La ‘ciencia ficción climática’ gana espacio en las librerías

La ‘ciencia ficción climática’ gana espacio en las librerías

Foto: Pixabay.

Menéalo

Foto: Pixabay.

Personajes asolados por inundaciones, angustiados ante un diluvio, atrapados en lluvia ácida o ante el dilema de elegir su propia supervivencia o ayudar a la comunidad. La nueva narrativa de ciencia ficción climática ha irrumpido en las librerías como un nuevo género que trata de recoger una realidad que ya nos afecta, la emergencia climática, desde personajes imaginarios… o a veces no tanto. El lector decidirá.

CliFi es la abreviatura de Climate Fiction o Ficción Climática. En realidad, este género ya se venía trabajando, aunque quizá no se conocía con ese nombre, comenta Francisco Serrano, autor de Hajira, de la editorial Episkaia. La ficción climática ya estaba presente en relatos muy conocidos de autores de ciencia ficción de décadas pasadas como El mundo sumergido (1962), de J. G. Ballard; Estado de miedo (2004), de Michael Crichton, o Solar (2010), de Ian McEwan.

Pero ha sido en el último año y como reflejo de una creciente preocupación y movilización social por la emergencia climática, cuando el nuevo género CliFi ha empezado a despuntar. María Bonete, una de las autoras de los cuentos de Estío, señala que la realidad que vivimos influye decisivamente a la hora de escribir.

Todos estos testimonios los recogimos en la Cumbre de Cambio Climático (COP25) celebrada en Madrid en diciembre, en el stand de la Red de Centros de Información y Documentación Ambiental (RECIDA) . En el encuentro, María Bonete y Francisco Serrano participaron, junto a Antonio Castaño, editor de Episkaia, en la presentación de Estío y Hajira.

Un Benidorm sumergido

En la novela corta Hajira, Serrano recoge una realidad que empieza a ser casi cotidiana: inundaciones en la costa mediterránea y barcos con refugiados hundidos en el mar. La ficción permite, según el autor, exagerar una realidad, ya que en la novela Benidorm se encuentra bajo el mar, lo que trata de ser un aviso para navegantes, “una invitación a la resistencia”.

Por su parte, Estío es una obra coral de 11 relatos de ficción climática, en la que se ha querido esbozar un mundo que viene; encontramos heroínas que tendrán que decidir si se salvan y luchan por su supervivencia o si, por el contrario, trabajan en comunidad; cómo serán los conflictos migratorios o las formas de ecogestión surgidas a raíz de un diluvio.

Son historias poco optimistas, desde luego, pero en las que se percibe una cierta esperanza, como si aún tuviéramos tiempo de hacer algo. Los autores y autoras han tratado de reflexionar a través de la ficción sobre la catástrofe climática; podemos leer a firmas tan conocidas como Aixa de la Cruz, Aroa Moreno y Cristina Morales (premio Nacional de Narrativa 2019); el epílogo corre a cargo de Yayo Herrero.

Antonio Castaño explica que Estío surgió a petición de la editorial; se buscaba ver qué historias podían surgir de los diferentes autores con una temática actual vista desde la ficción. Siete autoras y cuatro autores respondieron al reto de la ficción climática, aunque no habían escrito sobre este género antes.

El resultado de Estío es “trágico pero esperanzador”. “Das libertad a 11 personas y el consenso es que estamos regular”, indica Castaño. Sobre la situación de la emergencia climática, indica: “Creo que hay posibilidades de que vayamos a mejor, y tengo confianza en nuestras posibilidades, ya que cada vez hay más conciencia ante el cambio climático”.

“La contribución de la literatura es mostrar el punto 0, y plasmar a través de utopías y distopías lo que se puede hacer para que cada vez el planeta sea un poco mejor”, concluye, esperanzado y esperanzador, el editor.

Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • Danilo Alberl

    Por Danilo Alberl, el 12 enero 2020

    Todo empezó con «Mundo sumergido» de Ballard.

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.