24.06.2019

En verano, ¿las maestras se meten en los congeladores del cole para ahorrar?

Menéalo

Guille está de vacaciones. Foto: Pixabay.

Vacaciones en el cole. Guille ya las tiene. Pero hay algo que le preocupa, y mucho, sobre Sonia, su señorita. Nos lo cuenta en esta carta al director que ha enviado a través del escritor Alejandro Palomas. “¿Cuando el cole cierra las profes que no tienen casa se quedan a vivir en el sótano y para que no gasten las meten en los congeladores esos grandes que hay?“. Le han contado que “como son muchas en todos los coles y les pagan tan poco, no encuentran piso con hipoteca del ayuntamiento ni nada y así duran más tiempo y pueden ahorrar dinero para cuando sean jubiladas y tengan que ir al centro de salud”.

Buenos días, señor Director. Hoy es mucho mejor que la semana pasada porque tenemos vacaciones desde el viernes y ya no hay que levantarse temprano para que no nos pongan falta y además podemos desayunar con pan que cruje y huele bien, es que papá siempre nos hace el bocadillo con el pan de ayer y bueno. Lo que pasa es que esta mañana hemos visto un poco la tele con Nazia mientras nos tomábamos el Cola cao, pero bajito para no despertar a papá, y salía un señor que estaba muy serio porque era el telediario de la mañana y dice Nazia que si el señor se ríe le ponen un negativo del paro porque las noticias son siempre serias, es que son de los mayores y por eso son noticias que se llaman “fúnebres”, menos los deportes y el tiempo.

Pues el señor serio que te mira todo el rato por la tele ha dicho que ayer se terminaron las clases en todo el mundo de España y luego han salido algunos coles con las madres esperando y los niños y las niñas saliendo y todos contentos y ya está. Entonces, mientras Nazia se tomaba el Cola cao, me he acordado de la señorita Sonia, que ayer nos dijo adiós en el patio y estaba rara, pero rara distinto de cuando está rara normal. Es que había muchas madres y niños y gritos y más cosas, pero ella no decía nada porque claro, ella es la seño, y ahora se quedará sola hasta septiembre y a lo mejor vive en el cole con las otras seños y los profes porque si no, ¿dónde va a vivir? Nazia dice que una vez oyó en la radio que durante las vacaciones de verano algunas seños se quedan en los colegios porque como nunca les da tiempo de casarse ni de tener familia porque siempre trabajan es mejor, y además así vigilan para que no entren los okupas y hagan fogatas en el pasillo, aunque yo no sé si creérmelo porque no.

Es que lo que quería preguntarle, señor Director, es un poco difícil. Bueno, primero le cuento una cosa que va antes: la semana pasada Javier Romero me dijo que su tío, que trabaja limpiando en la cocina del cole, le contó a su madre que cuando el cole cierra las profes que no tienen casa se quedan a vivir en el sótano y para que no gasten las meten en los congeladores esos grandes que hay y duermen como muertas hasta septiembre porque se quedan como las momias de las pirámides. Y Javier Romero también dijo que son muchas en todos los coles, porque como les pagan tan poco, casi como en la guerra o menos, pues no encuentran piso con hipoteca del ayuntamiento ni nada y así duran más tiempo y pueden ahorrar dinero para cuando sean jubiladas y tengan que ir al centro de salud.

Pues ayer, cuando me despedí de la señorita Sonia, me puse a pensar que ella nunca habla de su familia ni nada y yo no quiero que se quede vigilando en el cole todo el verano o viviendo en el congelador porque le pagan poco y trabaja demasiado para poder tener un piso suyo. Entonces he pensado que a lo mejor usted podría hablar con el Presidente del Palacio, que es tan alto y que cuando sale en la tele parece que atiende cuando le hablan, y pedirle que, como yo no tengo madre, le dé permiso para que pase el verano con nosotros en casa aunque tampoco tengamos hipoteca. ¿Usted cree que se puede? Y a lo mejor se podría hacer con todas las maestras que no tienen casa en vacaciones, porque hay muchas madres que faltan y si se pueden adoptar niños, por qué no se pueden adoptar maestras aunque sea unos meses.

Nazia dice que mejor que no le mande esta carta, que seguro que eso de los congeladores no es verdad, pero a mí me parece que la señorita Sonia estaba demasiado triste ayer y yo no quiero que se quede sola, y bueno, a lo mejor, si nos dejan adoptarla en verano, papá y ella pueden pedir una hipoteca juntos porque es más barato y así al final se quedaría también en invierno. Es que la señora Rius, que es la dueña del estanco de la esquina, siempre dice “en este país las hipotecas son para toda la vida y parte de la siguiente”.

Y bueno. A lo mejor si la seño se queda a vivir con nosotros ya no tendremos que levantarnos temprano en invierno porque a lo mejor tendremos un poco de enchufe.

Y ya está.

Bueno, no. Otra cosa: ¿Podría decirle al Presidente Alto que cuando llegan las vacaciones las maestras se quedan huérfanas aunque algunas tengan una familia en su casa con hipoteca y que nunca, pero nunca, descansan pero no se ve porque no lo dicen para que no se burlen de ellas porque nadie las cree?

Ahora sí que está.

Menéalo

Sobre el autor

Alejandro Palomas
Novelista, traductor y poeta, ha recibido, entre otros, el Premio Nacional de Literatura Juvenil 2016 con Un hijo y el Premio Nadal 2018 con Un amor. Su obra ha sido traducida a más de 20 lenguas.

¿Quieres leer más artículos de este autor?

Aún no hay comentarios

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de elasombrario.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En elasombrario.com te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.