La pandemia y el futuro de los músicos (parte 2)

La pandemia y el futuro de los músicos (parte 2)

La banda Siniestro Total.

Menéalo

La banda Siniestro Total.

Los músicos de todo el mundo han visto canceladas sus giras. Conciertos que, en el mejor de los casos, se están reubicando, si es que no se han perdido para siempre. Ante un incierto panorama, que no arroja ninguna claridad sobre el final de esta pandemia, les lanzamos un breve cuestionario a varios artistas que nos relatan cómo lo ven y lo están viviendo. Ayer os ofrecimos la primera parte. Hoy viajamos de Pontevedra –Julián, de Siniestro Total–, a Sevilla –Capitán Cobarde–, pasando por Navarra –Carlos Tarque, de M-Clan– y llegando hasta Buenos Aires –Moska, de Los Auténticos Decadentes–.

JULIÁN HERNÁNDEZ (SINIESTRO TOTAL)

¿Dónde estás pasando tu confinamiento?

En casa, como buen cristiano. Somos cuatro gatos, dos humanos y unas cuantas plantas. Se trata de que sobrevivamos todos. Todo esto, cuando comenzó, me pilló en casa, estaba allí jugando al truco con Favalli, Lucas y Polsky, cuando comenzó a caer una extraña nieve del cielo y… No, perdón, esto es el principio del Eternauta. A ver si me centro… Estaba con el billete de tren en la mano para ir a ver a mi madre en Madrid. En la residencia me dijeron entonces que las visitas estaban restringidas (esto fue dos días antes del estado de alarma) y anulé lo que me dejaron anular en Renfe. Ya flotaba un ambiente extraño en la estación de tren de Vilagarcía de Arousa en aquel momento. Ahora dedico mis días de encierro a apañar la huerta, cambiar cuerdas/limpiar guitarras, preparar todo lo necesario para el Apocalipsis zombie y contestar cuestionarios, amén de grabar algunas cosas para cosas relacionadas con la cosa… Bueno, eso, lo normal en estos casos.

¿Cómo miras al futuro profesional?

Ver una luz al final de un túnel significa que estás muerto, ¿no? Ya bastante jodido era y estaba este oficio del rock en un país tan ensordecido por otros ruidos (no me refiero sólo a música), así que malamente se puede hablar de “futuro” y “profesional”. De entrada, va a costar recuperar aquellos mínimos de antaño, pero habrá que ponerse a ello, quizá pensando en sentar alguna base sólida esta vez. Me permito dudar que tal cosa ocurrirá, eso sí.

¿Sigues las noticias o prefieres no saturarte?

Esa es la palabra: saturación. Supongo que lo mejor es estar atentos a una información práctica sobre normas, horarios, estados excepcionales y lo que haga falta para que las estadísticas les funcionen y la policía no se vea obligada a perseguirnos por calzadas romanas y corredoiras. Echarse al monte desabrigados y sin noticias puede ser fatal. Aunque, pensándolo mejor, quizá perderse por ahí como Unabomber nos libraría de tanta payasada política típicamente carpetovetónica como la que nos invade.

¿Las redes sociales están resultando una vía de escape?

No. O sí. No sé. Bueno…, quizá. ¡Yo qué sé! ¿Un grupo de Guasap es una red social? Es que eso sí que es la monda lironda. Estás ahí porque tienes que estar por cojones. Y no pasa nada, está bien. Pero cuando te despistas una tarde y al día siguiente ves que hay 3.086 mensajes sin leer, casi mejor te lo saltas todo, cuentas el chiste del judío y el lorito (¡siempre funciona!) y ya no miras ni las caritas llorando de la risa ni nada más hasta que pasen otros 3.000 mensajes. Con Twitter casi lo mismo, pero sin compromisos, lo cual es una ventaja. La vida humana es muy frágil ya de serie. Un día resbalas en la bañera y se va todo al carajo. Porque los accidentes ocurren, y esto no es más que un accidente biológico. Muy gordo, eso sí. Lo que pasa es que ya vivimos esto tantas veces… Mira tú, ya confundía mi vida con la de Juan Salvo, el Eternauta.

CAPITÁN COBARDE

¿Dónde pasas el encierro?

En mi casa de madera, en el campo.

¿Qué estabas haciendo cuando todo esto empezó, en medio de qué te pilló?

Estaba inmerso en lo que iba a ser la salida de mi nuevo disco, Camino de vuelta; todo esto paralizó mi lanzamiento, espero poder sacarlo en cuanto termine el confinamiento.

¿En qué estas empleando todo este tiempo de cuarentena?

