Por qué dejé de ser antitaurino

Por qué dejé de ser antitaurino

Iliustración: Liliana Peligro.

Menéalo
Iliustración: Liliana Peligro.

Iliustración: Liliana Peligro.

Más solo ante el peligro que nunca. El autor nos explica por qué de joven participó en el Kolectivo Asturiano/Anarquista de Liberación Animal, el KOALA, y ahora es ferviente defensor de la ‘fiesta nazional’. Dejó de ser antitaurino y cree que ya es hora de defender las tradiciones de sangre y arena, que los jóvenes animalistas se pongan a ‘emprender’, que está muy de moda, y se dejen de tanta mamandurria, y que la izquierda ‘flower power’ pare ya de bloquear la grandeza de este país.

A finales de los años 90 yo estoy a la salida de la Plaza de Toros de Oviedo con un grupúsculo de radicales, encapuchados, veganos, hardcoretas y pelicoloridos. Portamos una pancarta que reza «fiesta nazional = tortura». Nuestro líder, un veterano catedrático de Psicología que murió poco después y al que en las reuniones tabernarias se le quedaban las migas de los bollos en la barba (era, pues, un buen hombre), va disfrazado de toro portando orgulloso un cartel que dice «atrévete a torearme». Somos tan pocos y tan peligrosos que la Policía Nacional tiene que defendernos a nosotros de las señoras que salen empitonadas y los señores sedientos de sangre. Un día la cuadrilla de un torero trata de secuestrar en su furgoneta a nuestra camarada Marta. Otro día un viejo antifranquista nos viene a agredir ofendido porque siente que le llamamos nazi (y es que se lo hemos llamado). Otro día sacan a hombros a Fran Rivera, yo le digo asesino y él me hace un corte de manga. Éramos el Kolectivo Asturiano/Anarquista de Liberación Animal. El KOALA.

No sé si nosotros tuvimos algo que ver (es evidente que no), pero la Plaza de Toros de Oviedo está hoy abandonada y donde antes corría la sangre hoy crecen malas hierbas. Yo ya paso de los 35 años y, por supuesto, dejé de ser antitaurino. A mi modo de ver actual, aquello solo eran locuras de juventud, pájaros que me metieron en la cabeza y que ya han volado, tonterías utópicas. Hace unas semanas fui a la manifestación antitaurina que finalizó en la madrileña Puerta del Sol y se me cayó el alma a los pies al ver a una juventud tan fresca, lozana y provechosa, tirando a la basura la tarde dominical para protestar por la tauromaquia. Eran muchos, y aún no saben que en la vida tenemos el tiempo contado. ¿Por qué no estaban emprendiendo? ¿Por qué no están levantando este país, que tanta falta hace? ¿Por qué no se van a duchar? A esos les daba yo un pico y una pala.

Ahora les contaré por qué dejé de ser antitaurino y me hice ferviente defensor de nuestra Fiesta Nacional. Todo tuvo mucho que ver con la cultura, porque yo soy hombre culto, y con aquella vez que un amigo me dijo: «Tú es que no sabes ver el verdadero simbolismo del toreo. Fíjate: el torero sale vestido de mujer, con sus mallas, su chaquetita corta, sus joyas de traje de luces y hasta su coleta. El toro es el hombre que aparece furioso con la verga enhiesta. Así la mujer baila con el hombre (le torea) hasta que ella misma es hombre. El estoque es otra vez la verga poderosa que atraviesa al toro, convertido ahora en hembra. Hermoso, ¿verdad?».

Tan hermoso y poderoso me pareció aquel cuento, tan potente la metáfora, que me di cuenta de que torturar animales por puro regocijo no era nada malo. De que la Tortura Animal era un Derecho Humano. Joder, este simbolismo me hizo darme cuenta de que valía la pena la sangrienta carnicería de los ruedos, incluso la Guerra de Vietnam era deseable si era capaz de generar tan desopilantes relatos. ¡Que me toreen a mí en pos de la poesía!

