10.05.2017

‘Asesinato en el Congreso’, la novela negra de un diputado en el primer gobierno del PP

Menéalo
El escritor Chesús Yuste, autor de 'Asesinato en el Congreso'. Foto: Javier Cebollada.

El escritor Chesús Yuste, autor de ‘Asesinato en el Congreso’. Foto: Javier Cebollada.

Desde las tripas del Congreso, el ex diputado Chesús Yuste (Zaragoza, 1963) reconstruye el ambiente, el trabajo de los diputados y los hechos más relevantes de la primera legislatura de Rajoy. En sus dos años y medio de diputado tuvo tiempo para crear una trama policíaca, donde el trío formado por la política Nora Murúa, el periodista Bruno Mairal y el comisario Robles se parecen mucho, mucho a algunos de los personajes reales que han dirigido nuestros destinos y recortes. Una potente historia de corrupción, lucha de poder y traiciones, ambientada en la institución que se supone que nos representa a todos.

“Todo es falso. Salvo alguna cosa”. Con esta verídica cita de 2013 del presidente Mariano Rajoy comienza Asesinato en el Congreso, la novela negra que el escritor y exdiputado por la Chunta Aragonesa (CHA) Chesús Yuste acaba de presentar de la mano de Xórdica Editorial. “Todo es ficción salvo alguna cosa. Habrá alguien que pensará que es al revés, todo es realidad salvo alguna cosa. Se han dado momentos tan estrambóticos en España que si no fuera una novela nadie se lo creería”. Yuste se refiere a la corrupción, los recortes de libertades, de derechos y otras decisiones que se tomaron entre 2011 y 2014. Pero también a la incursión de otras formas de hacer políticas, a la vida parlamentaria tan desconocida por el ciudadano corriente y a cómo se toman decisiones que afectan a la vida de todas las personas. “Tenía mucho interés en hablar de ese funcionamiento real del Congreso, para bien o para mal”, sentencia Yuste.

Muchos pensarán que este libro son las Memorias que todo político puede escribir una vez que ha terminado sus responsabilidades en cargos públicos, pero viendo la portada del libro -con una silueta de un cuerpo y sangre- podríamos pensar que le ha quedado ganas de venganza. Él lo niega con la cabeza y sonríe desde sus gafas y con su barba. “Cuando fui elegido diputado, un amigo me dijo ‘vas a escribir una novela potente allí’ y pensé que ‘tiempo no tendría pero mucha inspiración seguro”, recuerda. En ese momento ya le puso el título, como homenaje a Manuel Vázquez Montalbán y su Asesinato en el Comité Central.

El aragonés llegó al Congreso con una libreta en la que escribir anécdotas, perfiles de los personajes y la idea de aprovechar los largos viajes de Madrid a Zaragoza y viceversa para escribir las tramas. Siguiendo el ejemplo de Petro Márkaris con su trilogía, donde ajusta cuentas con los políticos y banqueros que llevaron a Grecia al catastrófico rescate, Yuste ha querido hacer algo similar con la crisis española. “Estaba además en un lugar privilegiado. Al contrario de lo que piensa la gente, en el Congreso te enteras de todo lo que ocurre en la sociedad”. Así, como se cita en el libro, la novela policiaca es la novela social de esta época.

Además de los ecos de la sociedad, la novela es un claro homenaje a los diputados más trabajadores pero menos visibles. “He querido recoger la vida parlamentaria de grupos minoritarios que solo salen cuando tienen un cara a cara con un ministro y entonces logran una foto en el periódico de su pueblo”. Aunque, como decíamos al principio, todos es falso salvo alguna cosa. “Yo quería mantener ese perfil de ficción, porque si mantenía los nombres reales los lectores podrían pensar que los diálogos son textuales y yo no iba con una grabadora”, comenta entre bromas.

