19.08.2013

15 ideas para reconciliarnos con el planeta en los viajes

Menéalo

fe6e3afe101f11e2ad5812313817873b_7

VENTANA VERDE

Dedicamos las dos últimas entregas de agosto de Ventana Verde al turismo. Hoy, 15 recomendaciones ecológicas a tener en cuenta cuando viajemos y, sobre todo, nos tomemos vacaciones. El próximo martes, 15 recomendaciones de destinos, 15 sugerencias con el arte natural como principal objetivo en nuestro mapa de ruta.

RAFA RUIZ

1. Si se trata de vacaciones, contempla el viaje como una parte más de todo el plan que debes también disfrutar y no como un mero desplazamiento que debes cubrir lo antes posible. No tengas prisa por llegar, puede ser una experiencia muy divertida. Planifícalo bien para sacar el máximo partido.

2. ¿Has compartido alguna vez coche? Existen variadas y completas webs que te pueden poner en contacto con otra gente interesada en realizar el mismo desplazamiento en un vehículo privado compartiendo gastos de combustible y peajes: www.compartocoche.com, www.viajamosjuntos.com, www.carpooling.es, www.blablacar.es, www.amovens.com, compartir.org… No sólo resulta más sostenible que viajar en un coche vacío, sino que también puedes hacer amigos.

3. Busca reducir tu consumo al volante; has de saber que los vehículos también tienen una etiqueta energética como los electrodomésticos. Puedes encontrar una base de datos actualizada con el consumo y las emisiones de dióxido de carbono de todos los vehículos del mercado en la web del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE): También en esa misma página, una guía con las marcas y modelos de coches de combustibles y tecnologías alternativas.

4. Buena parte del consumo del coche dependerá también de la persona que esté al volante. Una conducción eficiente puede reducir el gasto de combustible y la emisión de gases contaminantes un 15%. Primera regla: Una velocidad moderada y constante. Pasar, por ejemplo, de 100 a 120 km/h, supone incrementar el gasto un 44%. La utilización del aire acondicionado, un 25%. Antes de salir de viaje, revisa todo el coche y realiza una puesta a punto. La simple presión de los neumáticos influye en el consumo de energía del vehículo.

5. Al ser posible, olvídate del coche en vacaciones y aprovecha esos días para hacer ejercicio: Alquila una bicicleta o usa la propia, que está criando telarañas en el garaje o el trastero. Seguro que hay más desplazamientos de los que piensas en principio que puedes cubrir con dos ruedas.

6. Si un tren de 329 plazas sale de un punto indeterminado y recorre una distancia de 300 kilómetros, ¿cuánta energía habrá consumido cada viajero? No, no es ningún problema matemático, sino una comparativa realizada por Renfe, que asegura que cada pasajero de este tren habrá gastado 10 veces menos que otro que volase en avión, una media de cinco veces menos que quien fuese en coche y en torno a la mitad que el de un autobús. Si vas a salir de viaje, escoge la opción más sostenible que puedas.

7. Sobre la elección de tu destino: Algunas ofertas turísticas nada sostenibles son responsables de la destrucción masiva de las costas. Las imágenes de satélites muestran cómo, en la franja de litoral mediterráneo, ya se encuentra edificado el primer kilómetro de costa en un 35% del suelo. No contribuyas a este desastre y disfruta del sol y la playa en zonas que estén poco urbanizadas. De esta forma premiarás al que conserva. Favorece con tu elección aquellas ofertas que sean más respetuosas con el medio ambiente. Hoy día, existen infinidad de planes de ecoturismo, turismo verde, turismo de naturaleza, turismo rural… Contempla también la opción del birdwatching o turismo ornitológico, de observación de aves. Hay páginas interesantes en la red sobre el ecoturismo, aunque hay que tener cuidado; como mucha publicidad verde, a veces solamente son reclamos que tratan de atraparte bajo un barniz ecológico, pero sin un auténtico compromiso. Navega, por ejemplo, por soyecoturista.com o www.esp.andalucia.com/turismo/ecoturismo.htm; saca ideas y hazte tu propia composición.