La cultura, digo, lo cura todo. Yo antes era uno de esos inmaduros miembros de la izquierda flower power que huyen de la realidad de la muerte. Ahora la muerte, como gran destino cósmico, me flipa en todas sus dimensiones. Deberían torear también a los perros, a los gatos, a los hipsters. Las tardes de corrida lejana bajo al grasa-bar con el mondadientes hundido en los labios y pido un chato de vino. Ahí veo los toros con mis compadres, y muy culturalmente, comentamos la corrida a través de citas de Deleuze y Foucault (en ese grasa-bar somos muy de Foucault). Luego cojo a Paco y a Perico y nos vamos a ver unas performances. De esas en las que la artista se echa por encima un cubo de sangre.

Y es que los toros son la verdadera cultura que nos debería representar por el mundo, no esa cultura mojigata de teatrillo y poema incomprensible, de jóvenes que no quieren trabajar y quieren vivir de la teta del Estado. La ubre pública que se ocupe del toreo, que cada vez nos quitan más subvenciones y los chavales pierden sus sueños de sangre y arena. Y si en el extranjero nos dicen que somos brutales, que maduren. España tiene que liderar un regreso a la barbarie.

Yo era también un mojigato. Fíjense: me daban pena los toros, me daba cosilla ver su sufrimiento, el torrente de sangre que les caía de la boca, la pica del picador rompiendo en lo más hondo, la punta de las banderillas fabricando carne picada debajo de la negra piel del lomo. Ahora, que soy un esteta, la sola visión de una verónica o una manoletina me hace orgasmar hasta que no veo otra cosa más. Al fin y al cabo el toro de lidia (¿quién será esa Lidia?) vive de puta madre en la dehesa, que es lo equivalente para un toro a vivir en Ritz y tener Netflix y comer todos los días en Can Roca. Y estoy seguro de que el toro se da perfectamente cuenta de eso, que si es listo para coger al torero también lo tiene que ser para eso. Yo firmaría por una vida así, a ver si alguien me la ofrece.

También pensaba yo eso de que el progreso se consigue eliminando las tradiciones funestas y emprendiendo nuevas tradiciones más acordes con los tiempos, como hizo el proceso de la Ilustración, que barrió el toreo de toda Europa y solo lo dejó en España y el sur de Francia. Pero ahora pienso que las tradiciones hay que mantenerlas. ¿Acaso no es tradicional el gazpacho, la siesta, el sol y sombra? ¿Acaso no es tradicional la corrupción? ¿Acaso no es María Teresa Campos una tradición? Yo es que he flipado mucho con su docurreality. Dejen las tradiciones donde están, que es lo que nos hace ser lo que somos, por horrendo que sea eso.

Con lo del toreo, y con todos los puestos de trabajo que peligran, no puedo evitar acordarme de todas las familias de músicos que se fueron a la calle cuando llegó el gramófono, de los empleados de Kodak despedidos cuando se acabó la fotografía analógica, de los fabricantes de teléfonos fijos. ¿Qué fue de los verdugos que en España oficiaban las exitosas ejecuciones públicas? No se puede permitir que pase lo mismo. No se puede permitir que el mundo avance, que no están los toreros ni los apoderados, los pobres, para montar start-ups tecnológicas.

Solo en una cosa estoy de acuerdo con los antitaurinos. Y es que el toro no puede ser el emblema de España, porque es un animal derrotado, al que matan cada domingo en la plaza seis veces. Y así nos va. Necesitamos un emblema poderoso, inmortal, eterno, que represente bien la idiosincrasia española y a toda la diversidad nacional. Que sea María Teresa Campos.

Como digo, cuando era antitaurino, sentía pena por el toro. Ahora ya no. Lo que pasa es que me cuesta sentir ya cualquier otra cosa.

Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • Adolfo

    Por Adolfo, el 19 octubre 2016

    Eres un crak. Sí señor (plas,plas,plas)

  • Eduardo Laporte

    Por Eduardo Laporte, el 19 octubre 2016

    Con tanta ironía no he entendido nada… Pero me ha gustado. Creo.

