18.04.2013

¡ZAS!, la denuncia de la pérdida de derechos ciudadanos hecha música

Menéalo

JAZZ

CARLOS PÉREZ CRUZ

¡ZAS!: Onomatopéyico nombre para un trío de jazz que esconde la voluntad de zarandear al oyente y, de paso, su conciencia. “Nuestra música no puede entenderse si la apartamos de la denuncia social generada por la pérdida de derechos que los ciudadanos de este país estamos sufriendo”, dice el baterista madrileño Carlos González, ‘Sir Charles’, el único músico de jazz español con título de Sir (el que le otorgó su padrino musical, el organista estadounidense Lou Bennett, con quien trabajó frecuentemente en los años 80).

González forma junto al contrabajista gallego Baldo Martínez y al saxofonista argentino Marcelo Peralta (establecido en España desde mediados de los años 90) un trío de verdaderos all stars del jazz ibérico con sede en Madrid, que comenzó a rodarse hace tres o cuatro años (la memoria de Baldo no lo aclara). Lástima que la consideración del jazzista en nuestro país venga determinada por factores ajenos a la propia calidad de la música y que las posibilidades de (re)conocimiento estén limitadas por las escasas posibilidades de difusión escénica y mediática del jazz doméstico. Dicho de otra manera: si Estados Unidos planteara festivales de jazz al modo en que Europa los organiza, este trío cotizaría alto.

¡ZAS! Trío presentará este próximo viernes en Madrid (Círculo de Bellas Artes, 21:30 horas) su primer trabajo discográfico, de título homónimo y editado por Karonte. Desde su actuación en abril de 2012 en el Ciclo ‘365 Jazz Bilbao’ hasta su concierto de este próximo viernes en Madrid, Baldo Martínez apenas consigue recordar “cuatro o cinco” conciertos en todo el año. Datos numéricos que son pura simbología de la anemia musical de España en lo que a jazz se refiere, y que es producto de una confluencia de factores que darían para otro artículo. Si bien un inciso: ¿dónde se ocultan los ruidosos aficionados digitales al jazz de este país cuando hay concierto? En esto pasa “como con los votantes del PP en Valencia y Madrid; nadie los vota pero tienen mayoría absoluta”, ríe ‘Sir Charles’. De silencio presencial, añado.

Recuerdo que el que fuera fiel baterista de Tete Montoliu, el alemán Peer Wyboris (que en paz descanse), recordaba los años en que un mismo grupo podía tocar a diario durante un mes en un club y así lograr que la música mute y crezca en presencia del público. En ausencia de esa posibilidad, ¡ZAS! Trío se acoge a la sala de ensayos con encuentros cada quince días para que la música no muera. ¿Riesgo de cansancio y de fecha de caducidad para el grupo cuando no se vislumbran conciertos? “Con este grupo no me da esta sensación. Con otros, por desgracia, sí. Los tres lo tenemos muy claro y no nos da el bajón cuando no tienes a la vista conciertos. Esto no me pasaba desde los inicios, en los que te juntabas con unos cuantos amigos para tocar en el local de ensayo religiosamente todos los fines de semana para pasarlo bien y un día tener algún concierto. Cuando han pasado tantos años de profesional, poder mantener eso no es fácil, y con este grupo sí que existe esa ilusión. Eso sí, nos indigna mucho toda esta situación en la que, no sólo nosotros, sino ningún músico, puede llevar a cabo ningún proyecto”, reflexiona Baldo Martínez.

Contrabajo, saxo y batería, una formación desnuda y directa que tiene un precedente en las trayectorias de Baldo y Carlos: el trío B.A.C. junto al saxofonista Alejandro Pérez y con el que grabaron en 2001 otro disco de título tajante y exclamativo: ¡ya!. También hay referencias en la gran historia del jazz, como las de Ornette Coleman, Louis Sclavis o Dave Holland y sus respectivos tríos, que ellos mismos citan. Música que utiliza la ausencia de un instrumento armónico, como el piano, para “jugar con más libertad con las tímbricas y con los instrumentos de una forma no tan convencional. Y, sobre todo, nos da muchas más posibilidades de improvisar de una forma más libre que a su vez genera más libertad en la expresión”, afirma Peralta. A ‘Sir Charles’ en particular, este formato le “abre más huecos para hablar musicalmente con sus compañeros” que otros en los que la presencia de un instrumento polifónico determina más el discurso de la música. Baldo confirma sus impresiones y siente este trío como “más flexible y moldeable, que se puede transformar en cualquier momento”.

Flexible y moldeable es desde luego la música de ¡ZAS! Trío, a la par que destila la solidez de la que sólo son capaces maestros que manejan sus instrumentos con la naturalidad con la que uno mueve su brazo. Música urgente para tiempos que lo son y que requieren de la contundencia que ellos muestran. Tres solistas que son a su vez autores de su propia música, ajenos a las dinámicas, tan asociadas al jazz, de los standards. Temas que premian el periodismo más crítico del momento en composiciones como En Crudo (de Baldo, dedicado a Javier Gallego, ‘Crudo’) o ¡Menos mal que nos queda Wyoming! (de Carlos, para el presentador de ‘El Intermedio’). Música que está llena de swing a la vez que no hace ascos a la distorsión del rock eléctrico en el contrabajo y a los soplos más viscerales del tan temido free (recuerden, “free” hace tan sólo referencia a la libertad de expresión, esa a la que todos decimos aspirar y que ellos practican noblemente en su música). Música íntima que se dispara expansiva en su contundencia. Música para demostrar que, desde lo instrumental, también hay una respuesta ideológica a la oscuridad del presente. “No es que sea música violenta, pero los tres que formamos este grupo estamos muy mosqueados con muchas cosas de este mundo y lo que pretendemos es un ¡ZAS! para decirle a la gente que basta ya, que nos plantemos”, golpea el baterista.

La cita, este viernes en el Círculo de Bellas Artes de Madrid a las nueve y media de la noche. Buen momento para que la música sirva a su función. Al menos, para la que le adjudica Marcelo Peralta: “rellenar todos los baches que quedan después de hacer números”. Que ellos no tengan que teñirlos de rojo después.

Carlos Pérez Cruz dirige el programa Club de Jazz, a su vez sección en Carne Cruda en la Cadena SER. Aquí puedes escuchar dos programas:

Presentación del disco de ¡ZAS! Trío y entrevista con Baldo Martínez en “Club de Jazz”

Concierto en el ciclo ‘365 Jazz Bilbao’ y entrevista con los tres ¡ZAS! en “Club de Jazz”

Menéalo

Sobre el autor

Carlos Pérez Cruz
Carlos Pérez Cruz, músico y periodista. Desde 2001 dirige el programa ‘Club de Jazz’, dedicado al jazz y músicas improvisadas. Colabora con el programa ‘Carne Cruda’ de Javier Gallego (antes en RNE3 y la Cadena SER), donde dirige la sección 'Bienvenidos al club'; con Radio Vitoria (EiTB) y la revista ‘Cuadernos de Jazz’. Desde 2012 mantiene el blog/podcast ‘Todos los caminos están cerrados’, dedicado a los Territorios Ocupados de Palestina.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

    Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

    Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.