13.06.2014

Las viejas rockeras nunca mueren

Menéalo
Deborah Harry

Deborah Harry.

Cuando se cumplen 40 años del surgimiento de Blondie con Deborah Harry a la cabeza, ¿podemos decir que las llamadas divas actuales del pop como Lady Gaga o Madonna pueden compararse a las ya damas y señoras del rock? ¿O vuelve a cumplirse el mito de que las viejas rockeras nunca mueren?

“Nunca pensé que tendría la vida que he tenido. Ni siquiera sé si existía este tipo de vida cuando era una niña”. Lo cuenta Deborah Harry, la vocalista de Blondie, en una entrevista de la BBC. Este año se cumplen 40 del surgimiento de Blondie y un nuevo disco con sus grandes éxitos y con nuevas canciones lo conmemora: Ghosts of Download, Blondie 4(0) ever. Entre sus actuaciones de este verano se incluye el Festival de Glastonbury.

En la carátula aparece el retrato de Andy Warhol, como símbolo de esos 40 años de música y mítica pop. Porque Debbie Harry, la encarnación de esa Blondie que fue marca y maldición del grupo que lideraba vocalmente, representa como ninguna otra figura de los setenta esa cualidad de “superestrella” en el sentido en que Warhol la entendía: ese estilo, esa influencia y fulgor, un carisma inagotable, que atraía la atención como un imán. En su altar de pop stars figuraban desde Marilyn hasta Jackie Kennedy o Paloma Picasso. Una corte de cisnes en la estirpe de los descritos por Truman Capote, pero que no escondían ya esa codicia de placer, esa vanidad y ansia de expresar su talento, esas ganas de reírse y de sacar la lengua que caracterizan a las grandes divas de Warhol. 

Harry alcanzó el éxito con 31 años, relativamente tarde para lo que es corriente hoy en día en el escenario de la fama. Lo intentó durante toda su veintena sin descanso, pero lo más que encontró en ese primer viaje al Nueva York de los sesenta, donde pensó que iba a encontrar a los beatniks, fue heroína, varios empleos como camarera y conejita de Play Boy. Cantó, bebió, se divirtió. Todo lo contrario de lo que su madre adoptiva, una sensata ama de casa de New Jersey, hubiera deseado para ella. “Quería ser artista, vivir como una artista”.

Vestida de negro y con el pelo platino. Hasta que en la jungla del sur de Manhattan se encontró con Chris Stein y ambos se inventaron Blondie. “Quería llamar la atención y ser famosa. Pero también quería hacer buena música, convertirme en una buena cantante y no ser sólo el producto de alguien. Quería ser mi propio producto”.  Ahora que varias exposiciones recuerdan el movimiento pop y sus mitos  quizá sea bueno preguntarse por qué nos sigue fascinando la juventud de esta mujer que hoy casi tiene 70 años. Ella no se convirtió en un bonito cadáver, como aquella otra rubia platino que también inmortalizó Warhol, pero, sobre todo, nunca fue una víctima. “Uno vive y aprende”, responde siempre cuando le preguntan si se arrepiente de algo. Igual que Chrissie Hynde  —que también saca disco propio- o Patti Smith. Una imagen de la feminidad que debemos al rock de los setenta: poderosa, libre y, sobre todo, irónica.

Harry fue el gozne del cambio definitivo que tuvo lugar para las mujeres en los setenta: convirtió el tópico en un arma, dio la vuelta con mordacidad y descaro al prototipo de la rubia sexy que se contonea en el escenario. Y cambió los papeles de perseguidor y perseguida: “Un día de estos iré a por ti” dice en su canción One way or another, y en los viejos vídeos que todavía están colgados en YouTube mira a la cámara con una exaltación y una alegría de vivir que nadie ha igualado hasta hoy. El rock es un mundo machista, pero la rubita abrió la puerta a todas las chicas guerreras que vendrían detrás. Basta con consultar el cartel de cualquier festival para ver la abundante nómina de sus nietas. Sin contar con esas contorsiones de Miley Cyrus, el travestismo de Lady Gaga o la provocación de Madonna. Todas tienen una abuela que no necesitó masturbarse en el escenario, ponerse pelucas y plataformas o montar un escándalo ad hoc cada vez que abría la boca. Su desafío era más sutil, jugaba con la identidad sólo con la mirada; su atrezzo, sobrio como el de James Dean: unas wayfarer y una camiseta a rayas. Su pelo platino revuelto era su corona.

