26.06.2013

Un maricón bajo la influencia

Menéalo

8633445063_bbb3f406c7_b

Ilustración: CLESS

Como le sucedía a la esposa del protagonista en la película de Cassavetes, aparecer en la lista de las 50 personas lgtb más influyentes de España puede provocar inestabilidad emocional. Y carcajadas. Y estados de Twitter y de Facebook realmente delirantes. El que sirve hoy de capitel a esta columna jónica lo encontré en el muro de Javier Giner (influyente número 31) y me hizo tanta gracia que no he podido evitar copiarlo con total descaro.

Parece que va siendo una tradición que el fin de semana anterior al 28 de junio, día del Orgullo LGTB, el periódico El Mundo saque una lista con los 50 más influyentes. La lista, como todas las que se publican, responde a un criterio absolutamente subjetivo y eso la convierte en discutible. Desde mi humilde punto de vista, y como influyente número 33, creo que siempre hay un componente subjetivo en este tipo de artículos y en cualquier aspecto de la creación, como existe en el encuadre que decide el fotógrafo o en el punto de vista del que se nutre el escritor. El periodista es algo más que un simple intermediario; es un profesional al que debemos suponer un criterio. Si un prestigioso crítico de teatro publica las diez obras más importantes de 2013, su criterio es su valor, aunque luego pensemos que se ha dejado fuera obras realmente magníficas y ha incluido otras que, para nosotros, no tuvieron la menor trascendencia. Pero es su criterio, no el nuestro. Subjetivo, sí. Como esta columna.

Y aunque en esta ocasión, a pesar de ser premio Pluma Mediática 2013, soy tres puntos menos influyente que el año pasado –aunque exactamente igual de homosexual-, estaba dispuesto a celebrar esa lista como hice la primera vez que aparecí en ella: sin tomármela demasiado en serio y con mucho sentido del humor. Tenía varios chistes preparados sobre esa manía del redactor de escribir ‘veterano’ junto a mi nombre cuando, realmente, no llevo tantos años haciendo radio. O sea, que estoy empezando a sospechar que me está llamando ‘viejo’. Puestos a tener adjetivo de brandy, prefiero ‘soberano’ que es cosa de hombres. Estaba listo para bromear con el número 19, a fingir tríos con el 31 y 32, a enviarle whatsapps delirantes al 43, hasta que noté un cierto rechazo en las redes sociales. La lista, un año más, no había caído bien a todo el mundo. Algunas personas veían en ella una especie de velada caza de brujas; otras, un despropósito innecesario; otras, una cosa muy anticuada; otras volvían a confundir sexualidad con vida privada. Al final, tales argumentos me han empujado a defender esa lista cuando no tenía ninguna intención de hacerlo.

Partiendo de que todas las listas, desde la de los diez chulos más atractivos hasta la de las diez mejores playas, me parecen cuestionables en sus conclusiones, creo que la lista de las 50 personas lgtb más influyentes de España es, en términos generales, positiva. Independientemente de los nombres que aparezcan en ella. Y es positiva desde ese matiz de activismo y visibilidad que durante tantos años ha deseado y reclamado el colectivo. Creo que ese es el punto de vista desde el que hay que entender ese artículo. Se señala a un grupo de personas que tienen poder, repercusión, autoridad, que generan admiración…; pero lo más importante es que esas páginas del periódico muestran referentes. Si de algo debiéramos quejarnos es de que las mujeres lesbianas solo tengan, hoy en día, cuatro nombres en los que reflejarse.

Me sorprendía escuchar a gays y lesbianas cuestionar la lista diciendo “¿y por qué no una lista con los 50 rubios más importantes de España?”. En primer lugar, esa lista ya existe: la de los 50 rubios, los diez culos, las diez mujeres más atractivas y hasta las peor vestidas. Todo tiene su lista. Hasta los millonarios la tienen. Y, en segundo lugar, noqueaba mi razón que se emplease el mismo argumento que utiliza la derecha casposa para justificar lo innecesario del Orgullo LGTB. “¿Y por qué no el día del Orgullo Hetero?” Pues porque a ustedes no les discriminan, no les agreden, no les humillan, no les matan, por el mero hecho de ser heteros. Por eso es importante el Orgullo y esa lista. Dejen de mirarse el ombligo y levanten la vista hacia Francia, Grecia, Italia, Rusia, Bulgaria, Uganda,… Es verdad que la sociedad española es, junto a Suecia y Noruega, de las que muestra un mayor apoyo al matrimonio igualitario pero eso no debe confundirnos. Los derechos civiles también pueden desaparecer. Y más viendo la caladura moral de los que nos gobiernan.

