20.11.2013

Una ‘Fuente Ovejuna’ rockera y adolescente

Menéalo
© Antonio Castro

© Antonio Castro

La Plataforma Jóvenes al Teatro y La Joven Compañía ponen en pie un emocionante y rockero ‘Fuente Ovejuna’ en el teatro Conde Duque de Madrid para subrayar el valor de trabajar todos a una en defensa de la cultura y de la conexión de las aulas con los escenarios. Su mensaje al final de cada función: “Pobre del pueblo que de sí no cuida“. 

La estética es dura, oscura, tirando a leatherona; pero es que lo que cuenta es heavy: “Morir, o dar muerte a los tiranos, pues somos muchos, y ellos poca gente”. Fuente Ovejuna, ese clásico de Lope de Vega que representa el cambio de una época, está plenamente vigente, como buen clásico, y ahora más que nunca. Así lo ha entendido La Joven Compañía, que lo ha llevado, en una versión condensada en una hora y con píldoras de rock más escenas tórridas, al escenario del Conde Duque de Madrid, como parte de un meritorio proyecto para acercar el teatro a las aulas, sobre todo a los adolescentes de instituto. “Fuente Ovejuna trata emociones que los chicos y chicas de Secundaria entienden bien; habla del amor, del abuso, de la violencia, del grupo, la colectividad, de la solidaridad, del cambio de época”, subraya David Peralto, director artístico de La Joven Compañía (www.lajovencompañia.com) y presidente de la Plataforma Jóvenes al Teatro. “Además, desde el punto de vista docente es muy interesante como experiencia de trabajo en grupo, de responsabilidad común”.

Lo que plantea es universal, en tiempo y espacio: La legitimidad ha de prevalecer frente a la legalidad.

Hemos ido a ver la función, un apagado jueves de otoño, junto a dos colegios y un instituto de Madrid, y el resultado es sorprendente, sobre todo por cómo consiguen conectar los actores -hay que tener en cuenta que ninguno pasa de 23 años- y el público. No es una intuición ni una percepción superficial que viene bien para armar este artículo. Se nota en el debate posterior, que dura tanto como la obra, con preguntas que dejan a las claras el estado de dudas, inquietudes, inseguridades y pavos varios de la edad. Preguntas como estas: “Vale, ya sé que todos se responsabilizan, pero a mí me gustaría saber qué personaje en concreto es el que mata al Comendador”. “Yo quería saber cómo os planteáis las escenas de besos. Si primero os conciencias, o es ¡hala! y ya está”. A esto la actriz que da vida a Laurencia, la moza ultrajada por el Comendador, responde: “Pues yo creo que la segunda opción, ¿no? Además, ¿qué más da, qué importancia tiene darse uno, dos, tres, ochenta besos?”. La misma Laurencia que en la obra arenga a los hombres del pueblo para que hagan justicia, la misma Laurencia que más adelante anima al público adolescente en el coloquio: “Apostad por aquello que os gusta sin miedo. Y si os equivocáis, ya tendréis tiempo de cambiar”. Grandes aplausos.

© Antonio Castro

© Antonio Castro

David Peralto, que era profesor de música en Secundaria, nos pone en situación, de dónde vienen y adónde van: “Todo parte de la plataforma creada por profesionales del teatro, y apadrinada por nombres como Gerardo Vera y Ariadna Gil, con el objetivo de servir de punto de encuentro del mundo de la docencia y del teatro, de darle la vuelta a la desafección actual de los más jóvenes, de quienes tienen entre 12 y 18 años, por el teatro. Así, proponemos, sobre todo a los estudiantes de Secundaria, un paquete de medidas para acercar a los alumnos el hecho teatral, desde que los actores vayan a las aulas, y talleres y fichas con actividades para profesores, hasta estas funciones con coloquio posterior”. Cuando dice estas funciones, se refiere a las representaciones que se llevan a cabo en el Conde Duque de Madrid, abiertas por las mañanas a centros docentes y por las tardes al público en general. Han comenzado con Fuente Ovejuna, que puede verse hasta fin de mes. Seguirán a finales de enero con una obra contemporánea, Invasión, de Guillem Clua, que aborda tres historias de amor en tres escenarios bélicos; en febrero, con Ciudadanía, del británico Mark Ravenhill; y en abril/mayo con Superhéroes, una comedia escrita para la ocasión por José Manuel Mora, enfocada más a los estudiantes de ESO.

“No lo ocultamos”, sigue David, “nuestro objetivo es intentar proporcionarles a los más jóvenes esa primera experiencia que te marca ya para toda la vida; todos podemos hablar de esa película o espectáculo o profesor que nos llegó tan adentro que definió o nuestra profesión o nuestras aficiones para siempre. Y remarcar desde ya que la cultura no es un lujo, sino una necesidad vital. Porque sí, hay gran preocupación en el sector por cómo se está tratando la cultura desde las instituciones públicas”. Para rematar la preocupación, justo el día de esta entrevista, trascendió el plan del Ayuntamiento de Madrid para privatizar todos sus teatros, lo que ha creado aun más desconcierto e indignación entre quienes se dedican a cultivar algo más que euros o casinos. Poco después, la alcaldesa, Ana Botella, matizó que no hay nada decidido, pero la amenaza ahí está.

© Antonio Castro

© Antonio Castro

Para dar forma a todo esto cuentan con La Joven Compañía, montada por José Luis Arellano a partir de la Escuela Municipal de Teatro de Parla. “El formato es muy británico. Se trata de estructurar un equipo de profesionales con experiencia y trayectoria que vuelcan el trabajo en jóvenes en formación, jóvenes de hasta 23 años que quieren hacer de esto su modo de vida”. Así, en cada área precisa para sacar adelante una función, desde escenografía y vestuario a comunicación, música y producción, hay una mezcla de profesionales y gente aprendiendo, “como antiguamente, de maestro a aprendiz”, apunta David. Para montar clásicos y pilares: “Juntad el pueblo a una voz; / que todos están conformes / en que los tiranos mueran”. “Cuando se alteran / los pueblos agraviados, y resuelven, / nunca sin sangre o sin venganzas vuelven”.

Fuente Ovejuna termina entre grandes aplausos y una frase proyectada a toda pastilla en la cortina que vertebra el escenario: “Pobre del pueblo que de sí no cuida”.

‘Fuente Ovejuna’ se representa jueves, viernes y sábados en el Teatro Conde Duque de Madrid, hasta el 30 de noviembre. A las ocho de la tarde. Precios: 8 y 10 euros. 

Menéalo

Sobre el autor

Rafa Ruiz
Periodista convencido de que las luces al final del túnel solo se ven desde una perspectiva progresista de la realidad, con un compromiso sólido con la cultura, el arte y el medio ambiente, temas a los que ha dedicado la mayor parte del tiempo de su vida profesional -10 años en 'El País' y 15 años en 'El País Semanal'-. Autor de los libros de cuentos infantiles 'Toletis' y 'Ninoninoni', codirector de la galería madrileña Mad is Mad -centrada en artistas emergentes- y uno de los socios fundadores de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

¿Quieres leer más artículos de este autor?

2 comentarios

  • El 02.05.2014 , Lunathico ha comentado:

    esta genial… eso me da muchas ideas :X

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.