30.09.2017

Bardem clausura San Sebastián con un Pablo Escobar lastrado por ‘Narcos’

Menéalo
Penélope Cruz y Javier Bardem son amantes en Loving Pablo la última película de Fernando León de Aranoa.

Penélope Cruz y Javier Bardem son amantes en ‘Loving Pablo’, la última película de Fernando León de Aranoa.

Esta noche, tras nueve días de intenso Festival de Cine de San Sebastián, se entregará el palmarés de la 65 edición. Antes, a las 18.30 en el velódromo de Anoeta se proyectará ‘Loving Pablo’, una de las dos películas de clausura del festival, que lleva la firma del realizador español Fernando León de Aranoa. Una cinta protagonizada por Javier Bardem y Penélope Cruz, y que narra el tórrido y peligroso romance que mantuvieron el capo del cartel de Medellín, Pablo Escobar, y la periodista televisiva colombiana Virginia Vallejo, al margen del matrimonio del narcotraficante. También asistimos al nacimiento de una nueva serie española que está llamada a convertirse en un hito televisivo. Se trata de ‘La Peste’, dirigida por Alberto Rodríguez y protagonizada por Paco León. 

Loving Pablo. Fernando León de Aranoa. España / Bulgaria.

Javier Bardem y Penélope Cruz se ponen en manos de Fernando León de Aranoa para contar la historia de amor entre el –últimamente omnipresente- narcotraficante Pablo Escobar y la periodista Virginia Vallejo, con la que el jefe del cartel de Medellín tuvo un sonado romance al margen de su matrimonio.

Precisamente es esa omnipresencia la que, desde el punto de vista del espectador, puede deslucir por un lado -o ayudar por otro- a la propuesta de León de Aranoa. Deslucir porque Loving Pablo no logra dibujar casi ningún nuevo rasgo del personaje que no haya sido contado ya; y ayudar, porque precisamente esa sobredosis reciente de biografías audiovisuales de Escobar puede servir al público para rellenar los huecos en los que incurre la película pese a su extenso metraje (122 minutos). Como no contar, por ejemplo, la razón por la que el cartel de Medellín hizo explotar en vuelo un avión de Avianca matando a todos sus pasajeros: pensaban que el candidato presidencial César Gaviria volaba en el aparato. O pasar por alto la cadena de secuestros de hijos y familiares de políticos con la que Pablo Escobar extorsionó de facto a la clase dirigente de su país.

Y es que el estreno de la primera temporada en 2015 y la segunda en 2016 de la serie Narcos del gigante Netflix –con sus polémicas publicitarias y troleos a Mariano Rajoy incluidos- son suficientes para lastrar cualquier estreno que pretenda contar la misma historia en 2017. Eso sin tener en cuenta que Netflix, además, da acceso a la, para mí, mejor serie que se ha hecho sobre el personaje: los 113 capítulos de la telenovela colombiana Escobar, el patrón del mal, protagonizados por un imponente y enorme actor, Andrés Parra Medina, en el papel del capo de Medellín. Y tampoco perdamos de vista que en 2014 Benicio del Toro se metió en la piel del narcotraficante en la película Escobar, Paradise Lost.

El filme se pudo ver a principios de mes en el Festival de Venecia fuera de concurso. La crítica alabó casi con unanimidad el Escobar que compone Javier Bardem. El actor está soberbio, desde luego, excesivo como el propio Escobar. Tan solo se podría criticar, por un lado, cierto abuso de los planos con el torso desnudo (o desnudo del todo) para demostrar cómo ha ganado una buena cantidad de kilos. También resulta extraño para un castellano parlante escuchar al actor español interpretar al personaje en un inglés con un marcado acento colombiano.

Probablemente, pese a estos problemas, la película en España hará una buena recaudación. El reclamo de ver a Penélope Cruz y a su marido Javier Bardem juntos en una película interpretando a esta pareja de amantes será seguramente suficiente como para llenar las salas, pese al atracón de Pablo Escobar con el que se nos ha bombardeado últimamente. Por cierto, Penélope Cruz también está estupenda en el papel de periodista televisiva ultrapija que se ve cegada por un hombre pornográficamente rico que aparentemente está dispuesto a gastar su fortuna en ayudar al pueblo. Ya saben, aquello de que en el principio Escobar era el Robin Hood de la cocaína. De resto, ¿qué les voy a contar de Pablo Escobar que ustedes ya no sepan? Ya lo dijimos en El Asombrario: La cocaína es mainstream en España. (M. C.)

La peste (caps. 1 y 2). Alberto Rodríguez. España. Sección Oficial, fuera de concurso.