    • clementina

      Por clementina, el 02 diciembre 2016

      En algunos momentos se embarulla el relato,pero se entiende.Ironia.

  • José

    Por José, el 19 octubre 2016

    Lo he pasado muy bien leyendo tu artículo, aunque sea sobre un tema tan cruento. Sólo se me ocurre decir que yo aún estoy en esa fase de sentir pena por el toro, y más aún por constatar cómo todavía en estos tiempos puede haber gente que encuentre entretenidos estos espectáculos, y aún más cuando se te cae el alma al suelo cuando te salen con esos argumentos tan pragmáticos y tan modernos de que si el toro ha nacido para eso y en otro caso desaparecerá, etc. etc.

    • Rosa Martín

      Por Rosa Martín, el 20 octubre 2016

      Que lo metan a él en la dehesa ya que opina que viven tan bien y luego que lo toreen

      • CrisisHyde

        Por CrisisHyde, el 21 octubre 2016

        Busque ‘ironía’ en el diccionario…

  • luis

    Por luis, el 19 octubre 2016

    Magnífico. Para estandarte (icoño que diría un anglófilo) de España tu inmejorable imagen de un tio con el mondadientes en la boca y el chato de vino en la mano.
    Y a un lado un Cristo de no sé qué con la camiseta del Málaga (real, existe, enmarcao y todo…)
    Si presidiera el Gobierno de España la Susi de la O, trinitaria ella, catequista, del Betis y pesoata (tal como proclama su marío) eso sería el colmo de la recuperación de nuestra identidá.

  • silver

    Por silver, el 19 octubre 2016

    Perdone usté, Fanjul, pero no llega ni a ignorante. Tendría que ser usté un poquito como Santiago Alba Rico, filósofo que se dice él y algunas amistades, que para eso están, para darnos la razón así digamos estupideces. Y si no fíjese y aprenda Fanjul:
    «la tauromaquia es otra cosa. El torero no disfruta matando al toro sino citándolo y evitándolo; y sus espectadores no participan en una carnicería sino en una teatralización de la frontera civilizatoria y sus reglas siempre insuficientes frente a la violencia y la muerte. No me gustan los toros y creo que, salvo en Pamplona, se extinguirán, como el PP, cuando se mueran los más viejos. Pero me gustan aún menos los antitaurinos: confunden a hombres y animales, aceptan la triste victoria de la tecnología sobre la naturaleza y se esfuerzan por expulsar la lucha contra ella (contra la naturaleza) del último lugar donde aún es visible. Tal y como están las cosas, mucho me temo que, cuando consigan su propósito, en las plazas de toros, en lugar de corridas, se celebrarán de nuevo sacrificios humanos.»
    ¿Cómo se le ha quedado el ritus, Fanjul? No sabe cómo le comprendo, yo también le admiro, al Alba, digo, que no a usté, usté se cree muy ingenioso, pero él… él es un pensador, oiga, por lo menos tan charlatán como el Savater Fernando. Aunque eso sí, éste le gana en ingenio por goleada.
    (Si quieren leerlo todo, aquí: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=217893 )

    • luis

      Por luis, el 19 octubre 2016

      Demasiado retruécano para no decir nada. Para tartamudear, mejor mudear.
      Así, sin querer profundizar demasiado, lo siguiente:
      Savater, sobre animales, de ingenio nada. Sus artículos sobre el asunto son un conjunto de incoherencias, inconsecuencias y desatinos indignos para quien se dice filósofo. Además excesivamente repetitivos. El único mérito, que es claro sobre el asunto: le encanta la sangre ajena (para él seguramente anestesia para una simple extracción de sangre, como esos miles de verbo-valientes).
      Rebelión: Confuso, una de cal y otra de arena. Al final terminarán cantando el himno de la legión, aplaudiendo a la otan y saludando a esas concejalías para las tradiciones. No se sabe ya qué quiere esta izquierda que vota casi masivamiento por guerras coloniales como la de Libia…
      Ignorante Fanjul: no dicen eso su curricukum vitae y el contenido de su artículo.
      Yo, a todos los que defienden algo así de subjetivo, les pregunto: ¿aceptarías para ti el destino del toro y demás animales? Si me dices no, ya tengo el verdadero aquilatamiento de tu razón. Si dices que sí, pues nada, al ruedo, pero sin unir el destino de los animales a un autoelegido destino tan estúpido.

