Aire Libre: Sube a las montañas para despedir 2020 por todo lo alto

Aire Libre: Sube a las montañas para despedir 2020 por todo lo alto

El Teide, en la isla de Tenerife. El pico más alto de España para celebrar el Día de las Montañas. Foto: Pixabay.

Menéalo

El 11 de diciembre es el Día Internacional de las Montañas. El tema de este año es la biodiversidad, y en Aire Libre eso nos sirve de excusa para subir a alguna de las numerosas cumbres accesibles que se reparten entre la península y las islas. Como no es necesario plantearse una ruta de montañismo o alpinismo a un tres mil o similar, mantenemos el (re)encuentro con la naturaleza de ‘kilómetro cero’ que nos está inspirando en estos tiempos de pandemia y limitaciones a la movilidad. Cualquier provincia tiene una cima de referencia a la que subir y en algunos casos con guías que interpretan la biodiversidad con la que nos encontramos. Y todo sin necesidad de traspasar cierres autonómicos perimetrales.

Subir y sentir el paisaje a tus pies, incluso por encima del vuelo de un águila real o un buitre leonado, tocar el vértice geodésico de la cima, firmar en el libro de recuerdos si lo hay y, sobre todo, respirar aire lo más limpio posible. No hay que pensar en altas cotas que superen los tres mil metros para disfrutar de la montaña. A veces ni tan siquiera es necesario llegar a una cumbre. Los caminos entre prados y pastizales, sorteando neveros y lagunas y con el acompañamiento del ganado en extensivo también ofrecen “baños de montaña” que resultan tan benéficos para nuestra salud física y mental.

El 11 de diciembre, declarado por Naciones Unidas como Día Internacional de las Montañas, servirá también para reivindicarlas. La Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón, que engloba a más de 80 colectivos sociales y ambientales, presentará ese mismo día el manifiesto Por una nueva declaración de impacto ambiental para Castanesa, que pretende impedir que se amplíe la estación de esquí de Cerler hasta esta otra zona aún virgen del Pirineo oscense. Es también una buena ocasión para descubrirla, por ejemplo con una ruta desde Fonchanina (1.400 metros de altitud) hasta el ibón de Basibé (2.255 metros), siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan.

Celebremos el Día de las Montañas en el refugio de Lizara, en el Pirineo Aragonés. Foto: McBodes.

Cumbres desde la costa

Buscando cumbres que se acerquen más al concepto de kilómetro cero, pasamos de los 2.255 metros sobre el nivel del mar del ibón de Basibé al Cerro Tenerife (366 metros), en la Sierra Almagrera de Almería; al Allerru (543 metros), en el monte Jaizkibel de Gipuzkoa; al Vixía de Herbeira (615 metros) y el Monte Pindo (627 metros) de A Coruña; y al Montgó (753 metros), en el parque natural del mismo nombre de Alicante. La diferencia en altitud es notable con el Pirineo, pero tiene su lógica, y además sin bajar las emociones paisajísticas. Todas las cimas referidas se encuentran pegadas a la línea de costa y la ascensión y posteriores vistas recompensan el menor o mayor esfuerzo por alcanzarlas.

Volviendo hacia el interior, cualquier destino que recuerde siempre tiene un cerro, un alto o una peña que te reta a subir y ver qué hay más allá. De mis últimos viajes rescato los dos techos de Sevilla, el pico de El Terril (1.127 metros) y El Peñón de Algámita (1.130 metros); La Sagra (2.383 metros), en el Altiplano de Granada; el pico Torrico (703 metros), en la sierra de San Pedro de Cáceres; y el pico Mencilla (1.932 metros), en la sierra de la Demanda de Burgos. No, no hay que ser ningún montañero consumado. Por ejemplo, hacia el último pico se parte de Pineda de la Sierra, que ya está a 1.200 metros de altitud.

El monte Pindo en Galicia, otra buena opción para celebrar el Día de las Montañas. Foto: Tanja Freibott.

