Cómo explicar a un niño qué es la democracia
25.10.2015

Cómo explicar a un niño qué es la democracia

Menéalo

Portadas de los libros sobre la democracia y la dictadura para niños.

¿Quién se atreve a explicar a un niño qué es la democracia? ¿Quién es capaz de hacerlo de forma clara? Sin tartamudear, sin que se nos caiga sudor frío por la frente a causa de la vergüenza ajena por los múltiples casos de corrupción que han crecido a la sombra de esta palabra. Y que dé un paso al frente quien encuentre más de diez diferencias entre un dictador y un presidente autoritario que ofrece ruedas de prensa tras el plasma sin aceptar preguntas de los periodistas. Casi 40 años después de su publicación -y con 40 años de democracia a nuestras espaldas-, Media Vaca reedita la colección ‘Libros para Mañana’, con nuevas ilustraciones pero con todo el espíritu crítico que los llevó a escuelas y librerías de la mano del Equipo Plantel en 1978, cuando el país vivía en plena Transición.

Democracia viene del griego, de la palabra demos, que significa pueblo, y de la palabra krátos, que significa gobierno. Y ojalá fuera tan fácil explicárselo a un niño así. Pero la democracia se ha convertido en un concepto difícil de comprender en estos tiempos, incluso para los adultos. Se habla de regeneración democrática en un país donde en las escuelas no se trata ni se educa en el tema. Donde se elimina de las aulas la asignatura de Educación para la Ciudadanía por peligrosa. Y donde los políticos en el poder hacen oídos sordos a los ciudadanos.

Una de las ilustraciones del libro 'Clases sociales'.

Una de las ilustraciones del libro ‘Clases sociales’.

Pero esta colección de libros no solo nos habla de democracia, sino también de las diferencias que hay entre las clases sociales, entre los hombres y las mujeres, y se habla muy clarito de dictadores y de presidentes autoritarios. Guías ilustradas con una ironía muy directa, con unos lápices muy afilados que explican de forma muy clara y didáctica estos conceptos, sin dejar de lado la crítica y la reflexión. Los textos de 1978 están completamente vigentes en estos días, como nos cuenta Vicente Ferrer, director de la colección y editor de la editorial valenciana Media Vaca: “En 2012 fui invitado a dar unas charlas en el Museu Fundación Juan March de Palma, dentro de un curso titulado La ilustración infantil: ¿Arte sólo para niños? Los organizadores me sugirieron que hablara del libro ilustrado, en España y en el mundo, entre los años 1950 y 2000. Para poder abordar este encargo, que parecía inabarcable, resolví buscar en mi propia biblioteca aquellos libros más significativos que completaran uno por uno todos aquellos años. Ahí apareció el libro Hay clases sociales, que incorporé a este recorrido como ejemplo de libro producido en España en 1978. Al releerlos, nos dimos cuenta de que el texto estaba perfectamente vigente, y decidimos buscar el resto de libros que componían la colección. Los encontramos, todos, en librerías de viejo de Toledo, de Barcelona y de Valencia”.

La colección se compone de cuatro títulos: Cómo puede ser la democracia, Así es la dictadura, Hay clases sociales y Los hombres y las mujeres. Cuatro temas fundamentales que había que tratar en 1978 para explicar a los niños y niñas de aquella generación los cambios que estaba viviendo el país donde les había tocado nacer. Cuarenta años después, seguimos igual; democracia también significa participación y requiere del esfuerzo de todos los ciudadanos y, por tan sencilla razón, los niños deberían valorar estos libros, para hacer y hacerse preguntas.

Una de las ilustraciones del libro 'Democracia'.

Una de las ilustraciones del libro ‘Democracia’.

De los textos originales sólo se han tocado algunas comas, pero no se ha suprimido ni añadido nada a su contenido. Sus ideas y comentarios son perfectamente válidos en estos tiempos, lo mismo que los test finales del los libros. Solo se han insertado, en las páginas finales, una breve nota actualizando la información cuando a los editores les ha parecido necesaria. Cómo tocar unos textos que nos asombran con frases del tipo: “En todas las dictaduras está prohibido pensar. Sólo se puede pensar lo que el dictador quiere que se pueda pensar”. O: “Los hijos de los ricos… nacen ricos. Los hijos de los pobres… nacen pobres”. Lo que sí han cambiado han sido las ilustraciones; en esta ocasión están a cargo de Marta Pina, Joan Negrescolor, Mikel Casa y Luci Gutiérrez.