      • silver

        Por silver, el 20 octubre 2016

        «Luis pitís, una de caña y otra de anís»
        Quizá no sea una ni dos y sean cuatro o cinco lo que le impide leer y entender correctamente. Que no me entienda a mí, bueno… Pero hombre de dios, ver ‘confusión’ en Rebelión forzosamente ha de ser porque todo lo que le rodea a usted son espejos.
        Hágase un favor, preste atención y recapacite.

    • José Antonio

      Por José Antonio, el 19 octubre 2016

      «una teatralización de la frontera civilizatoria y sus reglas siempre insuficientes frente a la violencia y la muerte». Imagino que bajo esta definición se puede amparar cualquier salvajada que se acuda a presenciar. Cuanto intelectual avezado en emitir brillantes conclusiones antropológicas.

  • Miguel

    Por Miguel, el 19 octubre 2016

    Como es la primera vez que te leo, al principio he sentido algo de desconcierto, que se ha convertido enseguida en mucha hilaridad. Felicidades por tan buen artículo.

  • Jose Antonio Delgado Flores

    Por Jose Antonio Delgado Flores, el 20 octubre 2016

    Bien. Desgraciadamente nunca abordáis el problema de la gula, que es el causante de la muerte de miles de millones de animales torturados desde su niñez.Os ceñís a socorrer a unos pocos miles de animales porque mueren públicamente, a pesar de ser los más longevos y cuidados,y obviáis a los miles de MILLONES que mueren obscuramente porque perdonáis la gula, vuestra gula. Primero San Juan y luego San Pedro

    • Noe

      Por Noe, el 07 junio 2017

      Hay antitaurinos que somos vegetarianos. No deberías hablar sin conocer bien el tema. A mi tb m parece horroroso una matanza.

  • Miguel

    Por Miguel, el 20 octubre 2016

    «confunden hombres y animales»

    El homo sapiens es una especie animal más.

    Decía Blas Infante: quien es cruel con los animales, también lo será con las personas. La crueldad es siempre una misma cosa, aunque cambie su objeto.

    • Nona

      Por Nona, el 07 junio 2017

      Yo soy antiantaurina no puedo ver a toda esta gentusa que se alegra de la muerte de un niño porque le gustan los toros, o de la muerte de un torero, etc., creo que Carlos Herrera y los que se manifiestan contra los anti todavia se quedan cortos ante las innumerables majaderías que todos estos salvadores de los animales dicen. La mayoría no tienen ni puta idea de lo que es una corrida de toros. Se han quedado en las películas de Walt Disney donde hablan cerditos, perros, etc.

      • Noe

        Por Noe, el 07 junio 2017

        Vamos a ver, alma de cántaro. Se puede saber qué narices es para ti una corrida de toros? Arte? cultura? o una fiesta medieval cruel?

      • Kike

        Por Kike, el 03 julio 2017

        Nona ¿de verdad que eres antitaurina???
        No me digas… ¿pero de verdad, de verdad de la buena? jejeje.
        Venga bonita, a otro perro con ese hueso.
        Si vas contar una bola, por lo menos, no hagas el ridículo y procura no ser tan torpe? Hazlo con un mínimo de inteligencia, que se te ve el plumero y así no cuela, jejeje.

  • txemi

    Por txemi, el 20 octubre 2016

    Este comentario me parece absurdo, dices que tienes 35 años, pues bien yo podría ser tu padre y soy antitaurino, el torero es un exhibicionista y comparar al toro con el hombre furioso y la verga enhiesta es tambien absurdo, torear toros, perros y gatos, o es una broma o tienes un verdadero problema mental, te paso este enlace se trata de un estudio psicológico de toreros y aficionados taurninos,http://suite101.net/article/la-tauromaquia-entre-las-patologias-y-las-desviaciones-a26687#.WAhvGTV4OBM

    • Rosa Martín

      Por Rosa Martín, el 20 octubre 2016

      Opino lo mismo

    • Noe

      Por Noe, el 20 octubre 2016

      Pero es posible que haya tantos que no entendeis la palabra sarcasmo? OMG!! Leeros el artículo otra vez, pero DESPACIO.

