10.01.2014

Elena Anaya: “Ir al cine cuesta la mitad que una copa y te puede cambiar la vida”

Menéalo

elena-anaya

La actriz Elena Anaya estrena película con la directora argentina Victoria Galardi. Una historia de amistades y amores, desamores y enemistades. Aprovechamos para hablar con ella sobre los movimientos que se están dando ahora mismo para animar, aun sin la cooperación del Gobierno, a que la gente vaya más al cine.

Vuelve a la gran pantalla tras su éxito con La piel que habito (2011), de Pedro Almodóvar. Esta vez lo hace con una producción más pequeña, pero no menos intensa. Se trata de Pensé que iba a haber fiesta, la tercera cinta de la directora argentina Victoria Galardi (Cerro Bayo y Amorosa soledad), en la que Anaya interpreta a una actriz española residente en Argentina que pone en peligro la amistad con su mejor amiga por amor. Un argumento, en principio pequeño, pero tras el que se esconde un tremendo mar de fondo.

La película recrea un triángulo amoroso en el que los celos por una expareja son protagonistas. Vamos, como el perro del hortelano, que ni come ni deja comer. Le preguntamos a Elena Anaya, en un encuentro con cuatro periodistas de diferentes medios: ¿No te parece que a estas alturas ese tipo de sentimientos están cada vez más superados en la era del asentamiento de los nuevos modelos de familia y relaciones? “Creo que no, que todavía no. Me parece que es algo mucho más cotidiano de lo que pensamos”, asegura la actriz, “algo cotidiano pero que sigue creando mucha discordia. Lo que realmente me interesó fue que Victoria [Galardi] cuenta cosas muy sencillas y muy simples que esconden detrás algo muy salvaje. Ya pasaba en sus dos anteriores películas. El trabajo que ella consigue que hagan los actores es maravilloso, y como actriz también buscas eso”.

Dice Elena Anaya que es complicado encontrar historias que inviten al público a ir al cine, así que suele guiarse por su instinto a la hora de elegir sus personajes: “No me puedo poner en la piel del público. No sé cómo va a funcionar esta película, pero me interesaba mucho como un tema tan trillado, dos amigas y un ex, podía evolucionar. Es un tema universal, no importa la suerte, la clase social o la edad que tengas. Es un tema que siempre está ahí. Tampoco elijo los proyectos por su tamaño. No me pongo tan exquisita. Normalmente son los personajes los que me eligen a mí más que yo a ellos”.

¿Cómo conseguir entonces llenar las salas de cine? “La experiencia de la fiesta del cine funcionó muy bien. Lo que dejó claro es que la gente no puede ir al cine porque es caro. En otros países hay otras maneras de conseguir entradas baratas… También nos tenemos que apoyar mutuamente en cuanto a la promoción. Es fundamental. Si se pueden bajar o no las entradas, es algo que habría que preguntar a los exhibidores o distribuidores, pero a mí me gustaría que lo intentaran. Que bajasen un poquito el precio y que ayudasen a ir a la gente al cine. En cualquier caso, me parece mucho más caro tomarte una copa en un bar, que sea de garrafón y te cueste 15 euros. Eso me parece denunciable y de eso nadie habla. Además, una copa no te dura hora y media. Te tienes que estar aburriendo muchísimo para que una copa te dure hora y media. Ir al cine te cuesta la mitad y a lo mejor te cambia la vida”.

Es curioso que en esta disertación sobre el precio de las entradas no saques el asunto del IVA y, de paso, las declaraciones de un miembro del Gobierno diciendo que el cine español es malo.

Creo que mi postura está clara. El IVA cultural me parece abusivo. Y las declaraciones de Montoro me parecen una vergüenza. Soy una mujer indignada, pero no salgo todos los días a la calle a gritar y a pegarme con la gente. Hago mi propia batalla, que consiste en hacer mi trabajo lo mejor posible. Mi manera de protestar y de mostrar mi indignación no es pegando gritos y diciendo: ‘este señor es un sinvergüenza’. No lo voy a hacer. Mi opinión está clara. El cine es cultura y la cultura es la forma en que un país puede crecer, darse a conocer y es lo que somos.

¿Cuál es entonces tu forma de mostrar indignación?

Seguir haciendo cine con mucho respeto; seguir eligiendo mis proyectos, seguir cumpliendo con mi misión, que es ayudar a otra gente a contar historias y a promocionarlas, que es contestar a las preguntas de los periodistas siempre y cuando animen a la gente a ir al cine y no a insultarse unos a otros. Que los políticos insulten no quiere decir que yo también tenga que entrar en ese juego.

