11.03.2014

Los ‘Bailables’ de Fetén Fetén: de la jota japonesa al swing chocolatero

Menéalo

feten-feten

Aquí caben desde un chotis a un pasodoble, pasando por el swing o la jota. Cuentan los músicos burgaleses del dúo Fetén Fetén que su último disco, ‘Bailables’, quiere ser un homenaje a la música popular de baile que conservan en sus recuerdos y que actualizan con el frescor de sus propias composiciones. Diego Galaz y Jorge Arribas presentan su segundo disco con instrumentos como el violín-trompeta, el serrucho, el vibrandoneón y el ‘phonofiddle’. Una fiesta de sonidos y emociones. “Cuando uno baila, se alegra el alma”.

Si de un violín sale el mugido de una vaca o el canto de una gaviota mientras un acordeón imita el sonido del mar, es que en el escenario está tocando el dúo Fetén Fetén. Presentaban su segundo disco Bailables en la madrileña Galileo Galilei, “una sala dura”, como dice su dueño, Ángel Viejo. El hielo lo rompió la actriz Elena Lombao introduciendo el acto y poco les costó a los músicos burgaleses meterse al público en el bolsillo contagiando alegría con su música.

Diego Galaz (Mastretta, La Musgaña) y Jorge Arribas (Celtas Cortos, La Musgaña) aparecieron entre el público tocando Fox-Trot para Maceo, uno de los 12 temas que componen este mosaico musical en el que han contado con las colaboraciones de la banda polaca Kroke y el jovencísimo guitarrista francés Antoine Boyer. Del público emergió también el batería Pablo Martín haciendo sonar un cencerro para dibujar las sonoridades de una pradera, con vacas incluidas, en la seguidilla Pan Tumaca.

Y es que este es un disco con alma. “El alma es la fetén, la verdad: lo hemos grabado en directo para que suene natural y sincero. Dentro de un estudio pero con esa idea de frescura que surge al tocar a la vez con grandes amigos y mejores músicos. Cuando te rodeas de gente buena, el alma tiene un color muy cálido”, dice Jorge. Explica también Diego que han intentado plasmar esa honestidad sin más artificios que las colaboraciones de amigos músicos. “Bailables es un conjunto de emociones sintetizadas en ritmos y melodías que nos daban vueltas en la cabeza mientras presentábamos nuestro primer disco. Creo que tiene un alma más alegre y menos tímida, con más seguridad de que estamos haciendo realmente lo que nos gusta. Y, por supuesto, es un homenaje a la música de baile en general, sea cual sea el estilo y lugar de donde procede”.

Un homenaje a esos ritmos tradicionales sin estancarse en ellos, porque en las composiciones de Fetén Fetén se adivina esa originalidad que aporta un soplo de aire fresco en medio de la uniformidad de estilo musical que impone la cultura de masas.

Así fueron desgranando uno a uno los temas de este disco, canciones instrumentales que cuentan cosas. Cuenta el pasacalles He visto un oso en Los Cárpatos que Diego viajó a Rumanía en busca de un strohviol y, efectivamente, vio un oso. Cuenta Jorge que el vals Paquita en Las Ramblas se lo ha dedicado a su madre. Retomaron también el Vals para Amelia de su primer disco, dedicado a la madre de Diego, ahora en directo con el sonido de un barco emergiendo de las cuerdas del contrabajista Miguel Rodrigáñez.

Cuentan que le dedican el Pasodoble del Galán a los músicos que tocan en las plazas de los pueblos. Les acompañaba aquí la tuba y la trompeta de David Herrington. Y confiesan que una ingesta masiva de chocolate en Bruselas facilitó la composición del swing Chocolat.

)
Hubo momento para la expansión de ternura castiza con la desnudez de dos instrumentos: el clarinete de Nacho Mastretta y el acordeón de Jorge Arribas, interpretando el chotis Dame una cita.

Mucha variedad instrumental en la puesta en escena. Desde el serrucho al vibrandoneón pasando por el violín trompeta o la mandolina. La atmósfera mágica la puso el canto de sirena de dos phonofiddle en el vals Canción para una ola, con la chelista Marina Sorín.

Completaron el concierto con la Habanera del Espolón, el calipso Gozando Fetén y el swing Paseando por Montmartre.

Y de postre, la Jota del Wasabi, con una pareja de baile en el escenario poniéndole el toque verde japonés a la jota castellana. Recuperaron también otros dos temas del primer disco, En un lugar de la mancha y Vente que hacemos merienda cena, dando las gracias a los micromecenas que han hecho posible la edición de este segundo trabajo. “Gracias por venir y apoyar la música en directo en salas como Galileo”, concluía Jorge. Es que en Madrid hay una merienda, no tan apetecible como la de su canción, de locales en los que se hace música en directo, y otra merienda, criminalizadora, de los músicos que tocan en la calle.

Por eso ver a Fetén Fetén defendiendo con honestidad la música de calidad rodeados de buenos artistas invita a celebrar, y a bailar. “Cuando bailas, te sueltas, tu cuerpo se mueve (hacer deporte nunca está de más) y encima tiene la parte social de juntarse y sumar, y en estos tiempos que son tan individualistas, hace falta. Así que… que baile mucha gente”, propone Jorge.

Diego considera que la humanidad necesita bailar más. Sabe que con su música pocos pies podrán resistirse a la tentación. “El baile ha unido pueblos y ha sido una herramienta para enamorarse, para conocerse, para reconciliarse. El baile es un encuentro humano magnífico y es capaz de unir piel con piel incluso para aquellos que no se conocen. España siempre fue un país muy bailarín, a pesar de las penurias y de la pobreza y creo que deberíamos recuperar esas costumbres. Cuando uno baila, se alegra el alma”.

Menéalo

Sobre el autor

Silvia Melero
Periodista freelance convencida del poder de la comunicación para el cambio social. Hecha de palabras, sueños, músicas y lo vivido en años de radio, prensa y televisión. Trabajó en Radio Ñandutí de Paraguay y ha escrito guiones para videos de ONG y documentales en Humania TV. Colabora en revista 21 y dirige los proyectos Desinstrumentados y Cómo lo Cuento , Luto en Colores Twitter: @SilviaMeleroAba

¿Quieres leer más artículos de este autor?

2 comentarios

  • El 12.03.2014 , Félix AQ ha comentado:

    Bonito artículo para unos buenos músicos

  • El 12.03.2014 , Tomas ha comentado:

    Me gusta mucho lo que hacen.
    Soy un forofo de la música de raiz, y las novedades buenas que se hacen sobre esas bases me gustan …¡lo más!

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.