Creo que no he trabajado más en mi vida. Me he dedicado a entretener a mi gente haciendo un canal de Tv online en YouTube (capitancobardeTV) con programación diaria (desde conciertos y tutoriales a musicología y programas de cocina, concursos…), y los fines de semana un programa en directo. También he hecho una escucha virtual en primicia y en exclusiva con los mecenas de mi disco, fue como una especie de Late night casero, donde invitamos a artistas, músicos y colaboradores en directo. Una experiencia inolvidable. Estoy además haciendo un audiolibro de Moby Dick que después comento con mis grumetes. La verdad, me dedico a mis grumetes cobardes en cuerpo y alma por las redes sociales; si te pasas por mi canal lo puedes ver. Aparte he participado en festivales online desde casa, etc…

¿Qué futuro le ves a la profesión?

Soy positivo en ese aspecto, yo espero que todo vuelva a la normalidad; si no es así, habrá que reinventarse. He hecho un club de socios (el club de los cobardes). Un proyecto artístico no puede acabar, y menos en los tiempos que corren, en la compra de un disco o la entrada de un concierto. Debe crearse un vínculo (natural y honesto) con tus seguidores, ellos son los que empujan incondicionalmente tu trabajo, los que dan de comer tanto a artistas como al negocio musical en general. Por medio de este club voy a organizar eventos exclusivos para los socios (entre todos estamos haciendo el próximo videoclip), nos comunicamos por un grupo de wassap. Los tiempos de los artistas tras un halo de misterio y secretismo pertenecen al pasado. Creo que el futuro está en hacer protagonista al receptor, que se involucre y que sienta suyo el proyecto. Tengo muchas ideas y muchas canciones y ningún miedo al futuro, se presente como se presente.

¿Sigues las noticias o prefieres no saturarte?

Un día de noticias a la semana…, o dos, como mucho.

¿Alguna vez sospechaste que nos veríamos en esta situación?

La raza humana es prepotente, la historia nos ha dado diez mil palos, pero el humano olvida rápido. Yo personalmente no me esperaba esto, supongo que aprenderemos y luego volveremos a olvidar, hasta que dentro de cien años vuelva a ocurrir algo así, y así hasta el fin de los días.

CARLOS TARQUE (M-CLAN)

¿Dónde te agarró la cuarenta?

En casa de mi chica, en Tudela, Navarra. Estaba pasando unos días en la nieve en el Pirineo con mi mánager. Terminé la gira y estaba medio de vacaciones.

¿Cómo pasas los días de encierro?

Tocar la guitarra, escuchar discos. Grabo canciones para redes. Muchas colaboraciones vía internet para cosas benéficas.

¿Cómo ves el futuro profesional?

Particularmente, nosotros (M-Clan) íbamos a grabar ahora en junio un disco acústico en directo al estilo de Sin enchufe, nuestro famoso disco del 2000. Una especie de 20 aniversario de aquel disco, pero revisitando temas desde entonces. Todo está aplazado y por ahora no hay fechas.

Futuro incierto para el sector.

Veo lejos la música en directo y las aglomeraciones, que básicamente es de lo que vivimos los músicos. Va a haber problemas de supervivencia en el sector. Tendremos que demandar ayudas para quien más lo necesite. Nuestra profesión depende del público aglomerado más que ninguna otra. Será lo último que vuelva a la antigua normalidad. Van a ser tiempos difíciles. Sobre todo, para los pequeños y medianos artistas y todo lo que rodea estos eventos.

¿Sigues los noticieros sobre la pandemia?

Me intento informar de lo más importante. Si estas todo el día pegado a la tele o viendo comentarios, crece la psicosis y pierdes la perspectiva.

¿Usas las redes sociales para comunicarte con el exterior?

Sí, publico canciones y sigo con mi mundo musical, aunque también hay que saber desconectar.

¿Habías pensado alguna vez que llegaríamos a esta situación?

Bueno, parece sacado de una peli de ciencia ficción o de una novela de Saramago o Cortázar. Es bastante fuerte lo que está ocurriendo. Hay muchos muertos y muchos afectados. Básicamente está afectando al primer mundo. El tercero ya tiene suficiente desgracia de por sí y parece que ya no es noticia.

MOSKA (LOS AUTÉNTICOS DECADENTES)  

¿Cómo estás pasando esta cuarentena?

Por suerte, en mi casa con mi familia en Buenos Aires. La verdad es que ya estaba confinado de antes, porque se habían suspendido los shows, no me agarró en el medio de nada, por suerte. Empleo mi tiempo de encierro, por supuesto, en la música y en compartir momentos con mi familia.

¿Cómo miras al futuro profesional? ¿Qué dicen allí en Argentina?

Dicen que en septiembre volveríamos a tocar, ojalá, pero todo lo veo bastante oscuro. Sigo las noticias por momentos, pero, la verdad, jamás me paso por la cabeza algo así, por lo tanto, no lo imaginaba, lo único que pido de todo corazón es que no muera más gente.

Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.