Pero lo cierto es que el ex diputado reconstruye reuniones y citas, apoyándose, a veces más a veces menos, en personajes reales. Tanto que bajo nombres como los ministros Gallardo o Lucas Guinda, la delegada del Gobierno en Madrid llamada Fontana o los diputados Cayo Lera, Melchor Llamariego y Alberto Gardón, no cuesta imaginarse a quienes nos recuerdan. “La trama policial es tan potente que no quería que nadie pudiera confundir los hechos que se relatan con la ficción”. Argumento que resulta muy acertado cuando estamos hablando de asesinatos, en plural, en la Cámara Baja. “Que la gente sepa que hay más de un muerto y el autor te dice en primicia que el segundo muerto es mucho más morboso que el primero”, descubre Yuste.

El 15M y la justicia social

La trama secundaria, protagonizada por las máscaras de V de Vendetta y con el telón de fondo del 15M o la movilización de ‘Rodea el Congreso’, envuelven por completo esta historia de corrupción, lucha de poder y traiciones que resulta muy verosímil en esa legislatura. “En otros momentos no sé, pero en la primera legislatura de Rajoy fue brutal. Siempre recordaré la tensión que había en el Pleno donde se aprobó el recorte del subsidio por desempleo -que pasaría a la historia por ese ‘que se jodan’ de Andrea Fabra-. No había cuchillos reales, pero sí de los otros. Como no se podía devaluar el euro, se devaluó la vida de los ciudadanos”, recuerda el político nacionalista, sucesor de José Antonio Labordeta y reconocido como el diputado más activo del momento con 2.000 preguntas registradas en dos años.

Por eso no es arriesgado decir que parte de Yuste y sus compañeros de grupo están reflejados en la protagonista femenina de la historia, la diputada Nora Murúa. Su vertiginosa agenda, concentrada en Madrid de martes a jueves sin descanso y de viernes a lunes en su provincia, viene a ser un reclamo del trabajo que no se ve. “Igual se ve hasta menos el trabajo de los asistentes”, puntualiza Yuste, que mira al otro lado para reconocerse hasta privilegiados: “Igual los diputados de los grupos grandes tienen mala imagen, pero estoy seguro de que matarían por tener tantas intervenciones como los diputados de los otros grupos, como Izquierda Plural”.

Escritor a tiempo completo

Asesinato en el Congreso es una novela policíaca, un género en el que Yuste se mueve muy bien. En 2010 publicó La mirada del bosque, ambientada en Irlanda, y cinco años después llegó Regreso a Innisfree y otros relatos irlandeses, una colección de cuentos donde no falta el ambiente oscuro. En su obra es fácil encontrar repartos corales y personajes que evolucionan capítulo a capítulo. “En esta novela la sorpresa es el comisario Robles, un personaje que al principio aparece porque era necesario al haber un asesinato, pero finalmente crece y se hace con la historia”, afirma el autor.

Al preguntarle por la acogida que ha tenido el libro entre sus antiguos compañeros, Yuste comenta entre risas: “Todos los feedback que he recibido han sido positivos, lo que significa que a quienes no les ha gustado el libro han tenido la amabilidad de no decírmelo”. Y suelta un guante: “Puede que haya diputados de otros grupos a los que no les guste el libro, pero siempre tienen la oportunidad de escribir el suyo”.

Así, entre los Papeles de Bárdenas, los aeropuertos peatonales y los velódromos que duplican su presupuesto, el lector se pone en la piel de la oposición frente a un gobierno liderado por Manolo Rajón, un presidente “incapaz de tomar decisiones”. Un pasado muy cercano que, como reconoce el ex diputado, no ha quedado obsoleto gracias al parón de estar un año sin Ejecutivo. “Estamos en un momento de cambio. En ese momento, en 2011, estábamos seguros de que iba a empezar algo distinto. El problema es que ese cambio está yendo más despacio de lo que deseábamos. Los que queremos un nuevo mundo trabajamos por ello, pero el problema es que quienes no quieren que cambie también trabajan por ello. Y mucho”.

‘Asesinato en el Congreso’ se presenta hoy, miércoles 10 de mayo, en Madrid (Librería La Central).

Menéalo

Sobre el autor

Laura L. Ruiz
"Periodista, mujer y vegana, no necesariamente en este orden. Buscando temas y lugares que otros prefieren que no sean visibles"

¿Quieres leer más artículos de este autor?

2 comentarios

Deja tu comentario