      • Miguel

        Por Miguel, el 26 noviembre 2016

        WTF, que lo lean ASAP.

  • Rosa Martín

    Por Rosa Martín, el 20 octubre 2016

    Este individuo solo dice tonterias, puede que el sol que le da en la cabeza cuando ve esa masacre le haya dejado sin neuronas

  • Rosa Martín

    Por Rosa Martín, el 20 octubre 2016

    Otro ignorante como los toreros

  • adriana

    Por adriana, el 20 octubre 2016

    Yo me voy a hacer escritora mañana mismo. Pones cuatro palabritas «transgresoras», como el verbo orgasmar (?), y te agarras a 50 tópicos. Das un poquito a cada lado (qué polémica, dios mío, nunca tal cosa se ha visto). Y así ya «redactas libros». Y además puedo tener un blog!!!! Bueno, en realidad creo que son ilimitados…
    Voy a seguir trabajando,que soy del 73% que según la encuesta Gallup rechaza frontalmente la tauromaquia en cualquiera de sus formas, pero todos los días me sacudo los piojos y voy a trabajar para levantar en país. Sólo lo hundo los domingos en las manifestaciones antitaurinas. Y me cuesta tanto reunir los piojos de nuevo…

    • luis

      Por luis, el 20 octubre 2016

      Silver: entiendo muy bien, e insisto, una de cal y de otra de arena. Lo que puedan ser o sean los antitaurinos (parte subjetiva del asunto) no cambia en nada la parte objetiva de la crueldad torerófila (porque los otros términos también son de cal y arena). Y todo lo que sea oscurecer ese hecho es negativo. E insisto, no me extraña de una izquierda tan fina y chaquetera que no se da cuenta de burradas como la de apoyar una guerra colonialista como la de Libia. Vergüenza que en un parlamento de 350 diputados, sólo dos se opusieran a esa barbarie. El artículo de Rebelión es confuso y oscuro, lo cual lo sitúa en el campo de la basura. Y te aclaro, les importa un pito el asunto: una de cal y otra de arena para rebañar algo. Que ese es el triste problema.

  • Malena82

    Por Malena82, el 20 octubre 2016

    Yo no soy vegana, animalista, ni estoy encuadrada en ningún grupúsculo de ningún tipo, como no sea el de la ciudadana que cree que no se debe mantener ruinas con dinero público. Ruinas además, que son un negocio privado. Los ganaderos, los toreros, y empresarios de ese mundillo no se ven precisamente unos muertos de hambre, sino todo lo contrario. Si encima se les pagan las pérdidas y se les mantiene el cotarrillo aunque no llenen las plazas, pues mira que bien.
    Ver morir a un animal bravo, en una Plaza de Toros no es edificante, ni fiesta, ni para aplaudir. Es una aberración tercermundista.
    Y los que viven del cuento unos sinverguenzas. Mucho mercedes, muchos traje de alta costura, y muchas fincas.. Y mucho escaquear a la hacienda pública, y nosotros de paganos y a consentirlo.
    Sugiero que toreros, empresarios, y ganaderos, compren las plazas, se paguen la publicidad, corran con los gastos y se arremanguen para llenar las plazas. Y si no tienen éxito que cierren.

  • Miguel

    Por Miguel, el 20 octubre 2016

    Sergio, no sé si has conseguido lo que querías. Que la mitad de los lectores no hayan entendido tu ironía y escriban comentarios ridículos. Que la otra mitad menos dos la haya captado, pero ni fu ni fa. Bueno, un par de aplausos nunca vienen mal. Pero son pocos. Tú puedes hacerlo mejor, estoy seguro. Sabré esperar.