¿Y qué te parece que ‘Los Amantes Pasajeros’ de Pedro Almodóvar solo haya tenido una nominación para los próximos premios Goya?

Los votos de los académicos son respetables siempre. Me ha dado mucha alegría el reconocimiento que la Academia del Cine Europeo le ha dado a Pedro. Tuve la suerte de poder escaparme de Escocia [donde acaba de terminar de rodar Swung, ópera prima de Colin Kennedy] para aparecer unas horas en Berlín y acompañarle. Me ha dado mucha alegría escuchar a Wim Wenders decir esas cosas tan maravillosas que un cineasta le puede decir a otro. ¿Que la Academia del cine español no valora en su medida a Pedro Almodóvar?… Ni lo sé ni me importa. Lo que sí se puede ver es el cariño que la gente le tiene a Pedro. No puedes pasear con él por la calle porque le paran para decirle que le quieren. Pedro es alguien que nos pertenece a todos, y cada uno respecto a él hace su propia batalla.

Menéalo

Sobre el autor

Manuel Cuéllar
El 12/12/12 decidió poner en marcha esta revista después de una experiencia profesional de 17 años en el diario EL PAÍS, donde se convirtió en un periodista todoterreno. Se licenció en Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid y cursó el máster en la Escuela de Periodismo UAM/EL PAÍS. Periodista convencido de las bondades de las nuevas tecnologías, cubrió el 15 M por Twitter y otras redes sociales. Puedes seguirme en mis cuentas personales de Twitter, Facebook e Instagram. Gracias.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

16 comentarios

  • El 11.01.2014 , criticarlos ha comentado:

    No sé donde toma copas la actriz, y aunque es evidente que el poner una copa no es ni parecido a actuar en una peli, también es evidente que lo que cobra alguien por poner una copa no es ni parecido a lo que cobra ella por hacer una peli. Donde yo vivo, sólo los bares más exclusivos, más chic, más de para-gente-con-pasta cobran las copas por encima de 6 euros que es lo suele valer el cine en “la bien cercada”. Y por cierto, la vida te cambia la vida, depende de quién seas o te hagas. Como bien dice, hace falta más cultura en general y menos negocio en particular, Amaya, maja.

    • El 11.01.2014 , choro ha comentado:

      Estoy de acuerdo contigo es mas en estos tiempos no nos llega ni para la copa ni para el cine .Tanto uno como otro me lo hago en casa.Un saludo a todos

      • El 12.01.2014 , LUCAS GRIJANDER ha comentado:

        Pues A MI UN LITRO DE CERVEZA DE HACENDADO ME CUESTA 65 CÉNTIMOS.

        Debido al golpe de estado económico y periodístico que sufre España, es lo que me puedo permitir. QUE ALEGRÍA QUE UN DVD VÍRGEN VALGA LA MITAD.

  • El 11.01.2014 , Wifly ha comentado:

    Elena me caes bien, pero sois pesados con comparar todo con las copas. (un libro son tres cervezas, un cd son dos copas…)
    Yo no tomo copas ni tengo dinero para tantas copas.
    Y si que me gustan los libros, los cds y el cine y todos cuestan más de lo que deberían!
    Ya está bien.

  • El 11.01.2014 , Rosa ha comentado:

    Poca gente puede tomar copas de menos de 6€. Mucha menos gente puede tomar copas de más de 6€. Las copas, entonces, no son referente de lo que puede gastar la mayor parte de la gente. Cuando el cine es bueno, la gente ahorra en otras cosas y va a verlo.

  • El 11.01.2014 , GayeGuinyo ha comentado:

    “El IVA cultural me parece abusivo. Y las declaraciones de Montoro me parecen una vergüenza. Soy una mujer indignada, pero no salgo todos los días a la calle a gritar y a pegarme con la gente. Hago mi propia batalla, que consiste en hacer mi trabajo lo mejor posible. Mi manera de protestar y de mostrar mi indignación no es pegando gritos y diciendo: ‘este señor es un sinvergüenza’. No lo voy a hacer. Mi opinión está clara. El cine es cultura y la cultura es la forma en que un país puede crecer, darse a conocer y es lo que somos.” es lo que destacaría de las declaraciones, el título muy desafortunado en mi opinión

    • El 12.01.2014 , Paula ha comentado:

      Muy de acuerdo contigo. Un titular muy desafortunado.

  • El 11.01.2014 , Pepe ha comentado:

    Yo no sé donde viven los críticos de ahí arriba. En mi ciudad, capital de provincia, las copas las pago de 5 a 8 Euros (en locales normales), y está lleno de gente consumiendo. Claro que habrá quien no tenga para comer, pero yo entiendo perfectamente su discurso y lo he trasladado muchas veces a la gente que me rodea. Es un ejemplo perfecto para poner en valor. No me vale que el cine valga ahora 7 Euros cuando hace 15 años pagabamos 500 ptas. Entonces una copa me costaba 300 ptas.

