29.07.2015

Tundra Ediciones: Los lobos lloran y los vencejos sueñan despiertos

Menéalo
Dos títulos editados por Tundra.

Dos títulos editados por Tundra.

Más de medio centenar de títulos en torno a la naturaleza avalan la labor de la editorial Tundra, que desde un pueblo de Castellón nos inculca amor y conocimiento hacia la naturaleza, algo de lo que aún andamos muy escasos en este país. Echaron a andar en 2008 y cuentan con trabajos de gran proyección como ‘¿Para qué sirven las aves?’, ‘Los lobos también lloran’ y ‘Los vencejos sueñan despiertos’. Sepamos más de ellos.

Esta Ventana, que quiere ser una comunidad -de intereses y de gente con un objetivo primordial común: un nuevo pacto con la naturaleza-, y que quiere ser una guía de pistas para quienes desean descubrir profesionales preocupados de verdad por el medio ambiente, se detiene hoy en Tundra, “editorial especializada en Historia Natural y observación, estudio, gestión y conservación de la Naturaleza”, como resume su perfil en Twitter. Hablamos con su creador, Víctor J. Hernández, “naturalista, escritor y aprendiz de traductor del lenguaje de la naturaleza a la lengua de los Seres Humanos”, según su Twitter.

Tundra Ediciones nació en 2006 y publicó su primer libro en 2008. Arrancaba así a la vez que la crisis en un país que sigue siendo poco amante de la naturaleza, por mucho que se hable de su diversidad de especies y espacios. Desanima a veces leer titulares como el de ayer en un periódico de tirada nacional, que recogía las declaraciones de vecinos del pueblo conquense donde se ha planteado construir el cementerio nuclear. “Estamos hartos de las grullas”; desanima a menudo dar voces verdes en el desierto (o en la tundra).

El propio Víctor nos cuenta el prólogo de Tundra: “El impulso para crear la editorial surgió en 2005. Estaba yo entonces trabajando en el parque regional del Sureste, en Madrid, y una compañera le contó a un pequeño editor independiente de poesía, asentado en el barrio con una pequeña librería/papelería de la Ciudad de los Poetas, y que en su día había trabajado para Alfaguara, que yo escribía poesía, que también había publicado algún libro de Naturaleza y que estaba preparando otro. Aquel editor le dijo que quería conocerme. Nos reunimos unas cuantas veces y me lanzó la idea: “¿Por qué no montas una editorial? Tienes lo más difícil de encontrar: un autor, tú mismo, que además puede escribir desde muy distintos registros. Y seguro que a partir de ahí consigues reunir a otros más”. Me explicó que ni era tan caro ni tan complejo como alegué que me parecía. Y me guió en los primeros pasos, organización, cálculo de costes, burocracia, etc… Un año después nació formalmente Tundra Ediciones”.

Tundra supera ya el medio centenar de títulos; 57, concretamente. “Aparte de la historia que os he contado, surgió porque me daba cuenta de que en otros países de Europa y en Estados Unidos existía un tipo de publicaciones sobre la naturaleza, desde guías de campo a manuales para profesionales, material para técnicos y de divulgación ambiental del que aquí carecíamos. Como mucho, aquí se hacían traducciones, pero sin adaptarlas a nuestra realidad y nuestras necesidades”, nos explica Víctor. “Veía muchos asuntos que estaban pendientes de tocar aquí”.

tigres-lobos

gamoososY se lanzó. “En el mundo anglosajón, hay mucho interés en la literatura y el arte naturalista, hay mucha tradición; pero aquí está prácticamente por explorar; se consideran literatura y arte como de segunda línea. Nosotros vamos a intentar cambiar esa percepción”. Son dos de sus principales focos ahora para dar continuidad a la editorial: literatura pegada a la naturaleza, como la que podía hacer Juan Ramón Jiménez y hace en la actualidad Joaquín Araújo, y arte de naturaleza, como los extraordinarios dibujos y acuarelas de Juan Varela. Ambos, Araújo y Varela, han publicado en Tundra; juntos dieron forma a otra preciosa obra: El calendario de la naturaleza; y Varela ha publicado Viaje a las rapaces junto a Víctor. Son libros de los que se siente especialmente satisfecho Víctor, paisajista y restaurador ambiental, que ha trabajado sobre todo como biólogo y consultor ambiental, y que es también autor de una treintena de libros y guías, como Aves de parques, pueblos y ciudades y Tras las huellas de la fauna ibérica, otro de los libros más vendidos de esta casa. Tundra tiene su sede en un pueblo de Castellón; Víctor vive en un pueblo de Valencia. Otra línea cuya exploración le hace especial ilusión a este atípico y valiente editor es la literatura de naturaleza para niños; en este sentido, Tundra ya ha publicado este año un primer libro de literatura infantil y juvenil, Los tigres del valle, de todo un maestro en la materia, Jordi Sierra i Fabra, y previamente habían sacado también Cuentos de animales, de José Luis Gallego. “Es una línea en la que vamos a profundizar”.

