19.07.2017

El medioambiente, el patito feo en el nuevo índice de los “Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU”

Menéalo
Foto: Pixabay.

Foto: Pixabay.

El nuevo índice, el tercero, sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), un análisis auspiciado por Naciones Unidas sobre cómo está el planeta, se acaba de presentar en Madrid. Entre los 157 países analizados, los países nórdicos son los que mejor nota sacan, por este orden: Suecia, Dinamarca, Finlandia y Noruega. España sube del puesto 30 al 25 en cumplimiento de objetivos, aunque pierde el punto verde -que indica que en esa parcela el país en cuestión se encuentra en el nivel deseable- en igualdad de género que había conseguido el año anterior. Falla sobre todo en cuanto a protección ambiental. Y, en general, es en el terreno de la lucha frente al cambio climático y protección de mares y océanos donde los países dejan ver su gran asignatura pendiente.

A los países nórdicos, les siguen en este significativo listado la República Checa, Alemania, Austria, Suiza, Eslovenia y Francia. Esos son los 10 primeros, los 10 de Europa. Fuera de Europa, el primer país en aparecer, en el puesto 11, es Japón. Estados Unidos se encuentra en el puesto 42, justo por detrás de Argentina. De Europa, el país en peor posición es Bosnia-Herzegovina, en el 84. De Latinoamérica, los primeros son Cuba, Argentina, Chile y Uruguay; los últimos, Guatemala, Honduras y El Salvador.

España se encuentra justo por detrás de Malta, Eslovaquia y Croacia. Y justo por delante de Australia, Polonia, Portugal y Cuba.

En los últimos puestos, países africanos como los dos Congos, Chad, Liberia, Madagascar, Sierra Leona, Gambia, Malawi y Mali, más países muy maltratados en las últimas décadas como Haití y Afganistán.

Fijémonos en otros gigantes, que resultan determinantes para la conservación del planeta y de un futuro estable. Ninguno tienen mucho de qué presumir. Si Estados Unidos está en el 42, Brasil se sitúa en el 56, Rusia en el 62, China en el 71 y la India en el 116.

Otro dato muy revelador que nos ha llamado especialmente la atención en El Asombrario: sólo un pequeño país obtiene un verde en cuanto a la promoción de la paz, la justicia y el empoderamiento de las instituciones democráticas y de participación, sólo uno en todo el mundo: Islandia.

El índice es una fuente enorme de estadísticas y comparaciones puede consultarse país por país.

El SDG Index 2017 es un informe global que elabora la Sustainable Development Solutions Network (SDSN, en sus siglas en inglés) de Naciones Unidas y la Fundación Bertelsmann, y que es presentado en España por la Red Española para el Desarrollo Sostenible (REDS).

Muestra el grado de cumplimiento de 17 ODS en 157 países del mundo, situándolos en un ranking de rendimiento global, que permite también una comparativa por regiones. El grado de consecución de los objetivos se valora con el verde, amarillo, naranja y rojo, según vaya de mejor a peor. En total se analizan casi un centenar de indicadores agrupados en 17 parcelas.

Javier Benayas, profesor titular de Ecología de la Universidad Autónoma de Madrid, se encargó de hacer un resumen del informe, y destacó: “En el caso de España, aunque mejora 5 puntos en relación con el ranking anterior, de 2016, colocándose en el puesto 25, pierde algunos de los avances alcanzados en el cumplimiento de la Agenda 2030”. Pierde el verde en igualdad de género. Alcanza niveles sobresalientes en salud y calidad de vida (aunque no consigue el verde por el aumento de casos de tuberculosis y por el alto porcentaje de personas fumadoras) y en disponibilidad de agua (aunque con la pega de la sobreexplotación de aguas subterráneas, que le impide alcanzar el verde). Las peores notas las sacamos en estabilidad en el trabajo y crecimiento económico, en innovación e investigación, en consumo responsable, en acciones frente al cambio climático y en protección de los ecosistemas marinos y terrestres.

En el terreno del medioambiente, que es el que nos ocupa en esta sección de El Asombrario, España obtiene buenas notas respecto a otros países en contaminación urbana, acceso de las poblaciones a agua limpia, y protección de espacios terrestres y marinos importantes por su biodiversidad. Aunque sacamos buena nota en la conservación de esas áreas naturales de especial valor, bajamos mucho en la protección más amplia de pesquerías y bosques.

Y suspende aún, según este índice, en la emisión de gases que contribuyen al cambio climático, en la cantidad de generación de residuos urbanos por habitante y en la tasa general de reciclaje de todos esos residuos urbanos -lo que subraya la necesidad de seguir insistiendo en el reciclaje de basuras que ahora todavía no han encontrado el cauce adecuado de gestión en muchas poblaciones-. No todo es tan negro. Hay materiales, sin embargo, que ya presentan tasas de reciclaje que nos podrían acercar a ese punto verde. Por ejemplo, en su balance 2016 ,Ecovidrio señala que el año pasado se reciclaron en España 752.000 toneladas de envases de vidrio, lo que supuso un 4% más que en 2015. La tasa de reciclado estimada hay que situarla en el 73%. Destacan que el objetivo de Ecovidrio es alcanzar el 77% en el año 2020, y un 80% en 2025.

