23.01.2013

La poética de la sombra que perdió a su hombre

Menéalo

Las sombras sin hombre

Inquietantes sombras sin cuerpos. El fotógrafo barcelonés Pol Úbeda nos sitúa así ante un espejo: ¿No nos pasa a todos que a veces nos observamos y no nos reconocemos, que no sabemos bien quién está detrás de nuestra propia sombra?

Hay imágenes con una potencia poética tan marcada que parecen hechas de palabras o más bien de sentimiento puro. Eso le ocurre a las fotografías del barcelonés Pol Úbeda. Prácticamente a toda su producción, pero en especial a esta serie, I’m not there, donde logra la magia dándole la vuelta a la frase hecha: “El hombre que perdió su sombra”. Úbeda lleva la lírica en el ADN, al menos esa es la conclusión que sacamos desde El Asombrario & Co. después de hablar con este muchacho lleno de talento a sus 31 años.

“De niño, no sabía qué quería ser de mayor. Hasta que me di cuenta de que le dedicaba muchísimo tiempo a hacer las portadas de los trabajos que me encargaban en el colegio. De hecho sólo hacía las portadas y luego ponía hojas en blanco detrás para que abultaran”, cuenta el artista dejando claro que lo suyo es algo más que vocacional. Cuenta que esta serie de fotografías las subió a su Flickr a finales del año pasado. “Están teniendo mucha repercusión. Son fotos que hice por una necesidad de expresarme, sin ninguna otra intención. Pero he recibido muchas solicitudes para venderlas para publicidad o prensa o editorial, pero no he decidido todavía qué hacer exactamente”.

Cuando le preguntamos qué era lo que quería expresar con estas fotografías, nos remite a un texto que escribió en inglés para explicarse. Esta es la traducción:

“¿Cómo podemos aceptar que estamos cambiando?

¿Cómo podemos aceptar que casi no nos reconozcamos a nosotros mismos en ciertas situaciones?

Estoy cambiando en este momento de mi vida.

No reacciono de la misma manera que solía hacerlo. Me sorprende. ¿Ese soy yo?

Estas fotografías muestran la forma en la que me veo a mí mismo ahora.

Mi sombra está ahí, pero me he borrado porque ya no sé quién soy.

Los zapatos quedan solo para tener la seguridad de que allí hay algo más…. que una sombra”.

Pol Úbeda estudió diseño gráfico y fotografía, pero ya tenía dentro de casa, desde muy pequeño, a las imágenes rondándole. “Mi padre es fotógrafo y mi madre trabajó durante muchos años en el mundo de la publicidad, así que para mí el mundo de la imagen entró de manera muy natural en mi día a día. De pequeño, jugaba con el ordenador de mi padre, pero jugaba con el photoshop, trasteaba con sus cámaras, le solía acompañar cuando se iba a hacer fotos o me pasaba horas y horas con él en el laboratorio revelando. Y lo mismo con mi madre, a la que solía ayudar con las presentaciones”, cuenta Úbeda.

Ahora es creativo y director de arte senior en una agencia de publicidad (JWT), y su día a día sigue relacionado con las impresiones en la retina. Lo cierto es que visitando su obra en Flickr uno se puede dar cuenta del talento y el mundo interior que tiene este artista.

Menéalo

Sobre el autor

Manuel Cuéllar
El 12/12/12 decidió poner en marcha esta revista después de una experiencia profesional de 17 años en el diario EL PAÍS, donde se convirtió en un periodista todoterreno. Se licenció en Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid y cursó el máster en la Escuela de Periodismo UAM/EL PAÍS. Periodista convencido de las bondades de las nuevas tecnologías, cubrió el 15 M por Twitter y otras redes sociales. Puedes seguirme en mis cuentas personales de Twitter, Facebook e Instagram. Gracias.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Un comentario

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.