23.11.2019

De Laika a Chita, un homenaje ilustrado a las ‘superstars’ animales

Menéalo

El ilustrador Sanz i Vila en su estudio.

El ilustrador Sanz i Vila lo ha vuelto a hacer. Un libro nuevamente lleno de empatía. Esta vez empatía hacia nuestros compañeros de cuatro patas. Publica en Hidroavión ‘Perros, gatos y Otras Superstars’. Con sus inconfundibles dibujos a tres colores, y ese halo de ternura y elegancia que le caracteriza. Animales reales, algunos convertidos en auténtico iconos, estrellas de cine o símbolos de países, instituciones o campañas. De Laika y Rin Tin Tin a Félicette y Copito de Nieve.

 Ha vuelto a redondear profesionalmente el año. Desde un libro sobre sexualidad con Penguin Random House a la bolsa de Fnac España que le ha permitido conectar con mucha gente de una manera muy directa y sencilla… Campañas con San Miguel, Baileys, Kaiku… Y este Superstars muy animal. Repleto de historias curiosas de animales de carne, pelo y hueso: 23 de perros, 15 de gatos y otras 11 de otras especies. Gentileza de Pau Sanz i Vila, autor de otros sorprendentes libros como Un buen día para desaparecer y Los novios de Gael.

La perrita Blondi.

Pau, elige tus cuatro historias favoritas del libro.

Voy a elegir una de cada especie, aunque me cuesta decantarme solo por una:

Blondi, la perra que acompañó a Hitler durante sus últimos días, es una de las historias que más llama mi atención. Siempre la muestran como uno de sus grandes amores (y detestada por Eva Braun), pero justo antes de su muerte decide sacrificarla para «salvarla» de sus enemigos. Creo que este acto podría tener infinitas lecturas, pero no deja de ser alguien que prefiere matar con sus manos antes de dejar que otros lo hagan.

Félicette, la gata astronauta, sería mi historia de gatos favorita. Me gusta porque es muy similar a Laika y con tan solo unos años de distancia entre Sputnik 2 y la misión de Félicette. A pesar de ello, ha quedado en un plano muy alejado. Mientras Laika se ha convertido en el gran icono por ser la primera, Félicette ha permanecido en la sombra, y yo que soy muy de gatos, le haría cien monumentos por ser la primera gata en viajar al espacio.

Felicette, la gata astronauta.

Copito de nieve es la historia de homínidos que destacaría. Me recuerda a mi infancia y ahora me resulta trágico, sabiendo que la suya comenzó en libertad. A pesar de ello, se convirtió en el gran icono, el gorila blanco con mirada humana, su cara aparecía impresa en miles de camisetas mientras su vida pasaba tras un cristal.
Y por último, destacaría a la marmota Phil, la más famosa del mundo a pesar de no ser una sola, sino decenas de ellas que desde 1887 calculan el fin del invierno. Miles de personas acuden a ver este acontecimiento, y siempre como si fuese un mismo Phil, por lo que se han convertido en un símbolo nacional.

Copito de Nieve.

En el libro hay historias curiosas, desconocidas, deliciosas, como las de Bo y Sunny, los perros de agua portugueses que vivieron en la Casa Blanca con la familia Obama. O Cook, el famoso Curro del anuncio de la Primitiva. O estrellas de Hollywood como Lassie, Rin Tin Tin o Uggie (el perrito de la película multipremiada en los Oscar The artist). O James, el gato que acompañó a Julian Assange, fundador de Wikileaks, durante su refugio en la embajada de Ecuador en Londres. O Tardar Sauce, el nombre real del famosísimo Grumpy Cat, de cara enfadada. O la oveja Dolly, el primer mamífero de la historia en ser clonado. O Jitts, la Chita de las películas de Tarzán. O ese Old Billy, famoso por ser el caballo más longevo de la historia, murió con 62 años.

¿Tú tienes alguna ‘superstar’ animal en tu vida real?

Sí, comparto casa con dos gatos que sin duda son unas superstars (de mi vida) y la modifican por completo. Me acompañan durante todo el día, mientras estoy en el ordenador; de hecho, son ellos los que deciden cuándo debo dejarlo, tumbándose sobre el teclado, o mientras veo la televisión y se sientan a mi lado. Pero a pesar de ello, tienen sus propios intereses, les escucho tramando planes al otro lado de la casa o realizando sus proyectos personales en el interior de los armarios. Diría que somos buenos amigos, pero no me cuentan todo lo que hacen; estoy seguro de que si lo hiciesen me sorprenderían más aún.

¿Por qué crees que hay tanta pasión por los perros y gatos como compañeros de vida, de viaje?, ¿qué nos aportan tanto a los humanos?, ¿por qué nos resultan tan mágicos?

El sentimiento de unión o compañero de viaje sucede especialmente con los perros; los gatos suelen ser más como el compañero de piso perfecto, pero más independientes. Un perro, desde el momento en que entras por la puerta, te hace sentir que eres su razón de ser, aunque en el libro aparecen casos de gatos que sí resultan ser un compañero de vida insuperable. Supongo que se debe precisamente a eso; nos pasamos el día en la calle, en el trabajo o en el supermercado poniendo buena cara, intentando ser amables para no torcer el día a nadie, y recibiendo respuestas en ocasiones poco agradables. En una vida así, llegar a casa y tener una reacción de alegría y emoción sinceras es sin duda un respiro.

Por otro lado, frente a esa pasión animalista, sigue como problema grave el abandono y maltrato animal. ¿Qué podríamos hacer?

Sí, es un drama. Me parece que somos muchas las personas preocupadas por los animales y sin duda haríamos lo que fuera necesario por que tengan siempre una buena vida cuando se encuentran en esa situación de abandono. Pero lo que debemos comenzar a hacer es tomar en serio lo que significa convivir con un animal, dejar de verlos como una parte de la casa y comenzar a entenderlos como parte de nuestra vida. Por ejemplo, si vives en un piso de alquiler y no sabes si al irte de ese piso vas a poder tener o no a tu perro o gato: NO LO TENGAS. No es una necesidad, es una decisión seria y debe ser meditada; si tienes un animal, debes cuidarlo hasta el final de sus días.

Superstars repasa brevemente grandes biografías, como la de Barry, el perro san Bernardo que vivía en un hospicio suizo y rescató a más de 40 personas perdidas en las montañas a principios del siglo XIX. O Nevado, el perro que acompañó a Simón Bolívar durante la guerra, justo antes de lograrse la independencia de Venezuela. O el gato actor Orangey, que en los años 50 y 60 desempeñó sobresalientes papeles en el cine, como en Desayuno con diamantes. O Tombili, el gato más conocido de Estambul, y que cuenta con una estatua que le recuerda en esta ciudad, famosa por sus miles de gatos callejeros.

Phil

Menéalo

Sobre el autor

Rafa Ruiz
Periodista convencido de que las luces al final del túnel solo se ven desde una perspectiva progresista de la realidad, con un compromiso sólido con la cultura, el arte y el medio ambiente, temas a los que ha dedicado la mayor parte del tiempo de su vida profesional -10 años en 'El País' y 15 años en 'El País Semanal'-. Autor de los libros de cuentos infantiles 'Toletis' y 'Ninoninoni', codirector de la galería madrileña Mad is Mad -centrada en artistas emergentes- y uno de los socios fundadores de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA).

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.