El proyecto de una ‘nutria traviesa’: sacar las aulas a la naturaleza

El proyecto de una ‘nutria traviesa’: sacar las aulas a la naturaleza

Clase al aire libre. Imagen de ‘L’école à ciel ouvert’ (La Salamandra, 2019).

Menéalo

Necesitamos más aire. En tiempos de pandemia adquiere más fuerza que nunca la reivindicación de la educación ambiental. No solo en contenidos; también en formas, en formatos. Una educación que salga de las aulas cerradas, que conecte con la naturaleza. Una educación con, para, por, en la naturaleza. Abramos puertas y ventanas de los centros docentes para respirar aire y sentir y pensar de otra manera. Hablamos con Paqui Godino, artífice de la editorial volcada en la educación ambiental La Traviesa, que se encuentra inmersa en un interesante proyecto de ‘crowdfunding’ para ‘naturalizar’ la vida escolar.

La Traviesa echó a andar hace tres años con base en Andalucía, a caballo entre Dos Hermanas (Sevilla) y la Serranía de Ronda (Málaga). “Yo siempre soñé con un proyecto editorial y educativo para reconectar con la naturaleza”, nos cuenta Paqui Godino. Su ilusión te gana en cuanto empiezas a hablar con ella. Por eso hoy esta Ventana Verde de asombros con eco se quiere centrar en esta, una de las diversas iniciativas interesantes de educación ambiental que se están sembrando en España y que nos produce especial simpatía. La Traviesa toma su nombre y logo de una nutria que se convirtió en una visita muy especial cuando Paqui y su familia recorrían un río de Sierra Morena. “Es un tramo del río en el que siempre he sentido esa comunión con la naturaleza; y la nutria representa el espíritu del juego, la alegría, la diversión, que es lo que queremos motivar con nuestro proyecto educativo”.

Gente como Paqui Godino retoma lo que hace un siglo ya promovía la Institución Libre de Enseñanza y que recogíamos hace un año en esta revista a cuenta de una exitosa exposición en Madrid

Si Rousseau había dicho: “La mejor escuela es la sombra de un árbol”, Francisco Giner de los Ríos subrayaba: “Más vale un día de campo que de clase”.

En este entorno de respirar mejor han surgido iniciativas muy motivadoras en redes, como el colectivo #EA26 (@Edu_ambiental en Twitter) y Teachers for Future España / Profes por el Futuro (@future_spain en Twitter).

Además, la necesidad de sentar unas bases de conciencia ambiental en niños y jóvenes es una de las líneas de movilización de las dos entidades dedicadas a la recuperación y reciclaje que hacen posible esta Ventana Verde (Signus con los neumáticos; Ecolec con los aparatos eléctricos y electrónicos) Ahí está también el proyecto Naturaliza, de Ecoembes. Precisamente Luis Moreno, director general de  Ecolec, subrayaba recientemente, a raíz de la celebración a mediados de octubre de la cuarta edición de su #GreenWeek, el valor de la educación ambiental: “Solo en el primer semestre de este ejercicio, Fundación Ecolec ha reciclado 50.162 toneladas en España. Estas cifras tan elevadas indican que los jóvenes deben estar absolutamente concienciadas con la protección del Medioambiente. Es en esta labor educativa donde la Fundación Ecolec considera que debe implicarse como sociedad”. Reducir, reutilizar, reciclar. Y mucho más.

Volvamos a la nutria, a La Traviesa. Con toda su energía, Paqui Godino editó en 2018 un referente en educación ambiental: Compartir la naturaleza. Juegos y actividades para reconectar con la naturaleza a todas las edades, de un pionero en este territorio, el estadounidense Joseph (Bharat) Cornell que ya en 1981 publicó el original Vivir la naturaleza; 35 años después renovó y actualizó esa guía, que es la que a España ha traído La Traviesa. Para hacernos una idea de su propuesta basta con leer el título de la Primera Parte: El aprendizaje fluido, que se desglosa en los capítulos: Aprendiendo con el corazón, Despertar el entusiasmo, enfocar la atención… El libro está lleno de ejercicios al aire libre para sentir a la naturaleza como una compañera. Escribe cosas así: “Los psicólogos han constatado que la gente genera alrededor de 300 pensamientos de diálogo interno por minuto. En 2010, dos investigadores de Harvard, Matthew A. Killingsworth y Danel T. Gilberth, descubrieron que el 47% del tiempo los adultos están pensando en algo distinto de lo que están haciendo. (…) Ve a un espacio natural donde el paisaje sea especialmente cautivador. Mira a tu alrededor y disfruta de todo lo que veas y escuches. Date cuenta de que, cuando estás profundamente atento, todo se vuelve intensamente vivo. Entonces, observa que cuando los pensamientos se distraen, el mundo de la naturaleza desaparece. Sigue observando cómo fluye tu consciencia, notando cuándo está completamente presente y cuándo no”. En esa línea, escribía recientemente es esta revista Mónica Chao, presidenta de la asociación Mujeres por la Sostenibilidad (WAS): cuestión de Mindfulness  .