Hoy, dice, las cosas parecen descoloridas, cuando le piden que opine sobre el mundo de la música. Pero Blondie sigue adelante, sin grandes éxitos, ni hallazgos contraculturales. Simplemente están vivos. Y son más viejos. “No creo que sea fácil envejecer para ninguna mujer, punto”, revelaba Harry hace un par de años en la revista Vogue, en la que se dejó fotografiar por Patrick Demarchelier.

En esas fotos, sus pómulos siguen intactos gracias a la cirugía estética, y sus cejas no han perdido un ápice de su circunflexión. Ese fue el precio que pagó por ser tan bella, tener que enfrentarse todos los días a la evidencia del paso del tiempo en la mirada de los otros. “Todos tenemos esos días en los nos miramos en el espejo y decimos: bueno, da igual. Y otros en los que exclamamos: ¡Uau, no está mal!”.

En su caso, seguramente, son más los primeros momentos que los segundos. Su voz ha enronquecido, en el escenario ya casi no se contonea. Pero hay algo que no ha cambiado: aparece cuando entreabre sus labios y enseña sus dientes pequeños y perfectos al sonreír. Esa luminosidad sin mácula. Es parte de su inteligencia, no de la belleza de su juventud.

Menéalo

Sobre el autor

Elena Castelló
Elena Castelló es periodista. Fue redactora jefe en Dunia y directora de Mujer Hoy, TVMás y Hoy Corazón, en Vocento, durante más de 10 años. En la actualidad colabora con Vanity Fair, Telva, XLSemanal, Mujer Hoy y Hola Decoración. Twitter: @ecastello Facebook: Elena Castelló

¿Quieres leer más artículos de este autor?

14 comentarios

  • El 14.06.2014 , Helena ha comentado:

    No es solamente que esas “nietas” no la lleguen a Debbie, Crissie y a Patti a la suela de los zapatos. Es que ni veo bien que aparezcan en este artículo. Una cosa es buena música y otra artisteo milloneti. No es comparable.

  • El 14.06.2014 , morcilla ha comentado:

    Lo que no entiendo es porque, hablando de Viejas Rockeras, no mencionas ni a Wendy O. Williams,… ni a las Runaways,… ni a Girlschool, ni a Janis Joplin…todas ellas más rompedoras e influyentes que la sosaina de Deborah.

    Ah, claro… que era para compararla con Madonna, Lady Gaga, Katy Perry y Hannah Montanna… no con ROCKERAS.

    • El 14.06.2014 , DylanDog ha comentado:

      Y tanto…
      Suscribo al 100% tu comentario.

    • El 15.06.2014 , n0mada ha comentado:

      Esto… “nunca mueren”

    • El 16.06.2014 , Anchored ha comentado:

      ¿Tú has visto los credenciales de la que firma el artículo? Así está el periodismo en este país, coges a gente que lleva toda la vida a hablar de cualquier cosa, sin rigor ni conocimiento. Para qué dar una oportunidad a gente que sabe de lo que habla.

  • El 14.06.2014 , Spirit ha comentado:

    faltan rockeras de los 70, Harry es más de los 80, por la clase y el estilo de rock que hacía, y por la época en la que surgió, de todas las mentadas, para mí el mejor ejemplo es Patti, que a día de hoy sigue subiéndose a escenarios con su guitarra y poco más, como en los 70. Es el.mejor ejemplo. Pero, me reitero, hay más, no tan comerciales, seguramente, y de ahí el no mencionarlas, pero son mejores que Harry y son rock de verdad y más setentero.

