Ella se va, de Jerónimo López Mozo.

Sin embargo, Rotas evoca un lenguaje diferente, desnudo, sencillo, en el que apenas hay un par de sillas sobre el escenario. Nada de realismo, nada de imágenes explícitas. La obra se estrena también en un contexto distinto, cuando ya se ha aprobado una Ley Integral Contra la Violencia de Género, cuando han brotado toda una serie de asociaciones que luchan contra esta tragedia, cuando han aumentado las denuncias y cuando, como dice Ana Bella, presidenta de la Fundación con el mismo nombre y que fue maltratada durante once años por su marido, “son muchas las que consiguen salir adelante”.

Un texto como catalizador

No obstante, este montaje, que surgió de la propuesta que Paloma Gómez le hizo a Luis Lorente, no queda desactualizado. Como señala Ana Bella, la violencia contra la mujer persiste con números dramáticos: “En España, una de cada diez mujeres la sufre y sólo el 27% llega a denunciar. Hay un millón y medio que no ponen la denuncia, y esas son las mujeres que quedan invisibles para la Administración”, afirma. Según el Centro de Investigaciones Sociológicas, son 600.000 mujeres las que padecen esta lacra en nuestro país y en los últimos diez años 700 han sido asesinadas.

La obra, que aúna vídeos con muchos primeros planos y en los que se puede ver al personaje de Juanjo Artero atemorizando a su pareja, está montada precisamente para que sirva como catalizador para esas mujeres. Para mostrarles cómo llega ese primer puñetazo y más tarde las palizas e insultos continuos. Y busca provocar el debate mediante dos personajes que toman decisiones muy diferentes. Una de ellas cogerá la maleta y abandonará a su maltratador; la otra regresará al “hogar”. “Es esa fase de la segunda oportunidad. Y no podemos olvidar que son personas que están enamoradas, que sienten una fascinación por su pareja”, reconoce Luis Lorente, quien manifiesta haber leído multitud de testimonios sobre aquellas que han pasado por esta situación.

“La violencia hacia la mujer es el Holocausto del siglo XXI”, sostiene Ana Bella de forma contundente. Rotas pretende poner su granito de arena para mostrar que se puede salir de la pesadilla. Que no importa la edad ni el estatus social para emprender una nueva vida. Por ello, con la ayuda de la empresa Mercedes-Benz, que está detrás de este montaje, todo el dinero recaudado irá a la Fundación Ana Bella Estévez. “Este no es un proyecto para lucrarnos, y queremos que esté sobre los escenarios durante dos años”, asegura Lorente. El Ministerio de Igualdad también puede tomar nota.

Menéalo

Sobre el autor

Paula Corroto
Periodista especializada en cultura y el entorno digital. Viví en Viena y en Berlín, aunque con el corazón siempre en Madrid. Después de varias redacciones recalé en el diario Público durante cinco años. En la actualidad coordino la revista sobre ebooks EnCubierta y escribo para diferentes medios. Vivo pegada a una pantalla. Siempre tecleando.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Un comentario

  • El 19.11.2013 , Maicha ha comentado:

    Estupenda propuesta, y me parece muy bien que Corroto se haga eco del estreno, pero me ha parecido alarmente la ausencia del nombre del autor/a/es de la obra. No es culpa únicamente de este artículo, sino de todo lo que he buscado por la red, donde se comete la misma omisión. Insultante.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.