    • El 12.01.2014 , paco ha comentado:

      En Ciudad Real las copas en el discobar la Rue, que es donde yo voy, a 3,5 la oferta y 4,5 la mayoría, nada de garrafón, primeras marcas y copas preparadas. El cine sin embargo vale entre 5,5 y 8. Yo no se a que cine y a que bar irá está señora, pero a mi no me salen esas cuentas, desde luego si me saliera el cine entre 1,75 y 2,25 iría todas las semanas.

  • El 11.01.2014 , yodigo ha comentado:

    Parece ser que las copas que tomas son bastante caras… Suponiendo que la entrada de cine fueran 4€ (creo que mas barato es una expecie en extincion) las copas que esta chica toma son a 8€. Lo cual demuestra que esta mujer esta bastante lejos de nuestra realidad, y peor aun, no es capaz de saber cual es nuestra realidad.
    Al decir nuestra, me refiero a la mayoria de los españoles. Yo, desde luego, si voy a un bar, lo primero que hago es preguntar el precio de la copa y si este es de 8€ te puedo asegurar que cojo la puerta y me voy a mi casa a tomarmela.
    Así que por favor, no seas cinica haciendo declaraciones como esta. Gracias.

  • El 12.01.2014 , Marcus ha comentado:

    Tres apuntes:

    1) Recomendarle que busqué otros bares de copas. Y que siga yendo al mismo cine, es un chollo.

    2) Si la mayoría de la gente que se dedica a la cultura no pensara que eso le ha de dar derecho a vivir como un millonario las cosas podrían ser distintas.

    3) No sé si los bares están ahora llenos o no. Ni de hecho los cines. Y como yo mucha gente.

    Este “discursillo” demuestra dos hechos que no por conocidos dejan de ser indignantes. Las supuestas “élites” de cualquier tipo lo son por cualquier cosa menos por capacidad y además cada día están más alejadas de la calle. Cómo va a tener futuro un país en que esas “élites”, la única gente que realmente tiene poder para cambiar las cosas, son tan inanes y desconocedoras de la realidad?

  • El 12.01.2014 , Alfonso ha comentado:

    No se muy bien que pretende reflejar Elena Anaya con este comentario, ¿la exclusiva sociedad a la que pertenece? ¿Que se puede pagar copas a 15 pavos?, me parece muy bien, pero como deberia saber Elena mucha gente no se puede pagar mucho menos de eso. Como dice ella pagar tanto por una copa y que te pongan garrafon es denunciable, pero tambien debería serlo pagar 9 por una entrada y ver una mierda de película. Pero como en todo, los tiempos se acomodan a la situación económica, y ya hay muchos bares en los que te puedes tomar un botellín por menos de un 1€, porque, ¿Elena, desde 2011 que rodaste tu última película, cuanto trabajo has tenido? mucho no creo, no me valen rollos de “proyectos”, “ideas” o “colaboraciones”; te hablo de levantarte por la mañana y currar 8 horas, porque eso es lo que hacen las personas a las que le pides que paguen esa minucia que es el cine, y no creo que ni la decima parte de ellos vivan tan bien como tu, quizás deberías hacer algo de autocrítica.

    Ah y por cierto siempre sacais a colación el tema de la fiesta cuando hablais de cultura. Siento decirte que conozco a muy poca gente que le haya cambiado la vida una película(seré sincero, a nadie) sin embargo si conozco a mucha que lo ha hecho una noche de fiesta.

  • El 12.01.2014 , Nanita ha comentado:

    Me parece que con el comentario de la entrada, la que no va mucho al cine es ella. Elena, vamos, que te puede cambiar la vida! Ah! y a la salida del cine sé de algunos garitos que por la mitad te puedes tomar una copa, porque eso de que te cobren 15 euros por una copa, es de traca! Por dónde sales tú, Elena?

  • El 12.01.2014 , Paula ha comentado:

    Al ver el titular de la noticia, pensé también, como casi todos: “qué tía más pija, mira dónde se toma las copas”. Al leer el artículo, comprobé que Elena únicamente dice que hay lugares donde cuestan eso. Y me di cuenta de que la frase se ha sacado de contexto y elegido para dar una visión muy sesgada. La actriz dice cosas muy valiosas y significativas, de las que se podría haber sacado un titular que diera una imagen totalmente diferente de ella.

  • El 12.01.2014 , Crosa ha comentado:

    ¿Dónde demonios se toma las copas esta señorita…?

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.