16.12.2013

El río Guadalquivir desemboca en el cine

Menéalo

flamencos_en_vuelo_7882

La película ‘Guadalquivir’, realizada por Joaquín Gutiérrez Acha y narrada por Estrella Morente, ha protagonizado el pasado fin de semana algo muy poco habitual en los cines españoles: un documental de naturaleza ibérica consigue estrenarse en pantalla grande en 22 salas comerciales. Hablamos con su director.

“Y la idea es llegar esta semana a las 40 salas, sobre todo tocando el norte: País Vasco, Cantabria, Asturias…”, dice Joaquín Gutiérrez Acha. La gran incógnita: la respuesta del público en unas fechas, Navidades, de competencia de alto voltaje en los cines por captar al público familiar, con el desembarco de multimillonarias producciones de Hollywood y ocurrentes historias de dibujos animados. “Pase lo que pase, yo creo que haber llegado hasta aquí ya es un triunfo. Lograr que TVE, Canal +, Canal Sur, Junta de Andalucía apoyen una producción de naturaleza española que llegue a 40 salas ya marca un antes y un después en este tipo de cine. Y eso es bueno para todos. Porque ya los próximos que llamen a la puerta para vender una película de animales no se encontrarán con caras de extrañeza e incomprensión. Yo creo que Guadalquivir viene a romper muchas barreras, que es una bocanada de aire fresco para el cine español, algo distinto, algo esperanzador”.

Guadalquivir, una película de Joaquín Gutiérrez Acha from El Asombrario on Vimeo.

Guadalquivir es una película bien planteada y contada, con un tono eminentemente poético marcado por el guion -a veces demasiado recargado- de Fernando López-Mirones, y una calidad muy alta de imágenes, pero también de toda la parte sonora: desde la captación de sonidos del campo a cargo de un gran experto en el asunto, Carlos de Hita (se oye incluso nevar), hasta la música -banda sonora original de Pablo Martín Caminero, muy adaptada a la evolución de las imágenes- más la cadenciosa voz de la cantante Estrella Morente, en toda la plenitud de su acento andaluz. “He de reconocer”, explica el director, “que al principio me equivoqué con ella, que le pedía que hiciera una vocalización más clara y aséptica; menos mal que pronto me di cuenta de que tenía que dejarla ser absolutamente ella, con todo su acento andaluz y el embrujo de su voz, que ese es el valor”. “A Martín Caminero le pedimos música flamenca, pero muy elegante y para cine, y ha acertado plenamente”. “Y qué decir de Carlos de Hita, todo un maestro, y todo el equipo de técnicos que consiguen que, por ejemplo, se oigan al fondo los sonidos de los zorros, pero con claridad, sin empastarse, en su justa distancia, marcando la lejanía”.

Pero Guadalquivir se ha hecho posible gracias, sobre todo, a la productora y distribuidora Wanda, que a través de su sección Natura ha respaldado hitos en la secuencia de grandes cintas de naturaleza, como Nómadas del Viento y Entrelobos, Deep Blue y Tierra. Por cierto, Wanda es también responsable de la distribución de otra gran película de la temporada, La gran belleza.

Joaquín Gutiérrez Acha, director de la firma Bitis Documentales, madrileño afincado en Puerto de Santa María (Cádiz), recuerda que han sido dos años preparando Guadalquivir. “La idea surgió porque hemos trabajado mucho en el sur, sobre todo para la Junta de Andalucía, realizando documentales sobre el lince ibérico, el meloncillo, el Parque de los Alcornocales, el desierto de Tabernas, los incendios forestales… Y a mí me rondaba la idea de acometer algo más global sobre Andalucía. Vimos que el curso del Guadalquivir podía servir perfectamente como icono de la comunidad, porque la cruza a través, además, de espacios icónicos, Cazorla, Sierra Morena y Doñana, hasta desembocar en el Atlántico. Atraviesa Córdoba y Sevilla y Sanlúcar de Barrameda. Pensamos en un vehículo conductor para guionizarlo, para darle una narración, y elegimos un zorro, bueno, que en realidad es una zorra, y a través de su mirada y su viaje, vamos encadenando espacios y especies emblemáticas, como el lince y el águila imperial”. En Guadalquivir salen también grullas, cigüeñas, buitres leonados y buitres negros, ciervos, conejos, garzas, anguilas…