8. La mayoría de las organizaciones ecologistas organizan campos de voluntariado, para echar una mano cuando más tiempo libre tenemos en trabajos de protección ambiental, sobre todo en parajes especialmente valiosos, parques nacionales incluidos. Investiga on line organizaciones como WWF, SEO, Greenpeace, Ecologistas en Acción, más las decenas de asociaciones de ámbito local que operan por todo el país, y puedes plantearte vacaciones distintas, no solo en verano sino a lo largo del año. Otra opción que ya hemos tocado en esta sección: el wwoofing, o estancias en granjas orgánicas para colaborar en el día a día.

f25c9748f24f11e280ce22000a9e05dd_7

9. Vayas a la playa o a la montaña, respeta la vegetación y la fauna, e intenta dejar todo incluso mejor de cómo te lo encontraste. No recolectes piedras, plantas, insectos… Ten una bolsa de basura siempre a mano y en espacios naturales recoge aquellos residuos que veas tirados aunque no sean tuyos; por ejemplo, una lata totalmente fuera de lugar. Aunque estés lejos de tu casa, sigue las mismas pautas con la basura que cuando estás en ella. Recuerda: reduce, reutiliza y recicla. En este caso, sobre todo, reduce la compra de envases y evita utilizar artículos de usar y tirar… No dejes abandonadas nunca las bolsas de basura en el campo o la playa; los animales pueden romperlas y desperdigar todos los residuos. Llévatelas contigo hasta que encuentres contenedores cerrados en algún punto con recogida organizada.

10. Un turista suele gastar siete veces más agua que un habitante local. No es necesario, por ejemplo, que te cambien a diario las toallas en los establecimientos turísticos. Lleva tus esquemas de concienciación ambiental de casa allí adonde vayas. Se trata de relajarse, pero no en las sanas costumbres.

11. En el mar, no arrojes basura desde barcos. Mejor un barco de vela que otro motorizado. Respeta los fondos marinos y los peces

12. No lleves el mal de las ciudades a las tranquilas playas o montañas. Evita que se llenen de máquinas motorizadas: motos de agua, quads… Evita los ruidos y las molestias.

13. “Él nunca lo haría”. Con este lema y una foto de un perro en mitad de una carretera, la Fundación Affinity daba la señal de alarma en 1988 del abandono de animales (muchos en verano cuando sus dueños se van de vacaciones). En concreto, esta impactante campaña publicitaria alertaba de que, un año antes, en 1987, los refugios y casas de acogida del país habían recibido 100.000 perros y gatos. Han pasado 25 años, pero la situación no ha mejorado. Según esta misma fundación, las cifras de abandono son similares a las de entonces. En esto sí que no hemos avanzado nada. Aunque quizá sí en la extensión de una red de muchos grupos que buscan acoger a los animales traicionados para darles una segunda oportunidad, un segundo hogar. Dos pistas: la asociación Nueva Vida Adopciones y Animales con un Nuevo Rumbo. Piénsate bien antes de hacerte con una mascota, pero si realmente vas a asumir esta gran responsabilidad, adopta uno de estos animales en lugar de comprarlo.

14. Allá donde vayas, por supuesto, no compres animales exóticos, regulados estrictamente por el Convenio Internacional CITES.

15. No participes en fiestas en las que puedan sufrir los animales. Si es necesario, denuncia aquellos casos en los que veas que se tortura a un animal. Hay asociaciones muy activas en la defensa de los derechos de los animales, como Igualdad Animal y Asociación Defensa Derechos Animales (ADDA), fundada en 1976 para, concretamente, denunciar el maltrato de animales.

Menéalo

Sobre el autor

Rafa Ruiz
Periodista convencido de que las luces al final del túnel solo se ven desde una perspectiva progresista de la realidad, con un compromiso sólido con la cultura, el arte y el medio ambiente, temas a los que ha dedicado la mayor parte del tiempo de su vida profesional -10 años en 'El País' y 15 años en 'El País Semanal'-. Autor de los libros de cuentos infantiles 'Toletis' y 'Ninoninoni', codirector de la galería madrileña Mad is Mad -centrada en artistas emergentes- y uno de los socios fundadores de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

¿Quieres leer más artículos de este autor?

2 comentarios

  • El 20.08.2013 , Moko ha comentado:

    Todas estas ideas me parecen muy interesantes. Sólo tengo una crítica, y es hacia la 6ª, sobre el tren. Claro que un pasajero de tren consume mucho menos que uno de avión o de coche. Lo que no se entiende es que LE CUESTE lo mismo: a mí me cuesta lo mismo ir en tren que en coche… si voy solo. Si voy acompañado, el precio por persona es MENOR en coche que en tren. Y no tengo que ir a la estación más cercana, que ya me supone más de 20 km de desplazamiento… en coche (bueno, eso cuando teníamos Alvia. Ahora que tenemos AVE, me cuesta 45 km, porque ya no para en la estación más cercana). Ni depender de sus horarios. ¡Menuda mierda de sistema ferroviario tenemos!

  • El 20.08.2013 , Ludia.es ha comentado:

    Muy buenas ideas ciertamente aunque como comenta Moko si éstas resultasen además mas económicas redondearía el plan.
    Si quieres conocer todas loas joyas de la península no dudes en visitar: http://ludia.es/

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.