    • Paco

      Por Paco, el 22 octubre 2016

      Este comentario me recuerda la anecdota del final de la pelicula «La rosa púrpura de El Cairo». La productora le pidio a Woody Allen que al final los protagonistas huyeran juntos, porque asi la pelicula iba a gustar a mas gente. Te imaginas lo que hizo el? Pues eso, nunca llegó a ser el mas taquillero, pero creo que tampoco lo pretendía.

  • silver

    Por silver, el 20 octubre 2016

    Lamentablemente, Fanjul, el encabezamiento de tu artículo ha nublado el entendimiento de algunos lectores, que no leen, sólo interpretan lo que quieren y te la lían a la primera de cambio.
    (Que el Tribunal Constitucional acabe de anular la prohibición de las corridas de toros en Cataluña, quizá tenga algo que ver con que la gente no esté para ironías, sarcasmos y florituras humorísticas. ¡Como para no estar cabreados! ¡Marditos!)

  • Carlos

    Por Carlos, el 20 octubre 2016

    A veces creo que en este país lo que hablan son los mas inconscientes, y si, me refiero a ti «periodista y poeta» que eres incapaz de ver tus errores, porque no hay más ciego que el que no quiere ver.

  • Pablo

    Por Pablo, el 20 octubre 2016

    Será una broma o ironía. No le gustaba la violencia y de repente la sangre lo llama y no solo con toros si no que quiere torear perros y gatos y todo porque le hicieron una metáfora rebuscada. Este ser llega a decir que una guerra es justificable si hay poesía en ella y luego dice que si abolimos esta incultura sacrificaremos humanos. (Por cierto el humano es un animal más, somos homínidos (familia del mono)) No creas que por usar palabras puedes llamarte ser supremo y estar por encima de todo y todos. Yo no llego a la treintena, pero vamos, tengo claro que nunca daré mi brazo a torcer con mis ideales por muy bonito que me pongan el cambio y que siempre voy a tener una tolerancia 0 ante cualquier tipo violencia.

  • luis

    Por luis, el 20 octubre 2016

    Adriana: no es fácil escribir como Fanjul.

  • luis

    Por luis, el 20 octubre 2016

    Silver: será que estamos nublados, excepto tú, hombre irrepetible. Qué se le va a hacer, no todos podemos comer los fideditos con la puntita de los deditosss.

  • Jose Ignacio

    Por Jose Ignacio, el 20 octubre 2016

    Un paisanaje que no entiende la ironía, hace a un país triste y sin futuro. ¡Enhorabuena por el artículo, Sergio Fanjul!

    • Miguel

      Por Miguel, el 05 noviembre 2016

      No sólo la ironía, sino el fino humor. El KOALA es pura invención del autor. A mí se me han saltado las lágrimas al leer el escalofriante testimonio de un ex activista arrepentido.

  • Pablo

    Por Pablo, el 20 octubre 2016

    Yo flipo con tantas sandeces. Esto no tiene ni pies ni cabeza. Si te da igual el sufrimiento ajeno eres un desalmado, simple. También la pornografía y el asesinato, y la droga da mucho dinero. Antes eras buena persona ahora un hombre triste que no tiene empatía. Las tradiciones como la quema de brujas hay que mantenerlas, verdad? Flipante, vaya mierda de artículo y de persona.

    • luis

      Por luis, el 20 octubre 2016

      Y dale, que has de interpretar el artículo al revés; es una crítica y quizás una exhibición literaria, pero con mérito suficiente para exhibirse.

      Lo que si se critica entre los lectores (yo) es la ambigüedad de Rebelión incluyendo una trascripción abstrusa y desorientante, pero que ya no sorprende.

      Después de enterarse uno de que UGT y CCOO apoyaron la guerra colonial en Libia, más todo el parlamento menos 2 diputados…

      No habla la prensa de este 5º aniversario. ¿Merecería un discurso del premio nobel de la paz?