Hay muchos frentes desde los que una sociedad debe luchar contra el cáncer de la lgtbfobia. Uno de ellos, uno de los más importantes, es la visibilidad. Observen lo que han hecho en Rusia: inventarse una ley contra la “propaganda gay” para que un homosexual o una lesbiana no pueda aparecer en un medio de comunicación diciendo a quién ama. Lo que no se ve, no existe. Por eso pienso en un chico o chica de 16 años, en una ciudad pequeña, que el sábado pasado abrió el periódico y se encontró esa lista. No sería lógico que después de rebelarme contra el ministro Wert y sus argumentos para retirar la asignatura de Educación para la Ciudadanía, después de haber defendido la necesidad que tienen niños y adolescentes lgtb de encontrar referentes en su proceso de formación personal e intelectual, viese algo negativo en la publicación de esa lista. Nada puede enorgullecerme más que llegar a ser un discreto referente para un chaval que, ante esas páginas del periódico, pueda empezar a pensar que, a pesar de lo empinada que sea la cuesta, nada debe frenar su sueño, que su ilusión está viva, que no hay que renunciar a nada, que el esfuerzo, el compromiso y la honestidad con uno mismo se valora y se premia. Si para eso sirve la lista, viva la lista.

Puedes escuchar el último programa de Wisteria Lane dirigido por Paco Tomás en RNE

Menéalo

Sobre el autor

Paco Tomás
Soy periodista, guionista y, en los tiempos que corren, funambulista. Escribo. Eso es lo que hago la mayor parte del día. También leo y, en ocasiones, releo. Escribo artículos de opinión, teatro, programas de televisión, guiones de cine inéditos y ahora también hago radio. Soy el de “Carta Blanca” en La 2, el de "Alaska y Segura" en La 1, el de “La Transversal” y “Wisteria Lane” en RNE, el del serial “Kurt & Courtney” en Radio 3 y el autor de "Los lugares pequeños", mi primera novela, editada por Punto en Boca.

Puedes seguir al autor en twitter @srpacotomas

¿Quieres leer más artículos de este autor?

7 comentarios

  • El 26.06.2013 , Palahniuk ha comentado:

    Incluir a mujeres como Topacio Fresh o Carla Antonelli es una desfachatez, incluso no respetar (en el caso de Elena Anaya) la salida o no del armario. Es una lista que, aunque todos hayamos leído con morbo, apesta.

  • El 26.06.2013 , Srpacotomas ha comentado:

    Estimado sr Palahniuk:
    En primer lugar le felicito por su ‘nick’.
    En segundo lugar, he contestado a su puntualización en la columna. Preferiría que rebatiese mi argumento en lugar de redundar en el suyo, que ya he contestado en la columna, y así poder iniciar un debate más enriquecedor y no estar cada uno repitiendo su opinión sin escuchar la de la persona que tiene enfrente.
    ¿De verdad usted cree que a Elena Anaya le supuso un problema aparecer en esa lista? ¿Ha visto usted a Elena Anaya querellarse contra El Mundo? ¿Ha visto a usted a Elena Anaya dejar de rodar, no ganar un Goya, por aparecer en esa lista? Es que creo que queremos demonizar algo tan simple como una lista. Me gustaría saber si la gente se indigna tanto cuando se publican las listas de las diez fortunas más importantes del mundo, las cincuenta peor vestidas o las veinte futuras promesas del cine español.

  • El 26.06.2013 , YNOT ha comentado:

    No sé quien es Topacio Fresh, pero sé quien es Carla Antonelli.

    Y respecto a ella, necesito una clarificación, si es que a alguien se le puede ocurrir.

    Carla Antonelli, ¿es lesbiana?

    Quizá me equivoque, pero hasta donde sé, no lo es.

    Pregunto porque, si ella es una mujer, en teoría, heterosexual, me parece extraño que figure en esta lista.

  • El 26.06.2013 , daniua ha comentado:

    En teoría la lista es de personajes LGTB por lo que evidentemente las transexuales está incluidas. Otra cosa es que el diario El Mundo utilice “homosexuales” o “gays” para referirse a todo el colectivo, como pasa en otras lenguas.

  • El 02.07.2013 , zgz ha comentado:

    Muy de acuerdo con tu artículo, la visibilidad es importante para conseguir la igualdad social y romper tópicos, además como bien señalas también puede ayudar a adolescentes a aceptarse cuando las referencias que suele oir en su entorno sobre los homosexuales son negativas. Mientras haya homofobia en esta sociedad cualquier iniciativa que ayude a combatir prejuicios será necesaria y fuera de las burbujas de ciertos sectores de Madrid y Barcelona todavía estamos lejos de conseguirlo.

  • El 03.07.2013 , Virginia ha comentado:

    Totalmente de acuerdo con usted, señor Paco Tomás. Lo que no se ve, no existe. Y esta lista, tristemente es necesaria. Ojalá pudiera ser tan irrelevante como muchas otras, ojalá pudiera ser intranscendente, banal, puro divertimento. Pero no lo es. Y tal y como pinta la cosa en muchos países tan cercanos como Francia, no lo será en mucho tiempo.

    La gente se piensa que la orientación sexual se centra solo en el sexo, y como ya sabemos que el sexo es tabú, y más cuando se sale del misionero, pues para que lo vamos a airear. Y no se enteran, o no se quieren enterar de que es mucho más, es un todo. Es la persona en todas sus dimensiones, áreas y facetas. No simplemente a quién se lleva alguien a la cama.

    Y sí, la lista ayuda, no sólo a los jóvenes LGTB, si no a toda la sociedad. Las personas LGTB no son personas siniestras, que salen de noche y van a calles poco iluminadas, antros lúgubres y cuartos oscuros. No, son actrices, jueces, periodistas, escritores, presentadores de tv, políticos, cantantes, profesores…

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.