18.08.2016

Frente a mí, cualquier David de Miguel Ángel

Menéalo
Postal del salón de París de 1910.

Postal del Salón de París de 1910.

Elsa López, galardonada este año con el Premio Canarias de las Letras, colabora con ‘Frente a mí, cualquier David de Miguel Ángel’ en la serie TEXTOSterona que ‘El Asombrario’ ofrece durante este mes de agosto. Una recopilación de textos e imágenes sobre el desnudo masculino coordinada por el fotógrafo Alexis W.

Por ELSA LÓPEZ / La Palma. Mayo, 2016

En el campo de batalla el guerrero muere y agoniza.

La espada a sus pies,

a sus pies sus atributos de hombre desnudo.

El falo aún enhiesto, vivo, perpetuo.

 

Frente a mí, él y su cuerpo preparado para la batalla definitiva.

 

El cuerpo de un guerrero que agoniza a mis pies.

El cuerpo y sus órganos de vida.

Y a mi alrededor un jardín de cuerpos espléndidos,

tristes, brillantes, opacos.

Un reguero de cuerpos que se ofrecen,

se miden, se tientan, prevalecen, atacan, miman.

Una cadena de lazos y de gestos entrelazados.

De cuerpos enlazados a otros cuerpos

que son vida y batallas por concluir.

 

Y si vuelvo mi cabeza como la mujer desobediente que soy

y dejo atrás a Lot y su conciencia de vieja plañidera

antes de convertirme para siempre en esa estatua de sal

que todos compadecen,

debo decir que lo hago porque quiero, porque no temo al castigo

ni a las ofensas que puedan sobrevenirme

y porque digo y reclamo para mí la gloria

de haber sido indigna a los ojos de los hombres

lo que me ha permitido ver el resplandor de sus cuerpos,

el fulgor de sus miembros tras las torres en llamas.

 

Sí. Soy esa vieja dama indigna que admira la belleza,

el tiempo de los poetas y los milagros de una naturaleza

fértil y gozosa.

Soy la mujer de las paredes, los anuncios de neón, las copas de carmín.

Soy esa mujer que atardece abrazada a una columna

viendo desfilar los cuerpos con la vida entre las manos.

 

Soy una mujer que ama el arte y su eterna condición.

Y de ahí mi fervor por Miguel Ángel y sus obras.

De ahí mi desprecio por bodegones y muertes al óleo.

De ahí mi asombro ante David y cualquier galo moribundo.

Sin importarme de quién sea o de qué material ha sido hecho.

 

Igual que esos cuerpos traídos de un desierto de papel hasta mis brazos.

***

Elsa López es escritora, poeta y editora (Ediciones La Palma). Fue directora de la Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores. Este año ha recibido el premio Canarias de las Letras. 

La revista TEXTOSterona coordinada por Alexis W. se puede adquirir en la galería Mad is Mad y la librería Berkana en Madrid y en BIBLI en Santa Cruz de Tenerife.

Menéalo

Sobre el autor

Aún no hay comentarios

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

    Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

    Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.