19.09.2015

‘Truman’, la mirada de un perro directa al corazón

Menéalo
Ricardo Darín y Javier Cámara en un fotograma de 'Truman'.

Ricardo Darín y Javier Cámara, en un fotograma de ‘Truman’.

La nueva película de Cesc Gay, ‘Truman’, protagonizada por Ricardo Darín y Javier Cámara, puede ser una seria candidata a llevarse alguno de los grandes premios en la 63 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, que acaba de arrancar.

“No podemos terminar esto así, no nos lo merecemos ninguno de los dos”. “Con todo esto aprendí una cosa: lo más importante en la vida es el amor, las relaciones”. Hay un momento en ‘Truman’, la magnífica nueva película del director barcelonés Cesc Gay, en la que todos los espectadores sobrecogidos por un metraje que no da tregua al corazón y a las emociones, comprenden el inevitable paralelismo que existe entre determinadas pérdidas amorosas, entre algunos fracasos sentimentales repentinos que se cimentan en la ausencia premeditada, y la muerte.

Y es entonces cuando entre el respetable arrecian los ruidos de pañuelos, de kleenex o, por qué no decirlo, de llantos cómplices por la vehemencia del desasosiego que provocan esas sensaciones y situaciones con las que nos sentimos identificados desde el primer segundo. Es prácticamente imposible sentarse a ver esta película y que no te toque la fibra de una manera u otra. Truman, desde luego, no es para ti, si es horchata lo que corre por tus venas o si has decidido forrar tu corazón premeditadamente de escarcha. Digamos que es un trabajo no apto para seres humanos que jamás hayan experimentado lo que significa la palabra empatía, pues la materia prima de la que se nutren sus guionistas son los sentimientos más básicos: la lealtad, la fraternidad, el amor, el compromiso, la incertidumbre, el miedo, la aceptación, la pérdida y la ausencia.

Habrá quien trate de tirar por tierra el trabajo de Gay (En la ciudad, Krámpack, Una pistola en cada mano), acusándolo de premeditación en lo lacrimógeno. Esos serán los críticos feroces y cobardes incapaces de admitir que es humano sentir un nudo en el estómago ante determinadas situaciones. Que es humano ponerse de inmediato en la piel de un hombre que sabe que le quedan pocos meses de vida y busca una familia adoptiva para Truman, su perro, su único compañero ya mayor, que le ha acompañado durante toda la vida. Pero ciertos toques de humor diseminados con maestría aquí y allí, y sobre todo las magníficas interpretaciones de Ricardo Darín y Javier Cámara convencerán al espectador inteligente de que nos encontramos ante una película basada en la cruda verdad. Frente a una historia con un protagonista que está, lamentablemente, cada día más presente y que sólo pasa de largo sin tocar, aunque sea tangencialmente, la vida de unos pocos privilegiados: el cáncer.

La película, coproducción española y argentina, se llevó una sonora ovación tras el pase de prensa y durante gran parte de su metraje no se escuchaba en la sala ni el vuelo de una mosca. Alguno de los dos actores protagonistas podría llevarse a casa la Concha de plata por la mejor interpretación masculina y Cesc Gay un galardón por la dirección o por el guión, que firma junto a Tomás Aragay. Entra en las quinielas por méritos propios. Y probablemente, más allá de certámenes y de galardones, Truman logre el premio mejor: el boca a boca. Ese que termina llenando las salas cuando una historia logra eso que aparentemente parece tan fácil como ir directa al corazón.

Ricardo Darín con su perro Truman.

Ricardo Darín con su perro ‘Truman’.

Menéalo

Sobre el autor

Manuel Cuéllar
El 12/12/12 decidió poner en marcha esta revista después de una experiencia profesional de 17 años en el diario EL PAÍS, donde se convirtió en un periodista todoterreno. Se licenció en Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid y cursó el máster en la Escuela de Periodismo UAM/EL PAÍS. Periodista convencido de las bondades de las nuevas tecnologías, cubrió el 15 M por Twitter y otras redes sociales. Puedes seguirme en mis cuentas personales de Twitter, Facebook e Instagram. Gracias.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.