18.09.2017

Los ‘colchoneros’ empiezan a salir del armario

Menéalo
Logotipo del grupo LGTBI de seguidores del Atlético de Madrid realizado por Fito Vázquez.

Logotipo del grupo LGTBI de seguidores del Atlético de Madrid.

El Atlético de Madrid ha estrenado nuevo estadio el fin de semana. La noticia ha ocupado horas y horas, páginas y páginas de los medios de comunicación. Pero ‘El Asombrario’ quiere hacerse eco de un aspecto que ha pasado desapercibido. Hace unos días se dio a conocer en redes sociales un grupo LGTBI de seguidores y seguidoras del Atlético de Madrid que cuenta ya con 363 adscritos. Iniciativa pionera en nuestro país que pretende contribuir a visibilizar una realidad casi tabú en nuestro fútbol.

Hablamos con Antonio Andersson, uno de los impulsores de esta iniciativa. Lo primero que comenta es el agradecimiento por el apoyo recibido y anima a que referentes del fútbol, entrenadores y futbolistas les sigan en @atleticxslgtbi, convencidos de que un pequeño gesto de apoyo acallará a muchos intransigentes 

¿Cómo surgió la idea de crear un grupo LGTBI de seguidores y seguidoras del ATM?

La idea llevaba tiempo en nuestras cabezas, desde que tanto la FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) como otros colectivos pusieran en marcha campañas por la diversidad en el deporte.

¿Ha habido alguna reacción o comentario por parte del club?

No, hasta la fecha ninguna. Tampoco la esperamos de forma inmediata. Si la dirección nos respalda y apoya (por ejemplo, siguiéndonos en Twitter) sería un gran impulso para nuestra iniciativa. El resto vendrá detrás.

¿De otros colectivos, grupos en redes sociales de seguidores del ATM o de cualquier signo?

Sí, la verdad es que nos hemos sentido muy arropados/as por los colectivos LGTBI, también por otros grupos LGTBI de clubes de futbol y por muchísimos colchoneros, más de 300 en 48 horas.

¿Conocéis otros grupos de aficionados de otros equipos que estén haciendo o que vayan hacer lo mismo?

Sí; es más, para ser justos fueron los aficionados/as del RCD Espanyol quienes empezaron a poner en práctica la idea de trabajar la diversidad en el deporte. Es previsible que tras el paso dado por nosotros y nosotras otros muchos aficionados en otros clubes deportivos se pongan a trabajar con similares objetivos.

La homofobia es algo bastante habitual entre los seguidores del fútbol en nuestro país, “maricón” es uno de los gritos más extendidos, ¿pensáis que posicionándoos como habéis hecho puede contribuir a que disminuya?

Sin duda, de lo contrario no estaríamos en ello. La pedagogía se hace imprescindible y parte de esa pedagogía consiste en hacernos visibles, en naturalizar que los y las homosexuales no somos entes extraños. Somos personas con nuestros problemas, nuestras inquietudes, nuestras formas de sentir y de apasionarnos por el fútbol y por otras muchas cosas en la vida; como cualquier otro ciudadano, nosotros también utilizamos la palabra “maricón”, obviamente no como insulto, sino como una forma de empoderamiento. Estoy convencido de que muchas personas no llegan a utilizar esa expresión con una connotación despectiva, simplemente la utilizan, eso es lo que tenemos que cambiar.

¿Qué se piensa cuando un futbolista como Koke insulta a Cristiano llamándole “maricón”?

Rechazamos cualquier insulto, sea maricón u otro, y sea contra quien sea. El deporte tiene que estar alejado de posiciones violentas, utilizar “maricón” como insulto deja ver que esa persona quizá no se haya parado a pensar que en realidad le está llamando homosexual; es decir, persona que se expresa y ama a otra persona de su misma condición sexual; entonces, ¿cuál es el problema en amar?

En algunas de las competiciones más importantes se realizan campañas de sensibilización por parte de las federaciones y las ligas para erradicar la homofobia, ¿por qué pensáis que aquí no ocurre?

Sí se han trabajado campañas; hace unos meses se lanzó una de la asociación Arcopoli en la que los futbolistas cambiaban los cordones de sus botas por otros con la bandera arcoíris; a ella se sumaron muchos equipos de categorías inferiores, medias y algún que otro equipo de La Primera División.

¿Por qué no se hace desde la Liga y la Federación?

