08.01.2015

Secretos del corazón que, si no los sueltas, estallan

Menéalo
Fotograma de la película 'Secretos del corazón'.

Fotograma de la película ‘Secretos del corazón’.

Esta película trata de los secretos, los que se guardan en el corazón y aquellos que se alojan en la cabeza y que, como explica el personaje adolescente, la aprietan de tal forma que, si no los cuentas, acaban estallando. Hoy, ‘Viernes de Cine’ nos trae uno de los filmes más cautivadores de la cinematografía española: ‘Secretos del Corazón’, escrita y dirigida por Montxo Armendáriz.

Siempre me atrajo la idea que se tiene en la infancia sobre los secretos en general y sobre los secretos de los adultos en particular. Descubrir los secretos es, aún sin quererlo o proponérselo, algo por lo que un niño pasará en ese momento de la infancia en la que comienza a perder la inocencia que esta etapa significa, para adentrarse sin remedio en ese otro mundo mucho más perverso y doloroso de la pubertad y la adolescencia.

No sé realmente si es un secreto, pero dicen que el guión de la película de hoy anduvo dando vueltas durante seis años. Puede parecer increíble, pero esas cosas pasan. Quizás necesitaba de un lugar seguro para que la libertad y la hondura que precisaba la historia se la dieran buenas manos. Y he aquí que un día cayó en las de Imanol Uribe y de su socio Andrés Santana, uno de los productores más sólido, arriesgado y honesto de nuestro país. El empuje de este hombre valiente y comprometido con el arte cinematográfico, como demuestra su extensa filmografía, dio la oportunidad requerida a un director español de calado como es Montxo Armendáriz y al rodaje en 1997 de su quinta y hermosa película, Secretos del corazón.

Durante las vacaciones de Semana Santa, Javi y su hermano Juan dejan la casa de sus tías solteronas, con las que viven durante el curso escolar en Pamplona, para volver unos días al pueblo en la montaña donde vive su madre viuda junto a su cuñado y al padre de éste. Allí, Javi se siente atraído por el secreto que oculta una habitación de la casa que siempre permanece cerrada; es la habitación donde parece ser encontraron muerto a su padre. Intrigado por el discurso de su hermano que asegura que allí se puede escuchar la voz de su padre, ya que los muertos hablan para librarse de los secretos, Javi, atraído por la curiosidad, afrontará sus miedos hasta destapar lo que la verdad le oculta. De esta forma descubrirá allí y en casa de sus tías, a la vuelta, el mundo de los adultos y sus secretos.

Ambientada en los años 50 en el norte de España y, en consecuencia, arrastrada por un clima de represiones e insatisfacción, Secretos del Corazón nos transmite, ya desde su primera secuencia, el amargo regusto que pesa en el ambiente, en los personajes y por tanto en la sociedad, privada de la libertad necesaria bajo el sectarismo hipócrita y consecuente del binomio fatal que ofrecían Iglesia y Estado, militarizado aún, y que durante décadas encarcelaron sentimientos y actitudes en los individuos y en su entorno.

Pero esta lúcida y cautivadora película trata de los secretos. Esos secretos que se guardan en el corazón y aquellos que se alojan en la cabeza y que, como explica el personaje adolescente, la aprietan de tal forma que, si no los cuentas, acaban por estallar.

Y he aquí que el niño, sus ojos y sus miedos nos irán descubriendo, quizá muy a su pesar pero irremediablemente, los secretos que se esconden tras cada uno de los personajes que le rodean.

Cargada de símbolos y elipsis oportunas, Armendáriz ilustra de manera conmovedora, lejos de maniqueísmo discursivo, la necesaria angustia por la que el protagonista debe pasar para ahuyentar los miedos y colocarse definitivamente en el camino insondable de la vida y de sus verdades, aunque éstas lleven a comprender lo frágil y farragoso que ello pueda conllevar.

