21.01.2013

Trabajadores como mercancía en Monterrey, México

Menéalo

Trabajadores como mercancía en Monterrey

No hay truco ni pose en las fotografías de Alejandro Cartagena. Más bien todo lo contrario. Este artista nacido en la República Dominicana en 1977, se dedica a trabajar con la verdad en la ciudad de Monterrey en México. Y esa verdad, a veces cruda, le llevó en 2012 a ganar el International Street Photography Award dentro del Festival de Fotografía de Londres. Por ese motivo y por la potencia de sus imagines, El Asombrario & Co. dedició ponerse en contacto con él.

“Estaba muy familiarizado con esta práctica. Mi abuela fue maestro albañil y me contó cómo se trasladan los trabajadores de las obras de construcción y los jardineros. Así”, asegura Cartagena. “Tomé las imágenes desde un puente peatonal que pasa sobre la avenida Gonzalitos en dirección al sur del área metropolitana. Las personas que viajan estas camionetas son trabajadores que vienen de los suburbios del norte a trabajar en la ciudad de San Pedro Garza García. No los pude entrevistar, claro. Eso era muy complicado ya que pasan y se desparecen en la masa de carros. Pero se trasladan así porque es más económico, más rápido y para los jefes de construcción o de la cuadrilla, es una manera de asegurar que tendrán gente en la obra”.

El objetivo de Alejandro Cartagena tiene firmado un compromiso con los ciudadanos, sus sueños y con el entorno en el que les ha tocado vivir. Su fotografía tiene mucho de social y puede contemplarse como un todo pero en capítulos independientes. Es más que recomendable darse un paseo por su página web en la que uno se puede hacer una idea global de lo que estamos hablando. Cartagena nos cuenta cómo realizó esta serie ganadora en Londres que se titula El viaje compartido en México. “Fue un proceso. Primero comencé haciendo paisaje urbano de las grandes avenidas de Monterrey. Estaba interesado en investigar sobre el estado actual del tráfico y en cómo la gente tiene que hacer frente a esa locura. Cómo sobrelleva sus traslados. En ese proceso comencé a fotografiar carros individuales para ver cómo la gente personalizaba sus automóviles. Pero entonces encontré a los trabajadores y, por supuesto, centraron toda mi atención. Retrate a unos cuantos. Aquello sí que era interesante, pero decidí dejar el trabajo en archivo unos meses: realmente quería investigar de qué manera eso que había visto se podría relacionar artísticamente con mis inquietudes sobre el crecimiento suburbano.  Una vez que lo encontré comencé a fotografiar de manera ordenada a estos trabajadores. En mi trabajo me parece fundamental buscar relaciones entre los diferentes series que realizó. Trato de que funciones como extensiones o exploraciones sobre un mismo tema que de seguro no es unilateral”.

-Pero algunas fotografías parecen posadas. Parece que hay una complicidad entre fotógrafo y trabajadores. ¿La hubo?

-Todo es real, nada está posado- Confirma con rapidez y escuetamente el artista.

Menéalo

Sobre el autor

Manuel Cuéllar
El 12/12/12 decidió poner en marcha esta revista después de una experiencia profesional de 17 años en el diario EL PAÍS, donde se convirtió en un periodista todoterreno. Se licenció en Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid y cursó el máster en la Escuela de Periodismo UAM/EL PAÍS. Periodista convencido de las bondades de las nuevas tecnologías, cubrió el 15 M por Twitter y otras redes sociales. Puedes seguirme en mis cuentas personales de Twitter, Facebook e Instagram. Gracias.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

3 comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.