Quizás a los que mandan también tenemos que sensibilizarlos, pero estamos convencidos de que con los cambios que se están produciendo, especialmente en la Federación Española de Fútbol, podrán abrir ventanas y puertas para que entre aire fresco, que falta hace.

¿Quizá dichos responsables desconocen la realidad de una sociedad tan diversa como la nuestra?

(Risas). ¿Con más de un millón de personas en las calles de Madrid este pasado verano en el World Pride? No, desconocerla no, en todo caso obviarla. El fútbol es un deporte tremendamente masculinizado, con roles muy patriarcales, quizás junto con la Iglesia sean los dos estamentos más anacrónicos en lo referente a la diversidad sexual y de género.

¿Uno de los motivos puede ser económico, perder posibles patrocinios, sobre todo en unos momentos donde los inversores de países árabes tienen cada vez más peso en el fútbol continental?

No te diría que no, pero fíjate que la mayoría de las grandes marcas de ropa deportiva tienen una política de respaldo a la diversidad sexual. Si esos patrocinadores extranjeros desean asociarse con clubes europeos tendrán que aceptar la forma de entender nuestras sociedades sin imposiciones, algo que exigimos también a los inmigrantes que llegan de otros países.

Hace unos meses, Antoine Griezmann reconocía que no hay jugadores que salgan del armario por miedo. ¿Cuáles crees que podrían ser las consecuencias reales para cualquier jugador/a si decidiera dar el paso y publicitarlo? Las positivas y las negativas.

Las positivas, un gran respaldo desde instituciones públicas y de los colectivos LGTBI, un enorme agradecimiento por la valentía demostrada. Negativa, la presión de los radicales extremistas, que por desgracia existen muchos y muy fuertes aún en los clubes.

En una entrevista, Miguel Ángel López, ex director y fundador de la revista ‘Zero’, reconocía que habían trabajado en un reportaje relacionado con futbolistas del Real Madrid, Barça, Athletic de Bilbao y Real Sociedad que nunca vio la luz por las presiones de los clubes. Richard Zubelzu, realizador del documental ‘Fuera de Juego’, sobre la invisibilidad de la homosexualidad en el fútbol, también ha comentado los problemas que le pusieron Real Madrid, Atlético de Madrid y Barça para realizarlo. En un país donde la homosexualidad está tan asumida, ¿los clubes no deberían hacer posible que la misma se visibilizara con normalidad como ocurre en el resto de la sociedad?

Para normalizar en parte la homosexualidad es necesaria la visibilización; si las personas no están protegidas contra agresiones por delitos de odio, a través de una ley que venimos pidiendo desde hace años, Ley LGTBI para frenar los delitos de odio por lgtbifobia, ni tampoco por los clubes que efectivamente no han trabajado nada dentro de sus competencias, no tenemos derecho a pedir a las personas que se hagan mártires sin más.

¿Retraso sin sentido, ya que más pronto que tarde ocurrirá?

Es inevitable, la sociedad española y europea avanzan en la dirección del respeto, la integración y la tolerancia. El fútbol se ha convertido en un símbolo, y sus direcciones deberán entender a sus aficionados y aficionadas buscando la forma de protegerlos ante delitos de odio por identidad sexual, de género, de raza, color o de cualquier otro motivo; de lo contrario, perderán el respeto de una sociedad que avanza sin ellos.

Además de apoyar como seguidores al Atlético de Madrid, ¿participáis en algún tipo de campañas de sensibilización contra la homofobia en el deporte, fomentando la lucha contra el ‘bullying’?

Por supuesto, nosotros y nosotras venimos de participar en colectivos y asociaciones. Nuestra pasión es por el Atleti y el fútbol, pero nuestras motivaciones también son las de luchar en favor de los derechos de las y los LGTBI. Hemos compartido sin reservas la Campaña contra el acoso escolar por lgtbifobia de la FELGTBI, y en lo que podamos humildemente ayudar estaremos sin reservas.

Menéalo

Sobre el autor

Rubén Caravaca
Dinamizador y asesor cultural. Miembro de Cultura en Red y en Movimiento. Ha impartido cursos y talleres en centros culturales y universidades de una decena de países de tres continentes. Publicado una docena de libros, la mayoría sobre gestión cultural, trabajando con cerca de 100 artistas de todo el mundo. Miembro del Panel de Expertos del Observatorio de la Cultura de España y de la Red Iberoamericana de Docentes IBERTIC. Twitter: @rubencaravaca

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Un comentario

  • El 19.09.2017 , Daniel L. ha comentado:

    titular heterófobo.

Deja tu comentario