  • El 14.06.2014 , Franloud ha comentado:

    Me temo que Madonna pertenecería a la estirpe de la viejas rockeras, y que el artículo adolece de exceso de prejuicio y falta de profundidad, que podría haber encontrado las conexiones entre Madonna y Crissie Hynde o la propia Blondie, y no situar a Madonna alineada con músicos femeninos que están muy lejos de haber aportado a la historia clásicos de cultura pop desde hace treinta años, mucho más allá de haberse masturbado en el escenario, hecho cultural, por otra parte, completamente distinto en los noventa que en la actualidad. Más rigor la próxima vez,

  • El 14.06.2014 , chondropython ha comentado:

    Para hacer un artículo sobre rock, hay que tener, como mínimo, algun conocimiento.
    Deborah Harry fue un icono pop. Y precisamente por eso Warhol es un referente mutuo. Pero rock no hizo Blondie en su vida.

    Y, por supuesto, menos aún fue percursora o abrió camino. Quien si lo hizo fue Janes Joplin, y muchas otras como las citadas pro los compañeros, Patti Smith, Ann Wilson, Pat Benatar, Suzi Quatro.

    En fin……..

  • El 15.06.2014 , Inaki ha comentado:

    Con todos mis respetos al trabajo periodístico y a este artículo, creo que en general las comparaciones son imposibles. No obstante es desafortunado relacionar a Debbie Harry con Madonna porque una pertenece al sonido new wave, pop rock, muy comercial eso si y la otra al pop y electro pop y con pocos años de diferencia. En todo caso Lady Gagga seria mas una Donna Summer (por seguir en finales de los 70 o ppios de los 80) y Miley tampoco tiene en mi opinion relacion con Deb, en todo caso si hablamos de los 70 y salvando muucho las distancias con Linda Ronstadt y el country llevado al pop rock comercial con sus polemicas fotos (para la época). En todo caso comparaciones (odiosas a parte) la aportacion de Debbie a la musica con todos mis respetos y soy fan de Blondie me parece mucho menor que la de Stevie Nicks o Pattie Smith por citar a una coetànea. Y si mezclamos estilos como ocurre en el artículo Harry como musa femenina con caracter no puede ser la panacea y olvidarse de gente que venia de antes como Etta James, Tina turner, Grace Slick, Janis, Chaka Khan, Nina Simone, Aretha, Joni Mitchel, Dolly Parton, Tammy W., Loretta Lynn y un larguisimo etcetera antes de Debbie Harry. No obstante gracias por hablar de música y de gente que aportó a la música sea de época, estilo o diferentes facetas.

  • El 15.06.2014 , LuisL ha comentado:

    En ocasiones, con la madurez, nos acecha cierta torpeza mental. Espero que estas rockeras practiquen con el videojuego de moda:

    http://www.elpisapapeles.com/cultura/ciencia/videojuegos-agilidad-mental-ancianos-neuroracer.php

  • El 16.06.2014 , Anchored ha comentado:

    ¿Alguien ha oido hablar del movimiento Riot Grrrl?

    • El 11.07.2014 , negritasycursivas ha comentado:

      No me parece aceptable decir que Blondie no hizo nunca rock, pero pase. Lo cierto es que con ese título se podría escribir toda una serie (no se ha mencionado todavía a Suzy Quattro, ni a Pat Benatar, por poner sólo dos ejemplos más). En Estados Unidos siempre hubo una idea del punk bastante distinta a la europea, lo que permitió incluso que Blondie entrara en esa categoría a ojos de muchos críticos e historiadores (junto a los Ramones, qué ironía).
      Quizá el título se pasa de frenada, pero es muy oportuno, a mi modo de ver. Me ha hecho pensar en el exitazo de la boy band One Direction interpretando “One way or another” de Blondie, je,je, je. No, nunca mueren.

Deja tu comentario