Raquetas de nieve

Sí hay que tener cierta experiencia en la montaña cuando a la altitud se suman las condiciones meteorológicas más invernales que apuntaba en el caso de las cumbres de Castanesa. Hay muchas empresas y clubes que por estas fechas realizan cursos de iniciación al montañismo y sobre progresión con raquetas de nieve y esquí de travesía, además de otros más especializados en alpinismo y escalada. Amadablam Viajes y Aventura es uno de ellos. Del 26 al 29 de diciembre organiza estancia y ruta con raquetas de nieves por los valles oscenses de Hecho y Ansó, y para celebrar el fin de año, entre el 31 de diciembre y el 2 de enero, ofrece un viaje similar por la sierra de Gredos, en Ávila.

El Día de las Montañas en Castilla-La Mancha

Pero volvamos al Día Internacional de las Montañas y a cumbres aptas para todos los públicos para celebrarlo. La Red de Áreas Protegidas de Castilla-La Mancha organiza periódicamente salidas de índole diversa (botánica, fauna, geología, etnografía…), y justo en torno a la festividad de las montañas prepara una ruta interpretativa por cada provincia hacia algunas de sus cumbres más señeras. En Albacete (12 de diciembre) el destino es el “Balcón de Pilatos”, acantilado encajado entre el cerro de los Tornajos y el Cujón, en las inmediaciones del río Calar; en Ciudad Real (12 de diciembre) es La Bañuela, la cumbre del Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona; en Cuenca (13 de diciembre) es el pico Mogorrita, en el Parque Natural de la Serranía de Cuenca; en Guadalajara (12 de diciembre) es el cerro de San Cristóbal, en el Parque Natural del Alto Tajo; y, por último, en Toledo (13 de diciembre) es el pico Peñafiel, en los Montes de Toledo.

Del Día de las Montañas al “día del bosque”

Bajamos en altitud, hasta los 550 metros de Vega de Hórreo, una aldea del concejo de Cangas del Narcea (Asturias) perteneciente a la parroquia de Vegalagar. Allí se ubica un albergue (con el mismo nombre que la aldea) que lleva 25 años organizando todo tipo de actividades en la naturaleza para completar la estancia en un edificio de piedra y madera de castaño. El fin de semana del 18 al 20 diciembre han preparado un particular “día del bosque” en el que no solo se conocerán las masas forestales del Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, sino que habrá talleres de siembra, vivero, semilleros y plantación de árboles frutales para el oso pardo.

Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • Pablo Bonilla

    Por Pablo Bonilla, el 04 diciembre 2020

    Siempre es un placer leer artículos, bien escritos, que defienden el medio ambiente con sensibilidad y responsabilidad. Un fuerte abrazo para el autor..

  • Raquel Benito Sanz

    Por Raquel Benito Sanz, el 05 diciembre 2020

    Deseo recibir más artículos relacionados con la naturaleza ,las montañas , la biodiversidad y el medio ambiente. Es un placer contar con personas que nos ayuden a conocer y cuidar de nuestra naturaleza.
    Muchas gracias.

  • Olga

    Por Olga, el 05 diciembre 2020

    Gracias Javier por tu artículo, eché de menos en él que hablases de mi provincia, Málaga, una de las más montañosa de España. Imagino que siempre se asocia al turismo de sol y playa pero lo cierto es q es toda mantañas, te la recomiendo!! Un saludo.

    • Javier Rico

      Por Javier Rico, el 07 diciembre 2020

      Muchas gracias a ti Olga, y al resto de personas que comentáis este artículo. En mi aportación mensual al Aire Libre intento compensar, geográficamente y por ecosistemas, todo lo que tenemos entre la península y las islas. En el anterior hablé de Málaga, en concreto del hermoso castaño de Istán: https://elasombrario.com/aire-libre-noviembre-arboles-unicos-debes-visitar/

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.