Cornell propone en su libro actividades sencillas pero muy inspiradoras. Actividades/ideas para despertar a cualquier edad todos los sentidos en comunión con el entorno natural, como pequeños paseos con los ojos vendados (y con un acompañante lazarillo, claro), semejar y sentir que eres un árbol, desgranar poco a poco todo lo que se puede ver, escuchar y oler alrededor, pintar cómo sería para cada uno un bosque ideal, desplazarse de noche intentando hacer el menor ruido posible, leer citas de grandes escritores de naturaleza en pleno campo, escribir una poesía con lo que se siente contemplando el paisaje…

Al comenzar este año, La Traviesa coeditó con la Asociación Nacional de Educación en la naturaleza (EDNA) la Guía de Escuelas en la Naturaleza, una cuarentena larga de centros en España, que abarcan sobre todo el tramo infantil, aunque algunas han llegado al nivel de Primaria. Nos explica Paqui Godino: “Es un manual muy útil para docentes y familias que te aporta claves y estrategias, con una parte muy práctica sobre cómo montarlas, autorizaciones, cuestiones logísticas, legales…”. Pero no solo sirve para montar una escuela de naturaleza, en sentido estricto, sino que también ayuda para que las escuelas convencionales se abran a la naturaleza, al aire libre.

Y ahora esa nutria Traviesa está sumergida en un crowdfunding para sacar adelante su próximo libro: La escuela a cielo abierto, un proyecto para naturalizar la vida escolar, que incluye 200 actividades para trabajar cualquier materia al aire libre, desde matemáticas a lengua y música”. Las autoras –Sarah Wauquiez, Nathalie Barras y Martina Henzi, pedagogas de naturaleza– propusieron a la fundación suiza Silviva la edición original de esta publicación, que la hizo suya e incorporó a su programa Enseigner dehors (Enseñar Fuera).

Paqui Godino explica que la publicación “es un manual para trabajar al aire libre las distintas áreas de conocimiento de educación primaria y segundo ciclo de infantil. Además de los contenidos curriculares, las actividades propuestas, dirigidas a escolares de entre 4 y 12 años, favorecen la cooperación, la reflexión colectiva, la autonomía y la creatividad. Han sido testadas y evaluadas por 170 docentes”. La recaudación colectiva de fondos está abierta hasta el 14 de noviembre.

Subrayaba Giner de los Ríos que era necesaria “educación, no mera instrucción”. Cossío se sumaba: “Rompamos los muros de la clase”.

Más aire. Más verde. Ahora más que nunca. Que esta pandemia sirva para cambiar inercias y formatos rígidos, para meter aire en los colegios, para sacar las aulas al aire libre. Cada uno poniendo su granito de arena. La nutria Traviesa está muy aplicada en lo suyo.

¡Rompamos los muros de la clase! Con todo lo que eso implica.

 ECOLEC se suma a ‘El Asombrario’ #SúmateAlReciclajeResponsable

Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • Andres

    Por Andres, el 04 noviembre 2020

    Desde 1902 y 1907 los ingleses Seton y Baden Powell han lanzado el Woodcraft y el Escultismo como un Complemento alternativo a la Educación Formal, con infinidad de materiales progresivos de acuerdo a etapas etarias. Contemplando el.sistema analitico y las posibilidades del.individuo. Resultado: el 1er hombre en pisar la.Luna Neil Armstrong era boyscout

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.