En general, Europa presenta con gran diferencia los mayores avances en ODS, y África Subsahariana muestra un sangrante panorama en rojo; apenas se salvan Isla Mauricio y Sudáfrica. Esta situación de un continente entero llevó al alcalde de Soria y vicepresidente de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU), Carlos Martínez, una de las personas presentes en el debate en torno al Índice, que se celebró en Fundación Telefónica, en Madrid, a subrayar: “Mientras haya continentes enteros, como África, con casi todo en rojo, estamos suspendidos todos; no podemos decir que ningún país aprueba, porque el primer criterio de la Agenda 2030 ha de ser la globalización de derechos y oportunidades, la universalización de la agenda, la universalización de los derechos. No dejar a nadie atrás debe ser el primer criterio, el punto al que nos debemos enfocar todos”.

Otra de las participantes en el debate, Maite Pacheco, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de UNICEF, quiso remarcar los datos de España en relación con el resto de los países de la OCDE -los que se suponen países desarrollados, y que significan en torno al 80% del PIB mundial-: “Ocupamos el puesto 21 de 35 países. Con un dignísimo tercer puesto en salud, pero estamos a la cola en empleo digno y estable, lo cual nos lleva a concluir que buena parte de nuestros niños viven en hogares acorralados por la inestabilidad y la incertidumbre”.

Seguimos desbrozando el Índice, fijándonos ahora en los países de la OCDE, con los que generalmente nos solemos comparar. España es de los pocos que no consigue ningún verde, junto con Estados Unidos -también llamativo-, Grecia, México, Turquía y Letonia. Y fijándonos más en la tabla de la OCDE, que se supone que son los países que más deberían de tirar del carro del progreso, se ve claramente que los parámetros medioambientales son un desolador páramo rojo. En concreto, en Acción del Clima, sólo llegan a sacar un naranja Dinamarca, Noruega, Letonia y México. Ningún verde, ni siquiera amarillo. En consumo responsable, todos son rojos más algunos pocos naranjas. Pero es que aún hay más: no hay ni un solo verde ni en protección de mares ni de ecosistemas terrestres.

Miguel Ángel Moratinos, ex ministro socialista de Asuntos Exteriores y presidente de la REDS, quiso subrayar en la presentación en Madrid un aspecto positivo respecto a España en el último año: la mayor sensibilidad ciudadana e implicación de administraciones e instituciones como la Universidad; y dos aspectos negativos: el comportamiento con el medioambiente, y la precariedad de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD). “En los últimos años”, explicó, “hemos pasado del 0,5% al 0,12% de AOD, y hemos de seguir luchando por el 0,7%. Soy defensor de la constitucionalización del 0,7 lo mismo que se incluyó en nuestra Constitución el objetivo de déficit 0. Además, España debería liderar los esfuerzos de compromiso y solidaridad con Latinoamérica, el Mediterráneo y África”. Sí, Objetivos de Desarrollo Sostenible 2017 incluye a España en la sonrojante lista de los 10 países que menos contribuyen con Ayuda Oficial al Desarrollo en comparación con su PIB. Los 10 son, por este orden: Israel, Chipre, Letonia, Eslovaquia, Polonia, Grecia, España, República Checa, Hungría y Corea del Sur.

Moratinos concluyó en positivo: “Vivimos tiempos de incertidumbre, y esta Agenda nos muestra un camino de paz, solidaridad y esperanza. A la confusión, debemos ofrecer determinación, la determinación por un mundo en paz y solidario”.

Menéalo

Sobre el autor

Rafa Ruiz
Periodista convencido de que las luces al final del túnel solo se ven desde una perspectiva progresista de la realidad, con un compromiso sólido con la cultura, el arte y el medio ambiente, temas a los que ha dedicado la mayor parte del tiempo de su vida profesional -10 años en 'El País' y 15 años en 'El País Semanal'-. Autor de los libros de cuentos infantiles 'Toletis' y 'Ninoninoni', codirector de la galería madrileña Mad is Mad -centrada en artistas emergentes- y uno de los socios fundadores de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

¿Quieres leer más artículos de este autor?

2 comentarios

  • El 19.07.2017 , rafael ha comentado:

    El desarrollo sostenible, sigue siendo inviable para el mundo. Ha de ser desarrollo 0. No podemos seguir mermando los recursos naturales. Somos demasiada gente y de ahí surgen todos los problemas. Control de natalidad ya.

Deja tu comentario