El resultado: imágenes de gran belleza. Unas veces dramáticas, como la montería, con una jauría acorralando a un venado y excepcional seguimiento aéreo; o la escena de cainismo entre dos polluelos de águila calzada (un hermano mata al otro), fotogramas que figuran entre los preferidos de Gutiérrez Acha. Otras de gran lirismo, como la floración de las orquídeas o el vuelo de los flamencos por las marismas, acompañado de uno de los momentos musicales de mayor intensidad, otra de las escenas favoritas del director. Y otras de gran humor, como las interpretadas por el camaleón, la ardilla y la araña-tapadera, que levantan sonoras risas entre el público. “De esto hemos aprendido. He de decir que ha salido como algo involuntario, pero, vista la reacción tan positiva del público, en próximas películas vamos a introducir escenas de animales que, por naturaleza, tienen una vis cómica, y que ayudan al ritmo del largometraje, descargando la tensión de otras escenas más dramáticas. Nos hemos dado cuenta de que van muy bien y el público las agradece mucho”.

– Pero Joaquín, no hay nada de denuncia; y no es precisamente que el Guadalquivir esté a salvo de cualquier preocupación…

– Es que creo que una película de naturaleza en gran pantalla no es el foro adecuado para la denuncia; eso sí, creo que sirve de herramienta perfecta para mostrar todo el valor de esos ecosistemas y, a partir de ahí, para abrir un debate y hablar de las amenazas que se ciernen sobre ellos.

– ¿Por ejemplo? ¿Cuál es para ti la principal amenaza ahora al Guadalquivir?

– Los planes de dragado en su curso cerca de la desembocadura. Yo creo que es fácil entender que convertirlo en una autopista para que entren trasatlánticos hasta Sevilla tiene que alterar sus flujos naturales, sus riberas, sus hábitats.

– Animado por haber llegado a la gran pantalla y haber encontrado buena repercusión mediática, ¿cuál va a ser tu próximo proyecto?

– Ahora lo que quiero es acometer un proyecto similar en el norte, en el Cantábrico, Tierra de osos. Es un tema también espectacular y no se ha hecho aún una película a lo grande que lo trate. Seguramente en enero comencemos ya la pre-producción.

Menéalo

Sobre el autor

Rafa Ruiz
Periodista convencido de que las luces al final del túnel solo se ven desde una perspectiva progresista de la realidad, con un compromiso sólido con la cultura, el arte y el medio ambiente, temas a los que ha dedicado la mayor parte del tiempo de su vida profesional -10 años en 'El País' y 15 años en 'El País Semanal'-. Autor de los libros de cuentos infantiles 'Toletis' y 'Ninoninoni', codirector de la galería madrileña Mad is Mad -centrada en artistas emergentes- y uno de los socios fundadores de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

¿Quieres leer más artículos de este autor?

4 comentarios

  • El 17.12.2013 , Miguel Bueno ha comentado:

    Una pena, Estrella tiene que dedicarse a cantar y no a narrar.

  • El 18.12.2013 , Sally ha comentado:

    ¿Pena, de qué? la grosería de tu comentario Miguel es del tamaño del Guadalquivir. Genial Estrella y la película.

  • El 21.12.2013 , Antonio ha comentado:

    Es de una gran belleza el tráiler y ojalá pueda verla en la gran pantalla porque debe ser una gozada.¡Enhorabuena,Joaquín!

  • El 11.03.2014 , Jose Antonio ha comentado:

    Es una pena que películas de este tipo no tengan mas presencia en el cine Español. Fui al cine a ver la pelo con mi mujer y mi niño de 10 años y le encanto. En cuanto salga en DVD o Blueray la comprare. Esto no es una película que pasa de moda.
    Por cierto, genial la música y la narración de Estrella Morente.

Deja tu comentario