08.10.2019

Un recorrido con la FAO por los grandes desafíos de la Tierra

Menéalo

La líder granjera Yagu Bangura posa frente a los fardos de semillas en su granero en Bombali, Sierra Leona. Foto: FAO.

El planeta Tierra tiene unos recursos naturales finitos y los estamos poniendo a prueba. Hay graves amenazas para los ecosistemas como el crecimiento demográfico, el cambio climático, las guerras y la pérdida de biodiversidad. En nuestra mano también están las soluciones a los grandes desafíos del planeta: hambre, pobreza, desigualdad, incendios o contaminación. La Casa Encendida de Madrid recoge hasta el 19 de abril la exposición ‘Planeta Tierra: nuestros grandes desafíos’, asesorada por la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), que nos hace reflexionar sobre lo que le hemos hecho al Planeta y lo que queremos que sea.

La Tierra es un planeta rico en biodiversidad. Una riqueza natural que ayuda a erradicar la pobreza, ya que el medio natural es fuente de alimentos, medicinas y energía para las comunidades más pobres; proporciona acceso seguro al agua, es indispensable para la seguridad alimentaria, contribuye a la igualdad de género porque en las áreas rurales asegura el trabajo a las mujeres, y ayuda en la lucha contra el cambio climático.

El calentamiento provocado por actividades humanas, como afirma el IPPC (Grupo Intergubernamental de expertos en Cambio Climático), tiene efectos en la salud, la economía, la biodiversidad y la seguridad alimentaria. Las actividades humanas que más gases de efecto invernadero emiten son la producción de electricidad y calor (25%), agricultura, ganadería y explotación de bosques y montes (24%), industria (21%), transporte (14%) y edificios (6,4%). En estos sectores hay que poner el foco a la hora de luchar contra el cambio climático para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero. Por parte de los consumidores, también es necesario ser más sostenibles comprando productos locales, sin embalaje y menos plástico, reutilizando y reciclando, reduciendo el consumo de carne y la comida congelada, comprando productos orgánicos.

A través de sencillos paneles, el público que visite La Casa Encendida puede comprender la importancia de asumir soluciones para lograr un desarrollo sostenible y que futuras generaciones puedan disfrutar de la Tierra. La muestra utiliza ejemplos gráficos como el recorrido que hace una bolsa de plástico desde que se tira a la basura hasta que llega al océano y los peces la confunden con comida. Los expertos alertan de la fatal tendencia que nos llevará a que en 2050 haya más plásticos en los océanos que especies marinas.

La muestra está comisariada por Ferran Montesa, director general de Le Monde diplomatique en español, y Enrique Yeves, director de FAO España. Los textos y las infografías están basados en contenidos de Le Monde diplomatique y de la colección de libros de la FAO El estado del planeta, que plantean las problemáticas humanas y medioambientales que deben afrontarse en la actualidad junto a posibles soluciones

Enrique Yeves nos explica que uno de los grandes desafíos del planeta es cómo vamos a alimentar a 10.000 millones de personas en 2050. “El Planeta está dando señales de que se encuentra al límite, y habrá que aumentar la capacidad de producir alimentos entre un 60% y 70% más para poder alimentar a esos miles de millones de personas”.

Un tiburón azul a punto de comerse un cormorán que ha quedado atrapado en unas redes de pesca en Azores, Portugal. Foto © Robert Marc Lehmann / Greenpeace

Además, “la paradoja que tenemos en el siglo XXI con los avances tecnológicos que hemos alcanzado es que 820 millones de personas, 1 de cada 9 habitantes, padece hambre, y eso sucede en un Planeta que produce el doble de lo que necesita para alimentarse”. La población se ha multiplicado por 14, pero la capacidad de producir alimentos se ha multiplicado por 240, explica Yeves. Es un problema de pobreza y de distribución de los alimentos, no de medios de producción.

Las soluciones para alimentar a una población creciente sin dejar a nadie atrás y a la vez erradicar el hambre pasan, según Yeves, por “cambiar la forma de producir, porque lo que hoy comemos no es bueno. Tenemos 2.000 millones de personas con sobrepeso, y la obesidad afecta a países ricos y pobres, y no hace distinción ni de edad ni de género”.

“Es necesario cambiar la dieta por alimentos más saludables”, añade el director de FAO España. En la actualidad, “no sabemos lo que comemos ni de dónde viene”, indica Yeves, aunque apunta que hay síntomas de cambio con la recuperación de alimentos más sanos y la vuelta a la agricultura local.

Las tres cuartas partes de la comida que ingerimos son arroz, trigo y maíz. Antes, la alimentación de la humanidad era más variada, se plantaban 10.000 especies diferentes, hoy apenas son 150 las plantas destinadas a la alimentación. “Es importante mantener la biodiversidad y eso se consigue con modos de producción locales”, explica Yeves.

La clave es la agricultura ecológica, la que no tiene impacto negativo en el medioambiente, crea sinergias entre el suelo, bosques y comunidades, es eficiente en el uso de los recursos, mantiene tradiciones, recicla y reutiliza. Todavía queda mucho por hacer: el 94,2% de los alimentos en la Unión Europea provienen de la agricultura convencional y solo el 5,7% de la agricultura ecológica.

Otro de los desafíos es el crecimiento de la población y las megalópolis. En 2050, dos tercios de la población vivirá en ciudades, y en ellas se genera el 70% de los gases contaminantes y se consume el 80% de la energía.

“Hay que sensibilizar a la opinión pública de la necesidad de cambiar los modelos actuales”, concluye Yeves, “porque si seguimos por este camino no vamos a dejar un planeta saludable para nuestros hijos y nietos”.

Barsaloi, Kenya. Miembros de la comunidad Samburu esperan con sus cabras durante un programa de la FAO y Cruz Roja para ayudar a las comunidades castigadas por la sequía. Foto: FAO.

  COMPROMETIDA CON EL MEDIO AMBIENTE, HACE SOSTENIBLE ‘EL ASOMBRARIO’.

Menéalo

Sobre el autor

María García de la Fuente
Escribo de medio ambiente y ciencia desde hace 20 años en teletipos, papel y online, y me sigo sorprendiendo y aprendiendo de éste y otros mundos. Me gusta contar cómo es nuestro planeta y lo que estamos haciendo con él. Twitteo en @mariagfuente

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.