Más de medio centenar de títulos publicados ya, y este año marcando un récord con mas de una veintena de nuevos volúmenes. Entre los que más se han vendido, que van por la tercera edición y, por tanto, han sobrepasado los 2.000 ejemplares, cantidad que representa todo un éxito cuando hablamos de este tipo de libros: ¿Para qué sirven las aves?, de Antonio Sandoval Rey, del que ya nos hicimos eco en esta sección; Etología del lobo y del perro, de David Nieto; el ya referido Tras la huella de la fauna ibérica, y las sencillas guías de campo desplegables que se venden por 4,5 euros, y abarcan desde las setas a las aves acuáticas y las rapaces diurnas y nocturnas.

Le pedimos, por último, a Víctor que nos recomiende dos lecturas de verano de sus fondos. Como epílogo. Allá van:

Los vencejos sueñan despiertos, libro de divulgación científica con humor de David Álvarez, una selección de los mejores textos, junto con varios inéditos escritos para la ocasión, de su blog Naturaleza cantábrica. Y Los lobos también lloran (Never Cry Wolf, en su título original), un best-seller desde los años 60 escrito por Farley Mowat, autor y activista por el medio ambiente canadiense que falleció el año pasado con 92 años (ha vendido más de 17 millones de libros y ha sido traducido a 52 lenguas), que nos acerca, en múltiples caras, a través de un biólogo que convive con ellos para estudiar su comportamiento, a este animal, generador de mil leyendas, y que incluso ha sido trasladado al cine por Disney.

SIGNUS,logosignus COMPROMETIDA CON EL MEDIO AMBIENTE, HACE SOSTENIBLE ‘EL ASOMBRARIO’

Menéalo

Sobre el autor

Rafa Ruiz
Periodista convencido de que las luces al final del túnel solo se ven desde una perspectiva progresista de la realidad, con un compromiso sólido con la cultura, el arte y el medio ambiente, temas a los que ha dedicado la mayor parte del tiempo de su vida profesional -10 años en 'El País' y 15 años en 'El País Semanal'-. Autor de los libros de cuentos infantiles 'Toletis' y 'Ninoninoni', codirector de la galería madrileña Mad is Mad -centrada en artistas emergentes- y uno de los socios fundadores de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

¿Quieres leer más artículos de este autor?

6 comentarios

  • El 30.07.2015 , Jorge Rubio ha comentado:

    Una editorial altamente interesante dedicada a temas medioambientales y sobre todo a la fauna, con unos precios interesantes para estos tiempos que corren. Lo importante es divulgar….

  • El 30.07.2015 , Carmen ha comentado:

    Qué artículo tan interesante. Muchas gracias por hacernos llegar la labor de una editorial con unas publicaciones tan interesantes.

  • El 30.07.2015 , Olga Rodríguez ha comentado:

    Maravilloso, no hay palabras, me reconforta saber que hay más gente preocupada por el medio ambiente y nuestros queridos animales, pobrecitos.
    Muchísimas gracias a todos,

  • El 17.08.2015 , Luz Rodríguez ha comentado:

    Compré el libro después de leer este artículo y he escrito también a la editorial apuntando algunos detalles:
    – Echo de menos el nombre de la especie y la denominación en latín de los distintos animales recogidos en el libro de Víctor J. Hernández. Resultaría útil si se quiere conocer más detalles de la especie en cuestión, por ejemplo, si una espcie determinada existe en otro país…
    – Echo en falta pies de foto que indiquen cuál es el animal dibujado. No todos reconocemos, por ejemplo, las distintas lechuzas, buhos, cárabos, etc. en una página mixta sin más indicaciones, ni distinguimos si el dibujo representa a una garceta, garcilla, morito…
    – No tengo clara la razón de la imagen repetida del lobo en las páginas 38-39, aunque se quiera reflejar el paso de las etapas realizadas por el dibujante: las dos primeras no se distinguen con claridad y en las 6 últimas sólo aprecio algún cambio en el fondo del dibujo. ¡Y estoy recién operada de los ojos!
    – El texto no refleja en qué lugar geográfico se han realizado los avistamientos o en qué parajes se han encontrado determinadas especies. En el caso del urogallo, está claro, por supuesto. Entiendo que no se trata de abrir la puerta a excursionistas descuidados pero, al menos, una indicación de provincia o comarca sería muy de agradecer.

    • El 20.08.2015 , Víctor J. Hernández ha comentado:

      Gracias Luz, en este caso se trata de un texto de tipo literario, incluso de prosa lírica, por lo que no pusimos los nombres científicos como en una guía de campo. Nos parece que eso rompería el hilo. Las imágenes representan la especie principal a que se refiere cada texto. Cuando aparecen rapaces nocturnas se incluye una muestra de imágenes, sin pretensión de que sea una lámina de identificación de especies como en una guía (ya tenemos publicadas guías con toda esa información). Las secuencias de imágenes del lobo y las del verdecillo al final, muestran los pasos del proceso de elaboración de la ilustración, pues los dibujos tienen un peso importante en esta obra y queríamos mostrar ese efuerzo por parte del ilustrador; de hecho, estas seccuencias han sido muy bien acogidas por los aficionados al arte de Naturaleza. Las localizaciones también se han excluido a conciencia (no así en otras publicaciones que hemos realizado sobre dónde ver fauna, donde incluso mostramos mapas), pues el objetivo es mostrar que de la Naturaleza se puede disfrutar en cualquier lugar, incluso en el parque cercano, pues está demasiado extendida la idea de que lo mejor está en lugares concretos.
      Saludos

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.