Ver en pantalla gigante los dos primeros capítulos de la serie de televisión La peste es la enésima demostración de que cine y televisión están llamados a converger. Ver La peste en la pantalla de 16 metros de ancho por 11 de alto de la sala principal del Kursaal en Sección Oficial fuera de concurso del principal festival de cine de España es igual a tener la oportunidad de ver la última obra de Alberto Rodríguez, uno de los mejores directores del cine español actual. Sobre tela blanca o cristal negro, este “paseo lo más veraz posible por la Sevilla del siglo XVI”, como lo definió en rueda de prensa el propio Rodríguez, da igual que sea película o serie. Al menos los dos capítulos vistos son una obra audiovisual mayúscula de un director mayúsculo.

Mucho se le preguntó al director de Siete vírgenes (2005), After (2009) y La Isla Mínima (2014) sobre las diferencias entre un trabajo para cine o televisión. Rodríguez reivindicó sus orígenes como realizador de televisión: “No sé si La peste es un hito, pero sí puedo decir que los que nos la propusieron nos alentaron a no ir por el camino fácil. Espero que el cine hecho para verse en pantalla grande no desaparezca , y lo reivindico, pero también tenemos la memoria muy corta, porque el cine empezó haciendo muchas series. Siempre que sea ficción, lo veo como algo positivo”.

El actor Paco León, uno de los protagonistas de La peste, opina que hay que “desterrar ese concepto de cine bueno, televisión mala”. “En la televisión de pago se está dando ahora mismo una libertad que no se da en las abiertas”. Rodríguez continuó explicando: “El sistema de producción de la serie es distinto, porque en televisión trabajamos con dos cámaras al mismo tiempo y porque se necesita sacar más material en el menor tiempo posible”.

Sobre las expectativas que los productores ponían en esta película, opinó el productor Domingo Corral: “La peste será distribuida por Sky Vision, que la compró sobre guión. Las sensaciones de venta son muy buenas, pensamos que es una serie que está a la altura de las series internacionales de mejor nivel”.

La peste forma parte de la inversión que la plataforma de televisión de pago Movistar+ ha realizado en series para ser estrenada desde este otoño, un total de 80 millones de euros repartidos en ocho proyectos. Los cuatro capítulos que no se han visto en San Sebastián siguen en fase de postproducción. Son seis en total de 55 minutos de duración. Tiene previsto estrenarse en enero de 2018. Está protagonizada, además de por Paco León, por Pablo Molinero, Cecilia Gómez y Patricia Gómez-Arnaiz. (L. R.)

Un fotograma de La Peste.

Un fotograma de ‘La Peste’.

Menéalo

Sobre los autores

Manuel Cuéllar Manuel Cuéllar
El 12/12/12 decidió poner en marcha esta revista después de una experiencia profesional de 17 años en el diario EL PAÍS, donde se convirtió en un periodista todoterreno. Se licenció en Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid y cursó el máster en la Escuela de Periodismo UAM/EL PAÍS. Periodista convencido de las bondades de las nuevas tecnologías, cubrió el 15 M por Twitter y otras redes sociales. Puedes seguirme en mis cuentas personales de Twitter, Facebook e Instagram. Gracias. ¿Quieres leer más artículos de este autor?
Luis Roca Arencibia Luis Roca Arencibia
Tras titularse en Comunicación Audiovisual, trabaja en el cine desde 1992. Ha publicado biografías sobre el productor Andrés Santana (“El vuelo de la cometa”, 2003) y sobre el distribuidor Francisco Melo Sansó (“El sueño del Monopol”, 2010). Autor en el libro colectivo “Graphiclassic: Moby Dick” (2013). Comisario con Arantxa Aguirre del ciclo “Buñuel/Galdós: Vasos Comunicantes”, exhibido en Belgrado, Nueva Delhi y Tel Aviv. Única firma española en el monográfico sobre Luis Buñuel editado por la Cinemateca de Tel Aviv (2013). Es director de los proyectos formativos “Cinexprés” y de recuperación documental “Salvar la Memoria: 50 años de Tirma y Moby Dick”. Desde 1996 es colaborador de cine del diario La Provincia. Desde 2003 de viajes en El País. Ha publicado textos de cine en El País Semanal. Dirigió la sección de Canarias del festival de Las Palmas, que consolidó como una de las principales de la cita. Ha sido vocal del Ministerio de Cultura para las ayudas al cine en España. Puedes seguirme en: Twitter: @LuisRocaA Facebook: Luis Roca Arencibia Instagram: @luisrocaarencibia ¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

    Deja tu comentario