Un vampiro chino recorre el distrito madrileño de Usera (la película)

Un vampiro chino recorre el distrito madrileño de Usera (la película)

Un fotograma del documental ‘El vampiro chino de Usera’.

Menéalo

Un fotograma del documental ‘El vampiro chino de Usera’.

“Su presencia tenebrosa y nunca confirmada llegó a compararse con las del Fantasma de la Ópera o Jack el Destripador”, aseguran las voces recogidas en el documental ‘El Vampiro chino de Usera’, una curiosa pieza audiovisual realizada por los asistentes a un taller organizado por la asociación cultural Espacio Oculto y La Pera Filmmakers, (Intermediae). ¿Alguien ha visto al Drácula de Usera? No nos consta, pero cualquier vampiro es pardo en la negrura, y lo que no se ve puede que también exista.

La primera noticia de esa criatura extraordinaria, noctívaga y sedienta de plasma humano data del año 2011. Apareció en un blog firmado por Alberto Olmos, que daba por cierta la presencia de un vampiro afincado en las tinieblas de Usera, distrito al sur de Madrid formado por los barrios de Orcasitas, Orcasur, San Fermín, Almendrales, Moscardó, Zofío y Pradolongo. Casi 800 hectáreas de población obrera, activista, reivindicativa y creativa, que abrazó la leyenda de su particular chupasangre de extrarradio, cuya singularidad, la de ser chino, lejos de ser molesta para la popular y numerosa población oriental de la zona, unas 11.000 personas, parece haber aportado un factor de integración en lo que ya se conoce como el Chinatown madrileño.

Oscuridad, capa negra, sed de sangre, colmillos afilados y ojos rasgados. El personaje, real o imaginario, citado en aquel blog, llamó poderosamente la atención de Fernando Sánchez Cabezudo, coordinador artístico del Corral de Comedias de Alcalá y director de Kubik Fabrik, sala de teatro que cerró sus puertas en 2016 tras seis años de vida, suficientes para programar, entre otros montajes, la obra Historias de Usera, premiada con un Max a la mejor producción independiente. Impecable puesta de largo para una leyenda cuyo recorrido no hacía más que empezar.

Salto a 2018. Un taller audiovisual organizado por Espacio Oculto y La Pera Filmmakers reúne a un grupo de vecinos que se dedican a investigar las correrías del vampiro. Mientras la ilusión fomentaba la fábula, la realidad se dejaba contaminar por la leyenda urbana. Los datos y testimonios recopilados en un proceso que duró casi ocho meses –investigación, guión, rodaje, edición y posproducción– engordan el rumor que nadie ratifica. Guillermo de Torres, director creativo de Espacio Oculto y codirector de la pieza junto a Javier Álvaro, destaca dos conceptos cuando le pedimos que nos defina el proyecto: subjetividad y juego. “Ha sido un experimento para reflexionar sobre la veracidad de la información y su poder transformador de la realidad. Nuestra intención fue la de contar cómo y hasta dónde se puede manipular un suceso, consiguiendo que duden hasta los más descreídos e informados. Si nosotros lo hemos logrado con un documental modesto y un equipo que mezclaba profesionales y amateurs, imagina hasta dónde puede llegar un grupo de poder. Queríamos dar un toque de atención a las conciencias críticas. No hay que ser demasiado crédulos con todo lo que oímos o leemos, porque adulterar la realidad es facilísimo. No demostramos la existencia del vampiro, pero tampoco probamos que sea una mentira absoluta. Que cada cual saque sus propias conclusiones”.

Entre los muchos y eficaces cómplices, figuran, cómo no, los medios de comunicación. El periodista de El País Guillermo Abril se ocupó de cubrir la noticia, simulando un reportaje publicado que se recoge en el documental. Pero bastó con que el periódico local InfoUsera sacara un reportaje hablando del Vampiro para despertar entre la gente tanta curiosidad como inquietud. “Cada vez son más frecuentes los testimonios de vecinos que aseguran que un ser recorre de madrugada las azoteas de los edificios de Usera, saltando de una a otra con una agilidad sobrenatural. El Parque de Pradolongo, el cuarto más grande por extensión de Madrid y pulmón de Usera, ha sido el escenario de varios avistamientos de lo que ya se conoce como el Vampiro Chino de Usera”, aseguraba el medio. El periódico añadía: “Los datos son realmente espeluznantes. Algo tiene que estar pasando ahí fuera para que en los últimos años se hayan producido tantos incidentes sin explicar”.

Hasta los más descreídos comienzan a dar rodeos para evitar el enorme parque de Pradolongo en sus paseos crepusculares. Un empleado del Centro de Transfusiones cuenta aterrado que “algo entró y robó las muestras de sangre”. “No sé lo que vi, pero no era alguien normal como tú y como yo”, declaraba el testigo, añadiendo que las cintas de las cámaras de vigilancia habían desaparecido. La duda y el sobresalto se apoderan de la calle.

Un fotograma del documental ‘El vampiro chino de Usera’.

Al margen de los aleteos de la criatura en busca de cuellos que morder, Usera vive un momento de gloria (esto sí que es real), cuando prensa extranjera especializada en tendencias lo destaca como un barrio de moda, muy solicitado de repente en las agencias de alquileres turísticos que otean posibilidades de negocio al otro lado del río Manzanares. “Usera es un distrito peculiar”, explica Guillermo de Torres. “Ha sido una zona castigada por muchos prejuicios como la peligrosidad y la delincuencia, pero no es así. Sucesos se han vivido, como en cualquier otro barrio de cualquier otra ciudad. Rodando El Vampiro Chino, leimos que no muy lejos de aquí, en el Matadero de Arganzuela, parece que ciertas gentes acudían por las noches para beberse la sangre de los animales sacrificados”.

Es ahí donde, entre la evocación de algún sereno ahorcado, tranvías apedreados, reyertas vecinales y amores prohibidos, el señor de la noche encuentra aparcamiento para su eterna sepultura.

Recuerda De Torres que en el estreno de la película fue tan numerosa la afluencia que mucha gente se quedó en la calle sin poder disfrutar de la proyección. El reparto cuenta con una notable interpretación por parte de los alumnos del taller, e incorpora a una actriz profesional y artista plástica de origen taiwanés, Huichi Chiu, y hasta la entonces concejala Rommy Arce participa en la cinta.

El barrio ya no será el mismo, será mucho mejor. Todo gracias a un espectro oriental. Un vampiro chino que ha puesto a Usera en el mapa.

‘El Vampiro Chino de Usera’ se proyecta mañana viernes, 6 de septiembre, en el espacio vecinal co-gestionado Cinema Usera (calle Primitiva Gañán, s/n).

Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.