Revelaciones tras unas puertas entre las que observar, descubrir y, al fin, comprender. Pues es así la única manera de llegar hasta los secretos del otro, atravesando el universo de los propios miedos y comprendiendo el de los demás. Y es de esta manera cómo el personaje de Javier hallará en su curiosidad la capacidad asombrosa no sólo de conocer sino de discernir lo que en el mundo próximo de los adultos le aguarda.

Lo que hay tras las puertas y ventanas, tras los muros y las cosas, tras las cabezas y los corazones. La soledad, la marginación social, el amor, el deseo, la amistad, el sexo, el maltrato, la resignación, las ansias de libertad, la necesidad de afecto… Entre todo ese abanico habrá de tomar elección.

Una historia de alumbramiento al despertar racional y sexual de un niño al que las mujeres que le rodean, más que ningún otro individuo y los recónditos y disfrazados sentimientos que esconden bajo signos mundanos de alcohol, desesperanza, beatería, maltrato o amor clandestino, arrojarán sus miedos y curiosidades hacia un mundo nuevo y sin retorno, haciéndole partícipe y confidente silencioso de, al fin, un desbordante descorche de sentimientos y decisiones.

Fotograma de la película 'Secretos del corazón' de Montxo Armendáriz.

Fotograma de la película ‘Secretos del corazón’ de Montxo Armendáriz.

El mundo femenino que rodea la vida del protagonista será, como sucede en infinidad de ocasiones, el encargado de mostrarle y arroparle ante los descubrimientos de una realidad que, si bien no dejará de acontecer bajo el signo de la dureza y el asombro, no carecerá tampoco de ternura y coraje para afrontarlo.

Con una ambientación precisa y una hermosa fotografía, las estupendas interpretaciones de unos actores más que solventes, como Charo López, Silvia Munt, Vicky Peña y Carmelo Gómez, todos ellos subrayados por la mirada espléndida y conmovedora de Andoni Erburu en el papel del niño Javier, conforman, bajo la mano creadora de Montxo Armendáriz, uno de los filmes más redondos y recomendables de la cinematografía española.

El Ángel Azul, premio de Berlín, le dio el pistoletazo de salida hacia la acumulación de prestigiosos premios internacionales como el de Chicago o los Goya, Ondas, de la crítica cinematográfica o su nominación al Óscar como película de habla no inglesa. Había valido la pena el extraño peregrinar durante años del impecable guión y su lograda consecuencia.

Por todo esto y por la acumulación de sentimientos que brotarán desde sus imágenes hasta sus corazones, si aún no la vieron, yo les empujo a que lo hagan; y si lo hicieron en su tiempo, no duden ni un instante en repetir; será un placer. Se lo aseguro.

Menéalo

Sobre el autor

Antonio Bazaga
Toño Bazaga. Más de 20 años dedicados al mundo del cine, habiendo tocado casi todos los palos: producción, desarrollo, escritura, financiación… Convencido de que el futuro del cine está aún por llegar. Apasionado de la literatura y la historia, creo que el celuloide es el mejor invento para contar lo que pasa, lo que pasó y lo que puede pasar. En fin, parte indispensable de nuestra vida.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

6 comentarios

  • El 09.01.2015 , Ignacio ha comentado:

    Conmovedora película, una de mis preferidas españolas, la delicadeza y el hondo sentimiento que desborda me parece en los de una obra maestra. Gracias por sus recomendaciones, gracias por sus artículos.

  • El 10.01.2015 , Esther ha comentado:

    Bonito artículo, me encantó la película, realmente me tocó el corazón, echo de menos películas así hoy en día en el panorama español.

  • El 10.01.2015 , Hors ha comentado:

    Película imprescindible. Gracias

  • El 12.01.2015 , Ana B. ha comentado:

    No importa cuantas veces la he visto siempre descubro algo nuevo. Sensibilidad y buen hacer se dan la mano en esta película.

  • El 15.01.2015 , Olga ha comentado:

    Interesantes los detalles que nos cuentas de las vicisitudes que pasan las películas hasta llegar a la luz. Este nuestro cine español por uno u otro motivo ha costado sacarlo adelante en muchas ocasiones por las propias trabas que nos ponemos de diferente índole. Seguimos Viernes de Cine.

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.