  • Antitauromaco

    Por Antitauromaco, el 20 octubre 2016

    He disfrutado leyendolo.
    Sobre el fondo, ¿qué decir? Asombra que aún haya gente inventando florituras dialécticas para justificar salvajadas.

  • Amaia

    Por Amaia, el 23 octubre 2016

    Muy buen artículo! Una buena descripcion de esta sociedad q no sabe (no se deja) avanzar.

  • Ruth Toledano

    Por Ruth Toledano, el 23 octubre 2016

    ¡Eres mi ídolo, Txe Peligro (Sergio C. Fanjul)! Es muy difícil hacerme reír con algo que me hace tanto daño, y lo has conseguido. Buenísimo texto, hilarante retrato de la taurocaspa.
    Lo que me deja perpleja es la falta de comprensión lectora de este país (o lo que sea). O que la gente se lance, osada y furibunda, a comentar un artículo sin pasar del titular. Alucinante nuestra incultura. Así nos va. ¡Viva la LOMCE!

  • Jose Miguel

    Por Jose Miguel, el 20 noviembre 2016

    «Hace unas semanas fui a la manifestación antitaurina que finalizó en la madrileña Puerta del Sol y se me cayó el alma a los pies al ver a una juventud tan fresca, lozana y provechosa, tirando a la basura la tarde dominical para protestar por la tauromaquia. Eran muchos, y aún no saben que en la vida tenemos el tiempo contado. ¿Por qué no estaban emprendiendo? ¿Por qué no están levantando este país, que tanta falta hace? ¿Por qué no se van a duchar? A esos les daba yo un pico y una pala»

    Menudo hijo de puta eres.

  • Noe

    Por Noe, el 20 noviembre 2016

    Harta estoy de leer comentarios criticando a Fanjul. Pero vamos a ver, almas de cántaro!!! Habéis leído el artículo entero? MEjor dicho, habéis leído alguna vez un puto libro, periódico, etc en vuestra vida?? Madre de Dios, Q España más casposa…

    • Javi

      Por Javi, el 02 julio 2017

      Casposísima, vaya descubrimiento. ¡¡Viva los toros y el fandango mi aaarma!!

  • Ivan

    Por Ivan, el 21 noviembre 2016

    Este artículo recuerda a Erasmo en su elogio de la estulticia. Excelente

  • Mónica Barrigón

    Por Mónica Barrigón, el 02 diciembre 2016

    Al principio, desconcertada. Después, divertida y enganchada, tanto que lo he leído 3 veces y me he reido de buena gana.
    A los que os limitáis a leer el título y criticáis furibundos e irascibles… hay que leerlo entero y entendiendo que es puro sarcasmo e ironía, por favor..!!!!

  • kapitaner

    Por kapitaner, el 02 diciembre 2016

    Creo que ciertas críticas le estarán haciendo feliz…ha conseguido desconcertarnos! Vaya manera de escribir. ..Genio!!! La tauromaquia es un espectaculo obsoleto. Tiene los días contados como el circo romano o los duelos a espada pasara a la historia. El que disfruta con el sufrimiento de otros seres tiene un problema mental…

  • Alma Ollinger

    Por Alma Ollinger, el 03 diciembre 2016

    Ya no eres antitaurino, por lo que dices al ultimo, ya eres insensible. Te cuesta sentir cualquier cosa.

  • Sacramento

    Por Sacramento, el 03 diciembre 2016

    A mi me paso lo contrario, yo crecí con esa «tradición» y un día me di cuenta que la tortura de un animal no tiene nada de cultural y que su significado es la tortura por la tortura y encima a los torturadores ganan una fortuna….hay tiene usted el significado. No le vendría mal volver a sus años de juventud.

  • Javi

    Por Javi, el 02 julio 2017

    Tu nunca has sido antitaurino. Lo que nos cuentas es un chiste muy largo, entretenido, eso sí, pero un chiste sin más.

  • ian

    Por ian, el 03 enero 2019

    muy malo eh?… ojo no soy taurino. Peor me caen los antis.

  • ian

    Por ian, el 03 enero 2019

    Lo mismo he pensado yo.

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.