A primera vista, no son unos libros muy fáciles de catalogar, como nos reconoce Vicente Ferrer. “No sé muy bien a qué categoría pertenecen. ¿Son libros de política para niños? ¿Son libros informativos? ¿Son álbumes ilustrados?; ese cajón de sastre donde caben cosas tan distintas, y que nosotros apenas tocamos. En nuestro catálogo hay libros muy distintos que no responden de manera muy evidente a un género concreto. Pienso que estos libros son, sobre todo, obras representativas del trabajo de sus autores, los ilustradores que han trabajado en ellos durante muchos meses. Son también libros muy característicos de la labor de esta editorial, aunque sean reediciones”.

Una colección necesaria por múltiples razones, como nos responde a esta entrevista Isidro Ferrer: “En mi opinión, estos libros son interesantes por varias razones. En primer lugar, porque no responden al mercado de la novedad, que es hoy el predominante en el mundo del libro infantil y juvenil. En segundo lugar, porque son libros de política, y no existen en España libros de ese tipo en este momento (pero, como se ve, existieron hace algunos años). En tercer lugar, por su contenido; tenían interés en 1978 y sigue teniéndolo hoy. En algún momento nos planteamos reformar los textos para adaptarlos a la situación actual (sin duda se podrían hacer algunos cambios), pero nos dimos cuenta enseguida de que mantener los textos originales era preferible a cualquier otra opción: el hecho de que ya existieran (sin haber sido prácticamente usados) es una información que también queríamos ofrecer a los lectores”.

Estamos ante una colección muy útil para educar en la crítica y la reflexión a las futuras generaciones. Pero que no estaría de más que los adultos repasasen la lección y reflexionaran con ellos. Unos libros que deberían formar parte indispensable de las bibliotecas infantiles. Y que inevitablemente nos unen a nuestro pasado inmediato, a los años de la Transición. “Cuando decidimos volver a hacer los libros”, nos sigue contando Vicente Ferrer, “en lo primero en que pensamos fue en la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que ha sido castigada por el gobierno del PP y que actualmente depende más de la buena voluntad de algunos enseñantes que de un programa serio que tenga como objetivo convertir a nuestros jóvenes en unos buenos ciudadanos. Es decir, en ciudadanos comprometidos con la sociedad y con espíritu crítico. Creo que es importante suministrar materiales para el debate, y pienso que estos son eficaces. Se dirigen, además, no sólo a los lectores adolescentes sino a los más jóvenes (a partir, digamos, de los 7 años) para los que no hay muchos materiales específicos sobre estos temas”.

¿Y qué fue del Equipo Plantel original, de los autores de esta colección? Parece ser que no queda rastro alguno. “Durante un año entero tratamos de localizar al Equipo Plantel y pasamos un fin de semana en la casa de Rosa Regàs, que fue la editora de los libros originales, invitados por ella, tratando de localizar en su archivo alguna forma de contacto. No tuvimos éxito. Después preguntamos a maestros activos durante esos años e implicados en movimientos de renovación pedagógica, especialmente dentro del área de Barcelona, y tampoco obtuvimos respuesta. Pusimos aviso en redes sociales y no hubo suerte. Ojalá los componentes del Equipo Plantel aparezcan. Cada vez que recibimos un pedido de una colección de libros desde Cataluña pienso si será alguno de ellos, o alguien relacionado con ellos, quien escribe, para curiosear el resultado. Nos encantaría contactar con ellos, conversar acerca del trabajo realizado y preguntarles si finalmente llegaron a hacer esos otros tres títulos que no fueron publicados”.

Así que si este artículo sirve para dar con ellos…, un objetivo más que se habrá cumplido.

Menéalo

Sobre el autor

Javier Pizarro
Maestro de Educación Infantil, desde hace más de 15 años en la escuela pública. Acompaño a los niños/as así como a sus familias en el proceso de aprender. Apasionado por la literatura infantil y juvenil, que vista desde un punto desde la aproximación adulta, resulta llena de ironía, sentido común y nos ayuda a reflexionar sobre la educación, la vida y nuestras fantasías.
Decía José Saramago en su cuento para niños La flor más grande del mundo: “¿Y si las historias para niños fueran de lectura obligatoria para los adultos? ¿Seríamos realmente capaces de aprender lo que, desde hace tanto tiempo, venimos enseñando?”
Instagram: @javierpizavi
Twitter: @javierpizavi
Facebook: https://www.facebook.com/javier.pizarrovinagre

¿Quieres leer más artículos de este autor?

3 comentarios

  • El 14.03.2017 , Tela ha comentado:

    Si hay que explicarla poniendo a España como ejemplo , mejor dejarlo para mejores tiempos.

Deja tu comentario